lunes, 10 de febrero de 2014

Mutilación genital afecta a 125 millones de Mujeres

En varias comunicades de África se realiza esta práctica con la creencia de que las mujeres no tengan placer sexual. (Foto: Getty Images)

El 6 de febrero se conmemoró el Día Internacional de Tolerancia Cero hacia la Mutilación Genital Femenina, práctica que ha afectado 125 millones de mujeres en todo el mundo.

Con la idea de que la mujer llegue virgen al matrimonio y de que no tenga placer sexual, varias comunidades de África acostumbran cortar de forma parcial o completa el clítoris de las niñas, lo que puede generarles infecciones y hasta esterilidad


Publicado por:  CNN Expansión – QUO – 08/02/14 -

Más 3 mil homosexuales practican prostitución en Baja California.


De 200 mil homosexuales que habitan en Baja California alrededor de 3 mil se dedican a la prostitución, otros lo hacen clandestinamente por lo que son los que más riesgo corren de contagios de enfermedades sexuales informó Lorenzo Herrera, líder de la comunidad lésbico-gay en el estado.

Precisó que quienes se dedican a la prostitución son severamente atacado por policías, ya que les piden mordidas o son detenidos constantemente.
Añadió que aún existen gays que no han “salido del closet” por lo que busca apoyos para este sector de la población, el cual aseguró tiene mucha presencia en esta época.  

Agregó que busca el acercamiento con el Ayuntamiento de Tijuana para recibir apoyo del gobierno municipal como cada año, así como la solicitud de la entrega del Centro Comunitaria que fue aprobado hace años, pero a la fecha no se les ha entregado.
Indicó que es necesario dar atención a toda la comunidad tijuanense, no sólo al sector lésbico-gay.

Señaló que la discriminación hacia los homosexuales continúa, por lo que busca un lugar en donde puedan ser atendidos, sin miramientos.

