domingo, 16 de marzo de 2014

Una encuesta mundial revela la vulnerabilidad de las periodistas en el ejercicio de la profesión

Intimidación, amenazas, abusos sexuales y psicológicos, así como persecución y vigilancia por medios electrónicos, son los mayores riesgos que enfrentan las mujeres periodistas en el mundo, según un estudio presentado en Ginebra por el Instituto Internacional sobre la Seguridad en los Medios -INSI- y la Fundación Internacional de Mujeres en los Medios -IWMF-.
En una encuesta digital practicada a 1.0 78 mujeres periodistas, entre agosto 2013 y enero 2014, dos tercios afirman haber sufrido actos de intimidación, amenazas y abusos relacionados con su labor periodística; en un tercio de los casos reportados (la encuesta registró mil 882 incidentes; los perpetradores fueron los propios jefes, el resto se le adjudica a supervisores, colegas de trabajo, funcionarios de gobierno y policías.

Una quinta parte afirma haber sufrido violencia física a causa de su labor, en tanto el 14.3 por ciento señala haber sido víctima de violencia sexual en el ejercicio de su profesión; preocupa sobremanera el hecho de que el 42.2 por ciento de los incidentes de acoso sexual ocurren en las oficinas, mientras que sólo el 19.3 por ciento de mujeres periodistas que sufrieron violencia sexual dice haber informado a sus jefes o a la policía.

El estudio titulado “Violencia y acoso contra las mujeres en los medios de comunicación: una imagen global”, practicó la encuesta virtual en todos los continentes e incluyó a reporteras, editoras, productoras, fotógrafas, presentadoras y otras colaboradoras de medios de comunicación; el 10.64 por ciento corresponde a mujeres de la región de América Latina, en tanto el 27.84 de Norteamérica.
Además de señalar los riesgos a los que se enfrentan las mujeres en el periodismo, el informe da luces respecto de las medidas que deben tomarse para garantizar la integridad de periodistas, tales como la debida preparación, la adecuación a normas culturales, la conciencia sobre la situación de vulnerabilidad, las precauciones logísticas y las medidas de seguridad que deben tomarse, así como aspectos relacionados con la salud física y mental.

El estudio fue presentado en un evento al margen del 25 periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU; Frank La Rue, Relator Especial de Naciones Unidas sobre libertad de opinión y expresión, resaltó en su intervención la necesidad de que los Estados asuman una mayor voluntad política para proteger la integridad de los periodistas.
“Todos los Estados deben comprometerse a garantizar la protección de periodistas, en especial de las mujeres periodistas”, resaltó La Rue, quien además consideró oportuno que se incluya una sección específica sobre la situación de los periodistas en el marco del Examen Periódico Universal, mecanismo del Consejo de Derechos Humanos encargado de examinar la situación de derechos humanos en todos los países.

Por último, el experto hizo hincapié en la responsabilidad de las corporaciones y empresas de noticias de proteger y formar sobre los riesgos que existen en el desarrollo de la labor periodística; el informe da cuenta que sólo una quinta parte de mujeres periodistas dice haber recibido preparación en sus medios y menos del 30 por ciento afirma haber tomado alguna medida para proteger su seguridad.


Publicado por: AmecoPress/Cerigua – Diego de León Sagot - Ginebra (Suiza) -  14/03/14 - 

Reportan caso de transmisión del sida entre mujeres.

Las autoridades sanitarias en Estados Unidos reportaron un raro caso de contagio del virus del sida de mujer a mujer.

La paciente infectada, de 46 años, "probablemente adquirió" el virus durante los seis meses de relación monógama que mantuvo con una mujer seropositiva de 43 años de Texas, informó el Centro para el Control de Enfermedades (CDC, en sus siglas en inglés).
El anuncio se hizo después de que los análisis corroboraran que la cepa del virus de la infectada coincide genéticamente en un 98% con la de su compañera.

 

Difícil pero no imposible

Los casos de contagio de sida entre mujeres es poco común pero no imposible.
Según el CDC, existe un riesgo bien documentado de que es posible transmitir el VIH a través de los fluidos vaginales y la sangre menstrual, ya que estos contienen el virus.
La exposición de estos fluidos a través de membranas mucosas, como la vagina o la boca, puede potencialmente contagiar la infección.
El virus también puede contagiarse si estos fluidos penetran a través de cortes, abrasiones y membranas mucosas.
Se sabe que la pareja mantuvo relaciones sexuales sin protección, que emplearon juguetes sexuales y mantuvieron relaciones durante la menstruación.
"En este caso, la pareja discordante (una infectada con el VIH y la otra no infectada) tenían rutinariamente contacto sexual directo, sin usar métodos de protección. Esto involucró el intercambio de sangre a través de abrasiones recibidas durante la actividad sexual", detalla el reporte.

 

Sin factores de riesgo

El informe destaca que la mujer originalmente no infectada tuvo en el pasado relaciones heterosexuales, pero ninguna durante los últimos diez años.
Tampoco tenía otros factores de riesgo de contagio, como el uso de drogas, piercings o tatuajes.
También se sabe que la mujer originalmente infectada dejó de tomar su medicación antiretroviral en 2010.
La transmisión de esta enfermedad entre mujeres ha sido siempre difícil determinar porque casi siempre existen otros factores de riesgo.
Pero en este caso, destaca el CDC, no se daban estos factores y las cepas del virus detectadas son virtualmente idénticas.

