viernes, 28 de febrero de 2014

Lupita Nyong'o, la keniata que puso a Hollywood a sus pies.

Hay actores que se pasan toda la vida esperando a que les ofrezcan un papel que les permita mostrar su talento y les lance al estrellato. A otros intérpretes -como en el caso de la keniata Lupita Nyong'o- esa oportunidad les llega a la primera.

En cuestión de unos pocos meses Nyong'o -protagonista junto a ‎Chiwetel Ejiofor y Michael Fassbender del drama "12 Años de Esclavitud"- ha conseguido que Hollywood se rinda a sus pies.
La actriz de 30 años -quien no contaba con ninguna experiencia previa en la gran pantalla- es la gran favorita para hacerse el próximo domingo con el Oscar a la mejor actriz secundaria en la 86º edición de estos premios que se celebrará en la ciudad de Los Ángeles.

Antes de que Nyong'o consiguiera el papel de la sufrida esclava Patsy, el director británico Steve McQueen había revisado las audiciones de más de 1.000 actrices. Ninguna parecía tener la "gracia majestuosa" que requería el personaje.
Cuando McQueen vio en cámara por primera vez a Lupita Nyong'o no lo podía creer. "Me froté los ojos con incredulidad y tuve que hacer que alguien me confirmara lo que tenía enfrente", explicó recientemente en una entrevista el realizador.

La apuesta de McQueen por una inexperta y desconocida actriz nacida en México y de una belleza poco acorde con los cánones que imperan en la meca del cine resultó ser acertada. De la noche a la mañana nació una estrella.

 

De México a Hollywood

La biografía de Nyong'o es tan inusual como la manera en la que le ha llegado la fama y el reconocimiento.
Nació en Ciudad de México, donde su padre -un prominente opositor keniata que se había exiliado en la nación latinoamericana- daba clases de ciencia política en una prestigiosa institución académica.
Sus padres decidieron llamarla Lupita -diminutivo de Guadalupe- siguiendo la tradición keniata de poner a los hijos un nombre relacionado con los eventos que están sucediendo en el momento del nacimiento.
Cuando Nyong'o contaba con unos meses de vida, su familia regresó a Kenia, donde su progenitor -quien en la actualidad es senador- llegó a ocupar un cargo ministerial.
Ahora su madre es la directora de la Fundación Africana para el Cáncer. Su prima Isis Nyong'o -quien dirige una importante firma de publicidad- apareció en la lista de las mujeres más exitosas de África elaborada por la revista Forbes.

A los 16 años Lupita N'yong'o -a quien algunos medios hispanos en EE.UU. describen como una actriz latina por su nombre y su lugar de nacimiento- regresó a México durante unos meses para perfeccionar su español, una lengua que habla de forma fluida.
Después se mudaría a Estados Unidos para estudiar en el Hampshire College, en Massachusetts, donde se graduó en cine y teatro.

 

Favorita

Fue en 2005 cuando tuvo su primer contacto con Hollywood. Mientras se encontraba de regreso a su Kenia natal durante las vacaciones de verano le ofrecieron trabajar como asistente de producción en el rodaje de la película "The Constant Gardener", protagonizada por Ralph Fiennes y Rachel Weisz.
Según explica la propia Nyong'o, en una ocasión Fiennes le preguntó a qué se quería dedicar y ella le dijo que quería intentar ser actriz, a lo que el actor contestó: "Si hay otra cosa que quieras hacer, hazla. Sólo actúa si sientes que no puedes vivir sin ello".

Tras varios trabajos detrás de las cámaras y de dirigir el documental "In my Genes" ("En mis genes"), en el que narraba la situación de los albinos en Kenia, Nyong'o ingresó en la prestigiosa Escuela de Interpretación de la Universidad de Yale, de donde han salido actores de la talla de Meryl Streep o Paul Giamatti.
Fue a las pocas semanas de graduarse en Yale cuando su representante le sugirió que grabara una audición para el papel de Patsy en "12 Años de Esclavitud". El director Steve McQueen quedó prendado de la desconocida intérprete.

Desde que se estrenó la película no han parado de lloverle los elogios y los reconocimientos, entre ellos los de numerosos grupos de críticos y el del Sindicato de Actores de EE.UU.
Pese a que le escaparon el Globo de Oro y el BAFTA a la mejor actrizsecundaria -que fueron a parar a la omnipresente Jennifer Lawrence- en las quinielas sigue apareciendo como la favorita para hacerse con el Oscar.

 

"Un fenómeno"

"La interpretación de Nyong'o en '12 Años de Esclavitud' destaca en muchos aspectos", asegura Eric Kohn, editor de cine de la publicación IndieWire.com.

"La manera en la que se expresa frente a la cámara es muy arriesgada, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de su primera película. Lo hace de maravilla. Actúa de forma sorprendente y memorable", apunta Kohn en conversación con BBC Mundo.
Según el crítico, Nyong'o "aporta un elemento fundamental de humanidad a la película, haciendo que Patsy se convierta en un personaje central del filme".
"Desafortunadamente, por lo general las actrices negras en Hollywood deben empezar trabajando en pequeños papeles, en muchos casos interpretando a personajes marginales, antes de que les den un rol importante, pero Lupita ha roto con esa ecuación".
"No creo que cuando rodó esta película esperara convertirse en el fenómeno que es hoy en día en Hollywood. Creo que el éxito que ha obtenido con '12 Años de Esclavitud' le llevará conseguir papeles de importancia en el futuro", señala Kohn.

