lunes, 9 de diciembre de 2013

Para las mujeres arroceras africanas “la lucha no tiene fin”

En África, las mujeres arroceras no tienen en la práctica derecho a tecnologías como trilladoras y herramientas para desmalezar. Crédito: Wambi Michael/IPS
Anastasia Ngwakun, una arrocera africana de la zona central de Camerún, lleva 20 años cultivando a la vieja usanza: apenas con herramientas manuales. Pero ella sabe que si fuera hombre podría acceder a tecnología moderna que le ahorraría esfuerzo físico.
“Es un trabajo duro, especialmente para una mujer. Yo planto y proceso con recursos y herramientas muy limitadas o nulas, a diferencia de los hombres de mi aldea, que pueden obtener fácilmente créditos o un tractor”, dijo Ngwakun a IPS.
Ella labora un predio de 1,5 hectáreas en la aldea de Bamunkumbit.
“Las mujeres no tenemos derecho a la tierra. Muchas veces cultivamos terrenos cuyos dueños son hombres, y ellos deciden dónde disponer de tractores, qué predios arar primero y cuándo nos toca arar a nosotras, siempre después de ellos”, agregó.
Ngwakun tampoco puede usar trilladoras, que le ahorrarían la pesada tarea de quitar las cáscaras a mano.
La producción y el procesamiento le serían más fáciles si contara con trilladoras, herramientas para desmalezar y recipientes grandes para hervir hasta el doble de la cantidad de arroz que los normales.
Pero Ngwakun, como muchas arroceras africanas, no tiene en los hechos derecho a nada de esto.
Una investigación del Centro del Arroz de África muestra que los arroceros varones tienen un acceso mayor y desproporcionado a tierra agrícola, insumos, capital, equipos y conocimiento en comparación con las mujeres, que sin embargo son la mayoría de quienes siembran arroz en el continente.
Estas profundas diferencias entre arroceros y arroceras obedecen en parte a cuestiones culturales y económicas.
Afiavi Agbhor-Noameshie, agrónoma social y especialista en género del Centro del Arroz de África, sostiene que hay una ausencia flagrante de políticas de género.

“Las mujeres participan en todas las actividades del cultivo, desde las semillas hasta la comercialización, pero no se las considera merecedoras de las tecnologías disponibles”, dijo a IPS.
“Se necesita minimizar las labores más duras de la cadena de valor del arroz, creando conciencia” y haciendo que los hombres entiendan “que cuando hablamos de género no estamos hablando de cómo reunir a las mujeres o de cómo trabajar con ellas, sino de igualdad de oportunidades”, agregó.
África es importador neto de arroz, pues consume más de lo que produce. El año pasado, el continente gastó 5.000 millones de dólares en importar 12 millones de toneladas de este alimento y produjo otros 12 millones de toneladas, según estadísticas del Centro de Arroz.
Agbhor-Noameshie, Abdoulaye Kabore y Michael Misiko, coautores del libro de referencia “Realising Africa’s Rice Promise” (Cumpliendo la promesa arrocera de África), plantean que, pese a la participación activa de hombres y de mujeres, la perspectiva de género no se ha apreciado ni considerado en las investigaciones.
Se debe consultar a las mujeres para lograr el desarrollo de la agricultura arrocera en África, según Nathalie Me-Nsope, economista agrícola y especialista en género del Centro Global para los Sistemas Alimentarios y las Innovaciones de la estadounidense Universidad del Estado de Michigan.
“No podemos continuar hablando de ‘los’ agricultores cuando sabemos que las arroceras africanas no son un grupo homogéneo, porque enfrentan desafíos específicos que limitan su producción y capacidad de venta y que los hombres no enfrentan”, dijo Me-Nsope a IPS.
“Hay serias desigualdades de género en el sector arrocero y se deben hacer esfuerzos específicos para abordar estas limitaciones creadas por los roles, las responsabilidades y la división del trabajo, haciendo un análisis detallado de lo que está ocurriendo”, añadió.
Cissé Peinda Gueye, arrocera de Senegal, piensa que las investigaciones científicas deberían ayudar a que el cultivo deje de ser una carga y se convierta en una oportunidad, así las mujeres podrían equilibrar la agricultura con el cuidado de sus familias.
“La calidad del arroz es importante tanto para los agricultores como para los clientes que lo compran. Los investigadores deberían ayudar a mejorar la calidad, a fin de que las mujeres cumplan con las expectativas del mercado al que le venden”, dijo Gueye a IPS.
Ngwakun también reclama más recursos.
“Yo sería una agricultora feliz, como los hombres, si tuviera el mismo acceso (que ellos) a mejores semillas para producir más y mejor arroz, que me permitiera ganar más dinero. Pero para una mujer, la lucha parece no tener fin”, resumió.
Publicado por: IPS – Ndop (Camerún) – Busani Bafana – 04/12/13 -


Mujeres afganas siguen desprotegidas pese a ley contra la violencia

De los 16 mil 669 casos de violencia contra la mujer, que se registraron en 16 provincias afganas sólo 109 (el 7 por ciento), se resolvieron en el sistema judicial en lo que va de año con la ley de Eliminación de Violencia contra la Mujer.

