lunes, 18 de noviembre de 2013

Las Leyes que protegen a los Pueblos Originarios no se hacen efectivas en Salta y en otras provincias de Argentina.

David Pastrana es Delegado de La Unión de Pueblos Diaguitas que viven antes de la conformación del Estado nacional y de lo que hoy es el Estado de la Provincia de Salta, en los Valles Calchaquíes. 

Pastrana, analizó la situación que viven los Pueblos Originarios en Salta, en especial ante la falta de cumplimiento efectivo por parte del Poder Judicial en la aplicación de las leyes que protegen y resguardan a los Pueblos y Naciones Originarias.

Pastrana representa a La Unión de Pueblos Diaguitas que es parte del Encuentro Nacional de organizaciones Territoriales de Pueblos Originarios (ENOTPO).

Publicado por: Argenpress.info - . Marco Díaz Muñoz (COPENOA) – 18/11/13 -

Más de 2.500 muertes durante ensayos clínicos en India.

La Corte Suprema de Justicia de India prolongó la suspensión de pruebas clínicas de 162 nuevos fármacos hasta el 16 de diciembre. Crédito: epSos.de/ CC BY 2.0
Más de 2.500 personas murieron en el curso de pruebas de fármacos en humanos en los últimos años, revelaron cifras del gobierno de India.
Según una declaración jurada presentada por el Ministerio de Salud a la Suprema Corte de Justicia, en respuesta a una petición de organizaciones no gubernamentales, hubo 80 muertes causadas por pruebas de fármacos en humanos entre enero de 2005 y junio de 2012.
Entre julio de 2012 y agosto de 2013, ocurrieron otras nueve, totalizando 89, según la organización por los derechos de la salud Swasthya Adhikar Manch (SAM), que presentó la demanda. En 82 de los casos se pagó una indemnización a las familias de las víctimas.
El Ministerio también admitió que 2.644 personas fallecieron mientras participaban de experimentos con 475 nuevos fármacos entre 2005 y 2012, supuestamente por causas no relacionadas con los medicamentos.
Sin embargo, SAM cree que estas muertes también habrían sido provocadas por los ensayos clínicos.
“No se siguió ningún protocolo estándar, no hubo autopsias… Entonces, ¿cómo podemos llegar a estas cifras?”, dijo el activista de SAM, Amulya Nidhi, a IPS.
La indemnización solo se paga si se constata que la muerte fue causada por la experimentación con un nuevo medicamento o terapia.
Documentos gubernamentales también indican que se reportaron alrededor de 11.972 “graves sucesos adversos” de salud, que no implicaron muertes, entre el 1 de enero de 2005 y el 30 de junio de 2012, de los cuales 506 habrían sido causados por ensayos clínicos.
La revelación desató una nueva ola de críticas a la forma en que se desarrollan estos experimentos.
En los últimos años, India se convirtió en un polo de atracción para compañías farmacéuticas internacionales que necesitan probar sus nuevos medicamentos. Las denuncias de engaño a los voluntarios y de prácticas inescrupulosas proliferan.
En respuesta a la creciente preocupación por este fenómeno, el Ministerio de Salud y Bienestar Familiar creó en febrero un panel de seis expertos bajo la órbita de la Organización Central del Control de Estándares sobre Medicamentos (CIDSCO).
El panel presentó un informe recomendando que los ensayos se realicen solo por investigadores y en centros acreditados por el gobierno.
Las indemnizaciones son otro tema polémico.
Entre 2010 y 2012, el Inspector General de Fármacos autorizó la realización de 1.065 pruebas.
Activistas denuncian que hay compañías farmacéuticas, intermediarios e incluso médicos que se aprovechan de la pobreza, el analfabetismo y la desinformación de quienes se presentan como voluntarios a las pruebas, negándoles muchas veces la indemnización cuando les corresponde.
El informe del panel aclara: “No es necesario pagar la indemnización en caso de lesiones o de muerte cuando se demuestre que las causas no están relacionadas (con los experimentos). En todos los otros casos de muerte, lesión o discapacidad, se debe indemnizar al participante o a sus herederos legales”.
El monto básico y otros cálculos de la indemnización todavía no han sido definidos por las autoridades.
“El informe responde a los asuntos que planteamos”, dijo Chinmoy Mishra, coordinador de SAM, en diálogo con IPS. Pero “ahora tenemos que ver que se implementen adecuadamente esas recomendaciones”, añadió.
Según el sistema federal indio, la salud pública es responsabilidad directa de las autoridades de cada estado. El informe del panel señala que todos los actores deberían colaborar para implementar los controles necesarios.
SAM, con sede en Indore, en el central estado de Madhya Pradesh, presentó su petición en enero de 2012 exigiendo transparencia en los experimentos con fármacos.
La Oficina de Delitos Económicos del gobierno estadual había registrado 36 muertes en el curso de pruebas clínicas entre 2006 y 2010 en Madhya Pradesh, informó SAM.
La Comisión Nacional de Derechos Humanos denunció que, en 2011, se realizaron ensayos ilegales a mujeres para probar una nueva droga contra el cáncer de mama.
La organización por la salud Wemos y el Centro para la Investigación sobre Corporaciones Multinacionales, ambas entidades con sede en Amsterdam, presentaron en 2006 una investigación sobre 22 ensayos clínicos no éticos en todo el mundo, ocho de ellos en India.
Según el Ministerio de Salud indio, más de la mitad de las pruebas en este país fueron realizadas por farmacéuticas extranjeras y el resto por centros de investigación y firmas locales.
SAM también exige una indemnización justa en todo el país y de acuerdo con los estándares internacionales.
“El consentimiento informado de cada participante es un requisito obligatorio para un ensayo clínico”, subraya el informe de CIDSCO.
Muchos médicos inescrupulosos se han aprovechado de la desinformación de los voluntarios, dijo Mishra.
“Por ejemplo, la directiva de 16 páginas sobre este tema fue traducida a la lengua local hindi en una sola página, y mal. En Indore, al menos 95 por ciento de los participantes no sabían de qué se trataba y la firmaron”, señaló.
Por otra parte, la falta de regulaciones ha ahuyentado a varias compañías farmacéuticas a otros países, como China, Malasia y Singapur. Muchos esperan que las nuevas disposiciones sugeridas por el panel atraigan otra vez a estas firmas, pues se trata de una industria multimillonaria.
Para reducir los enredos burocráticos, los actuales 12 comités de asesoramiento sobre fármacos de India serán reemplazados por una sola comisión técnica, que agilizará los trámites.
El panel recomendó también que la primera fase de todos los ensayos clínicos con nuevas drogas que han de ser comercializadas en India se realice dentro del país.
Pero “algunas de las medicinas probadas clínicamente en India podrían terminar siendo tan costosas que una persona promedio no sería capaz pagarlas”, dijo a IPS el periodista e investigador en temas de salud Sandhya Srinivasan. “Entonces, ¿cuál es el motivo para probar estos fármacos en el país?”, planteó.
Mishra no se manifestó en contra de los ensayos clínicos en India, pero insistió en que los voluntarios no deben ser víctimas de abusos. “La vida humana es preciosa”, subrayó.
Según documentos presentados por el Inspector General de Fármacos a la Suprema Corte, entre enero de 2005 y junio de 2012, este país aprobó 475 pruebas clínicas para “nuevas entidades químicas” que no se emplean como medicamentos en otras partes del mundo.
La Suprema Corte extendió una prohibición a realizar pruebas con 162 nuevos fármacos hasta el 16 de diciembre, y ordenó al gobierno que implemente un mecanismo “infalible” para regular los experimentos.