Tim Gray, periodista de la la revista Variety, también cree que la interpretación de Nyong'o en "12 Años de Esclavitud" es excepcional, sobre todo tratándose de una actriz sin experiencia.
"El papel que interpreta es tremendamente complejo y consigue romperle el corazón al espectador", asegura Grey en conversación con BBC Mundo.
El periodista de Variety cree que la irrupción de Nyong'o en Hollywood es una bocanada de aire fresco, sobretodo porque está ayudando a reinventar los cánones de belleza que existen en la meca del cine.
"Me atrevería a decir que nunca ha habido una estrella de Hollywood que tuviera su aspecto. Cuando sonríe ilumina la pantalla", destaca.

Tanto Grey como Kohn creen que es muy probable que Nyong'o se lleve el Oscar el domingo.
"No hay duda de que es la favorita. Más teniendo en cuenta que compite en una categoría en la que suelen premiar a los recién llegados y que el estudio ha hecho un trabajo excepcional de promoción de la película", apunta Eric Kohn.
Gane o pierda el Oscar, a Lupita Nyong'o ya le llegó la oportunidad que muchos actores pasan la vida esperando. Lo demás, está en sus manos.

Publicado por: BBC MUNDO – Los Ángeles – Jaime González – 27/02/14 -


La momia de una misteriosa mujer que fue víctima de un homicidio ritual

La momia de una joven hallada en la frontera de Chile y Perú indica que ésta habría sido víctima de un homicidio ritual hace cinco siglos, según un estudio de científicos alemanes.

La joven, que padecía además el mal de Chagas, muestra señales de un fuerte trauma en el cráneo.
Los restos momificados, encontrados en la costa del Pacífico, permanecieron durante casi un siglo sin ser identificados en la Colección Arqueológica del estado de Baviera.
La momia habría sido llevada a territorio alemán por una princesa bávara que realizó una expedición a Sudamérica a fines del siglo XIX.

Para resolver el misterio los investigadores utilizaron una imagen computarizada completa del cuerpo, técnicas de análisis de ADN, análisis de isótopos y reconstrucciones forenses en 3D.
"Las técnicas actuales ofrecen un tesoro de información que nos permite reconstruir muchos aspectos sobre vidas pasadas, incluyendo las enfermedades y las circunstancias de la muerte", dijo a la BBC Andreas Nerlich, investigador de la Universidad de Munich y coautor del estudio, publicado en la revista científica online PLoS.

Indicios incas

El método de datación por radiocarbono reveló que la joven tenía entre 20 y 25 años y vivió entre 1450 y 1640.
Los científicos no saben exáctamente dónde vivía, pero tienen algunas pistas. Los análisis de isótopos de nitrógeno y carbono en el cabello muestran una dieta que incluía probablemente maíz y pescado, lo que corresponde a la vida en regiones costeras.
Las fibras del tejido de la diadema que cubre el cráneo proceden de llama o alpaca. El cráneo de la momia está deformado por bandas atadas que son típicas de la cultura inca y la tomografía computarizada muestra una "destrucción casi completa de los huesos del rostro y la frente", según el estudio.

"El tipo de destrucción indica un golpe masivo sobre el centro del rostro", afirma el estudio.
 "Esto sustenta la hipótesis de un homicidio ritual del tipo ya descrito anteriormente en momias sudamericanas de individuos que sufrían la enfermedad crónica grave de Chagas".
Emma Brown, del departamento de arqueología de la Universidad de Bradford en el Reino Unido, que no participó en el estudio, opina que debido a la falta de datos contextuales es muy difícil saber definitivamente si la causa de la muerte fue un sacrificio ritual.
"Esta joven tiene una edad mayor que la de las víctimas usuales de sacrificios, que tenían típicamente entre 13 y 14 años", dijo Brown a la BBC.
"Es importante tener en cuenta el contexto histórico en que vivió la joven. Los análisis de datación por radiocarbono cubren el período de la conquista española de América".
"Y los registros históricos de la época describen formas extremas de violencia y opresión. Recientes investigaciones de cementerios del tiempo de la conquista revelaron múltiples casos de trauma, incluyendo golpes y traumas craniales masivos como el de este caso".

Mal de Chagas

La momia muestra un engrosamiento del corazón, el recto y el intestino delgado, característico de personas afectadas por el mal de Chagas, una enfermedad parasitaria tropical.
El artículo señala que el análisis del ADN de los parásitos hallados en el tejido del recto también indican la presencia del mal de Chagas, condición que la joven habría padecido probablemente desde niña.
La enfermedad de Chagas, también conocida como tripanosomiasis americana, es una enfermedad generalmente crónica, transmitidas por vectores y causada por el protozoarioTryapanosoma cruzi. El principal mecanismo de transmisión es vectorial, por hemípteros (chinches).
La condición ha sido caracterizada como una enfermedad de la pobreza, vinculada a condiciones socioeconómicas deficitarias.
Nerlich cree que la joven provenía probablemente de una familia pobre.
"El parásito vive en paredes de barro típicas de las casas de las clases sociales más bajas, a diferencia de construidas con paredes de piedra en ambientes menos insalubres", dijo a la BBC investigador alemán.
Los científicos esperan ahora que el análisis de la momia ayude al estudio del patógeno del mal de Chagas y su estructura molecular.