Las féminas afganas viven en una constante desprotección pese a la aplicación de la ley de Eliminación de Violencia contra la Mujer, debido a que la mayoría de los casos de maltratos registrados se resuelven de forma "informal", denunció la misión de las Naciones Unidas en Afganistán (Unama).

Según la misión, el registro de denuncias por violencia contra la mujer creció un 28 por ciento, pero el uso de la ley sólo aumentó un 2 por ciento, en lo que va de año.

La aplicación de esta normativa luego de más de una década después de la derrota del régimen talibán en 2001, ha sido "un gran logro para todos los afganos", según la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay.

Pillay, sin embargo, admitió que "la aplicación de la ley ha sido lenta y desigual. La Policía se muestra reacia a aplicar la prohibición legal de ejercer la violencia".

El informe detalla que de los 16 mil 669 casos de violencia contra la mujer, que se registraron en 16 provincias afganas sólo 109 (el 7 por ciento), se resolvieron en el sistema judicial en lo que va de año con esta normativa.

"La mayoría de las víctimas continúan sin protección a causa de la falta de investigación en los casos", explicó la directora de los Derechos Humanos de la Unama, Georgette Ganon.

Ganon añadió a ello la "falta de denuncias resultantes de la discriminación de las normas sociales, las prácticas culturales, el miedo a la venganza y las amenazas contra la vida".

La ley fue aprobada como un decreto presidencial en 2009 y por el Parlamento afgano este año.

Expertos de derechos humanos consideran que esta situación podría cambiar si las autoridades afganas invirtieran tiempo y los recursos necesarios para inculcar en fiscales, jueces, policía y opinión pública la idea de que abusar de las mujeres es sencillamente ilegal y punible.

Consideran que las autoridades deben asumir que todas las mujeres, ni más ni menos que todos los hombres, tienen derecho a estudiar, a trabajar, a expresar su opinión, y en general, a vivir la vida que ellas elijan, sin sufrir violencia e intimidación.

Publicado por: teleSUR-EFE-livewire.amnesty.org/kg – fc – 08/12/13 -


La Presidenta Argentina y las Indígenas.


"¿Usted qué le diría a la Presidenta si la tuviese acá enfrente suyo?”, fue la pregunta disparadora para conversar sobre política con Parachapiú, mujer Guaraní de la comunidad Tekoa, en la colorada Misiones. 

Con su mirada clavada en el horizonte verde arbolado, me respondió: "Ella trabaja bien, trabaja para las mujeres y los chicos”, y en esta respuesta me acercó por primera vez a indagar sobre el conocimiento y las representaciones que las mujeres indígenas tienen de Cristina como política y jefa de Estado.

"¿Y qué le pediría?”, seguí insistiendo, pero ese silencio que se produce entre el tiempo subjetivo urbano y el indígena y que, por supuesto, dejé aflorar, profundizó su respuesta. "Acá todos la apoyamos...”, siguió en silencio y luego manifestó: "Le pediría que nos ayude a hacer una casa linda”.

La cuestión indígena es un tema de debate dentro del feminismo y de la política pública en el gobierno actual. Años de silenciamiento, de invisibilidad, de racismo extremo que sumado a la condición de mujer exacerba la situación de vulneración de los derechos. Hoy, los pueblos originarios, o simplemente como ellos y ellas se autodefinen, "aborígenes”, son el nuevo gran desafío que deben tomar los debates académicos y políticos para efectivizar sus derechos y, fundamentalmente, los derechos humanos de las mujeres y niñas indígenas.

Las mujeres Guaraníes de la comunidad Tekoa votaron; y votaron "por Cristina”, como ellas me testimoniaron. "¿Y por qué?”, volví a preguntar; y ellas ahí respondieron inmediatamente: "Porque es mujer y va a pensar en otra mujer”.
El efecto del ejercicio del poder de nuestra mandataria en el imaginario social, y en las representaciones de las mujeres indígenas, cala hondo porque pone de manifiesto las capacidades que tenemos las mujeres para ejercer liderazgos.
Parachapiú significa "me mandó Dios”. Y ella me contó que las mujeres pueden ser caciques de las comunidades Guaraníes; es más, hay dos comunidades lideradas por mujeres. Y le parece muy bien. "¿Y qué es lo que las mujeres tienen que saber para ser cacique de su comunidad?”, pregunté. Ella respondió segura: "Saber hablar”. Y yo repregunté: "¿Saber hablar castellano?”. Y ella respondió: "Y Guaraní”.

Mucho se ha dicho de la pobreza y de las necesidades insatisfechas de las comunidades indígenas en el Norte de nuestro país. Es cierto. Pero también es real que esa imagen positiva y ese grado de conocimiento con nombre propio, Cristina Fernández de Kirchner, aflora en los lugares más inhóspitos de nuestro país, esas zonas alejadísimas de los poblados, en medio del robusto monte misionero que también asienta escuelas interculturales y Centros de Atención a la Salud Primaria.

Esa imagen del hacer de la Presidenta resonó en las palabras de una joven mujer Guaraní de 21 años que me confesó tímidamente que ella quería ser la próxima cacique de su comunidad para transformarla. La similitud no es casualidad.

Publicado por: ADITAL – Argentina – Vanesa Vázquez Laba – 04/12/13 - [Fuente: Pag12/ COMCOSUR MUJER Nª 404].