Publicado por: IPS – Ranjita Biswas – Kolkata (India) – 12/11/13 -



Joven nace sin vagina ni útero y se entera hasta los 17 años.

Una mujer de 17 años originaria Reino Unido acudió al doctor a una revisión porque su periodo menstrual no había llegado, sin embargo, se llevó una sorpresa al enterarse que le faltaban algunos órganos sexuales femeninos, entre ellos, la vagina y el útero.

La mujer identificada como Jacqui Beckpadece el Síndrome de Mayer-Rokitansky-Kuster-Hauser (MRKH), el cual afecta a una de cada 5 mil mujeres en Reino Unido.
De acuerdo con la ONG Centro de la Salud para las mujeres, el MRKH es un desorden congénito, y las jóvenes que lo padecen nacen con ovarios y trompas de falopio normales, sin embargo, el útero no está presente o es muy pequeño, mientras que la vagina es más corta y estrecha de lo usual o puede estar ausente.

Las opciones para las mujeres que padecen esta condición son, crear una vagina usando dilatadores, sin necesidad de realizar una cirugía o someterse a un procedimiento quirúrgico.
Sin embargo, la ONG detalla que es elección de cada joven someterse o no a dichos procedimientos.
La joven declaró que nunca se había considerado diferente a otras mujeres, sin embargo, la noticia la impactó e incluso llegó a pensar que el médico se había equivocado.
Hoy con 19 años, Jacqui Beck, se sometió a un tratamiento para evitar la cirugía, y gracias al padecimiento logró conocer otros casos como el suyo, donde otras mujeres lograron desarrollar una sexualidad plena.

Publicado por: AL DIA CON TERRA – Europa – 16/11/13 -

Mujeres encarrilan a los hombres en El Cairo.