Publicado por: BBC MUNDO -  Redacción – 27/02/14 -

Salud femenina ¿Cuándo ir al médico?

¿Alguna vez os habéis encontrado con esa sensación de que no sabes cuál es el siguiente paso?
Cuando hablamos de saludfemenina tenemos que tener en cuenta que es fundamental que se hagan revisiones periódicas porque son muchos los aspectos a tener en cuenta: menstruación regular o irregular (ver cuáles son las causas y tomar medidas en el asunto), métodos anticonceptivos (desde el uso de preservativos masculinos o femeninos al mundo de los métodos conceptivos hormonales), citologías, ecografías, etc.
Al igual, tenemos que tener en cuenta que si realizamos los test pertinentes y nos sale positivo, podemos refutar el embarazo con una analítica de sangre como la necesidad de un seguimiento para ir comprobando que el embarazo se está desarrollando de forma adecuada.
Además, en muchas ocasiones es frecuente que una tenga dudas sobre el embarazo y lasetapas de la gestación, qué puede hacer para controlas las náuseas o conocer otro tipo de síntomas que pueden preocuparnos por el cambio que supone en nuestros hábitos (más cansancio, fatiga, los hábitos de sueño o alimentación, etc.) o ¿es posible tener relaciones íntimas mientras una está embarazada o hace daño al feto?

Por todas estas razones, no podemos dejar a un lado lasalud femenina y tener en cuenta que es un proceso constante de cuidados hacia una misma. Nada acaba con el embarazo sino que es un proceso continuo, porque después vendrá el parto, la cuarentena, tal vez otro embarazo, años después la menopausia… La vida es un ciclo y todas tenemos que cuidarnos para poder hacer frente a las posibles enfermedades, una revisión a tiempo es un modo de cuidar de nosotros y los nuestros.


Publicado por: Boletín Globedia – embarazo10.com – 28/02/14 -

Marea Violeta presente en #23F.


Como hace un año, las Mareas Ciudadanas vistieron de colores las calles de varias ciudades del estado español.

Con los lemas "Por nuestros derechos y libertades", "Contra el golpe a la democracia" y "No a la represión" numerosos colectivos ciudadanos reivindicaron los derechos que el gobierno de Rajoy pretende echar abajo.

Las feministas y su Marea Violeta formaron parte de las manifestaciones y reivindicaron, con el apoyo del resto de sectores sociales, el derecho a la mujeres a decidir sobre su propio cuerpo.

En Madrid, Mar Grandal, de Católicas por el Derecho a Decidir fue la voz en la lectura del comunicado por parte de la Marea Violeta. 


Publicado por: Boletina  Red de Nosotras en el Mundo – Madrid – 23/02/14 -

El aborto en el anteproyecto de Reforma del Código Penal en Argentina: un paso adelante, tres pasos atrás

El anteproyecto del Código Penal elaborado por la Comisión de Reforma del Código Penal supone un retroceso en materia de aborto. No sólo sigue siendo un delito, sino que además se realizaron modificaciones en perjuicio de las mujeres. Red Eco dialogó con la Dra. María Elena Barbagelata, una de las autoras del anteproyecto.

El 
Aborto Legal, Seguro y Gratuito seguirá siendo una utopía para todos aquellos que lo consideran un derecho para todas las mujeres. Como se había anticipado, no está incluido en el anteproyecto de Reforma del Código Penal que elaboró la Comisión, integrada por la Dra. María Elena Barbagelata, jurista y ex diputada socialista, el juez de la Corte Suprema Eugenio Raúl Zaffaroni, el diputado nacional Federico Pinedo (PRO) y los juristas León Carlos Arslanián y Ricardo Gil Lavedra. Además de eludir la despenalización de la interrupción del embarazo, se realizaron modificaciones que contribuyen a dificultar los procesos en los casos no punibles.

En diálogo con la Dra. Barbagelata explicó los cambios introducidos en el anteproyecto. “La única modificación consensuada fue la referida a interrupción del embarazo en casos de violación, que 
de todos modos tuvo una disidencia del diputado Pinedo, quien exige que se efectúe la denuncia de violación como condición”.

De esta manera, se redactó una nueva tipificación para el aborto no punible que reemplaza a la plasmada en el Código Penal de 1921:

“El aborto practicado por un médico diplomado con el consentimiento de la mujer encinta no es punible: a) Si se ha hecho con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre y si este peligro no puede ser evitado por otros medios; b) Si el embarazo proviene de una violación.”

La novedad más importante - y más perjudicial 
para las mujeres - es la inclusión de un nuevo tipo penal, el aborto culposo, que “aunque excluye a las mujeres como posibles autoras, involucra a los profesionales médicos o farmacéuticos que le proporcionan la medicación”, explicó Barbagelata. Según se establece en el artículo 86, inciso 2° del anteproyecto: “será penado con prisión de seis meses a dos años e inhabilitación por doble tiempo que el de la condena, el que causare un aborto por imprudencia o negligencia o por impericia en su arte o profesión o inobservancia de los reglamentos o deberes a su cargo”.