Tala y prostitución infantil en los bosques de Islas Salomón

Maddlyn Maelofa (a la derecha) y niñas de la aldea de Huahai, en Islas Salomón. Crédito: Catherine Wilson/IPS.
La tala es la principal industria de las Islas Salomón, un archipiélago ubicado en el océano Pacífico sur, 80 por ciento del cual está cubierto de bosques tropicales. Pero, aunque la madera representa 60 por ciento de sus ganancias por concepto de exportaciones, la mayoría de las comunidades locales no ven los beneficios.
Y cuando los costos sociales para quienes viven en las cercanías de los sitios destinados a la tala incluyen una mayor desigualdad, más alcoholismo, debilitamiento de la gobernanza tradicional y violación de los derechos humanos, como la explotación sexual infantil con fines comerciales, hay motivos para que los isleños sostengan que sus vidas han empeorado.
Actualmente, siete empresas madereras de Malasia operan cerca de Huahai, una aldea de 500 habitantes en la región rural de Arekwa, en la isla de Malaita, en la provincia homónima. Pero la comunidad ya está harta de la tala, que la ha cercado durante una década y que cada año atrae a nuevos operadores.
“Las empresas se están beneficiando, pero están destruyendo los recursos de nuestra comunidad”, dijo Maddlyn Maelofa, lideresa de la Unión de Madres para la región de Arekwa, en diálogo con IPS en Huahai.
Pero la principal preocupación de Maelofa es el destino de los niños y las niñas de la aldea.
Los taladores “invitan a niñas de entre 13 y 14 años a los campamentos de tala.  A veces les dicen que van a ver películas, pero nosotras no sabemos qué ocurre”, señaló.
Maelofa está al tanto de que hay por lo menos 10 niñas involucradas, y muchas de ellas han quedado embarazadas.
“También vi a una mujer llevar a su hija adolescente a un barco de tala”, continuó. “La embarcación llegó para recoger los troncos y la mujer fue para vender (prostituir) a su hija”.
“Invitan a niñas de entre 13 y 14 años a los campamentos de tala. A veces les dicen que van a ver películas, pero nosotras no sabemos qué ocurre”. -- Maddlyn Maelofa, lideresa de la Unión de Madres para la región de Arekwa
En las provincias de Makira, Isabel, Occidental y Malaita, cuatro de las nueve que integran las Islas Salomón, se identificaron casos de explotación sexual de menores por parte de taladores extranjeros.
En 2007, el Centro de Cuidados Cristianos de la Iglesia de Melanesia en la capital, Honiara, publicó un informe sobre el tema en la provincia de Makira. En base a un estudio de 12 aldeas y 41 entrevistas individuales, documentó los casos de 73 niñas y niños que habían sido sometidos a explotación sexual, y los de 12 niñas a las que habían vendido en casamiento a trabajadores migrantes del sector de la tala. La mitad de ellas tenían menos de 15 años.
La prostitución infantil prevalecía en cada comunidad con víctimas de entre 11 y 19 años, y las niñas o sus familias recibían recompensas bajo la forma de efectivo o de mercaderías.
Una portavoz del Consejo de Mujeres de Malaita subrayó que una consecuencia trágica es el aumento de los embarazos adolescentes y una generación cada vez más grande de niños sin padre. Muchas familias no pueden darse el lujo de mantener a los hijos ilegítimos, dijo, especialmente cuando los taladores vuelven a sus países de origen y dejan atrás a las niñas que fecundaron.
En los años 90, las empresas internacionales dedicadas a la tala obtuvieron numerosas concesiones en el país, mientras un conflicto civil que duraría cinco años (1998-2003) generaba inestabilidad política.
La extracción de madera, dominada por empresas de Asia sudoriental, pronto llegó a niveles insostenibles, frente a la enorme demanda de recursos naturales generada con el rápido desarrollo de las economías asiáticas.
La corrupción, los limitados recursos del gobierno para el control de las operaciones de tala y una escasa presencia policial en áreas rurales apartadas de las Islas Salomón contribuyeron con la impunidad corporativa.
Las penurias socioeconómicas y la falta de educación en comunidades insulares aisladas, donde 23 por ciento de la población vive bajo la línea de pobreza, también son factores en la explotación.
Según el informe del Centro de Cuidados Cristianos, “los taladores extranjeros presentaron una oportunidad para que los jóvenes accedieran a dinero y mercaderías que normalmente estarían fuera de su alcance”. Además concluyó que, para las familias, la perspectiva de recibir dinero también determinaba que los padres no impidieran la explotación.
Entre otros problemas sociales figuran los casamientos precoces y la práctica de exigir dote, que implica entregar dinero o bienes a la familia de una niña prometida en matrimonio. Se estima que, en este país, tres por ciento de niños y niñas se casan a la edad legal de 15 años y, 22 por ciento, a los 18 años.
Aaron Olofia, presidente del Subcomité de Protección a la Infancia del Ministerio de Salud en Honiara, dijo a IPS que se creó un Grupo de Trabajo Contra la Explotación Comercial y Sexual de Niños (Tacsec, por sus siglas en inglés), a fin de responder a las recomendaciones del informe.
Entre otras cosas, el estudio propuso generar más conciencia entre las comunidades, empoderar a padres e hijos, crear servicios de apoyo local más efectivos y consultas con las empresas de tala.
“Nos comprometimos con las comunidades y los campamentos de tala”, dijo Olofia. “Las comunidades accedieron a crear pequeños grupos de trabajo integrados por jefes y líderes religiosos para explorar la mejor manera de abordar el problema”.
El grupo de trabajo se contactó con varias compañías que posteriormente introdujeron sanciones para los trabajadores que habían participado en la explotación infantil. Las medidas incluían una multa de 10.000 dólares y un regreso forzado al país de origen. Pero por la falta de financiamiento, el Tacsec no pudo implementar los castigos previstos.
Las leyes existentes en Islas Salomón prohíben la “desfloración” de niñas menores de 13 años y el atraer a adolescentes menores de 15 hacia la prostitución.
Una evaluación del código penal para los delitos sexuales realizada este año por la Comisión de Reforma Legal recomienda incluir también como infracciones el inducir a un niño o niña a participar en la explotación sexual comercial y recibir un beneficio generado a partir de la prostitución o explotación infantil. Asimismo, propone castigos a padres, madres o tutores  que permitan que esto ocurra.
Longden Manedika, director del no gubernamental Fondo de Desarrollo de las Islas Salomón, también cree que es necesario conceder a mujeres y niñas roles más significativos y poderosos en la toma de decisiones en las aldeas y en el desarrollo rural.
El Consejo de Mujeres de Malaita promueve la creación de normas comunitarias para proteger los derechos humanos en ese ámbito antes de que las empresas de tala ingresen a un área, así como la mejora de la alfabetización en las aldeas y la toma de conciencia sobre la explotación infantil en las escuelas locales.
Los habitantes de la aldea de Hauhai también exploraron alternativas económicas sostenibles a la extracción de madera. Casi las tres cuartas partes de las personas que allí viven son empleadas por firmas locales de la industria del coco.
“Elaboramos aceite de coco y lo exportamos”, explicó Maelofa. “Los dueños de la fábrica lo venden, pero quienes cultivan los cocos también se benefician, porque venden su fruto a la fábrica”.
Ahora la comunidad no ve motivos para que continúe la tala en su área.
“El año pasado, una empresa intentó venir a operar aquí y ellos (los jefes) no lo permitieron, así que la compañía se fue. Ahora nuestros jefes no permiten la tala aquí”, dijo Maelofa.
 Publicado por: IPS – Auki (Islas Salomón) – Catherine Wilson – 04/12/13  