Publicado por: UniradioInforma.com – Tijuana – José Luis Camarillo - 10/02/14 -


El sexismo como arma política en Tailandia

Las protestas políticas en Tailandia han derivado en violencia de género contra la primera ministra. Crédito: Kalinga Seneviratne/IPS.
Supaa Prordeengam, una empresaria de 48 años, participó en las manifestaciones contra el gobierno que continúan en la capital de Tailandia desde hace casi tres meses. Pero se desilusionó con los discursos sexistas que emanaban de las plataformas de protesta.
Ahora insta a los opositores a tener espíritu crítico y “no invadir los derechos de las mujeres”.
El blanco favorito de los ataques es la primera ministra Yingluck Shinawatra. La oposición usa todo tipo de epítetos para referirse ella. Yingluck, de 46 años, es líder del Partido Pheu Thai y la primera mujer en gobernar el país.
Esto fue lo que llamó a la reflexión a Supaa, oriunda de Samut Sajon, una provincia que limita con la capital del país. Ella estuvo en Bangkok para unirse a decenas de miles de manifestantes en las calles y en Blue Sky, el canal de televisión que difunde los puntos de vista del opositor Partido Demócrata.
“Los discursos son muy fervorosos”, dijo a IPS. “Pero no es correcto hablar sobre asuntos sexuales”.
Muchos como ella han sido testigos de cómo la protesta original –contra la corrupción del gobierno, el abuso de la mayoría parlamentaria y la falta de respeto hacia el reverenciado monarca del país, Bhumibol Adulyadej– se han transformado en demagogia.
Quienes elaboran los discursos pertenecen a la clase educada de Tailandia, aprovechada por Suthep Thaugsubana, ex vicepresidente del Partido Demócrata y líder de los agitadores callejeros.
El veterano político tiene la mira puesta en los miembros de ese sector de la población para que integren sus no elegidos “consejos populares”, que él cree deberían gobernar el país durante por lo menos un año.
Las declaraciones abiertas en las manifestaciones de Bangkok, así como el caluroso aplauso que reciben, han alentado un examen de conciencia en este reino del sudeste asiático a propósito del fantasma del sexismo en un paisaje político dominado por hombres.
Llevó un tiempo, pero las principales organizaciones de defensa de los derechos femeninos finalmente rompieron el silencio.
“Cuando una red de grupos por los derechos de las mujeres emitió una declaración denunciando a un médico por sus feos ataques sexistas contra la primera ministra Yingluck Shinawatra, admito que me sentí bastante aliviada”, escribió Sanitsuda Ekachai, columnista sobre asuntos de justicia social en el Bangkok Post, que se publica en inglés.
A juzgar por sus comentarios semanales, sin dudas ella no es fanática del gobierno de Yingluck.
“Durante mucho tiempo me he estado preguntando por qué las organizaciones por los derechos femeninos se han quedado calladas en relación a la serie de diatribas degradantes y sexistas hechas contra la señora Yingluck por varios detractores”, señaló.
Entre los pocos grupos que se han expresado al respecto está la Coalición de Democracia y Derechos de Diversidad Sexual. Esta ha criticado “el uso de lenguaje sexista, misógino y denigrante” como arma política. “La continuación de esta retórica de violencia, discriminación y odio no puede permitirse”, dijo en un comunicado.
El ascenso de Yingluck como primera mujer que lidera el país ha servido a las feministas tailandesas para enfrentar la realidad.
Los defensores de los derechos de las mujeres prácticamente la ignoraron cuando condujo al Partido Phue Thai a una abrumadora victoria en las elecciones generales de julio de 2011, en las que, con 44 años, se convirtió en la primera ministra más joven en 60 años.
Las declaraciones de Thaksin, quien vive en un autoimpuesto exilio para evitar pasar dos años en prisión por corrupción, no ayudaron. Cuando hizo que su hermana abandonara su carrera de empresaria y la nombró al frente del Phue Thai semanas antes de los comicios, declaró públicamente que la menor de la familia era su “clon”.
La típica exhibición de arrogancia de Thaksin desagradó a las organizaciones feministas, en su gran mayoría con sede en Bangkok y conocidas por su cercanía con los demócratas, que no han obtenido una mayoría parlamentaria en 20 años.
“¿Cómo podemos estar orgullosos? Todo el mundo sabe que se trata de Thaksin”, comentó una importante figura del Instituto de Investigación sobre Género y Desarrollo en un informe periodístico, bajo el título “La primera mujer primera ministra de Tailandia no es ninguna victoria para el feminismo”.
“Cabe destacar que mientras muchas importantes feministas tailandesas son en el mejor caso tibias o en el peor despreciativas del repentino ascenso de Yingluck al poder, los hombres parecen más dispuestos a no revelar su opinión en esta etapa temprana”, escribió entonces Kaewmala, una prolífica bloguera que analiza asuntos sociales, señalando que la jerarca cuenta con más apoyo masculino que femenino.
Para agosto del año pasado, cuando cumplió su segundo aniversario en el poder, Yingluck era elogiada por un estilo de liderazgo no confrontativo y sí consultivo, y por haber logrado una sensación de normalidad en las calles de Bangkok.
Entonces se hicieron comparaciones entre su administración y la que le precedió, un gobierno de coalición liderado por los demócratas que llegaron al poder mediante un acuerdo entre bastidores urdido por las poderosas Fuerzas Armadas.
El gobierno demócrata se vio manchado por el sangriento enfrentamiento que tuvo lugar en mayo de 2010 en las calles de Bangkok entre manifestantes favorables a Thaksin y los militares. El episodio dejó 91 muertos, por lo menos 80 de ellos civiles, y más de 2.000 heridos.
En cambio, el asediado gobierno de Yingluck ha evitado una respuesta dura, permitiendo que los manifestantes que querían derrocarla sitiaran muchos edificios del gobierno.
Confrontaciones con la policía antidisturbios, enfrentamientos entre agitadores y partidarios del gobierno, disparos esporádicos y granadas lanzadas en sitios de protestas causaron nueve muertes y dejaron unos 550 heridos desde noviembre.
Pero lo que realmente difiere de la confrontación de 2010 es la “guerra sexista”, tal vez un reflejo de la creciente frustración de los agitadores y un nuevo punto bajo en la crisis política que tiene dividido al país desde el golpe de 2006.
Pavin Chachavalpongpun, académico tailandés en el Centro para el Sudeste Asiático de la japonesa Universidad de Kyoto, dijo a IPS: “El sexismo prevalece en Tailandia desde hace mucho, pero en los últimos tiempos se ha vuelto parte de tácticas políticas. Se ha intensificado desde que Yingluck se convirtió en primera ministra. Yo nunca vi nada como esto, a esta escala”.
Publicado por: IPS – Marwaan  Macan-Markar   -  Bankok – 29/01/14 -