 

Casos anteriores

En el pasado, se han reportado otros casos de contagio del virus del VIH entre mujeres.
Uno de ellos se le diagnosticó a una mujer en Filipinas, quien aseguró sólo relacionarse sexualmente con mujeres y no usar ningún tipo de droga inyectable. Sin embargo, no se identificó a la fuente de contagio.
Otro caso se reportó en una mujer de 20 años sin ningún otro comportamiento de riesgo, quien dijo haber mantenido una relación de dos años con una mujer infectada, sin usar medidas de protección durante sus relaciones sexuales.
Ambas mujeres tenían un virus del VIH-1 con las mismas mutaciones de resistencia, pero en aquella ocasión no se llevó a cabo ningún análisis genético.
En este sentido, el CDC advierte que aunque los contagios entre mujeres son raros, "pueden ocurrir".
También aconsejó a las personas infectadas con el VIH tomen antiretrovirales, ya que estos reducen la posibilidad de transmisión del virus a sus parejas.

 

Cómo protegerse

Las mujeres no son inmunes al contagio de enfermedades de transmisión sexual cuando mantienen relaciones sexuales con otras mujeres.
En el caso del sexo lésbico y la transmisión del sida, una de las prácticas de mayor riesgo es el llamado cunnilingus.
Para protegerse, los expertos recomiendan mantener los fluidos de la pareja alejados de su cuerpo. Estos fluidos de riesgo son la sangre, fluidos vaginales y secreciones de heridas resultantes de infecciones de transmisión sexual.
Se recomienda usar protección durante el uso de juguetes sexuales o durante el sexo oral, empleando protectores dentales o preservativos de látex. También se deben lavar y desinfectar los juguetes sexuales.
Además, para mayor precaución, se deben utilizar guantes o preservativos para cubrir los dedos durante penetraciones manuales, para así evitar el contagio de enfermedades a través de heridas en los dedos.


Publicado por: BBC MUNDO – Salud – 14/03/14 -

HRW pide al Gobierno iraquí que retire la ley que permitiría casar a niñas con nueve años

La 'ley jaafari' legalizaría la violación dentro del matrimonio e impediría que las mujeres salieran de su hogar sin permiso de sus maridos

Human Rights Watch (HRW) ha pedido al Gobierno de Irak que retire la ley de estatuto personal, aprobada en el Consejo de Ministros el pasado 25 de febrero, una norma que restringe más los derechos de las mujeres permitiendo, entre otras cosas, los matrimonios con niñas de nueve años.
La norma, conocida como la 'ley jaafari', se basa en los principios de la escuela de jurisprudencia religiosa chií fundada por el imán Jaafar al Sadiq. Ésta reduciría los derechos de la mujer tanto en materia de herencia como de divorcio y permitiría a los hombres tener diferentes esposas, entre ellas, niñas de nueve años.

Prohibiciones

La nueva normativa también incluye clásulas por las que se prohibiría a los musulmanes casarse con mujeres no musulmanas, se legalizaría la violación dentro del matrimonio, se impediría que las mujeressalieran de su hogar sin permiso de sus maridos y se garantizaría de forma automática la custodia de los niños de dos o más años al padre en caso de divorcio.
Además, la edad mínima de matrimonio se vería reducida de los 18 años a los 15 en caso de los hombres y a los nueve en caso de las mujeres e incluso se permitirían los matrimonios con niñas menores de nueve años, siempre que se cuente con la aprobación de uno de los progenitores. Actualmente, la legislación iraquí permite los casamientos de niñas de 15 años solo en "casos urgentes".


La aprobación

Después de ser aprobada en el Consejo de Ministros, deberá ser ratificada por el Parlamento para convertirse en ley. "La aprobación de la 'ley jaafari' podría ser desastrosa y es un paso atrás para las mujeres y niñas iraquís", ha advertido el subdirector de HRW para Oriente Próximo, Joe Stork. "Esta legislación no hará más que aumentar las diferencias en Irak mientras el Gobierno expresa su apoyo a la igualdad", ha añadido.
El ministro de Justicia iraquí, Hasán al Shimmari, introdujo el proyecto de ley en octubre del 2013. No obstante, el Gobierno pospuso considerar el proyecto hasta que tuvieran lugar las próximas elecciones legislativas, previstas para el 30 de abril del 2014.
A pesar de esto, el líder religioso chií del país expresó su aprobación ante esta norma, por lo que el Consejo de Ministros siguió adelante con ella, sin considerar la fuerte oposición por parte tanto de defensores de derechos como de algunos líderes religiosos.

El reclamo de HRW

HRW ha denunciado las numerosas clásulas del Derecho Internacional que violaría la nueva legislación en caso de que ésta fuera aprobada, como la Convención para la Eliminación de Cualquier Tipo de Discriminación contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés), ratificada por el Gobierno iraquí en 1986, o la Convención por los Derechos de la Infancia, firmada en 1994.
El comité de la CEDAW ya había instado en febrero al Gobierno iraquí la "retirada inmediata del borrador de la 'ley jaafari'". Además, ha ofrecido diferentes recomendaciones al Gobierno para tomar medidas legislativas prohibir la poligamia y establecer tribunales especiales con el objetivo de juzgar los casos excepcionales donde se pudieran celebrar matrimonios por debajo de la edad legal, siempre y cuando ésta sea superior a los 16 años.

Publicado por: elperiodico.com - EUROPA PRESS / Nueva York – 12/03/14 -

Estudio revela que la pobreza también es un problema de género

Un estudio realizado por la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (ASIES), con el apoyo de la Unión Europea (UE), revela situación de las mujeres guatemaltecas que trabajan de manera informal. El reporte "Perspectivas y realidad de las mujeres que trabajan en la economía informal” muestra que, a pesar de algunos esfuerzos del Gobierno de Guatemala, la situación de hombres y mujeres continúa siendo desigual.