Marginados de Camerún quieren hacerse oír

Agricultoras de la aldea de Nshi-o-doh in Ndu, en la Región del Noroeste. Crédito: Monde Kingsley Nfor/IPS
Lydia Njang, viuda y madre de cinco hijos en la Región del Noroeste de Camerún, perdió sus cultivos en tres ocasiones.
La primera fue cuando su esposo murió y los parientes de este heredaron la propiedad. Ellos le cedieron otra parcela para que pudiera trabajar, pero debió abandonarla cuando su cuñado se casó. Finalmente le permitieron cultivar una tercera porción de tierra, que perdió cuando decidieron venderla.
“Me quedé con un terreno muy pequeño, de 150 metros cuadrados, donde solamente puedo cultivar maíz. Pero esto no es suficiente para alimentar a mi familia. Antes tenía granjas en lugares muy fértiles y solía vender los excedentes de mis cosechas, pero ya no tengo derecho a cultivar aquí”, dijo Njang a IPS.
Mary Fosi, de la Fundación Myrianthus Fosi, organización no gubernamental dedicada a promover el desarrollo sostenible en Camerún, dijo a IPS que la experiencia de Njang era común en esta nación de África occidental.
“Los ricos compran grandes terrenos para invertir en ellos, dejando a los miembros de las comunidades pobres, en especial a las mujeres, sin nada para plantar y peleándose por los pequeños predios remanentes”, dijo Fosi.
Aunque la economía camerunesa registra un crecimiento de 4,9 por ciento, es claro que las ganancias no se distribuyen de forma equitativa.
El estudio Perspectivas Económicas de África señala que, aunque Camerún cuenta con una gran riqueza natural, “los ingresos obtenidos por la explotación de los recursos, y del petróleo en particular, no se han canalizado de modo suficiente en inversiones estructurales en la infraestructura y en los sectores productivos”.
De los 20 millones de personas que se estima viven en Camerún, 8,1 millones viven en áreas rurales, de los cuales solo 14 por ciento tienen acceso a electricidad.
Esto es significativamente menos que en las áreas urbanas donde, según el Banco Mundial, entre 65 y 88 por ciento de la población cuenta con energía eléctrica.
Para que los pobres se beneficien del crecimiento económico es necesario que participen en la toma de decisiones que los afectan, dijo a IPS el subdirector del Departamento de Ingeniería Rural y Mejoramiento del Entorno Agrario de Camerún, Celestin Ondoa.
“En el pasado, los principales actores, como las mujeres vulnerables, los jóvenes, los indígenas y otros grupos marginados, fueron excluidos de la formulación y de la planificación de los esfuerzos de desarrollo”, señaló Ondoa.
“Las comunidades en Camerún carecen de acceso a servicios básicos y están marginadas de las oportunidades sociales y económicas. Estas poblaciones tienen que lidiar con conflictos agrarios, mala infraestructura, corrupción y acaparamiento de tierras, lo cual se ve agravado por la degradación ambiental”, añadió.
Según Princely Njong, uno de los organizadores de las Audiencias Públicas sobre Equidad y Sostenibilidad, realizadas en comunidades locales, los cameruneses desean que se incluya una reforma agraria en una política de reducción de la pobreza.
Esas audiencias son parte de un proyecto de la Iniciativa para la Igualdad, organización internacional de investigación y difusión que abre vías para que los más pobres y excluidos se expresen y puedan influenciar el diálogo mundial sobre desarrollo sostenible.
“Las comunidades locales quieren que el desarrollo reciba apoyo concreto, con la creación de clínicas, calles, escuelas y acceso a tierra, ingresos agrícolas y mercados”, dijo Njong a IPS.
Actualmente, el sistema de tenencia de tierras en Camerún dificulta que los ciudadanos adquieran títulos de propiedad, pues eso implica un costoso y largo proceso administrativo que solo los más adinerados pueden pagar.
Según la Ley de Tierras de 1974, todos los terrenos no registrados del país son propiedad del Estado. Esto incluye también a aquellos que son cultivados u ocupados históricamente por comunidades.