Nihal Saad Zaghloul, cofundadora de Basma, en la estación del metro en El Cairo, donde realizó las primeras campañas de concientización. Crédito: Cortesía de Magali Corouge/Documentography
La egipcia Nihal Saad Zaghloul, de casi 30 años, enfrenta como otras jóvenes el riesgo cotidiano de ser acosada sexualmente en las calles de El Cairo. Pero la revolución en su país la hizo darse cuenta de que la gente puede unirse y de que ella misma puede marcar la diferencia.
En Egipto aumentan las violaciones perpetradas por pandillas, en el marco de la inestabilidad política y la pérdida de seguridad desde la revolución. Junto con una amiga, Zaghloul fundó una organización llamada Basma para crear conciencia sobre el acoso sexual en las calles de esta metrópolis de 30 millones de habitantes.
Tras congregar a decenas de voluntarios, el año pasado se movilizaron por primera vez en las calles cercanas a la plaza Tahrir y dentro de las estaciones céntricas del subterráneo. Zaghloul cree fervientemente que la educación es el principio de todo, y a eso se dedica.
“Nuestro sistema educativo está fallando. Las escuelas del gobierno funcionan mal, y las privadas son demasiado caras. Esto hace que la mayoría de los jóvenes egipcios no se eduquen. Y es exactamente a este grupo al que encontramos en las calles. Están aburridos de la vida, maltratando a las mujeres”, dijo.
El acoso a las mujeres es batante normal y hasta aceptado en Egipto. Según un estudio realizado en abril por ONU Mujeres, 99,3 por ciento de las egipcias consultadas dijeron haber sido acosadas sexualmente.
Pero con Basma, Zaghloul empezó a luchar contra esto. Cada vez que ven a una niña víctima de acoso, ella y su equipo de voluntarios se acercan a los muchachos o niños para sensibilizarlos.
Los primeros meses fueron una lucha para la organización. La policía, algunos de cuyos efectivos suelen participar activamente en el acoso, no se tomó en serio la iniciativa y causó más problemas, en vez de ofrecer apoyo.
Pero Zaghloul observó un cambio en los últimos meses. Por primera vez, la policía está apoyando la iniciativa y participa activamente en la prevención.
Otro fenómeno clave es el aumento de mujeres policías que patrullan el metro. La coronel Manal y sus nueve colegas mujeres están especialmente ansiosas por promover la seguridad en las estaciones.
El acoso es un problema cotidiano, pero con El Eid, una de las principales festividades musulmanas, que se celebra esta semana, están en pleno funcionamiento iniciativas públicas y privadas de prevención.
El centro de El Cairo siempre fue un lugar donde el fenómeno alcanzó sus máximos niveles. Y al recordar la gran cantidad de ataques sexuales que tuvieron lugar durante el mismo período del año pasado, muchas mujeres temen caminar por las calles de su propia ciudad.
Apenas se registró una pausa en el acoso durante los primeros días de la revolución de 2011, cuando la plaza Tahrir estaba repleta de familias y la atmósfera era jovial.
Pero para cuando fue derrocado Hosni Mubarak (1981-2011), el acoso sexual había vuelto a su punto máximo. El problema no se relaciona directamente con ninguna corriente política o religiosa específica, sino que más bien se ha vuelto una característica de la cultura egipcia a lo largo de las últimas décadas.
Desde hace dos semanas, Manal patrulla el metro de Egipto para crear conciencia sobre esta situación. Muy influenciada por la iniciativa Basma, dijo que ahora la policía tiene más autoridad y puede arrestar a los perpetradores. En contraste con los primeros días de Basma, actualmente esa fuerza está dispuesta a cooperar. Esta semana, Zaghloul y Manal trabajan codo a codo.
Desde los años 90, las mujeres pueden viajar en metro por la ciudad en vagones reservados para ellas.
Pero esta norma se viola con frecuencia. Los hombres aprovechan la oportunidad justo antes de que se cierren las puertas del metro para saltar hacia los vagones que son solo para mujeres. Ocasionalmente los abordan por accidente, pero la mayoría lo hace a propósito, a sabiendas de que están llenos de mujeres.
“Si un hombre se sube al vagón justo antes de que se cierren las puertas, ¿qué podemos hacer? A veces las mujeres se enojan, pero principalmente sienten temor y miran para el otro lado mientras él acosa a una de sus compañeras de viaje”, explicó Zaghloul.
“Pero cuando una de ellas se defiende, todas las demás la siguen. Es por esto que creamos esta iniciativa, para hacer que todas se defiendan”, agregó.
Hace apenas un año, y por primera vez en la historia reciente de Egipto, una joven llamada Samira presentó cargos contra uno de los perpetradores tras haber sido atacada por varios hombres durante una protesta contra el régimen militar. Y ganó el caso judicial.
“Estas historias todavía son inusuales. Se sigue viendo a las mujeres como las instigadoras y no como a las víctimas de estas acciones. Por lo tanto, prefieren mantener en secreto lo que les ocurrió”, dijo Zaghloul.
“Además, si una muchacha recurre a la policía, a menudo es acosada por los propios oficiales.Así que tener mujeres policías a cargo de este problema es un deber absoluto”, añadió.
Hasta hace poco no se veía mujeres policías en las calles de El Cairo. Ese era un trabajo reservado exclusivamente para los hombres.
Durante meses, Zaghloul y una decena de voluntarios de Basma patrullaron el hacinado metro y las atestadas calles de la capital. Actualmente, la coronel Manal les brinda plena asistencia.
Los periodistas son vistos con sospechas, en particular los extranjeros. El régimen interino que gobierna al país tras el derrocamiento del presidente Mohammad Morsi, en julio, lanzó una campaña contra los medios de comunicación, presentándolos como espías y colaboradores de la Hermandad Musulmana.
Por eso Manal ve también con recelo a IPS. Pero una referencia a Basma sirve para romper el hielo.
“Hace 50 años había tantas mujeres como hombres en la policía. Tenemos que volver a ese equilibrio”, dijo Manal. “Solo de esta manera las egipcias se sentirán seguras en las calles de El Cairo”.
Como las leyes no son claras, todavía es difícil combatir el acoso sexual. No obstante, Manal urgió a todas las víctimas a presentar cargos.
No todas las mujeres creen que se han logrado avances. Hend Elbalouty, de 25 años, fue testigo del ataque sexual que a comienzos de este año una pandilla cometió contra su hermana en la plaza Tahrir. Los cargos que presentó contra los perpetradores nunca recibieron el tratamiento debido.
“Estamos de nuevo en el punto de partida”, se lamentó Elbalouty. “(Tenemos) un Estado policial que es disfuncional. El hecho de que las mujeres tengan más poder ahora no cambiará el caos que domina el sistema legal de Egipto”.
Mohammad Jamees, un pasajero que viaja en el vagón de los hombres, no está a favor de esta iniciativa. “Combatir la delincuencia no es un trabajo de mujeres. Incluso para sus colegas hombres estas situaciones a menudo son incontrolables, así que ¿cómo pueden abordarlas las mujeres?”, planteó.
Las normas y los valores tradicionales, así como una división de tareas para hombres y mujeres, todavía están profundamente arraigados en la sociedad egipcia.
Pero Zaghloul es optimista. “La policía finalmente está asumiendo la responsabilidad. Llevará un tiempo que los hombres acepten la autoridad de las mujeres, pero esto es, definitivamente, un paso en la dirección correcta”, aseguró.

Publicado por: IPS – Annabell Van den Berghe – El Cairo – 15/11/13 -


En Medellín tres mujeres son acusadas de abuso sexual contra una menor.

María Alejandra Mejía Monsalve, Diana Quintero Quintero Chica y Mayerly Ríos Mancoson acusadas de haber abusado sexualmente de una menor de 15 años en Medellín.

Según la Fiscalía, que investiga el caso, otra mujer fue amenazada por haber impedido el abuso. El ente investigador presentó escrito de acusación ante un juez Penal del Circuito de Medellín contras las mujeres que presuntamente habrían abusado de la joven.