Según el estudio, las mujeres son mayoría en la población de 15 millones de personas, el 52%, y de ese porcentaje más de la mitad residen en áreas rurales, con menos acceso a infraestructura que las residentes en las grandes metrópolis. Además, se reveló que, en general, las mujeres son más pobres y son las que más padecen el analfabetismo.

Un documento elaborado por la Secretaría Presidencial de la Mujer (Seprem) informó en números la real situación de las mujeres guatemaltecas. Mientras que el índice general de desarrollo es de sólo 0,54, el de las mujeres es tres veces más bajo, 0,17.
La situación es peor para las indígenas, ya que "de cada 10 mujeres indígenas, siete son pobres”. Ellas sufren aún más, pues existe el prejuicio de etnia, además de que la mayoría reside en las zonas rurales.

Trabajos informales
De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), la participación femenina en la economía familiar de Guatemala es vital. En 2011, la tasa de participación de la mujer en la economía de la casa era del 54%, pero, aún así, mucho más baja que la tasa del 79% de los hombres. La falta de oportunidades, de escolaridad y de capacitación, lleva a muchas mujeres a trabajar de manera informal, vendiendo pasteles, frutas y verduras, entre otros tipos de comercio.

Lo que podría ser una oportunidad de mejorar el ingreso de la familia y dar más independencia financiera a la mujer termina convirtiéndose en un riesgo para su integridad, pues "aunque no haya una estadística oficial, se sabe que muchas mujeres que se dedican a esta forma de trabajo, son obligadas a pagar extorsiones a varias pandillas del país”.

Las estadísticas oficiales del Instituto de Ciencias Forenses (Inacif) dan cuenta de que, en los 10 primeros meses de 2013, 665 mujeres fueron asesinadas, de éstas varias trabajaban de manera informal. Las razones para los delitos van desde el intento de proteger sus mercaderías de robos hasta la decisión de no pagar más las extorsiones.

Uno de los casos más emblemáticos, divulgado por los medios de comunicación, fue el de una mujer de 49 años, muy conocida por vender comida durante partidos de fútbol, que fue muerta de manera violenta. Las causas de su asesinato no se esclarecieron, pero sus vecinos informaron que, poco tiempo antes de ser asesinada, ella se había negado a pagar la extorsión.

El estudio termina con una lista de una serie de conclusiones acerca de la situación de las mujeres: ellas continúan viviendo a la sombra de los hombres, muchas veces trabajando más y ganando mucho menos, además de sufrir prejuicio y violencia física y psicológica.

Publicado por: ADITAL – Guatemala – 11/03/14 - Traducción: Daniel Barrantes


"En El Salvador hay 120 mujeres privadas de libertad por delitos de aborto" Entrevista con Mariana Moisa, portavoz de la Colectiva Feminista para el Desarrollo Local de El Salvador

Foto: Mariana Moisa durante una charla en Madrid, el año pasado. Adolfo Luján. Diso Press.

Mariana Moisa es antropóloga, comunicadora social, activista feminista y artista. Actualmente trabaja comoResponsable de Comunicación de la Colectiva Feminista para el Desarrollo Local de El Salvador.
Repasando los programas de los principales partidos vemos que en ninguno de ellos se entra de forma clara en temas como mujer, género,… y sólo se indican medidas bastante vagas. ¿Qué valoración hacen desde Colectiva Feminista de estos programas?
El Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) tiene una propuesta de continuidad. El Gobierno de Funes ha invertido una cantidad importante de dinero en el proyecto “Ciudad Mujer” y ha tenido voluntad de impulsar el cumplimiento de la ley de igualdad de oportunidades de las mujeres. Otra cuestión que se ha tratado y que desde las asociaciones de mujeres siempre se había incidido es reconocer la violencia contra las mujeres.
Los candidatos del FMLN han anunciado el seguimiento del programa “Ciudad Mujer”, que puede tener una crítica feminista al ser muy asistencialista pero recoge otros elementos como tratar la salud de las mujeres desde la mirada de derechos sexuales y reproductivos.

“Sobre el aborto, ningún partido tiene una propuesta alejada del dogma religioso. Mas bien todo lo contrario: coquetean con las iglesias, dicen que están a favor de la vida”
Las propuestas de otros partidos, como UNIDAD, proponen por ejemplo las salas para amamantar, las casas cariño,… que son un reforzamiento del estereotipo de la mujer. En este sentido, como feministas, nos interesa más la visión del FMLN. No estamos felices porque hay problemas que son fundamentales para las mujeres pobres de este país como es la penalización del aborto.
En este sentido ninguno tiene una propuesta alejada de dogmas religiosos más bien todo lo contrario: coquetean con las iglesias, dicen que están en favor de la vida, ese discurso que tanto le gusta a la iglesia y que al final se impone. Es un gran vacío no atender esta problemática. Según nuestras investigaciones hay alrededor de 120 mujeres privadas de libertad por delitos de aborto. Este tema está ausente en todas las propuestas, incluido el FMLN.