En Camerún, “solo aproximadamente tres por ciento de los predios rurales están registrados, en su mayoría a nombre de propietarios de grandes granjas comerciales”, según la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).
Camerún también tiene sufre el problema del acaparamiento de tierras. Cientos de miles de hectáreas han sido arrebatadas a comunidades.
En el sur del país, el gobierno arrendó gran parte de los terrenos forestales, unas 47.000 hectáreas, a la compañía internacional United Forest Cameroon. En 2012 aceptó devolverles 14.000 hectáreas a las comunidades locales.
En el Parque Nacional Korup, en el sudoeste del país, una firma agrícola con sede en Nueva York, Herakles Farms, planea iniciar una plantación de palmas aceiteras en 73.000 hectáreas.
Y en la Región del Noroeste, la comunidad indígena mbororo acusa al millonario Alhadji Baba Ahmadou Danpullo de haberle robado su tierra. Los mbororos son tradicionalmente pastores nómadas.
Pero Deborah Rogers, coordinadora global de las Audiencias Públicas sobre Equidad y Sostenibilidad, dijo a IPS que “encontraron una forma de llevar a los más pobres y marginados directamente a los debates regionales y mundiales”.
“Esto no es una investigación, sino un esfuerzo para empoderar a las personas, para que tengan una voz directa y colectiva, que es mucho más fuerte que la de individuos aislados o que los pensamientos de los grupos de la sociedad civil”, añadió.
En la pequeña aldea de Nshi-o-doh in Ndu, en la Región del Noroeste, Irene Kimbi sabe bien qué podría mejorar su vida: la creación de una cooperativa agraria. Las 1.500 personas que viven allí cultivan frijoles, maíz y papas.
“Eso nos ayudaría a afrontar las dificultades de cultivo y del mercado, así como a reducir la pobreza en nuestra comunidad”, dijo a IPS.
Publicado por: IPS . Yaoundé – Monde Kingsley  Nfor – 09/12/13 -


Sentencian al ex alcalde de San Diego por acoso sexual.

El ex alcalde de San Diego, Bob Filner, la derecha
 Bob Filner fue sentenciado este lunes a tres meses de arresto domiciliario y tres años de libertad condicional por haber hostigado a mujeres cuando era alcalde de San Diego, lo que completa la caída del ex legislador demócrata de diez períodos que hace apenas un año consiguió el sueño de su vida de ser elegido líder de la octava ciudad más grande de Estados Unidos.

Filner, quien renunció en medio de numerosas denuncias de hostigamiento sexual, se declaró culpable en octubre de un delito grave y dos menores por haber puesto su brazo alrededor del cuello de una mujer, besado a otra a la fuerza y haberle agarrado las nalgas a una tercera.
El juez Robert Trentacosta impuso la misma sentencia que la fiscalía había recomendado en un acuerdo con el acusado. Bob Filner, de 71 años, enfrentaba una posible pena de hasta tres años de prisión por el delito grave y un año adicional por cada delito menor.
El juez aclaró que el ex alcalde no puede buscar ni ocupar un cargo de elección pública durante el período de libertad condicional.
Filner, que está divorciado, fue declarado culpable por retener a una mujer contra su voluntad en un acto de recaudación de fondos el 6 de marzo y de aplicar fuerza adicional cuando ella se resistió. Su abogado, Jerry Coughlan, dijo que le pasó el brazo por el cuello y así la inmovilizó.

Los delitos menores fueron por besar a una mujer en los labios por la fuerza en un "encuentro con el alcalde" el 6 de abril y por haber agarrado de las nalgas a otra mujer en un mitin el 25 de mayo en Mission Bay. No se dio a conocer el nombre de ninguna de las víctimas.
Unas veinte mujeres han dicho públicamente que fueron objeto de hostigamiento sexual por parte de Filner.Sus acusadores incluyen una contralmirante retirada de la Armada, una decana de laUniversidad Estatal de San Diego y una bisabuela que trabaja como voluntaria respondiendo consultas de ancianos en la alcaldía.