El hecho se presentó en julio pasado en el Centro de Atención al Joven Carlos Lleras Restrepo, en el barrio Robledo de la capital antioqueña.

Las mujeres acusadas se encontraban en ese lugar recluidas por hurto calificado y secuestro simple. Ahora son culpadas de acceso carnal violento.


Publicado por: elespectador.com – 15/11/13 -

Mayor riesgo de glaucoma para mujeres que toman anticonceptivos.

El glaucoma, una de las principales causas de la ceguera, afecta a alrededor del 1% de la población mayor de 40 años.

Las mujeres que han tomado anticonceptivos orales durante más de tres años enfrentan el doble de riesgo de desarrollar glaucoma que quienes no toman la píldora, indicó un estudio divulgado el lunes en Estados Unidos.

El aumento del riesgo fue similar independientemente del tipo de anticonceptivos orales que se tomaran, según Shan Lin, de la Universidad de California en San Francisco, autor principal del estudio centrado en 3.406 mujeres mayores de 40 años entre 2005 y 2009."Este estudio debería fomentar más investigación para establecer la relación causal entre la toma de anticonceptivos orales y el glaucoma", dijo este profesor de oftalmología, que presentó su investigación en la conferencia anual de la Academia Estadounidense de Oftalmología."Por el momento, las mujeres que han tomado anticonceptivos orales durante tres años o más deben realizarse un examen de glaucoma y controlarse periódicamente con un oftalmólogo, sobre todo si tienen otros factores de riesgo existentes", recomendó.

El glaucoma, una de las principales causas de la ceguera, afecta a alrededor del 1% de la población mayor de 40 años. Esta enfermedad crónica es causada por la destrucción progresiva de las fibras del nervio óptico debido a varios factores, de los cuales el más común es una elevación anormal de la presión intraocular (PIO).Aunque este estudio no llegó a establecer una relación de causalidad entre la píldora y el glaucoma, investigaciones anteriores han demostrado que el estrógeno, una hormona sexual femenina, puede tener un papel significativo en el desarrollo de esta enfermedad.

El glaucoma es incurable, pero con una intervención temprana, a menudo se puede controlar con medicamentos o cirugía para estabilizar la destrucción del nervio óptico.

Publicado por: elheraldo.hn – AFP – Washington – 18/11/13 -

Noruega tiene la prisión más cómoda y moderna del mundo.


 La idea que habitualmente se asocia a una cárcel es la de un edificio de largos pasillos con celdas a los lados y rodeado de altos muros y alambradas en el que las sensaciones de opresión y falta de libertad son constantes. Sin embargo, ese concepto es justo lo opuesto a lo que puede verse en Bastoy, una pequeña isla noruega que, tal y como descubrimos en el blog «Mal gusto.com», alberga una prisión que se asemeja a un complejo vacacional.
 Situada a poco más de 70 kilómetros de Oslo, en pleno fiordo noruego, la isla-prisión de Bastoy acoge a 115 reclusos que viven en pequeñas casas de madera en las que desarrollan una actividad similar a la que llevarán en cuanto salgan en libertad. Información globovision.com
Porque, como señala el blog «Hechos del mundo», el objetivo de esta prisión que sus responsables califican como la primera cárcel ecológica y humana del mundo es ayudar a la reinserción en la sociedad de prisioneros que han cometido toda clase de delitos, desde asesinatos o robos a o tráfico de drogas o armas.


Por ello, solo los presos que han cumplido la mayor parte de su condena pueden solicitar el traslado a la isla. Una vez allí, los reclusos tienen la obligación de trabajar de ocho y media de la mañana a tres y media de la tarde. Entre los trabajos que desempeñan se encuentra cuidar de los animales de la granja, cultivar verduras, fruta y legumbres que se consumen en la isla u ocuparse de servicios como la lavandería, el taller de reparación de bicicletas, pilotar el ferry que une la isla con el continente o las labores de mantenimiento de la propia prisión.