En el programa de ARENA se habla en forma muy general de empoderamiento de la mujer, de facilitar el acceso a cargos directivos...
Sí, pero en ninguna de ellas se explica cómo se van a lograr. Las propuestas se quedan mucho en el aire y no se explica cómo se van a implementar. Así como alguna propuesta del Frente si se concreta como en “Ciudad Mujer”, en las propuestas de ARENA no se sabe cómo lo haría. Sin embargo como partido podemos decir que ARENA tiene muchas más mujeres en puestos de dirección, en alcaldías… que el FMLN aún cuando el Frente tiene el compromiso en sus estatutos de promover la actividad de la mujer en la política. Desde el FMLN se apunta que hay más mujeres que votan a ARENA que al FMLN.
Bueno, yo creo que esto es relativo. Habría que hacer un análisis cultural en el país, creo que unos años atrás las mujeres sí votaban más a la derecha. A las mujeres nos han educado en la subordinación en este país. El conservadurismo se ha promovido más entre las mujeres y lo que suena conservador las mujeres lo vamos a asumir porque es nuestro mandato social. Entonces, obviamente, vamos a responder más a esas ideas conservadoras.

“Hay programas sociales que benefician directamente a las mujeres al ser la población mas pobre. Somos mayoría, pero mayoría pobre”
Otro motivo es que en El Salvador hay más población femenina, por la emigración, por la guerra,… Esto hace que haya más mujeres en El Salvador, mujer subordinada en su mayoría y conservadora, por tanto es normal que voten más a la derecha.

Pero ¿qué ha pasado en estas elecciones? El FMLN ha ganado en 13 departamentos y esto no responde a que las mujeres hayan dejado de ser conservadoras.
Hay programas sociales que benefician directamente a las mujeres al ser la población más pobre. Somos mayoría, pero mayoría pobre. Los programas sociales del anterior gobierno han estado enfocados principalmente en paliar la pobreza. Ha habido un cambio, pero más conductual que cultural. Las mujeres no han dejado de ser subordinadas o conservadoras lo que han tenido es una ayuda más directa.

Entonces el FMLN ha centrado sus programas sociales a las zonas rurales más pobres y esto ha beneficiado indirectamente a las mujeres.
Si, como el programa PATI (Programa de Apoyo Temporal al Ingreso) donde las mujeres reciben directamente el dinero, aunque luego no son ellas las que deciden qué hacer con ese dinero. Desde nuestro punto de vista se refuerza el rol de que la mujer es la encargada del hogar, pero es cierto que la mujer se va a preocupar más de usar bien ese dinero. Este programa, que puede ser cuestionable desde una visión feminista, ha paliado necesidades y esto es lo que cambia la tendencia del voto.

El proyecto estrella del FMLN “Ciudad Mujer” también ha recibido críticas por ser demasiado asistencialista. También la Primera Dama VandaGuiomar ha sido criticada por ser demasiado “protagonista” en este proyecto.
Esto no ha sido sólo de este Gobierno. Todas las Primeras Damas tienen un cargo público que no ha sido sometido a votación popular, eso ya es un error en un panorama de democracia. La cuestión es qué papel asume durante el mandato. Este caso decidió ser una mujer activa. Ha tenido errores terribles y se ha cargado programas que eran interesantes, producto de la lucha feminista. Pero, también ella ha tenido una visión transformadora, subversiva, feminista aunque no se defina como tal. Tiene muchas cosas que le podemos criticar pero es la primera Secretaria de Inclusión Social y se ha centrado en beneficiar directamente a las mujeres.

El caso de Beatriz y su petición para poder realizar un aborto por deformación del feto fue un caso muy impactante en España. ¿Causó tanto debate dentro del país? ¿Es la regulación del aborto un tema que preocupe a la sociedad salvadoreña?
Creo que tuvo un impacto distinto. A nivel internacional tuvo un impacto muy importante, es un caso muy emblemático que sirvió como elemento para la discusión. ¿Qué pasó en El Salvador? El impacto ha sido positivo a nivel de la población, donde ha servido para un pequeño cambio en el imaginario de las personas.
Nosotras teníamos un discurso que se centraba en la salud de la mujer y su derecho a la vida y los grupos fundamentalistas y antiderechos, con muchos más recursos al ser grupos de poder de la oligarquía de El Salvador, tenían dinero para insertar en los principales periódicos del país panfletitos muy duros hablando de asesinatos, con fotos horrendas… y esto generó mucho rechazo en la población.
El tema no era el aborto sino el derecho a la salud y a la vida de una mujer que tiene familia, un hijo pequeño y que la estaban llevando a la muerte. Esta empatía permitió un pequeño avance en la población al hablar sobre la salud de las mujeres. ¿Qué nos sucedió?

A pesar de que la Corte Interamericana de Derechos Humanos dictó medidas cautelares, el Gobierno no hizo nada. La sala de lo Constitucional no falló a favor de ella y no resolvió en tiempo, se tardó lo suficiente como para que esa pequeña palabra “interrupción” no existiera y llegáramos a la fecha para llamarlo a nivel médico “parto inducido”. De esta forma no se sentaba un precedente a nivel jurídico. ¿A costa de qué? De la vida de una mujer pobre, que no vale nada para las autoridades. ¿Ganamos o perdimos? Sinceramente creo que ganó Beatriz. Está viva, tiene a su hijo y pese a que alargarle el embarazo ha tenido consecuencias físicas y psicológicas ahora es una mujer fortalecida, con una red de apoyo amplia, ha conocido a otras mujeres… ¡ganó Beatriz! Desgraciadamente, a nivel jurídico otras mujeres no ganaron.