Los cargos no incluyen a la ex directora de comunicaciones de Bob Filner, Irene McCormack Jackson, quien aceleró la caída del alcalde al ser la primera en denunciar públicamente hostigamiento sexual en julio.
Ha interpuesto una demanda contra él y la ciudad en la que afirma que le pidió que trabajara sin bragas, le exigió besos, le dijo que la quería ver desnuda y la abrazó por el cuello mientras le susurraba al oído.
Filner desapareció de la vista del público después de dejar el cargo el 30 de agosto, menos de nueve meses después de que comenzó un período de cuatro años al frente de la alcaldía. No dijo casi nada cuando reapareció seis semanas después para declararse culpable, pero su abogado declaró a la prensa que se "disculpaba profusamente" por su comportamiento.
Publicado por: AL DIA CON TERRA – Agencia AP – 09/12/13 -


Los detienen por violar a sus 3 hijos y obligarlos a comer excremento –

Una pareja húngara ha sido detenida por haber torturado y violado durante años a sus tres hijos, informaron medios locales.

Los padres, vecinos de la localidad de Szigetszentmiklós, al sur de Budapest, abusaron sexualmente y torturaron a su hija de 8 años y sus dos hijos, de 9 y 10 años.
La portavoz de la Fiscalía de la provincia de Pest, Csilla Gyugyi, informó a Efe de que se han presentado cargos "por abuso sexual y otros delitos contra menores de 12 años", y agregó que para proteger a las víctimas no podía revelar más detalles.
Gyugyi agregó que en este caso la pena máxima es de 15 años de cárcel.

Los padres fueron detenidos y se les retiró la tutela sobre los menores hace un año, pero el caso se ha conocido solo ahora, cuando la Fiscalía ha presentado los cargos.
La brutalidad del caso ha conmocionado a la opinión pública húngara.

Los padres obligaron a sus hijos a comer excrementos, que mezclaban con galletas, y les enseñaron a comer ratas e insectos, que los niños debían "cazar" en la casa donde vivían, según la prensa, que cita a fuentes policiales.
Ninguno de los tres niños sabía qué era un cepillo de dientes y todos presentaban graves problemas de higiene.

Los dos chicos en una ocasión lograron escapar de casa, pero en su ausencia "todo el terror cayó sobre la hermana, y cuando (los padres) encontraron a los dos niños, los violaron hasta que cayeron desmayados", escribió un medio local.



Publicado por: UniradioInforma – Tijuana – 09/12/13 -

Murió Martha Frayde Barraqué, luchadora por los derechos humanos en Cuba.

Martha Frayde Barraqué, fundadora y una de las figuras más importantes del movimiento de los derechos humanos en Cuba por casi cuatro décadas, falleció el miércoles en España. Tenía 93 años.
Frayde empezó, como muchos cubanos, siendo una entusiasta partidaria de Fidel Castro aun antes de que su revolución derrocara a la dictadura de Fulgencio Batista en 1959 y prometiera una democracia.
Pero ella se volvió en su contra cuando Castro impuso un sistema comunista en la isla, negó derechos humanos y civiles a sus ciudadanos y encarceló a decenas de miles de personas que se opusieron pacíficamente a su gobierno.
“Yo quería hacer algo grande por mi país”, dijo a El Nuevo Herald en una entrevista en el 2008. “Fidel Castro nos engaño a todos, empezando por mí. Los visionarios del primer momento [quienes pronosticaron la dictadura de Castro] fueron la minoría”.
Como dictador, agregó, Castro “ha dejado chiquito” a Batista.
Nacida en La Habana, Frayde se graduó de la Escuela de Medicina de la Universidad de La Habana en 1946 y cursó estudios de posgrado en las universidades de McGill y Montreal en Canadá. De regreso a Cuba, participó activamente en el Partido Ortodoxo.
Castro la nombró como directora del Hospital Nacional y de la Escuela de Enfermería en La Habana, y luego como embajadora ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), puesto al que ella renunció en 1965.
Empezó a criticar abiertamente a Castro, y en 1976 fundó el primer grupo de oposición pacífica de la isla, el Comité Cubano Pro Derechos Humanos, con Ricardo Bofill. Elizardo Sánchez Santa Cruz y los hermanos Gustavo y Sebastián Arcos Bergnes se le unieron poco después, y los cinco se convirtieron en los principales estadistas del movimiento disidente.
Sánchez Santa Cruz continúa en Cuba, al frente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional. Bofill vive en Miami, y los hermanos Arcos Bergnes fallecieron, uno en 1997 y el otro en el 2006.
Frayde fue arrestada en 1975, acusada de actividades “contrarrevolucionarias” y condenada a 29 años de cárcel. Pero bajo presiones internacionales, Castro la puso en libertad en 1979 luego que ella acordó abandonar el país. Ella se exilió en España.
En el 2006 donó sus documentos a la Colección del Patrimonio Cubano (Cuban Heritage Collection), y su colección de pinturas cubanas al Museo de Arte Lowe, ambos en la Universidad de Miami. Entre sus muchos amigos artistas se encontraban los maestros de la pintura cubana René Portocarrero, Wifredo Lam, Carlos Enríquez, Víctor Manuel, Amelia Peláez y Mariano Rodríguez.
Viviendo en Madrid, ella continuó siendo la representante del Comité Cubano Pro Derechos Humanos, y distribuyó las denuncias hechas por el mismo de los abusos y las horribles condiciones de las cárceles cubanas.
Se había reportado que ella dijo que quería vivir solo cinco minutos más que Fidel Castro, pero en su entrevista con El Nuevo ella se expresó en contra de tomar cualquier venganza en una era postcastrista.
“Habrá que actuar con mucha paciencia, tolerancia e inteligencia”, declaró, “poniendo por encima los deseos de hacer avanzar a la nación”.