El género cuenta tras un desastre en el Caribe

Una clérigo reza con Collen James en Cane Grove, en San Vicente y las Granadinas. La hermana de James murió en las inundaciones que azotaron ese país en la víspera de Navidad. Su hija de dos años todavía estaba desaparecida. Crédito: Desmond Brown/IPS
Los cada vez más numerosos desastres naturales en el Caribe, causados por el cambio climático, afectan en forma dispar a hombres y mujeres, en gran medida debido a los roles de género construidos por la sociedad.
Si bien es cierto que las mujeres son las que más sufren en este tipo de situaciones, también son necesarias políticas que se enfoquen en ayudar a los hombres, sostuvo Elizabeth Riley, subdirectora ejecutiva de la Agencia Caribeña de Gestión de Emergencias por Desastres (CDEMA, por sus siglas en inglés).
“En la región del Caribe, las discusiones sobre (los impactos de) género se reducen a hablar sobre las mujeres”, dijo a IPS. Y sin embargo, la experiencia con los desastres naturales indica que se necesitan también programas de apoyo psicosocial a los hombres, insistió.
Un informe elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), titulado “Enhancing Gender Visibility in Disaster Risk Management and Climate Change in the Caribbean” (Reforzando la visibilidad de género en el manejo de riesgos de desastres y el cambio climático en el Caribe), subraya también esta situación.
El estudio señala que los hombres caribeños por lo general no están preparados para afrontar las consecuencias de un huracán, y luego de sufrir un desastre son propensos a caer en el alcoholismo o a sufrir estrés y ataques de ira.
En cambio, las mujeres responden a estos desastres “conectándose con todo el concepto de capital social, dependiendo unas de la otras, de las conexiones familiares y de los amigos”, señaló Riley.
Las mujeres se abocan a consolar a sus hijos, a cocinar para toda la comunidad y a “estimular a las personas a la recuperación”, añadió.
Otros informes indican que los hombres sí mostraban capacidad de resistencia ante los desastres cuando se dedicaban a reconstruir las viviendas.
Sin embargo, informes regionales revelan otras vulnerabilidades masculinas.

Riley dijo que estudios muestran que “los hombres ancianos son abandonados, incapaces de alimentarse por sí mismos”.
“Esto está estrechamente conectado con una cultura en la que los hombres tienen muchas parejas (a lo largo de su vida), y cuando llegan a ancianos no cuentan con capital social que los apoye”, explicó.
“Ese el resultado del rol socialmente construido de los hombres como ‘machos’ que deben tener hijos con varias mujeres”, dijo.
En su evaluación macroeconómica y social de 2004 sobre el daño causado por el huracán Iván en Granada, la Organización de Estados del Caribe Oriental señaló que “69 por ciento de las víctimas eran hombres, y que 70 por ciento de todos los fallecidos tenían más de 60 años”.
Los hombres tienen más probabilidades de sufrir daños físicos en una catástrofe, indicó Asha Kambon, consejera sobre desastres naturales y su impacto en los pequeños estados insulares en desarrollo.
“Nosotras las mujeres no somos tan propensas a tomar riesgos como los hombres”, añadió la experta, quien trabajó durante 20 años en la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Aunque generalmente mueren más mujeres que hombres en un evento climático extremo, la diferencia puede variar “dependiendo del ambiente y otras circunstancias”, aclaró Kambon a IPS.
Por ejemplo, los seis fallecidos en las últimas inundaciones en Santa Lucia, en la última semana de 2013, eran hombres. La mayoría intentaban conducir sus automóviles a pesar de los desbordes.
Kambon también recordó que en algunas de las últimas inundaciones que azotaron Guyana, varios hombres murieron de leptospirosis por haber caminado a través de las aguas, mientras que ninguna mujer sufrió la enfermedad.
La experta explicó que las guyanesas tomaron los medicamentos recomendados y evitaron el contacto con las aguas contaminadas.
No obstante, los desastres naturales colocan una carga especial sobre las espaldas de las mujeres, en formas muy similares a las experiencias en otras partes del mundo.
En el Caribe, las escuelas y las iglesias son los primeros lugares que ofrecen refugio luego de una catástrofe natural.
Esto aumenta la carga sobre las mujeres, explicó Kambon, ya que estas “son responsables de los niños y de los ancianos, y muy frecuentemente las escuelas no abren rápidamente después de un desastre”.
“Así que tienen que cuidar a esos niños y no pueden salir en busca de trabajo”, añadió.
Según el estudio “Making Risky Environments Safer” (Haciendo más seguros los ambientes peligrosos) de laDivisión de las Naciones Unidas para el Adelanto de la Mujer, “el trabajo doméstico se incrementa enormemente cuando los sistemas de apoyo, como la atención infantil, las escuelas, las clínicas, el transporte público y las redes familiares, se ven perturbados o quedan destruidos”.