Entonces, ni en campaña ni fuera de ella es un tema que se cuestione socialmente en la calle o en el Parlamento.
Si se trata, tanto el derecho al aborto como los derechos del colectivo LGTBI. Se tratan muchas veces como una forma de coartar al FMLN por parte de la derecha y los medios. Le preguntaban al candidato del FMLN, Salvador Sánchez Cerén, o al expresidente Mauricio Funes para enseguida tacharlos de proaborto, de asesinos,… lo mismo que a nosotras, pero esta vez tuvo menos impacto. Lo mismo con la comunidad LGTBI, los grupos fundamentalistas acompañados del partido ARENA salieron el día 28 de diciembre en una marcha para promover la familia tradicional y tampoco tuvo mucha aceptación entre las personas. El Salvador está cambiando, hay pequeños movimientos y culturalmente se está avanzando.

El colectivo LGTBI y en especial el colectivo transexual denuncia problemas para votar debido al sistema de censo con foto que hay en El Salvador. ¿A qué problemas se enfrentan estos colectivos en elecciones y en general en el día a día?
Tras muchas presiones el Tribunal Supremo aceptó observadoras de las elecciones del colectivo, casi todas mujeres transexuales. La Constitución está ahí y nadie puede discriminar por esto. En esta ocasión estaban contentas porque habían podido votar, se están legitimando al ser observadoras y al poder votar. Estas cosas no gustan a los grupos que mencionábamos anteriormente. Todo el año pasado han estado con una campaña de promoción del odio, de lesbofobia, de homofobia… hay muchos casos de agresiones a la comunidad.

Por lo que estamos viendo la estrategia de ARENA ha sido de ataques más que de proposiciones en todos los temas de la campaña.
A todo tienen una respuesta muy fascista. Desde el principio de la campaña su primer mensaje en un anuncio ya era facho, no se puede decir de otra manera. Desde el principio es un mensaje de llamar a la gente a ser cero tolerante, radicalizando el discurso: a las maras matémoslas, a los homosexuales matémosles. Represión en cada una de sus propuestas. Y la gente al venir de una situación de guerra ha dicho no a volver a esa situación.

Publicado por: AmecoPress/Diagonal – San Salvador – 13/03/14 - 

La depresión ataca en la soledad de la casa

Este trastorno es más frecuente en las mujeres que en los hombres, según los especialistas. En el mundo, hay más de 350 millones de personas con diagnóstico de depresión (OMS)

La congoja o tristeza, desmotivación, llanto frecuente y cambios de humor son los síntomas de la depresión. 

Una persona con estas afecciones puede intentar hacerse daño si se queda sola. Sí, la depresión puede llevar al suicidio. 

Algis Torres, psiquiatra forense, indica que la depresión se genera por causas externas al organismo (exógenas) y otras que se originan por un efecto interno (endógenas). 

Desde adentro, el mismo organismo produce neurotransmisores que producen depresión, como la fenotonina o la dopamina. 

Además, inciden problemas hormonales en las mujeres y algunas enfermedades. 

Torres, médico de un centro del Ministerio de Salud, señala que el detonante de la enfermedad para la mayoría de los pacientes es un factor exógeno. 

Conflictos emocionales, problemas por divorcio o separación, separación familiar, la muerte de parientes cercanos, pérdidas económicas o de negocios, son algunas de las situaciones que identifica el especialista. 


¿MÁS PROPENSOS? 

El médico sostiene que la mujer tiene más tendencia a deprimirse que el hombre, entre otras razones, por los frecuentes cambios bioquímicos que experimenta a lo largo de su vida, como la gestación, el consecuente parto, el ciclo menstrual y la menopausia. 

Las personas deprimidas muestran niveles muy altos de la hormona cortisol y de varios agentes químicos que actúan en el cerebro, como los neurotransmisores serotonina, dopamina y noradrenalina. Estos niveles pueden estar elevados por motivos hereditarios. 

Aunque, por lo general, el hombre es menos propenso a la depresión, Torres manifestó que recurre más fácilmente al suicidio. 

CASO DE MUJERES 

Juana Herrera, médico psiquiatra de Consultorios América, manifiesta que los roles de la mujer en la vida moderna, son muy exigentes y el agotamiento también ocasiona depresión. 

La especialista explica que el cuadro depresivo de la mujer puede llevar al distanciamiento afectivo o finalmente separación de la pareja. 

Ser madre, esposa y cuidadora, junto a la alteración de los químicos cerebrales, puede influir en el estado de ánimo y provocar depresión. 

Es la mujer, por ejemplo, la que asume como responsabilidad la atención de la enfermedad de los hijos o los adultos mayores, y la que apoya en sus carencias a los miembros mas débiles de la familia, apunta. 

‘En el aspecto social, se le exige más y más, hasta para conseguir un trabajo’, añade Herrera. 

La psiquiatra aconseja entender el padecimiento, autoevaluarse, no negar la dolencia, acompañar al enfermo y hablar. 


QUÉ SE DEBE HACER 

Conversar con los familiares o los amigos cercanos ante cualquier situación preocupante o triste es liberador. 

El psicólogo Fernando Gómez reconoce que es bueno comunicarse y compartir los problemas que nos preocupan, ya que los demás podrán servir de asistencia con información de primera mano. 

Gómez sostiene que las enfermedades mentales deterioran nuestra propia capacidad de tomar buenas y correctas decisiones, es por esto que un individuo que parezca depresión, tal vez no busque ayuda por sus propios medios, por lo que son los allegados y seres queridos los que deben actuar. 

Si una persona siente que tiene una molestia más allá de lo que puede soportar, debe buscar ayuda con un especialista y no automedicarse.