Publicado por: El Nuevo Herald – Cuba – Juan Tamayo – 06/12/13 -

Las monjas raptadas en Siria están localizadas y en buen estado.

El Vaticano no ha hecho público el grupo yihadista que retiene a las 13 religiosas tras el ataque a su monasterio en Malula

Las monjas del convento sirio de Santa Tecla, apresadas como rehenes hace dos días en Malula, se encuentran "bien" y han sido llevadas probablemente por sus captores a la población vecina de Yabrud, al norte de Damasco, ha informado el nuncio del Vaticano en Siria, Mario Zenari.

"La madre superiora, Pelagia Sayaf, pudo hablar anoche telefónicamente con el Patriarcado griego-ortodoxo en Damasco e indicó que las religiosas estaban bien", ha afirmado Zenari.
El nuncio ha explicado que las trece monjas han sido capturadas por los rebeldes, aunque por el momento se desconozca el nombre de la brigada que las tiene retenidas.
"Hasta ahora no se puede hablar de secuestro, porque no se sabe el propósito de esta acción", ha añadido.

DECLARACIONES DEL PAPA

Las religiosas fueron capturadas el lunes pasado durante el asalto insurgente a la población de mayoría cristiana de Malula, próxima a la capital y donde todavía se habla el arameo, la lengua en la que se expresaba Jesucristo.
El papa Francisco ha pedido su liberación al término de la audiencia de cada miércoles: "Rezamos ahora por estas monjas, por estas hermanas y por todas las personas secuestradas a causa de un conflicto en curso. Continuemos rezando y trabajando juntos por la paz. ¡Fiémonos de la Virgen!".

EJERCITO LIBRE SIRIO

También el opositor Ejército Libre Sirio (ELS) ha pedido la liberación de las monjas secuestradas. En un comunicado de su Comando Conjunto, el ELS ha hecho un llamamiento a los secuestradores "cualesquiera que sea su identidad y su afiliación" para que pongan en libertad de inmediato y sin condiciones a las religiosas.
"Ellas son hermanas de todos los hijos de Siria y son mensajeras del amor y de la paz", ha señalado el grupo armado, que ha subrayado la necesidad de que se lleve ante la Justicia a los responsables del rapto.

CAOS EN MALULA

La nota destaca que el régimen de Bashar al Asad es el único que se beneficia de la desaparición de la monjas, así como de otros secuestros. El ELS ha atribuido el caos y la destrucción ocurridos en Malula a la inacción del régimen y la comunidad internacional..
El Consejo Militar rebelde de Damasco y su periferia ha anunciado que insurgentes islamistas, entre ellos el Frente al Nusra, vinculado a Al Qaeda, habían tomado el control de la ciudad.

DESDE ESPAÑA

En un comunicado del ministerio de Asuntos Exteriores, el Ejecutivo español  ha reiterado su "condena enérgica" al asalto al convento cristiano y ha mostrado su "inquietud" ante las informaciones que indican que "algunas de las religiosas podrían encontrarse retenidas, o haber sido secuestradas".
Ya el embajador de Palestina en España, Musa Amer Odeh, se ha mostrado dispuesto a intercambiarse como rehén por las monjas secuestradas. En la misma ocasión, Musa Amer Odeh ha solicitado también a las autoridades israelís que "liberen a los menores de edad detenidos en cárceles israelís", cuyo número ha calculado en 350.

Publicado por: elperiodico.com – EFE/Vaticano – 06/12/13 -


Río de Janeiro celebró matrimonio igualitario más grande del mundo

El evento contó con la colaboración de varios organismo gubernamentales de la localidad, ubicada al sureste de Brasil y permitió a los participantes ser acreedores ante la ley de los mismos derechos que los matrimonios convencionales.

Este domingo se celebró en Río de Janeiro, al este de Brasil, el matrimonio igualitario más grande del mundo, según cifras manejadas por sus organizadores; en donde 132 parejas contrajeron nupcias ante una numerosa multitud de familiares y amigos.
Desde la Escuela de Magistratura de Río de Janeiro se llevó a cabo la ceremonia, en donde los contrayentes se hicieron acreedores ante la ley de los mismos derechos de las parejas compuestas por individuos de diferente sexo; cabe destacar que estas personas ya se encontraban legalmente casadas pero no podrían disfrutar de los mismos derechos que le otorga la legislación brasileña  a parejas compuestas por un hombre y una mujer.
Durante el pasado mes de mayo, el Consejo Nacional de Justicia de Brasil legalizó la unión de parejas con la misma identidad sexual; hecho que obligó a todos los registros civiles del país a cambiar el estatus de “unión estable” a casamiento siempre y cuando sea solicitado por las parejas que se encontraban en ese estado previamente.
Las 132 parejas que fueron el centro de la ceremonia contaron con la presencia de, al menos, diez invitados cada una entre amigos y familiares, quienes llenaron el recinto y dieron aplausos y felicitaciones a las parejas que decidieron participar.
Este evento contó con la presencia del presidente de la Asociación de Magistrados del Estado de Río de Janeiro, Cláudio dell Orto, quien ratificó que de esta forma se cumple con un mandato constitucional de considerar a todo el pueblo brasileño como iguales ante la ley.
además de la colaboración de la Secretaría de Asistencia Social y Derechos Humanos de Río de Janeiro, el Tribunal de Justicia de la localidad, la Defensoría Pública General y la Asociación de Registradores de Personas Naturales del estado de Río de Janeiro (ARPEN).
Publicado por: teleSUR-EFE-elcomercio/as-GP – Latinoamerica – 08/12/13 -