Publicado por: analítica.com – Caracas – 15/11/13 -

La prostituta que puso en jaque a los británicos

Sentada y desnuda, con los codos apoyados en una silla de madera de imitación de Arne Jacobsen, Christine Keeler mira con descaro a la cámara del fotógrafo Lewis Morley. Aquella tarde de mayo de 1963, a los 22 años, la bailarina que puso a correr a toda Gran Bretaña  por el  mayor escándalo político y sexual más famoso de los años 60, el caso Profumo, poso para la foto.
Rebobinando la película, nos situamos en 1960 y John Profumo, un hombre alto de  frente lustrosa y una incipiente calvicie, ingresa al Gabinete de Harold Macmillan  como  Ministro de Guerra en Inglaterra. Era por entonces un aristócrata y estaba casado con la actriz Valerie Hobson. Se perfilaba como el próximo dirigente de los Londinenses. Eran tiempos de  guerra  fría y de una gran actividad de espionaje entre el Reino Unido y la ahora ex comunista  Unión Soviética.
Una calurosa noche de verano de 1961, en la mansión aristocrática Cliveden, ubicada a 200 metros sobre el rio Támesis , se dio el encuentro de la joven prostituta Christine Keeler  y John Profumo,  en la residencia del doctor Stephen Ward,  un medico osteópata respetado en la alta sociedad inglesa y famoso por organizar fiestas sexuales de la aristocracia. Christine no decepcionó a Profumo. La primera noche se bañó desnuda y lo conquisto.  Desde entonces se convirtieron en amantes.
Profumo desconocía que Keeler también salía con el agregado naval soviético en Londres,  Yevgeny Ivanov, quien actuaba para los servicios secretos de su país. En una época de un hermetismo y secreto militar, las consecuencias de que se descubriera el triángulo amoroso de Keeler habrían sido devastadoras para Profumo.
La hermosa mujer, pues, era vista como una suerte de infiltrada que estaría enviando datos de seguridad nacional a los rusos.  Pero  el escándalo no estalló de inmediato.
En 1963 el Caso Profumo hizo su triunfal aparición en los medios, a raíz de un incidente violento  que protagonizó Johnnie Edgecombre, un hombre de raza negra que estaba furioso con Keeler porque ella lo había abandonado. Enfurecido por la humillación, Edgecome la amenazó con una pistola en el apartamento del Doctor Stephan Ward. Allí fue arrestado por la Policía y de inmediato la prensa empezó a averiguar los alcances de esta joven prostituta. Se halló a cada uno de los clientes que tenía en su lista, entre los cuales figuraban el ministro y la ficha militar rusa. Keeler pasó de ser una anónima bailarina de cabaret a figurar en las primeras páginas de los diarios londinenses.
John Profumo fue llamado a  ampliar sus declaraciones y su defensa en la Cámara de los comunes  admitiendo que su relación con Keeler era sólo un vínculo amistoso y negó que mantuviera una doble vida. Sin embargo, en un país como Inglaterra, la mentira de un político ante el Parlamento, y bajo juramento,  se paga caro.  Luego de que en toda Gran Bretaña se conociera la relación de Profumo y Keeler, el entonces Ministro de Guerra tuvo que dimitir de su cargo de inmediato y sus ilusiones de ser el mandatario de su país se desvanecieron para siempre.
Por otro lado, se conocieron más detalles relacionados con el médico Stephen Ward, quien fue acusado por Christine de haberla utilizado para extraer información secreta a Profumo con el fin de pasársela al Ruso Ivanov. Las implicaciones para Ward eran muchas y muy graves. Más tarde fue encontrado muerto víctima de una sobredosis de Nembutal. Su suicidio se comprende como una escapatoria al fallo que le fue adverso.
Los días para Keeler, la niña ingenua  del escándalo, no han sido muy gratos. Estuvo en la cárcel durante nueve meses por perjurio y,  al salir, vivió otros 18 meses atormentada con un joven desempleado. Luego se casó con un obrero, una fracasada relación de la cual nació un niño, James, a quien Keeler abandonó para casarse con un fabricante de objetos metálicos. Su relación duró unos pocos meses y de ella nació su segundo hijo, Seymour, quien la ha acompañado siempre.
La figura desnuda y sentada en tarde de 1963 es una de las más recordadas en el escándalo Profumo. El cuerpo de Christine Keeler quedó inmortalizado en aquella foto. Hoy su rostro, marchito por los años y el dolor, da cuenta de los cincuenta años que se cumplen de un escándalo que la convirtió en una triste celebridad.

Publicado por: KIEN&KE -  Jenny Bejarano – 15/11/13 -

Asociaciones familiares instan a luchar contra la mutilación genital de niñas.

   La Unión de Asociaciones Familiares (UNAF) se ha sumado a la campaña '19 días de Activismo por la prevención de la violencia contra la infancia y la juventud', instando a luchar contra la mutilación genital de las niñas mediante campañas de sensibilización para profesionales e inmigrantes.
   
Según datos de la ONU, cada año alrededor de 150 millones de niñas y 73 millones de niños en el mundo son víctimas de violación o de violencia sexual, la mayoría de las veces en el círculo familiar. Además, de 80 a 100 millones de niñas han 'desaparecido' de la población mundial, víctimas de infanticidio femenino, de malnutrición y de abandono.
   
No obstante, a pesar de esta cifra, solamente 29 Estados han prohibido el uso de la violencia contra la infancia, lo que deja para UNAF a una gran mayoría de menores en todo el mundo sin "protección jurídica adecuada".
   
La campaña '19 días de Activismo por la prevención de la violencia contra la infancia y la juventud' es una iniciativa de la WWSF (Women's World Summit Foundation o Fundación Cumbre Mundial de la Mujer) lanzada en 2011 como estrategia para luchar contra el abuso y la violencia a la infancia y la juventud.
    
Esta iniciativa toma como fecha de referencia el 19 de noviembre, Día Mundial para la Prevención del Abuso y Violencia contra Niñas, Niños y Jóvenes. UNAF ha participado en la campaña apoyando su difusión y a través de actividades de formación de profesionales y sensibilización de la población inmigrante en riesgo contra la mutilación genital femenina.
    
Un total de 140 millones de mujeres y niñas en el mundo han sufrido las consecuencias de esta práctica, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), y otras 10.000 niñas en España están en riesgo de sufrirla, según el último mapa elaborado por la Universidad Autónoma de Barcelona.
   
Entre las actividades propuestas por UNAF cabe destacar una ponencia sobre prevención e intervención en la mutilación genital de niñas y adolescentes en España, dentro de las jornadas 'Prácticas tradicionales dañinas, derechos humanos y derecho penal', que tendrá lugar este martes 20 en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.
   
Asimismo, UNAF ha colaborado en la campaña con la celebración, el pasado 4 de noviembre en Castellón, de un taller para población inmigrante con el fin de ayudarles a identificar la mutilación genital femenina como una forma de violencia contra las niñas y mujeres, y sensibilizarles sobre sus terribles consecuencias.
   
Estas actividades forman parte a su vez de un programa más amplio y específico que la asociación viene desarrollando desde 2011 y subvencionado por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social a través del Fondo Europeo para la Integración (FEI), que ha permitido realizar jornadas de sensibilización con activistas internacionales o elaborar materiales como la guía 'La Mutilación Genital Femenina en España. Prevención e Intervención.


Publicado por:  epsocial – EUROPA PRESS -  ONG y Asociaciones – (Madrid) - 15/11/13 -

Otro femicidio en Argentina: Fué excluído de su casa, regresó y la asesinó.

El drama fue en La Playosa. La joven era madre de una nena. El acusado tenía exclusión de hogar hacía 15 días. 20 casos en 2013.