Otra nueva figura penal es la de lesión al feto, tanto doloso como culposo, que consta en el artículo 96 del anteproyecto y que también excluye a las mujeres como posibles autoras, dirigiéndose a terceros que puedan causar con o sin su voluntad un daño al feto. Los casos dolosos tipificados en el inciso 1° son “la 
mala praxis médica, o la administración de ciertos medicamentos, intoxicaciones, etc.” y prevé una pena de tres a diez años, aclarando que aunque no se produzca un aborto, “habrá una persona que cargará toda su vida con las consecuencias de esas lesiones”.

En el inciso 2º, que contempla la misma lesión cometida en forma culposa, establece “una pena de prisión de seis meses a dos años o la de multa de hasta cien días”.

Por último, se agravan las penas en casos de interrupciones en el embarazo producidas sin consentimiento de la mujer, que constan en el inciso 1° del artículo 86, que prevé una pena de uno a tres años “al que con violencia causare un aborto sin haber tenido el propósito de causarlo, si el estado de embarazo de la mujer fuere notorio o le constare”.

Tanto las nuevas figuras penales, como el agravamiento de la punición contribuyen a dificultar los procesos si los profesionales se negaran o pusieran trabas a la hora de realizar abortos en los casos no punibles. Sumado a ello, aproximadamente la mitad de las provincias no tienen todavía los protocolos de actuación para estos casos de violación, a pesar de que existe un fallo de la Corte que sienta la interpretación que debe darse al Código Penal vigente. Es por ello que la tipificación de los casos no punibles que reemplaza a la del Código de 1921 representa un aspecto positivo, tal vez el único.

Como señaló la Dra. Barbagelata, los demás miembros de la Comisión decidieron realizar estas modificaciones esgrimiendo la protección a la mujer: “es muy poco sustentable, a la mujer no se la protege con mayor punición o incorporando figuras que si bien no están destinadas a penarla a ella, se dirige a los profesionales que intervienen, lo que termina perjudicando a la mujer”.

Los nuevos tipos penales fueron objetados por la Dra. Barbagelata, quien plantea la supresión de los mismos y una propuesta alternativa a tono con la elaborada por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito; en una extensa fundamentación que consta en el anteproyecto.


Publicado por Argenpress.info - Giselle Scardilli (RED ECO) – 28/02/14 -

Voz de la mujer

Imagínate no tener voz. ¿Cómo te comunicarías? ¿Cómo dejarías saber a otras personas lo que quieres y lo que no quieres? ¿Cómo denunciarías hechos?

Esa es la situación para miles de mujeres rurales e indígenas en Latinoamérica. Tratadas como una clase de ‘segunda’, la cual no tiene lugar en el ámbito político o público, que sólo tiene opinión sobre temas de la casa, del cuidado de sus hijos y familia.

A la mujer le es negada una voz.

Pero ya no más. Frente a los impactos desproporcionados de la industria extractiva, la exclusión en latoma de decisiones, las mujeres ya no aceptan que otros hablen por ellas. Ellas han encontrado su propia voz, su propio coraje, y están demandando que sus derechos se respeten.
Precisamente este es el caso de grupo miembro de ULAM, el "Frente de Mujeres Defensoras de la Pachamama”, organización de base de mujeres rurales en el sur de Ecuador, quienes se han capacitado para poder proyectar su propia voz a un nivel internacional, con la producción de un programa de radio "WARMI Voces y Acción”.

Desde hace cinco meses, este programa ha sido un vehículo mediante el cual las mujeres han podido compartir su realidad, sus preocupaciones y tradición. En uno de los segmentos del programa: ‘La tradición de las abuelas’, ellas comparten mitos y costumbres de sus ancestros. Igualmente, tienes segmentos en los que pueden difundir noticias actuales, y los efectos negativos de la industria extractiva en sus comunidades y hogares.

Se puede escuchar el programa de radio todos los Martes desde el mediodía por:www.punkuradio.com.
Mientras la mujer se adueñe nuevamente de su voz, no será posible ignorarla. Mujeres capacitadas, unidas y organizadas están liderando la defensa de la tierra, el ambiente y derechos humanos.
Su voz es clara y directa. Ellas dicen "BASTA”.


Publicado por: ADITAL  JOVEN - Red ULAM – 27/02/14 -

Argentina: Una investigación revela que los jueces pampeanos naturalizan la violencia sexual.

El análisis cuantitativo y cualitativo de 232 sentencias por delitos contra la integridad sexual dictadas en esa provincia demuestra que los avances legislativos no quebraron sesgos clasistas y patriarcales. Se sigue investigando a las víctimas. No hay condenas cuando se trata de una mujer adulta que conoce al agresor. Y la mayoría de las víctimas es menor de 18.

La ley nacional 25087, aprobada en 1999, introdujo en la legislación penal un nuevo bien jurídico protegido, que tiene que ver con la integridad sexual del sujeto pasivo del delito y que se muestra ajeno a las consideraciones ético-morales subyacentes en el anterior tipo, que protegía el honor de los varones de la familia de la víctima. Si está última era soltera, además tenía que ser inexperta, pasiva, casta y pura. La mujer no sólo se definía por oposición al varón sino que aquella que, por ejemplo hubiera estado vinculada a la prostitución, era considerada opuesta a la honesta. La connotación de la moral sexual era evidente.

A pesar del cambio normativo y de la incorporación de importantes instrumentos de derechos humanos, de la lectura de las sentencias (dictadas entre 1995 y 2007, de las que hemos sistematizado 232) no surgen modificaciones observables y duraderas en el comportamiento de los operadores jurídicos: ni en la forma de investigar y ni al considerar los hechos implicados en los 
delitos sexuales.