Más de 15 mil denuncias reflejan violencia en hogares hondureños.

Del total de casos presentados ante la justicia, 13,824 pertenecen a mujeres agredidas por hombres y 1,222 a hombres atacados por sus compañeras.
El denominado sexo débil no es lo que aparenta ser. Al menos eso es lo que reflejan las estadísticas que manejan la Fiscalía de la Mujer y el Juzgado de Violencia Doméstica .De enero a septiembre del presente año, 1,222 hombres denunciaron a mujeres por agredirlos. Aseguran ser víctimas de violencia doméstica. La cifra corresponde a nivel nacional.

Durante el período, 824 hombres formalizaron denuncias en distintos Juzgados de Letras; el resto, 398, en los Juzgados de Paz. Lo que un día eran manifestaciones de amor de repente se convirtieron en agresiones.
Entre las 824 denuncias formalizadas en los Juzgados de Letras, 65 fueron declaradas con lugar, 118 sin lugar, 20 bajo la categoría de otras y 460 caducadas, es decir, que perdieron validez.Por otro lado, de las 398 denuncias interpuestas en los Juzgados de Paz, 93 se declararon procedentes, 30 sin lugar, 28 como otras y 61 fueron caducadas. Se aclara que entre los casos caducados aparecen juicios de años anteriores.

De acuerdo al informe, el departamento de Francisco Morazán registra el mayor número de casos de denuncias de hombres agredidos por mujeres, con 434. Le sigue Cortés con 382, Comayagua con 68 y Atlántida con 67.Los de menor incidencia son Choluteca, con 9; Olancho, con 8; Santa Bárbara, con 4; Ocotepeque y Gracias a Dios, con solamente tres denuncias cada uno.Los datos son manejados por la Base de Datos del Centro Electrónico de Documentación e Información Judicial, de la Corte Suprema de Justicia .
La violencia doméstica se entiende como todo patrón de conducta asociado a una situación de ejercicio desigual de poder que se manifiesta en el uso de la violencia física, psicológica, patrimonial, económica o sexual.La sufre una persona por parte de su esposo, esposa o compañero o compañera de hogar.

En algunos casos se convierte en violencia intrafamiliar que, en el peor de los casos, se llega hasta la muerte de la víctima.Mayor incidencia En el informe se refleja, por el contrario, el gran número de mujeres víctimas de violencia doméstica. Durante el período se interpusieron 13,824 denuncias contra hombres agresores. De estas, 6,893 se formalizaron en los Juzgados Penal y el resto, 6,931, en los de Paz.Un total de 5,103 casos se declararon con lugar, 924 sin lugar y el resto fueron caducados y otras.

De manera global, de enero a septiembre se presentaron en los juzgados 15,046 denuncias, lo que refleja la gravedad del problema. Se interpreta que de cada 15 denuncias que se reciben, una corresponde a hombres agredidos por mujeres.
Razones económicas La fiscal especial de la Mujer, Irma Grissel Amaya , expuso a EL HERALDO algunas razones por las que los hombres deciden denunciar a sus compañeras de hogar. La violencia puede ser recíproca, hay casos de denuncias de mujeres hacia los hombres, aunque en menor cuantía.
En algunos casos obedecen a una respuesta a las agresiones que ha venido sufriendo la mujer por parte de su pareja.Sin embargo, el mayor número de denuncias obedece a hombres agredidos por razones económicas. “El hecho de no tener qué llevar a la mesa, a sus hijos, realmente a cualquiera desajusta; la falta de responsabilidades económicas que algunos hombres tienen con su familia, o la falta de empleo que hay para llevar ese recurso al hogar, puede producir mucha tensión dentro de la familia, pero eso no debe ser motivo para hacer más graves los problemas con hechos de violencia”, manifestó.

En otros casos, los hombres argumentan ser agredidos verbalmente y psicológicamente. Ilustró que en el Ministerio Público existen consejerías de familia para tratar estos casos y ayudar a la pareja. Además, hay trabajadoras sociales que realizan un estudio al entorno familiar para investigar por qué hay casos de mujeres agresoras.La víctima, al interponer la denuncia, se encuentra en un momento de presión por parte del o la agresora, que en muchos casos provoca que se retracte. Amaya lamentó que el flagelo de la violencia doméstica incremente.


Publicado por: elheraldo.hn – Redacción – 09/12/13 -