El amor los había unido hacía al menos unos cuatro años. Fruto de esa pasión, decidieron vivir juntos y tuvieron una hermosa hija de vivos ojos negros. Sin embargo, las cosas en la pareja empezaron a ir mal en los últimos tiempos. A fines de octubre, la situación se tornó insoportable: a causa de los golpes y del constante maltrato, ella decidió denunciarlo en la Justicia. Así fue que, a comienzos de este mes, el muchacho fue obligado a abandonar la casa y se fijó una exclusión de hogar.
El sábado a la tarde, el joven volvió al domicilio, discutió con la chica y, tras golpearla en el rostro, la ahorcó con sus propias manos, en la cama donde alguna vez durmieron juntos.
El brutal femicidio sucedió el pasado sábado a la tarde en la localidad de La Playosa, 40 kilómetros al nordeste de Villa María, departamento San Martín. La reconstrucción del crimen se obtuvo luego de que el acusado “confesó” con lujo de detalles en la comisaría del pueblo, según fuentes de la causa.
María Ercilia Benítez tenía 24 años y había nacido en Corrientes. Con su crimen, ya suman 20 los femicidios cometidos este año en toda la provincia de Córdoba. La situación es delicada: cuando aún queda un mes y medio para fin de año, los crímenes por violencia de género han superado notablemente a los de 2012 en la provincia, cuando hubo 16 casos.
La violencia doméstica es la segunda causa de muerte violenta en Córdoba desde hace años, detrás de los episodios de violencia callejera.
La conmoción no cesaba ayer en La Playosa. “Estamos muy mal. No puedo hablar”, se excusó la intendenta del pueblo de poco más de 2.700 habitantes, María Cristina Barbisán.
Golpiza y ahorcamiento
Ercilia vivía con sus padres y su hija de 4 años (fruto de la relación con el hoy detenido, Jacinto Taibo, de 32 años) en una modesta vivienda de calle Rivadavia, a la salida del pueblo. La joven se ganaba la vida como empleada de una estación de servicio. Jacinto, como sus suegros, era empleado rural.
Al parecer, los maltratos eran una constante. Y fue un episodio de grave, registrado en octubre, lo que terminó por convencerla para denunciarlo ante la Justicia, luego de separarse. Así fue que un juzgado villamariense dispuso la exclusión de hogar para Taibo y la imposibilidad de acercarse a la joven, según confirmó a este diario el jefe de la Departamental San Martín, Luis Gervino.
El sábado último, los padres de la chica se fueron al campo temprano y se llevaron la nieta. Ercilia volvió al hogar y a los pocos minutos apareció su ex.
Según trascendió, los vecinos oyeron gritos que, de golpe, cesaron. Al caer la tarde, el padre de la joven, don Ercilio Benítez, retornó al hogar y le llamó la atención que la luz estuviera encendida y que ella no estuviera por ningún lado. Así fue que entró a la pieza y quedó paralizado: Ercilia yacía asesinada en la cama. Tenía el rostro desfigurado. La autopsia confirmaría que fue ahorcada.
No tardó mucho la Policía local en dar con el sospechoso. Jacinto Taibo, oriundo de Las Varillas, deambulaba por el pueblo, con la mirada perdida. En la comisaría, contó cómo sucedieron las cosas. Su “confesión”, por no haber sido hecha con su abogado no tiene validez. De todas formas, con las pruebas obtenidas, el fiscal Daniel Del Vö lo imputó por homicidio agravado por el vínculo.
Violencia en el interior, una constante
Dramas. De los 20 femicidios ocurridos en la provincia de Córdoba, la gran mayoría se registró en el interior. Por lo general, las víctimas fueron mujeres de 18 a 25 años. Según un registro de este diario, predominan los casos en los que las víctimas son asesinadas con arma blanca o ahorcadas. En casi todos ellos, los sospechosos fueron apresados. En varios, se quitaron la vida.

Publicado por: Diario La Voz – Córdoba (Argentina) – Claudio Gesser – 18/11/13 -

Conferencia Global de Mujeres Indígenas. Avances y desafíos frente al futuro que queremos.