Publicado por: laestrella.com.pa – Deivis Cerrut – 15/03/14 - 

Mujeres de Chiapas deciden levantar su propia alerta de género por feminicidios

En el estado se inició una campaña para denunciar que no hay intención de acabar con la violencia contra las mujeres pues las autoridades argumentan que ésta no pone en riesgo la paz social.

El argumento de autoridades locales y federales para no declarar una alerta de género en Chiapas, pese a que durante 2013 al menos 84 mujeres fueron asesinadas con violencia, es que no hay evidencia de que en la entidad esté en riesgo la paz social, por lo que mujeres han declarado su propia alerta popular de género.
Con ésta, organizaciones civiles, activistas y mujeres del estado buscan poner en evidencia la “nula intención” de acabar con la violencia de género en esta entidad ubicada en el sureste del país.
“¿Cuántas mujeres deben morir para que el Estado considere que hay un patrón de violencia hacia las mujeres en Chiapas?”, cuestiona el Centro de Derechos de la Mujer de Chiapas, organización civil que en noviembre pasado encabezó la petición para que el Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (SNPASEVM) declarara la alerta de género.

En enero pasado, el Sistema —integrado por las secretarías de Gobernación, de Desarrollo Social, de Educación Pública, de Salud, de Trabajo y Previsión Social, además de la Procuraduría General de la República, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, el Instituto Nacional de las Mujeres y las instancias de las mujeres de las 32 entidades federativas— rechazó la alerta argumentando que los asesinatos de mujeres en el estado no ponían en riesgo la paz social y que muchos de éstos no eran reconocidos como feminicidios.
El Centro presentó un reporte, basado en información oficial, en el que documentó que de enero a octubre del año pasado 84 mujeres fueron asesinadas con violencia y en al menos 52 casos no hay duda de que se trató de un feminicidio; en el resto solicitaron una investigación para determinarlo.
Pero también solicitaron que la alerta visibilizara la falta de prevención en los casos de feminicidios, pues de mil 077 hechos con violencia contra mujeres denunciados de enero de 2007 a junio de 2013, sólo en 3% se otorgó una orden de protección.
“Es lamentable que las autoridades no comprendan los mecanismos de protección y reduzcan la violencia feminicida solo al asesinato de mujeres, sin tomar en cuenta que ésta comprende otras formas de violencia que no están siendo consideradas,y que están poniendo en mayor vulnerabilidad a las mujeres”, dijeron miembros y organizaciones que se unieron a la alerta popular de género.
Las sesiones del Sistema —creado en 2007 tras la promulgación de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia— son privadas y los argumentos para rechazar las alertas sólo son dados a conocer a través de las organizaciones civiles.
La ley federal indica que se puede solicitar una investigación para una eventual alerta de género, definida como “el conjunto de acciones gubernamentales de emergencia, para enfrentar y erradicar la violencia feminicida en un territorio determinado”, por la presencia de delitos del orden común contra la vida, la libertad, la integridad y la seguridad jurídica de las mujeres. Pero tras ser solicitada en ocho ocasiones en entidades como el Estado de México, Nuevo León, Oaxaca, Guanajuato y Chiapas, ninguna ha sido aceptada.
Violencia y marginación
Según la documentación presentada en la solicitud de alerta de género, en la mayoría de los feminicidios cometidos en Chiapas las lesiones mortales son con arma blanca, combinadas con estrangulaciones, golpes, violación y mutilación; y en el 80% de los casos el victimario tenía relación con la víctima.
El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) indica que el grado de marginación de Chiapas es “muy alto” con más del 50% de la viviendas del estado con “algún tipo de hacinamiento”.
La Encuesta Nacional de la Dinámica de las Relaciones en los Hogares que hace el mismo Instituto mostró en 2011 que el 30% de las mujeres chiapanecas de 15 años y más han sufrido algún tipo de violencia en su relación de pareja.
De las 15 regiones que conforman el territorio chiapaneco, en cinco se concentran más del 70% de las muertes de mujeres por homicidio: Metropolitana, Soconusco, Altos-Tsotsil-Tseltal, Meseta Comiteca Tojobal y Valles Zoque.
En 32% de los casos, las víctimas fueron encontradas en su domicilio, 25% tenía entre 21 y 30 años y 14% entre 41 y 50.
La Procuraduría General de Justicia del Estado de Chiapas confirmó que en 2013 hubo 47 feminicidios, pero reconoce que sólo en dos casos se ha dictado sentencia condenatoria.
El delito fue tipificado en la entidad en febrero de 2012 y desde entonces, de los casos reconocidos como tal, sólo seis hombres han recibido sentencia condenatoria, 38 están sujetos a proceso y 17 más tienen orden de aprehensión vigente.
Uno de los casos que llevó al Centro de Derechos de la Mujer de Chiapas a solicitar una alerta de género y ante la negativa, iniciar una alerta popular, es el de María Flor, una niña indígena de 10 años que fue violada, torturada y asesinada por un grupo de al menos diez hombres que la asfixiaron e hirieron con un arma punzocortante.
El feminicidio ocurrió en julio de 2012 y a la fecha sólo dos de los hombres identificados como sus presuntos agresores están siendo sujetos a proceso penal y el resto están libres.
 Publicado por. ANIMAL POLÍTICO - Tania L. Montalvo – 14/03/14 -


Sembradoras, brujas y luchadoras.