En general, se sigue investigando a la víctima; perduran nociones tales como consentimiento/resistencia y la experiencia o inexperiencia sexual previa al delito todavía resultan relevantes a la hora de evaluar los casos. Persisten justificaciones tales como: las/los niñas/os provocan o mienten; se les adjudican caracteres eróticos o se dice que las madres u otros parientes ejercen presión a los menores para que denuncien. También aparece la mención a que el agresor pudo confundirse ante los caracteres sexuales secundarios de las niñas, lo que ha llevado a modificar la calificación penal y esto, por supuesto, incide en el monto de la pena.

Otra pauta indicativa de que la ley 25.087 no modificó el imaginario respecto al delito, es que la agresión sexual sigue estando marcada por su carácter privado: ocurre dentro del ámbito íntimo de la familia y esto constituye una valla para la intervención del Estado. También se advierte el sesgo clasista del sistema jurídico: la mayoría de 
los procesos cuyas sentencias hemos analizado ―sea que condenen o absuelvan― investigan a hombres de los sectores más desfavorecidos.

Otro rasgo observable en las sentencias tiene que ver con la valoración que se hace de la prueba científica. Si bien es discutible que la 
prueba pericial sea neutra y objetiva por la simple razón de estar emanada de expertos ―como si éstos no hicieran valoraciones al formular sus dictámenes― al menos podría ser utilizada para descentrarse del sentido común que caracteriza la naturalización de la violencia sexual.


Esta cuestión refuerza la representación social de que la violencia sexual y el ejercicio de una sexualidad abusiva se encuentran en el orden de las cosas, sometido a reglas de la naturaleza y justificados los impulsos irrefrenables e inmodificables. Esto corresponde a la explicación simplista de la violencia y tiene como consecuencia irresponsabilizar al agresor, y cargar de culpas a la víctima. En la práctica esto lleva a sostener que el agresor sexual es un enfermo.

Sin embargo, existen otros modelos explicativos que no llegan a visualizarse claramente en los contenidos conceptuales de las sentencias (modelos sicoanalítico, ecológico, sistémico, entre otros) que facilitarían poner en crisis la legitimación social del dominio masculino sobre las mujeres, los niños y las niñas; es decir: el patriarcado. En ese orden se hallan conceptos como el género, la dicotomización sexual, la jerarquización de los caracteres masculinos por sobre los femeninos y los procesos de socialización.

Omitir los aportes teóricos de estas construcciones tiene el efecto de mantener a nivel del sentido común a la violencia tanto social como individual contra mujeres, niñas y niños. Esta naturalización de la violencia y del lugar subordinado de mujeres, niños y niñas se ve reflejada en las respuestas del sistema jurídico.

El patriarcado como norma

La ley como discurso social ―y las sentencias como subsunción lógica― legitiman una determinada distribución del poder que jerarquiza la función de los varones en la familia. Por ese camino se naturaliza la violencia de género y otros miembros de la familia (por vulnerables) son feminizados. El concepto de patriarcado (2) ha sido utilizado para designar un tipo de organización social en el que la autoridad la ejerce el varón jefe de familia, dueño del patrimonio dentro del cual se incluyen la mujer y los hijos. El patriarcado se define como la manifestación e institucionalización del dominio masculino sobre mujeres y niños/as de la familia y la ampliación de ese dominio sobre las mujeres en la sociedad en general y se refuerza a través del parentesco, la heterosexualidad y monogamia obligatoria de las mujeres a fines de garantizar la reproducción.

Las consecuencias prácticas de las explicaciones del sentido común acerca de la sexualidad “normal” dan por cierto que una buena mujer debe ser honesta. Ser sexualmente activa significa no serlo. De allí que si una mujer es activa, no se entiende cómo puede no querer tener relaciones sexuales con su agresor; peor aún son los casos en los que el agresor es el marido o la pareja. Si bien no son muchos estos casos en la muestra (lo que evidencia la dificultad de denunciar), ninguno de los hechos de violencia sexual donde el victimario fue un conocido de la víctima (cuando ésta era mujer adulta) tuvo condena en la muestra analizada. Se consolida una imagen estereotipada de madre, de familia o de matrimonio y de sexualidad. Circula la idea de la disponibilidad de las mujeres, por lo que se presume que cuando dicen no, quieren decir sí.

Si a estas consideraciones sumamos el hecho de que el sistema judicial ―y el penal en particular― procesa los problemas de la gente como conflictos individuales y en clave binaria el resultado queda a la vista: los cambios legislativos no se condicen ni se corresponden con los cambios en las rutinas y prácticas de los operadores jurídicos y en segundo lugar no se advierte que el sistema judicial pueda entrever el carácter sociocultural de la violencia de género (entre las que se encuentra la violencia sexual).

Por otra parte, el carácter autopoiético del sistema judicial no requiere los aportes de las ciencias sociales y menos de las investigaciones empíricas. Esto dificulta cumplir las normas y las recomendaciones de organismos internacionales que ordenan construir bases estadísticas fiables y públicas, incumpliendo de este modo, entre otros, los mandatos de la ley 26485. Tampoco se ve la posible relación entre estudios empíricos y formulación de las políticas públicas necesarias.