Entre el 28 y el 30 de octubre se llevó a cabo la Conferencia Global de Mujeres Indígenas en la ciudad de Lima, Perú, con la participación de más de un centenar de mujeres indígenas de las siete regiones que agrupan a esta población a nivel mundial: América Latina, Asia, África, Pacífico, Rusia, Norteamérica y el Ártico.
El encuentro fue concebido como un espacio para construir colectivamente una agenda común y herramientas para la incidencia, que resulten claves en el proceso de garantizar la vigencia y reconocimiento pleno de los derechos de las mujeres, juventud y niñez indígena frente a diferentes escenarios internacionales: Cairo+20, Beijing+20, la Agenda de Desarrollo post-2015 y la Conferencia Mundial sobre los Pueblos Indígenas 2014.
Bajo este marco, un amplio abanico de temas fue abordado en la conferencia. Entre algunos otros, fueron recurrentes los problemas vinculados a la vulneración de los derechos sobre la tierra y el territorio de los pueblos indígenas; el cambio climático; el deterioro ambiental; la escasa participación política e implementación del consentimiento libre, previo e informado; la expansión de las empresas extractivas, y la violencia contra la mujer indígena, confirmando su vigencia e impactos nocivos en su vida y bienestar. Así, a pesar de un reconocimiento de los avances en los últimos veinte años hacia el reconocimiento de los derechos de las mujeres indígenas, se identificaron una serie de trabas sobre las que se reflexionó en búsqueda de soluciones y propuestas.
Un primer punto destacado fue el reconocimiento de la necesidad de dar un salto del diseño de los instrumentos internacionales de protección de derechos hacia documentos orientados a la acción. Las mujeres indígenas, en ese sentido, señalaron la necesidad de propiciar espacios para la elaboración de hojas de ruta que tracen el camino hacia la transformación de la realidad indígena. Quizás uno de los primeros pasos para avanzar con este cometido sea la difusión de los documentos producidos, sobre los cuales puedan armarse procesos de incidencia y seguimiento a su implementación por parte de los Estados. El componente intercultural no pasa, en esta tarea, inadvertido: se propone que los documentos sean adaptados y traducidos a las lenguas indígenas de mayor habla en cada país.
Un segundo elemento considerado central fue la necesidad de impulsar mecanismos de participación y el consentimiento libre, previo e informado, que garanticen la participación de las mujeres indígenas. Estos mecanismos, si bien han sido reconocidos por diversos acuerdos internacionales -como la Declaración de las Naciones Unidas sobre Derechos de los Pueblos Indígenas y el Convenio 169 de la OIT- aún son escasamente implementados por los países. Más aún, en los procesos existentes la participación femenina resulta escasa o nula. Para las mujeres indígenas, la falta de participación en espacios de toma de decisiones se traduce en la atención insuficiente de algunos temas fundamentales en la agenda política de muchos países, como la seguridad alimentaria, o en la falta de comprensión de algunos problemas en toda su complejidad, como el vínculo de la mujer con la tierra, la naturaleza y la biodiversidad.
Los derechos y el acceso seguro a la tierra y el territorio fueron identificados como troncales para la garantía de otros derechos fundamentales, por lo que tuvieron una atención especial. La propuesta fue articular la problemática de la tierra y el territorio a los derechos sociales, económicos y culturales, así como discutir políticas de tierras considerando sus potenciales impactos sobre la inseguridad alimentaria, los desalojos o desplazamientos forzosos y la pérdida de la biodiversidad.
Acerca de la centralidad de la tierra para la vida de las mujeres -más allá de los derechos reconocidos por los países y más cerca de un vínculo cultural y espiritual con la misma- las participantes expresaron que la tierra era fuente de vida y madre de todos los seres humanos. La lucha contra la violencia hacia la mujer es, en ese sentido, también comprendida como una lucha por la defensa de la tierra. Junto con la importancia de la tierra, se manifestó también el valor del agua para el bienestar de las mujeres y sus familias, identificándose una serie de problemas vinculados a la competencia por el acceso a este recurso y a su escasa disponibilidad.
Muchos de los problemas antes señalados fueron atribuidos al asentamiento y operación poco responsable –y muchas veces corrupta- de las industrias extractivas. El Relator Especial de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, James Anaya, señaló que recientes estudios realizados desde su despacho evidenciaban los efectos adversos de la operación de las empresas extractivas sobre la vida de las mujeres, provocando la pérdida de sus derechos sobre la tierra y de sus recursos productivos, además de nuevas situaciones de violencia e impactos negativos sobre su salud. Sobre este mismo punto, el relator enfatizó la importancia de incluir a las mujeres en los procesos de negociación con las empresas y en la toma de decisiones, así como fomentar que las mujeres tengan acceso a los beneficios derivados de la actividad extractiva.
En el trabajo de promoción de los derechos de las mujeres indígenas, se destacó la necesidad de acercarse más y conseguir el apoyo de los gobiernos nacionales como primer eslabón sobre el cual incidir, antes de dar el salto hacia ámbitos mayores de negociación, como las Naciones Unidas. En general, se consideró que los esfuerzos desde los gobiernos eran aún insuficientes y que muchas veces las agendas de las mujeres indígenas quedaban subsumidas dentro de las de otros grupos. Más aún, muchas mujeres denunciaron persecuciones hacia las lideresas defensoras de sus derechos y la criminalización de la protesta por parte de sus gobiernos.
En la lucha por sus derechos y bienestar, también las participantes advirtieron el importante rol que juegan los medios de comunicación y las dificultades de las mujeres para acceder a ellos y difundir sus mensajes. Los medios de comunicación, indicaron, son muchas veces utilizados para difundir información que refuerza los estereotipos, que discrimina, que presenta a las mujeres indígenas en un rol pasivo frente a la modernización y como un obstáculo para el desarrollo.
Estas dificultades plantean a las mujeres indígenas el desafío de diseñar nuevas y creativas estrategias que hagan efectivos sus reclamos. Un mensaje de consenso desarrollado durante la conferencia y a difundir entre los gobernantes y la comunidad internacional fue que la mujer indígena no es una enemiga o un obstáculo para enfrentar los problemas globales, sino más bien, una aliada y parte central de la solución a los mismos. El reconocimiento del papel de las mujeres indígenas en la preservación de la biodiversidad y la mitigación del cambio climático, de su rol en la alimentación, la salud y el cuidado familiar, de sus conocimientos sobre medicina y gestión de los recursos naturales, su participación crítica en las actividades productivas de su hogar, entre muchos otros aportes, deberían repercutir positivamente en su inclusión en los espacios de toma de decisiones, y en políticas que promuevan condiciones de vida digna y de equidad.
La Conferencia Global de Mujeres Indígenas fue organizada por el Foro Internacional de Mujeres Indígenas (FIMI), el Enlace Continental de Mujeres Indígenas de las Américas (ECMIA), la Alianza de Mujeres Indígenas de Centroamérica y México, el Centro de Culturas Indígenas del Perú-Chirapaq, entre otras instituciones. La International Land Coalition estuvo presente a través de la coordinadora regional para América Latina y el Caribe, y de sus miembros y aliados, el Grupo Internacional de Asuntos Indígenas (IWGIA),  el Pacto Asiático de Pueblos Indígenas (AIPP) y la Fundación Tebtebba quienes tuvieron una activa participación en la organización y facilitación de la Conferencia.
Publicado por: Zulema Burneo *Coordinadora de ILC América Latina y el Caribe – 05/11/13 -

Fuente: International Land Coalition     

Las mujeres en las luchas populares de América y el mundo: Entrevista con Silvia Federici.