Agricultura, alimentación y biodiversidad son definitivamente sustantivos femeninos. Fueron mujeres las que inventaron la agricultura, y siguen siendo campesinas e indígenas quienes desde hace 10 mil años, con curiosidad, necesidad, creatividad, inteligencia, paciencia, sabiduría, trabajo colectivo, buscaron, criaron, seleccionaron, moldearon y compartieron una enorme diversidad de semillasque hoy son base de la alimentación de toda la humanidad. Comparten con muchas otras mujeres el que gran parte de sus contribuciones y tareas sean invisibles, que pese a ser quienes crearon y siguen manteniendo las semillas, base de toda la red alimentaria y de la sobrevivencia de todos, en muchas partes no tengan acceso a la tierra, a la vivienda y a muchos derechos básicos.

La discriminación de género es útil a los que detentan el poder en los sistemas de explotación y dominación, porque crea la ilusión de que sería un destino que coloca en minusvalía nada menos que a la mitad de la población. Pero este artilugio no funciona solo y para mantenerlo, el patriarcado necesita muchos otros mecanismos, desde la integración imaginaria de las y los oprimidos, hasta la violencia que en todo el mundo sufren directamente una de cada tres mujeres, la mayoría en su casa, en algún momento de su vida.
Según la FAO, 43 por ciento de la población rural económicamente activa, a escala mundial, son mujeres. Una cifra que se queda corta, ya que no toma en cuenta muchos trabajos que hacen las mujeres, e incluso que muchas ni siquiera entran en la definición población económicamente activa, porque no han tenido nunca un trabajo remunerado.

La propia FAO admite que no considera en esa estadística trabajos como buscar agua y leña, ni el cuidado de casa y familia. En la mayoría de los casos tampoco aparece el cuidado del huerto y animales domésticos, la recolección de hierbas y frutas silvestres, la selección de semillas, granos y frutos, su almacenamiento y procesamiento, además de la magia de crear ypreparar alimentos cada día, como un juego de repetir mil veces lo mismo sin repetirlo nunca, con una pizca más de esto y una gota menos de aquello. Agreguemos que muchas de estas tareas persisten cuando las mujeres tienen que emigrar a las ciudades, donde permanecen invisibilizadas, aunque las huertas urbanas, mayoritariamente atendidas por mujeres, representen de 15 a 20 por ciento de la alimentación mundial.

También son mayoría de mujeres las que desde mucho antes de la agricultura recolectanhierbas medicinales y cuidan la salud de la familia y la comunidad, capacidades y sabidurías todas tan importantes para las sociedades, que los poderosos tuvieron que tildarlas de brujería para intentar conjurar su potencia y el miedo que les inspira.
Crear diversidad, de semillas, de plantas, de alimentos, no es una postura o un destino, es una consecuencia de la dedicación de millones de personas, descentralizado, en diferentes culturas, climas y geografías, adaptando lo que encontraban y aumentando su diversidad en diálogos con otras y con la naturaleza, por gustos, necesidades, ceremonias, formas de prevenir que las variaciones climáticas no afectaran toda la cosecha. Por todo eso, que aún existe y persiste, pese a los continuos ataques para desaparecer la vida campesina, las semillas campesinas y sus creadores siguen siendo cruciales para la sobrevivencia de todos y para enfrentar el caos climático.

Pese a que esto ha sido así desde hace miles de años, y a que reconocer y fortalecer la vida y producción campesina de alimentos adquiere aún más relevancia frente a las crisis alimentarias, climáticas y ambientales, estamos ante un ataque de múltiples aristas contra ella. El trasfondo es un puñado de empresas trasnacionales –las mismas que son en gran parte causantes de las crisis– que quieren apropiarse de todo el sistema agroalimentario, desde las semillas a los supermercados, para que no tengamos otra opción que sus semillas transgénicas, su comida industrializada llena de tóxicos y someternos a que los supermercados decidan qué, cómo y a qué precio podremos comer. Para facilitar ese avance se empujan leyes y reformas que permitan más privatización de la tierra, más impunidad para la contaminación transgénica, más destrucción de las asambleas comunitarias.

Una arista más de este ataque a la vida campesina es la invisibilización de su rol central en el sustento, junto a la violencia física contra las mujeres. Por ello las integrantes de la Vía Campesina, declaran este 8 de marzo, que reafirman su lucha contra el patriarcado y el capitalismo, por la soberanía alimentaria y por la soberanía de la tierra, del territorio y del cuerpo, diciendo NO a cualquier expresión de violencia contra las mujeres.
En México, donde la violencia contra las mujeres asume mil formas de ejecución e impunidad cruelmente emblemáticas, el eje Feminicidio y violencia de género del Tribunal Permanente de los Pueblos prepara sus preaudiencias y audiencia final para este año, recogiendo testimonios de este y muchos otros aspectos y regiones del país. 

No hay duda, seguiremos. Denunciando, luchando y celebrando con las muchas y diversas mujeres que en campos y ciudades defienden el maíz, las semillas, las palabras, los cuerpos, las culturas, las asambleas y muchas otras manifestaciones por la vida.


Publicado por: AmecoPress/Alai - Silvia Ribeiro – 11/03/14 -

El lugar de la mujer en la Iglesia

Son las religiosas de la LCWR (Conferencia de líderes religiosas), una organización que tiene más de 50 mil socias y que representa...(Marco Antonio Velásquez).