Muchas mujeres pobres en el Caribe ocupan los niveles más bajos de la industria turística, y como los desastres dañan severamente al sector, muchas quedan desempleadas porque sus habilidades no son transferibles, esto es, no pueden ser utilizadas en otros empleos.
“Los hombres logran ingresar al mercado más rápido, porque las habilidades que poseen son transferibles. Además, los hombres tienen algunas habilidades de construcción, así que pueden conseguir empleos en esos sectores y percibir ingresos”, indicó Kambon.
Asimismo, las mujeres tienen menos probabilidades de ser beneficiadas en los programas de “dinero por trabajo”, frecuentemente implementados tras un desastre para reconstruir la infraestructura de un país y ofrecer empleo, dijo Riley.
Los hombres tienen la ventaja de poseer una mayor fortaleza física para esos trabajos.
Las caribeñas quedan relegadas a los hogares, donde cuidan a familiares ancianos, y por eso no pueden ocupar puestos en los programas de reconstrucción.
Quizás se podría implementar un programa de “dinero por cuidados”, dijo, con el objetivo de asegurarles un ingreso a las mujeres que atienden a miembros dependientes de la comunidad.
Kambon indicó que esto revela la importancia de conocer la situación de género en la comunidad a la hora de diseñar los programas de respuesta a los desastres.
“La falta de conocimiento que tienen los trabajadores de ayuda sobre las desigualdades de género puede perpetuar los prejuicios y poner a las mujeres en una mayor desventaja a la hora de acceder a las medidas de alivio y a otras oportunidades y beneficios”, señala el estudio de la Organización de las Naciones Unidas.

Kambon indicó también que, tras los últimos desastres naturales en la región, hubo problemas sobre “la seguridad e integridad de las mujeres y niñas”, ya que se produjo una ruptura del orden público.
Hasta las instalaciones higiénicas presentaron un inconveniente para las mujeres en los refugios de emergencia.
“Lo que era adecuado para los hombres, era completamente inadecuado para las mujeres en términos de limpieza, seguridad, ubicación y accesibilidad”, explicó la experta.

Publicado por: IPS – Puerto España – Jewel Fraser – 10/02/14 -


“¿A TI NO TE HAN HECHO LA ABLACIÓN?”

Fue prácticamente por casualidad. Cientos de ablaciones femeninas se han evitado en Kenia por una feliz coincidencia. La que propició que Estrella Giménez fuera de safari al país en una fecha en la que iban a hacer la mutilación genital a varias niñas de la región de Tharaka. Pasó por allí a visitar a unos niños que ella y su marido tenían apadrinados con Ayuda en Acción desde hacía años y quedaron horrorizados. Hoy, 14 años después, la fundación que preside es un referente en la lucha contra esta práctica y socia de esta ONG en las campañas que realiza en Kenia.

“Ah, ¿pero a ti no te han hecho la ablación”. Cuando una keniana le hizo esta pregunta sorprendida, Giménez se dio cuenta de que había un claro problema de información. Para empezar, entre las propias mujeres, ya que hablar de eso entre ellas era totalmente tabú. Solo lo mencionaban si se les preguntaba y daban por hecho que se trataba de algo ineludible. En esa primera visita a Kenia poco pudo hacer, más que tratar de explicar que, obviamente, ni ella ni sus hijas habían pasado por esa tortura, que no era algo ni bueno ni mucho menos obligatorio.
Fue en el año 2000. Esas conversaciones fueron el germen de un grupo de trabajo al que denominaron Kirira, y que ahora es una fundación que trabaja con personas en el terreno para concienciar sobre la ablación. Desde entonces, Giménez, 51 años, maestra de idiomas en un colegio de Argamasilla de Alba (Ciudad Real), ha acudido cada año al país. “Es un proceso lento, no es lo mismo construir un pozo que cambiar mentalidades, pero poco a poco se van consiguiendo cosas”, relata.