Los datos empíricos

Para conjurar estas omisiones aunque sea en mínima medida, detallamos algunos avances desarrollados hasta el momento en la investigación sobre las condiciones generales del delito, acerca de la víctima y su familia, como así del perfil del victimario. Pensamos que una mejor interpretación de la violencia y de la violencia sexual puede contribuir a contrarrestar la escalada punitivista que da mayor protagonismo al derecho penal (lo que es perfectamente entendible ante reiterados incumplimientos legales) y favorece la permanencia de prácticas propias del sistema patriarcal y la omisión del Estado de dar respuestas a los/as involucrados/as. La idea es, a través de los números que se construye, hacer un aporte a la desnaturalización de la violencia para que se la aborde como un problema social complejo cuyas soluciones no pueden ser sino interdisciplinarias.

Sentencias analizadas por Cámara Criminal (1995-2007) (3): hemos procedido al análisis de 39 sentencias de la Cámara Criminal I de Santa Rosa (17%), 30 de la Cámara Criminal II de la misma ciudad (13%) y 163 de la Cámara Criminal I de General Pico (70%); es decir, 232 sentencias en total. Hay 193 con una sola víctima y 33 con más de una. En 6 casos no hay datos.

En cuanto a la edad, en 154 sentencias las víctimas son menores y en 15 casos son víctimas adultas. No existen en el período estudiado sentencias donde se investigue un delito sexual en que haya dos o más víctimas adultas; mientras que hay 28 casos en los que hay más de una víctima menor de edad. En 33 ocasiones no consta la edad de la víctima y en 2 sentencias hay víctimas mayores y menores de edad (4).

En 224 casos hay un único victimario, mientras que en otros 8 están acompañados por otra persona, quien puede o no cometer el mismo delito. En relación a los victimarios, podemos afirmar que mayoritariamente son varones mayores de edad (5). En 15 sentencias el victimario es menor de edad y en 203 casos es mayor. Hay 4 sentencias con victimarios mayores y menores y 1 en la que los sujetos activos son menores. En algunos casos las sentencias no aportan este dato. La edad de mayor prevalencia es entre los 25 y 35 años (54 casos), entre 35 y 45 años (47 casos) y entre 45 y 55 años (37 casos). Esto desnaturaliza la idea de que son los noviecitos de las nenas quienes las abusan o dejan embarazadas. Evidentemente hay que indagar en otro lado.

De los datos relevados sólo en 6 casos se mencionan factores “predisponentes”: 2 casos de patología sexual (5) y 4 casos de adicciones y uso de alcohol. Esto sirve para desmontar la creencia respecto de que el delincuente sexual es un enfermo.

Niños y niñas más pequeños son la mayor cantidad de veces las víctimas. En el 41% de los casos los sujetos pasivos del delito son menores de 13 años, lo que refuerza la idea de asimetría de poder entre los involucrados y las amenazas o la violencia física y psicológica para obtener el silencio y el ocultamiento. Esta situación explica que en 82 casos el delito fue cometido por alguien conocido o de la familia del niño/niña (amigo de la familia, concubino de la madre o padre de la víctima). Si tenemos en cuenta que para la Convención de Derecho del Niño se es tal hasta los 18 años, el abuso sexual en menores de edad asciende a 78,45%.

Datos sobre el contexto familiar de la persona abusada. Según Bourdieu, la familia es tan obvia y está tan incorporada que aun cuando resulta una construcción social arbitraria, aparece como natural y universal. A través de prácticas que circulan en la familia se instituyen ritos tales como mantenerla unida por los vínculos y afectos, reforzar o limitar esos afectos con prácticas permitidas o prohibidas, generar solidaridades e intercambios. La familia funciona como esquema clasificatorio y de construcción del mundo social. Esto en las prácticas se traduce en los modos en que se negocia la violencia sexual al interior de las familias y las operaciones concretas que lleva a cabo el abusador: engañar, sobornar, amenazar, ridiculizar, silenciar al sujeto pasivo y a otros integrantes del grupo familiar. La familia como lugar de reproducción social, es un hecho histórico y por lo tanto no universal. De allí que es posible hablar de familias.

Como organización en la que se llevan a cabo múltiples interacciones, puede ser generadora de conflictos. Es un mito considerar a la familia como el lugar donde los vínculos se basan en los afectos. Esa imagen idílica obstaculiza ―en el caso de la violencia sexual intrafamiliar― el acercamiento y el pertinente abordaje. De las sentencias surgen dos posturas: o bien el grupo familiar es idealizado sobre todo a partir de la figura de una madre abnegada que ha dejado al abusador proveedor y cree en sus niñas/os abusada/os; o bien si la madre no cumple con las mandatos culturales asignados al género, el grupo familiar es disfuncional. No es frecuente que se investigue penalmente a la madre por la supuesta disfuncionalidad del grupo familiar, menos aún que se le brinde ayudas si decide denunciar.

En cuanto a la relación entre víctima y victimario, de las sentencias surge que en 49 casos los victimarios son extraños, en 16 son los padres (dos de familia sustituta), cuestión que remite al incesto y en 47 casos son los concubinos de las madres. Las sentencias omiten expresar la relación entre víctima y victimario en 60 casos. En 64 casos la víctima tiene una familia nuclear; en 56 pertenece a una familia ensamblada, en 31 casos su familia está constituida por la madre jefa de hogar, y en 68 sentencias no surge evidencia de este dato.
Teniendo en cuenta la información recogida es difícil asignar más o menos violencia sexual a las familias según sean nucleares o ensambladas. Los datos no permiten sostener que en las familias ensambladas sea más frecuente el abuso sexual que en las familias nucleares, lo que desmitifica el modelo familiar hegemónico sostenido por el discurso jurídico. Igualmente consideramos que deben hacerse investigaciones orientadas y profundizar este aspecto.