Con honestidad hay que reconocer que la mujer en la Iglesia institucional encuentra un lugar, no sólo distinto al que ocupa el hombre, sino también inferior desde una indebida perspectiva jerárquica. De hecho, aquella viciada jerarcología acuñada por Y. Congar ayuda a comprender el ámbito en que ocurre esa sub-ordinación. Si por jerarcología se comprende esa suerte de estatus que distingue diferentes calidades de cristiano, la mujer aparece sub-ordinada en responsabilidad y participación, porque los espacios de "mayor jerarquía” son reservados sólo a los hombres. Ejemplo de ello es el acceso exclusivo al sacramento del orden sagrado, así como a servicios como el cardenalato, nunciaturas y otras instancias de dirección.
Lamentablemente, esta realidad es aceptada como natural en amplios sectores de la Iglesia; observándose tanto en la costumbre como en la práctica institucional, especialmente en ambientes jerárquicos, tradicionalistas y en el vasto espectro de fieles con débil formación cristiana que abundan en la Iglesia.

En otro ámbito, la mujer encuentra un lugar no sólo de postergación, sino también una suerte de marginación. Ello deriva de su condición femenina, donde la mujer arrastra el estigma ancentral de Eva, que la convierte en fuente potencial de pecado. Ello se agudiza en virtud del celibato sacerdotal, que hace de la mujer un signo de tentación de quien el clero debe cuidarse. Acorde con ello, la desconfianza invade una parte significativa de la vida eclesial, convirtiéndose esto en un eje viciado que des-virtúa la relación entre la mujer y el clero. Así, la mujer queda signada como un peligro potencial contra quien se ha llegado a establecer la ley del celibato sacerdotal obligatorio; un inmerecido lastre endosado a la mujer para controlar la conducta del clero. Consecuentemente, el lugar de la mujer queda degradado y lapidado por una rigurosa ley que previene contra ella.
No existe fundamento evangélico emanado de Jesucristo que avale tal postergación de la mujer en la Iglesia. Es más, parte de su misión redentora incluye la liberación y promoción de la mujer de toda condición de subyugación cultural. Prueba de ello es el acceso de la mujer a la plenitud de la vida cristiana, la santidad.

En una época en que la mujer consigue crecientes espacios de participación en la cultura occidental, resulta no solo injustificado ese lugar de la mujer en la Iglesia, sino que es una fuente de tensión en la relación Iglesia-sociedad, que lamentablemente se expresa, en el presente, en desconfianzas recíprocas. De hecho, las conquistas alcanzadas por la mujer son fruto de luchas históricas en las que la Iglesia ha sido una tenaz opositora. Hay entonces una herida abierta que merece atención y remedio.
Siendo el movimiento de liberación de la mujer un fenómeno global en expansión, la Iglesia no puede dejar de brindar atención preferencial a un tema que condiciona el futuro lugar de la Iglesia en la cultura; especialmente porque ésta debe tender puentes de confianza con todos los actores sociales para hacer efectiva su misión evangelizadora.

Afortunadamente, y como precedente profético, al interior de la Iglesia - Pueblo de Dios ha surgido un movimiento genuinamente femenino que expresa este clamor de reparación y enmienda, asumiendo como propio muchas de las conquistas sociales de la mujer. Son las religiosas de la LCWR (Conferencia de líderes religiosas), una organización que tiene más de 50 mil socias y que representa al 80% de las religiosas consagras de Estados Unidos. Ellas, que sustentan gran parte de la ayuda social que la Iglesia Católica realiza en ese país, en respuesta al Concilio Vaticano II optaron por formarse; lo que les brindó la oportunidad para abrirse espacios insospechados en la sociedad y en la Iglesia. Actualmente son objeto de una evaluación doctrinal por parte de la Congregación para la Doctrina de Fe. Ellas, junto a una multitud de teólogas, como mujeres de Iglesia, son pioneras al incursionar en una compleja periferia existencial, donde han abierto un camino profético en la lucha por la liberación de la mujer, dando un testimonio admirable de re-encuentro de la Iglesia - Pueblo de Dios con el mundo.

Siendo el lugar de la mujer en la Iglesia un tema de gran importancia y en evolución, el papa Francisco, en su exhortación apostólica Evangelii Gaudium, refresca el reconocimiento que el magisterio hace del aporte de la mujer en la sociedad y en la Iglesia. Al mismo tiempo muestra apertura al reconocer que "todavía es necesario ampliar los espacios para una presencia femenina más incisiva en la Iglesia. Porque «el genio femenino es necesario en todas las expresiones de la vida social; por ello, se ha de garantizar la presencia de las mujeres también en el ámbito laboral» y en los diversos lugares donde se toman las decisiones importantes, tanto en la Iglesia como en las estructuras sociales.” EG 103. También reafirma el magisterio respecto del sacerdocio reservado a los varones, advirtiendo -con justa razón- que esta cuestión puede "volverse particularmente conflictiva si se identifica demasiado la potestad sacramental con el poder”. Y con magistral acierto deja abierta la senda del futuro cuando agrega que: "Las reivindicaciones de los legítimos derechos de las mujeres, a partir de la firme convicción de que varón y mujer tienen la misma dignidad, plantean a la Iglesia profundas preguntas que la desafían y que no se pueden eludir superficialmente.” EG 104.

No cabe duda que en la misión que ha asumido papa Francisco de renovar la Iglesia, está la de sentar nuevas bases para construir un futuro que permita confiar a la mujer en la Iglesia el lugar de predilección que Dios confío a María, de cuya disponibilidad Dios se encarna en la historia de la salvación con una fecundidad que sólo es propio de la colaboración de la mujer.
[Marco Antonio Velásquez Uribe es jefe de Análisis de Riesgo de Crédito en Corpbanca].


Publicado por: ADITAL – Chile – Mario Antonio Velázquez Uribe – 11/03/14 -