Es difícil hacer cálculos exactos, pero para saber el éxito de sus campañas se guían por las niñas que dejan la educación en secundaria. “Cuando una adolescente no vuelve a clase, quiere decir que la van a casar, lo que a su vez significa que le van a practicar una mutilación genital”, cuenta Giménez. En las escuelas donde colaboran (50 en Tharaka y 25 en Tangulbeiy, en el centro de Kenia), cada año faltaban unas 200 con respecto al anterior. El curso pasado esa cifra se redujo a tres.
Para conseguirlo, la clave es hablar. Hablar con naturalidad, primero de lo importante que es la educación, explicar por qué es beneficioso para una adolescente continuar los estudios en lugar de casarse a los 14 años. Por eso, parte importante de la acción de Kirira, además de promover escuelas y crear casas de acogida para niñas que huyen de la ablación, se basa en dar becas de estudios. “Apadrinamos a adolescentes, no a niños pequeños, ya que son ellas las que sufren este drama”, explica Giménez. Después de tratar el tema de la educación, en los talleres que hacen también se conversa sobre la mutilación en sí, sobre los problemas sanitarios y psicológicos que puede entrañar. “Les ponemos ejemplos sencillos; les contamos que en un país hay costumbres buenas y otras que no lo son tanto. Yo les digo que mi madre, en España, no podía abrir una cuenta en un banco sin el consentimiento de su marido y que eso ha ido cambiando con el tiempo”, dice Giménez.

Es lo mismo que han necesitado para asentarse entre las comunidades con las que trabajan. “Poco a poco han visto que hacíamos un trabajo serio. Una vez vino a visitarnos el vicepresidente del Gobierno keniano en helicóptero a ver cómo trabajábamos, fue alucinante, pero muestra que van reconociendo nuestra labor”, explica. Han pasado de recibir el dinero de unos cuantos amigos a conseguir aportaciones de todo tipo de instituciones, además de las de Ayuda en Acción, que es uno de los principales financiadores de sus proyectos.
Kirira ha conseguido que entre las niñas escolarizadas de las poblaciones donde trabajan se reduzca drásticamente la mutilación genital, pero el reto que tienen por delante es hacerlo también entre las adolescentes que no van al instituto. “Representan un 40% del total de niñas de esas edades y suelen ser las más listas, ya que sus padres las eligen para cuidar al ganado”, sentencia Gimenez un día antes del día mundial de la mutilación genital femenina.

Publicado por: RadioPolar.com – Punta Arenas – 09/02/14 –

Fuente: Pablo Linde, publicado en elpais.com

Argentina: Las Abuelas de Plaza de Mayo encuentran a la "nieta 110"

La presidenta de las Abuelas de la Plaza de Mayo, Estela de Carlotto (izquierda), anuncia la recuperación de la nieta 110, ante unas fotografías de los padres de la joven (derecha) y de la abuela (izquierda), todos fallecidos ya, este jueves.

La joven, hija de una pareja que fue secuestrada en 1976, dudaba de su identidad y se sometió a un test de ADN

La organización humanitaria argentina Abuelas de Plaza de Mayoha anunciado esta madrugada la recuperación de la "nieta 110",hija de una pareja de desaparecidos durante la dictadura militar (1976-1983) y que eleva precisamente a 110 el número de nietos recuperados. La entidad no ha revelado la identidad de la joven para preservar su intimidad y a la espera de que se reencuentre con su familia biológica.
"Tenemos la enorme alegría de informar que hemos encontrado a la hija de Oscar Gutiérrez y Liliana Acuña, desaparecidos el 26 de agosto de 1976", ha anunciado la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto. La joven es hija de una pareja que militaba en la organización guerrillera Montoneros y fue secuestrada en su casa del partido bonaerense de La Matanza el 26 agosto de 1976. En el momento de su desaparición, Liliana Acuña estaba embarazadade cinco meses y dio a luz entre diciembre de 1976 y enero de 1977.
La madre de Oscar, Vilma Sesarego de Gutiérrez, fallecida hace dos años, comenzó a buscar a los jóvenes y fue, junto a otras once mujeres en su misma situación, una de las fundadoras de Abuelas de Plaza de Mayo.