Silvia Federici, feminista y activista italiana, acompañante de procesos comunitarios en diferentes lugares del mundo, se vio obligada a suspender un encuentro con la comunidad de Paquí, Totonicapán, en Guatemala, debido a las amenazas de muerte contra dos de las organizadoras del evento, Jovita y Gladys Tzul, y por el clima de persecución que priva en el país centroamericano. Tal es el contexto de la siguiente entrevista con la practicante de un feminismo popular que lucha por la defensa de lo común.

– ¿Por qué resultó tan "peligroso” para las élites locales, el anuncio de tu encuentro con la comunidad de Totonicapán, Guatemala?
Porque yo creo que ante todo la lucha por la defensa de la tierra comunal es una de las más importantes en el mundo. Si la perdemos, perdemos todo, porque hay un esfuerzo enorme y global de las compañías mineras, del agronegocio, del capital internacional, de compañías financieras como el Banco Mundial, para terminar con cualquier forma de propiedad y manejo comunal de la tierra, y sobre todo están determinados a controlar toda la riqueza natural, porque en esta medida pueden imponer los ritmos de explotación que necesitan.
El encuentro en Totonicapán resultó peligroso para ellos porque hoy las mujeres están al frente de esta lucha. Y esto se mira en cualquier parte, en África, Europa, América Latina, Estados Unidos. Las mujeres están al frente porque son las que más se responsabilizan de la reproducción familiar y comunitaria. Tienen un interés directo. Siempre han tenido una relación muy pequeña con el dinero y el ingreso monetario. La posibilidad de acceso a la tierra y los bosques es alimento fundamental para la reproducción.
En este momento las luchas de las mujeres son por su comunidad, por el uso no comercial de la tierra, por una economía de subsistencia que no tiene como fin el mercado, por la creación de un espacio autónomo no sometido al mercado o al Estado en el que se crea el embrión de la nueva sociedad. En el éxito de este tipo de luchas se juega nuestra posibilidad de futuro.

– ¿Podrías extenderte en los riesgos para el capitalismo que ellas representan?
Es parte central de mi trabajo demostrar que en toda la historia del capitalismo, ha sido extremadamente importante para el capital apropiarse del cuerpo y el trabajo de la mujer; el trabajo no pagado, de reproducción social, de producción de la vida, de la capacidad de trabajar, ha sido el fundamento de toda la organización del trabajo capitalista. Y por la misma razón, la lucha contra las condiciones de este trabajo ha sido el fundamento de toda lucha política, económica y social.

– ¿Qué lugar ocupa la mujer indígena, tan invisible y tan presente siempre?
Son las luchas de las mujeres indígenas las que nos han demostrado de manera más clara la importancia de las mujeres en el trabajo de reproducción, no sólo en el trabajo doméstico directo, sino también en los cultivos de los campos, en la reproducción de los bosques, de las selvas, de las tierras.
En este sentido, la mujer indígena amplió el discurso del movimiento feminista, que estaba sobre la reproducción, pero en una manera muy limitada. Amplió este discurso incluyendo la reproducción de la tierra, que no es solamente económica, sino cultural. Porque la tierra es donde tus muertos son sepultados, y ahí está el tejido de tu historia. Cuando te toman la tierra, te roban tu historia, tu cultura, tu espíritu.
Los hombres tienden a la negociación. Es toda una historia de su posición social en el capitalismo. Están más listos para ver a la economía de mercado como una opción. Las mujeres han sido excluidas, y al mismo tiempo han reconocido la importancia de las riquezas naturales. En muchas partes del mundo, las mujeres son las que se oponen con más determinación a la venta de los árboles, de los animales, porque piensan que esto significa seguridad para el futuro, no el dinero.
Las mujeres no negocian porque saben que la negociación es una derrota.

– No siempre el feminismo "occidental” ha entendido a las indígenas.
Hay un feminismo liberal, muchas veces compatible con la agenda neoliberal. Un feminismo que con respecto a la lucha por la tierra se pone en la posición de que las mujeres también pueden tener título de propiedad cuando la tierra se privatice. Eso parece una cosa buena y lógica, pero no es así de simple. El reparto individual de las tierras comunitarias es el vehículo más rápido para la pérdida de la tierra, porque ahora ningún campesino controla los precios de la cosecha, y hay muchos factores que determinan lo que pasa en el campo.
Este tipo de política, que muchas feministas han promovido en Uganda y Tanzania, ha sido muy neoliberal. Apoya y promueve la privatización de la tierra. Ahora hay un feminismo institucional que promueve una agenda feminista muy domesticada, donde "igualdad” es el acceso igual a la propiedad. ¿Cuántas mujeres pueden comprar en verdad en la tienda? ¿Cuántas tienen dinero, un poder social suficiente para aprovechar la propiedad?

Yo vengo de un feminismo popular, que así se llama en América del Sur, e incluye el tipo de práctica feminista que no se autodefine así, porque es una práctica de construcción de un nuevo tipo de sociedad, de defensa y producción de lo común, de relaciones solidarias, de producción de una sociedad no competitiva, de cooperación, donde la gente tiene control sobre su propia vida, su comida.
Para mí el feminismo significa una lucha que primeramente revaloriza la actividad de reproducción, que el capitalismo desvaloriza sistemática y estructuralmente, y sobre eso construye todo un sistema de explotación del trabajo. En la raíz de la explotación del trabajo asalariado están la desvalorización del trabajo de reproducción y de los sujetos primarios de este trabajo, que históricamente en la sociedad capitalista han sido las mujeres. Las luchas para la revalorización, el control, la autonomización del proceso de reproducción y del mercado es una condición esencial para crear una sociedad alternativa, sin explotación, jerarquías, ni desigualdades.

Eso, para mí, es el feminismo.


Publicado por: ADITAL - Gloria Muñoz Ramírez – Ojarasca – (La Jornada) – 11/11/13 -