viernes, 8 de noviembre de 2013

Paradójica postulación saudita al Consejo de Derechos Humanos.

La seguridad de las mujeres sauditas depende de la buena voluntad de sus guardianes varones Crédito: Rebecca Murray/IPS
La monarquía de Arabia Saudita tomó la histórica decisión de habilitar el voto de las mujeres a partir de 2015, pero mientras endurece los controles para impedirles conducir automóviles. La incongruencia fue ilustrada con ironía en una viñeta publicada en un periódico.
En ella se muestra a un grupo de mujeres vestidas con burka haciendo fila para sufragar en Riyadh, y a un agresivo funcionario que les dice: “Tenemos un pequeño problema. Necesitamos su licencia de conducir como identificación”.
El único país del mundo en el que las mujeres no tienen permitido conducir se postula para ocupar un asiento en el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), con sede en Ginebra, para un periodo de tres años a partir de enero de 2014.
Las elecciones para los cuatro lugares vacantes en el grupo de Asia Pacífico están previstas para el 12 de este mes en la Asamblea General de la ONU. Los cinco candidatos en carrera son China, Jordania, Maldivas, Vietnam y Arabia Saudita.
Desde que Riyadh rechazó el mes pasado su designación para ocupar un puesto no permanente en el Consejo de Seguridad, comenzó a especularse con que pudiera ocurrir lo mismo si el país es para integrar el Consejo de Derechos Humanos, de 47 miembros.
Sin embargo, Adam Coogle, de la organización Human Rights Watch (HRW), dijo a IPS: “Nuestro equipo en Ginebra ha hecho consultas y al parecer nadie ha oído que Arabia Saudita vaya a rechazar el puesto. Obviamente eso no significa que no pueda ocurrir, pero no podemos hacer comentarios en este punto”.
Suad Abu-Dayyeh, de la organización Equality Now, dijo a IPS que Arabia Saudita, como muchos otros países, necesita hacer sustanciales mejoras para proteger los derechos humanos, en particular de las mujeres y niñas.
“Los abusos a derechos humanos fundamentales, como la falta de una edad mínima para el matrimonio y la prohibición de que las mujeres conduzcan, han sido bien documentados y son muy dañinos”, señaló.
Todos los días, la seguridad de las mujeres sauditas depende de la buena voluntad de sus guardianes varones, que limitan su libertad de movimiento. Esto debe cambiar en forma urgente, subrayó.
Hay señales de que Arabia Saudita ha dado pasos tentativos para atender esta situación, pero debe hacer mucho más, insistió.
“Exhortamos al reino a que aproveche todas las oportunidades para avanzar hacia un cambio en el trato a las mujeres y niñas”, indicó.
Hace dos semanas, cientos de mujeres desafiaron al gobierno saudita conduciendo automóviles por las calles del país. Según informes, la policía detuvo a varias y las instó a no volver a tomar el volante en el futuro.
El jeque Mohammad al Nujaimi, clérigo musulmán saudita, advirtió que la campaña por el derecho de las mujeres a conducir podía arruinar matrimonios, disminuir la tasa de natalidad, propagar el adulterio, causar accidentes de tránsito y generar un “gasto excesivo en productos de belleza”.
El Examen Periódico Universal, al que el Consejo de Derechos Humanos somete a cada país miembro de la ONU, puso la semana pasada bajo la lupa la situación en Arabia Saudita.
Coogle se quejó de que el aporte de Riyadh a esa investigación fue mínimo. Apenas entregó unas declaraciones preparadas que no respondían a las detalladas críticas que se le formularon.
“Arabia Saudita consideró el Examen Periódico como una obligación diplomática de rutina, no como una oportunidad para comprometerse con una reforma que necesita urgentemente”, señaló.
HRW describió en un comunicado una lista de violaciones de derechos humanos cometidas por ese país.
En lo que va del año, Riyadh ha condenado a siete activistas de la sociedad civil por delitos como “tratar de distorsionar la reputación del reino”, “quebrantar la fidelidad al gobernante” y “crear una organización no autorizada”.
Joe Stork, subdirector de HRW en Medio Oriente, señaló que, si bien hay problemas en muchos países, “Arabia Saudita se destaca por sus grados de represión extraordinariamente altos y por no cumplir sus promesas ante el Consejo de Derechos Humanos”.
“En particular, debe mejorar su arbitrario sistema penal, abolir la práctica de la tutela masculina sobre las mujeres y anular los aspectos discriminatorios de su sistema de patrocinio a trabajadores extranjeros, que los hace vulnerables al trabajo forzado”, indicó una declaración de HRW.
Riyadh tampoco adoptó las recomendaciones que había recibido durante la última revisión del Consejo de Derechos Humanos, en febrero de 2009.
HRW insiste en que Arabia Saudita debe firmar y ratificar tratados y acuerdos clave de la ONU.
Estos son el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, la Convención Internacional sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Racial, y la Convención internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios y de sus familiares.
Hillel Neuer, director ejecutivo de la organización UN Watch, con sede en Ginebra, ilustró así la paradoja ante la que se encuentra la ONU: “Investir a Arabia Saudita como juez mundial de los derechos de las mujeres y de la libertad religiosa sería como designar a un piromaníaco como jefe de bomberos”.