La joven acudió con dudas sobre su identidad

La recuperación de la joven ha sido posible porque esta acudió a la entidad, en octubre del 2013, con dudas sobre su identidad y se sometió a un análisis de ADN para comprobar su origen. Desde hace dos años también existía una denuncia en la sede de Abuelas y en la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación con sospechas de que podía ser hija de desaparecidos.
"Felizmente, los resultados del análisis efectuado en el Banco Nacional de Datos Genéticos indicaron que la joven es la hija de Liliana y Oscar", ha destacado Estela de Carlotto durante la conferencia de prensa.
Ricardo Gutiérrez, tío de la joven, ya ha expresado sus ganas de conocerla y contarle "un hecho social" que "nos hace mejorar como sociedad". Organizaciones humanitarias estiman que unos 500 bebés fueron robados por la última dictadura militar argentina, que dejó unos 30.000 desaparecidos.

Garzón insta a España a emular a Argentina

Al acto ha asistido el exjuez español Baltasar Garzón, que ha destacado que la noticia es "una recompensa ante la irracionalidad de quienes todavía siguen impidiendo que esa identidad se recupere". Garzón ha lamentado que en España no se trabaje como en Argentina por recuperar la memoria histórica y hacer justicia. "En Españase están dando los pasos a la inversa", ha destacado antes de pedir que "se ablanden las conciencias políticas de quienes tienen la responsabilidad y la obligación de dar reparación, verdad y justicia" a las víctimas del franquismo.

Publicado por: elperiodico.com – Buenos Aires (EFE) – 07/02/14 -

Argentina: Porqué hay mujeres que se enamoran de los condenados?

Unos 33 presos de la cárcel de Paraná reciben a sus novias o parejas que conocieron estando ya tras las rejas. Los motivos para que estas personas busquen afecto en un detenido son diversos

Las mujeres y los hombres muchas veces tienen reacciones incomprensibles desde todo punto de vista y por ello es que debimos recurrir a profesionales para tratar de entender algunas situaciones. En esta producción nos abocaremos a analizar porqué algunas mujeres necesitan relacionarse afectivamente con presos condenados por hechos graves.
El disparador de esta nota fue conocer que el acusado de asesinar días atrás en Paraná a dos hermanastros de 9 y 19 años en el barrio Iratí, estaba relacionado afectivamente con una mujer de calle Hernandarias al final.
Desde la Policía se informó a UNO que Hernán Pelado Zárate, que está condenado a perpetua por Homicidio y Robo calificado en Rosario, llegó a Paraná trasladado por su mal comportamiento desde Santa Fe. Detenido en la cárcel de la capital entrerriana conoció a una mujer con la cual tuvo un hijo. La pregunta en cuestión es ¿Qué le vio la pareja al condenado, qué lo enamoró y la desveló para convertirlo en su hombre?

Un galán

Un verdadero casanova en la cárcel de la capital provincial es Claudio Lencina, condenado por dos homicidios ejecutados en Paraná. El hombre hace un tiempo habló con UNO y admitió en esa oportunidad que en su reclusión se había relacionado con varias mujeres afectivamente.
En la entrevista el hombre no solo admitió reconocer los crímenes, sino también ingresar en una nueva etapa de su vida. “Ahora yo ando de novio y mantengo encuentros íntimos, como cualquiera. Estoy saliendo con una chica desde hace un tiempo, pero en mi reclusión conocí hasta una masajista terapista de Buenos Aires que me venía a ver”.
“Para muchas mujeres soy un aventurero, que les puede dar seguridad, tranquilidad y mucho amor, pero algunas cuestiones son meramente privadas y hasta allí cuento, ya que recuerdo ahora que una mujer que llegó hasta mí lo primero que hizo fue hacerme firmar un autógrafo. Luego noviamos un tiempo”, sentenció el polémico detenido.
Desde la Unidad Penal, las autoridades confirmaron que Lencina es uno de los privados de la libertad que más visitas femeninas ha recibido en los últimos tiempos y allí es donde se robustecen los romances en el sector privado y reservado de encuentros íntimos que se acondicionó en la cárcel.

Un 10%

Los casos de Zárate o Lencina que conocieron a mujeres en reiteradas visitas, se suman otros tantos que tienen tal vez las mismas condenas penales.
Desde la Unidad Penal se informó a UNO que hoy hay una población de 330 presos, de los cuales tienen estimado que entre 30 a 33 internos conformaron parejas o bien se encuentran relacionados afectivamente con mujeres que los van a visitar y son derivados al sector de encuentros íntimos.
Los funcionarios consultados, explicaron que no se ha dado la situación de que haya mujeres que lleguen al penal a tratar de conocer al alguien para relacionarse, sino que llegan por lo general formando parte de las visitas familiares a otros presos y es allí donde se conocen.