Perfil del abusador. Hemos construido datos acerca de la reincidencia y de la ocupación del victimario. Según las sentencias analizadas, es baja la cantidad de reincidentes de delitos sexuales, al menos en cuanto a las formalidades que se requieren para ser considerado como tal conforme nuestro ordenamiento jurídico-penal y que ello quede en los respectivos registros. En las sentencias más antiguas se menciona al victimario como una persona con o sin antecedentes. En las más nuevas se dice: sin antecedentes computables, lo que remite a los tecnicismos del discurso jurídico, a veces inentendibles para los legos.

Hay 4 reincidentes (habían cometido anteriormente abuso sexual simple) y 2 que habían cometido violación. En las demás sentencias, se es reincidente por delitos contra las personas (4 casos); contra la propiedad (6 casos), 15 se encuadran en otros tipos de delitos y en 62 casos no hay datos. En 139 casos consta que no tiene antecedentes.
Sin embargo hemos problematizado el concepto de reincidencia. En ese sentido, del relato de las sentencias surgen casos en que desde hacía años el abusador perpetraba los hechos, incluso a través de varias generaciones (hijas y nietas, hermanas mayores y más tarde en el tiempo con las hermanas más pequeñas). Testimonios de madres que alegan no querer que sus hijas sean violadas por su abuelo (padre de aquellas) dan cuenta que el fenómeno de la reiterancia es habitual y no alcanza a ser captado por las sentencias ni por el sistema registral de los delitos. Lo mismo pasa con hermanas mayores, que avisan que ellas han sido violadas y que sus hermanas siguen la misma suerte (6). Esto nos permite afirmar que el concepto técnico de reincidencia es bien distinto al concepto sociológico de este fenómeno, por ello es posible que el registro de la reincidencia quede seriamente distorsionado.

En cuanto al modo de vida del victimario, dado que los casos que llegan al sistema jurídico corresponden a las clases más bajas, generalmente con poca o directamente sin instrucción; entre las ocupaciones sobresalen los changarines, albañiles, peones y jornaleros. No hemos hallado sentencias donde profesionales sean los victimarios, ni sentencias con ministros de algún culto. Sí con docentes. Esto no habilita a deducir que en las clases acomodadas no se estile cometer abusos sexuales. Unos acuden a las agencias públicas (policía, hospitales); otros tienen a disposición diversos mecanismos de resolución del conflicto en el ámbito privado, por lo que no es posible registrar debidamente el fenómeno y tener una cuantificación más cercana a la realidad. La doctrina de los autores se pronuncia por la existencia de violencia sexual en todos los sectores sociales.

Consideraciones finales
Si, como dice Ruiz (2000) El derecho es un discurso social y como tal dota de sentido a las conductas de los seres humanos y los convierte en sujetos, al tiempo que opera como gran legitimador del poder, que habla, seduce y se impone a través de las palabras de la ley es posible que a la vez instituya y destituya. Es explicable entonces que de tanto en tanto se vea conmovido e interpelado por la acción de distintos grupos sociales y provisoriamente ―solo provisoriamente― pierda su carácter hegemónico. Creemos que las investigaciones empíricas pueden contribuir al esclarecimiento y a un mejor entendimiento de lo que el discurso jurídico sostiene acerca del fenómeno de la violencia sexual y advertir cómo impacta el hecho de ser mujer o niño/niña y el modus operandi con que los hechos ocurren. También es pertinente construir perfiles aproximativos de los involucrados para formular pautas de abordaje. En la medida que las ciencias faciliten la comprensión de los hechos sociales, podrá acometerse la tarea de desnaturalizar la violencia de género. Utilizar datos fiables y concretar políticas públicas que den respuestas a la problemática, podría hacer que la comunidad incremente la confianza en el poder judicial.

Sobre la autora:
Daniela Zaikoski Biscay es magíster en Sociología Jurídica, abogada especialista en Derecho Público y docente de la Universidad Nacional de La Pampa, y coordina el equipo de investigación sobre causas judiciales por delitos contra la integridad sexual del que surge este trabajo.

Sobre el trabajo:
La investigación “El discurso jurídico de los jueces en las sentencias contra delitos contra la integridad sexual” analiza más de 300 sentencias dictadas por la Cámaras Criminales de La Pampa entre 1995 y 2007. Se actualizó el trabajo con sentencias dictadas entre 2008 y 2010. Esta exploración permitió relevar los modos en que los operadores del derecho se comportan ante la violencia sexual y ante los delitos contra la integridad sexual en particular, cuáles son sus representaciones sociales acerca de la niñez, las mujeres, los estereotipos masculinos y femeninos y los modelos de familia. Por razones de espacio sólo recuperamos aquí algunos aportes.
En este artículo se reflejan aquellos que desarrollan la Fundación Ayudándonos de Santa Rosa y la Cátedra de Sociología Jurídica de la Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas de la Universidad Nacional de la Pampa (aprobado por Resolución 151/10 del Consejo Directivo) en lo que hace a la descripción, explicación e interpretación de fenómenos sociales, como el de la violencia contra las mujeres en lo que hace a la integridad sexual con herramientas de la sociología jurídica. Este proyecto es dirigido por la doctora Olga Salanueva (UNLP y UNLPam).