“Fruto de estos encuentros semanales se llegaron a conformar parejas que hasta se casaron en el Registro Civil”, detalló el director del Servicio Penitenciario José Luis Mondragón. En diálogo con UNO indicó: “Por lo general este tipo de relaciones son bastante normales en los penales. Lo que se debe saber es que las relaciones humanas muchas veces corren por caminos diferentes, los cuales son muy difíciles de poder comprender racionalmente. Por nuestro trabajo de años en los penales, nos lleva a decir con certeza que este tipo de encuentros se producen con la llegada de visitantes de familiares que conocen a otros internos. No es que las personas llegan al penal para tratar de entablar una amistad con alguien desconocido”, aseveró.

A criterio del funcionario, las mujeres que llegan al penal cuentan con familiares detenidos por distintos delitos, y es allí donde se relacionan con otros presos. “Los visitantes saben que las personas detenidas cuentan con causas penales y son ellas las que deciden seguir voluntariamente con las relaciones afectivas”.
Un dato que no es menor es que este proceso de búsqueda de parejas no se da en la unidad penal de mujeres, donde si bien las internas reciben a sus maridos e hijos, no hay registros de que fruto de las visitas se hayan formalizado matrimonios.

“Mujer Maravilla”

UNO consultó a la licenciada en Psicología Valeria Fleischman (M.P. 691), quien dio su visión sobre estas situaciones tan particulares. La profesional de Paraná recibida en la Universidad Nacional del Rosario, explicó: “Los humanos muchas veces actuamos de modo incomprensible”.
“Conscientemente nos preguntamos sobre las conveniencias de nuestras acciones y es allí donde avanzamos con actos que algunos dicen pueden ser inconscientes”, añadió.
En este sentido, la licenciada indicó: “Hay muchas mujeres que tienen el deseo de redención en el cual el amor todo lo puede. Donde a través de una relación amorosa se recupera a las personas que cometieron graves delitos”.

“Lo que se debe decir es que el amor tiene límites y no logran revertir las conductas antisociales y patológicas de las personas con este tipo de romanticismo”, sentenció Fleischman para recordar que “el problema es mucho más profundo, partiendo de la consulta si la cárcel en las actuales condiciones resocializan”.
Más allá de esto, consideró que “algunas mujeres buscan relacionarse con presos que fueron condenados por violación, crímenes u otro tipo de hechos muy graves porque creen ingenuamente que por su sola presencia el hombre cambiará. Es como que se transforma en una especie de Mujer Maravilla que rescatará a su novio del camino de las conductas antisociales”.

En esa visión, agregó la profesional: “La mujer cree que le sacará lo mejor de él y lo salvará, pero deberán recordar estas personas que este tipo de patologías no se superan, no se curan, por lo que en varios casos hemos visto que las parejas de estas mujeres terminan asesinándolas o violentándolas”.
Aunque parezca obvio, la licenciada mencionó que estas mujeres que buscan el futuro con presos provienen de estratos sociales bajos, vulnerables “que tienen una visión distinta de la realidad”.

“Dice que cambiará”

UNO llegó ayer a la siesta al penal de Paraná, donde ya había un grupo de personas esperando ingresar a visitar a sus seres queridos. Lorena de Bajada Grande dialogó brevemente y sin entrar en detalles sobre su pareja, reconoció: “Me puse de novio porque me es fiel, compañero y está demostrando ser otra persona”.
La mujer, de 25 años, que tiene algunos tatuajes en los brazos, explicó: “A Silvio lo conocí cuando acompañé a una amiga a ver a su esposo. Silvio tiene pinta, y si bien mató a otra persona, fue por una discusión tonta”.
“Veo que al estudiar trata de mejorar en su forma de ser. Me dijeron que era muy violento, pero era porque en ese momento se drogaba, ahora está contenido, pensando en que cuando salga podamos estar juntos”.
Se le preguntó si no tenía miedo de que en libertad el condenado por un crimen la pudiera violentar o asesinar: “No creo que pase eso. Él me quiere y me dice que seré la madre de sus hijos en un corto tiempo”.


Publicado por: Diario UNO de entre Ríos – (Argentina) – Javier Aragón – 10/02/14 -