Notas:
1) Hemos publicado los artículos en Actas XII Congreso Nacional de Sociología Jurídica celebrado en Santa Rosa, La Pampa en 2011 “Sentencias sobre integridad sexual. Primeros avances de la investigación”, “Contexto familiar de la persona abusada” y “Perfil del victimario de delitos sexuales. Análisis cuantitativo de sentencias penales (La Pampa- 1995-2007)” en el XIII Congreso Nacional de Sociología Jurídica celebrado en Viedma. También presentaron avances las becarias Cecilia Olivieri y Claudia Machado y la ayudante de investigación Anabel Surin.
2) La palabra patriarcado no fue hallada en ninguna sentencia. No abundan las referencias al género como construcción social, aun cuando el término está incorporado a instrumentos internacionales que se corresponden con la época de las sentencias.
3) No debe confundirse la cantidad de hechos delictivos de connotación sexual con la cantidad de sentencias dictadas. La llamada cifra negra de estos delitos es abrumadora.
4) No hemos hallado sentencia en que se condene a mujeres por delitos de los previstos en los arts. 119 y 120CP durante el período estudiado, lo que significa que la violencia sexual cometida por mujeres está invisibilizada.
5) En una sentencia se condena por abuso sexual simple a un hombre y se ordena un tratamiento hormonal similar a lo que actualmente llamaríamos castración química.
6) Esto podría dar lugar a pensar la fuga del hogar y el embarazo adolescente en términos distintos a los que comúnmente son analizados. Entre pensar que la nena se fue con el noviecito o quedo embarazada por que no se cuidó, podría a admitirse que ambos fenómenos pueden ser explicados por la violencia sexual.


Publicado por: Argenpress.info – OTROS CIRCULOS – 24/02/14 -

Miedo a la Soledad

¿Por qué tantas personas tienen tal miedo a la soledad, que incluso las hace aceptar relaciones de abuso, o maltrato de amigos o parejas?
Autofobia: No, no es un miedo a los coches. Es el temor a estar solo o sola en la vida.
Para muchos terapeutas y expertos en el tema, el miedo central que reside en una persona con Autofobia es el miedo o la sensación de abandono. La persona que tiene temor a estar sola no confía en sus capacidades personales para salir adelante.
Muchas veces, según los investigadores, este temor viene desde la primera infancia, cuando el bebé tenía alguna necesidad que no fue atendida o satisfecha. De niños, se reforzó el temor al no ser atendidos debidamente por sus padres. El niño abandonado teme estar solo.
Pero estar solo es una realidad de la vida; las personas nacemos solas y aunque creamos lazos afectivos durante nuestra vida, esencialmente debemos valernos por nosotros mismos.
Lo más importante es que, cuando aprendemos a conectar con nosotros mismos, nos damos cuenta de que no estamos solos. La soledad como tal no existe en quien sabe estar consigo mismo, y sabe asumir esa responsabilidad.
Consejos Para Manejar La Soledad
Estos son apenas 5 consejos para aprender a estar a gusto y feliz con uno mismo, y podersuperar el miedo a estar solo. Dar este paso, te ayudará entonces a conectar con otras personas más fácil y sólidamente, pues te relacionarás ya no desde una perspectiva de temor al abandono, sino desde la de un individuo completo en sí mismo, tan completo que tiene para compartir con otros.

1.- Busca momentos de soledad
Aprovecha el tiempo que tienes a solas para meditar, conocerte y reflexionar sobre quién eres. Al principio será difícil y habrá temor, pero con el tiempo podrás ver que eres tumejor compañía.
Estos son 5 consejos para aprender a estar a gusto y feliz con uno mismo
Comienza con períodos cortos, trata de hacer cosas solo, como ir a la tienda o a los encargos sin compañía. Aumenta esos tiempos cada semana.

2.- Evita las distracciones
En este mundo tecnológico es fácil sentirse acompañado por la televisión, el radio, Internet o el teléfono celular. Trata de no llenar el vacío con distracciones externas.
La lectura por otro lado, es una actividad que puedes realizar perfectamente a solas y que nutrirá tu espíritu además de que ejercita la imaginación.
3.- No es lo mismo estar solo que sentirse solo.
Date cuenta de la diferencia. Estar solo es un estado temporal, nadie está realmente solo. Sentirse solo es más bien un estado mental que describe como te sientes.
El que se siente solo puede estar rodeado de una muchedumbre y aún así sentirse triste y abandonado. La persona que sabe estar sola, también disfruta estar acompañada cuando el momento lo amerita.

4.- Trabaja en tu vida social
Trata de hacer y crear amistades duraderas, no busques sólo compañía superficial con tal de no estar sol@. Las conexiones íntimas con otras personas te nutren como individuo y te llenan aún cuando estés sin compañía, pues sabes que esas personas estarán ahí para ti cuando las necesites, aún cuando estén lejos.
5.- Acude a terapia
Si tu problema es muy serio y no soportas estar sol@, un terapeuta te puede ayudar a darte cuenta de la raíz de tu problema, enfrentar la soledad sin sufrirla y, eventualmente, a construir lazos fuertes con otras personas.

Publicado por:Boletín Globedia -  sirgerry – 26/02/14 -