Publicado por: IPS: Naciones Unidas – Thalif Deen – 07/11/13 -

La joven negra que salvó a un racista.

Keshia Thomas tenía 18 años cuando el Ku Klux Klan (KKK), una organización que aboga por la supremacía blanca, celebró una movilización en su ciudad natal Ann Arbor (Michigan, Estados Unidos) en 1996.

Liberal, progresista y multicultural, el lugar era inusual para la convocatoria del KKK y, de hecho, cientos de personas se reunieron para demostrarles que no eran bienvenidos.
Había tensión en el ambiente, pero estaba bajo control. La policía, vestida con los uniformes de las fuerzas antidisturbios y armada con gases lacrimógenos, protegía al pequeño grupo de miembros del KKK, ataviados con batas largas blancas y sus gorros en forma de conos.
Del otro lado de una cerca especialmente levantada para la manifestación, se encontraba Thomas junto a un grupo de opositores a la organización.
De repente, una mujer con un megáfono empezó a gritar: "¡Hay un hombre del Klan en la concentración!".

Todos voltearon para ver a un hombre blanco, de mediana edad, que llevaba una camisa con la bandera de los Estados Confederados de América. El sujeto intentó apartarse de ellos, pero los manifestantes, incluyendo Thomas, lo siguieron "sólo para correrlo".
No había confirmación de que el hombre era un simpatizante del Ku Klux Klan, pero para los manifestantes que se oponían a ese movimiento, su ropa y sus tatuajes representaban exactamente lo que ellos fueron a rechazar.
La bandera confederada era para ellos un símbolo del odio y el racismo, mientras que el tatuaje SS -acrónimo de Schutzstaffel, la infame organización nazi- en su brazo apuntaba a la creencia en la supremacía blanca o incluso algo peor.
Se escucharon gritos como "¡Maten al nazi!" y el sujeto empezó a correr, pero lo tumbaron al suelo. Un grupo lo rodeó, y empezó a patearlo y golpearlo con palos de madera de sus pancartas.


"Barbárico"

La mentalidad de la turba se había apoderado de la situación. "Se volvió algo barbárico", recuerda Thomas en conversación con la BBC.
"Cuando la gente está en una multitud es más propensa a hacer cosas que nunca haría individualmente. Alguien tenía que salirse del grupo y decir: 'Esto no está bien'".
La adolescente, quien cursaba el bachillerato, se lanzó encima de ese hombre al que no conocía y su cuerpo se convirtió en un escudo contra los golpes que le propinaban.
"Cuando lo lanzaron al suelo, sentí que dos ángeles levantaban mi cuerpo y me acostaban sobre él".
Para Mark Brunner, un estudiante de fotografía testigo del episodio, lo que hizo Thomas es extraordinario.
"Ella se arriesgó físicamente para proteger a alguien que, en mi opinión, no hubiese hecho lo mismo por ella", le dice a la BBC. "¿Quién hace eso en este mundo?"
¿Qué le dio a Thomas el ímpetu para ayudar a un hombre cuyas visiones parecían ser tan diferentes a las suyas? Sus creencias religiosas jugaron un papel, pero su propia experiencia con la violencia fue otro factor.
"Sabía lo que era ser lastimado", Thomas indicó. "Todas las veces que me sucedió, deseé que alguien se rebelara por mí".
Las circunstancias, que ella no quiere describir, eran diferentes. "Pero violencia es violencia, nadie merece ser lastimado, especialmente no por una idea".


Un ciclo

Thomas no ha vuelto a saber del hombre que salvó, pero en una oportunidad conoció a uno de sus familiares. Meses después, alguien se le acercó en una cafetería y le dijo las gracias. "¿Por qué?", preguntó. "Ese era mi papá", el joven respondió.
Para Thomas, el hecho de que el hombre tuviera un hijo le dio a lo que pasó un significado aún mayor: potencialmente, había prevenido más violencia.
"En gran parte, la gente que lastima, ha sido lastimada. Es un ciclo. Digamos que lo hubieran matado o herido mucho. ¿Cómo se hubiese sentido su hijo? ¿Continuaría él con la violencia?"
Teri Gunderson, quien estaba criando dos niñas adoptadas de raza mixta en Iowa cuando el episodio ocurrió, se sintió profundamente afectada por la historia de Thomas. Tanto que mantuvo una copia de su foto y 17 años después, la sigue viendo. Ella asegura que la estudiante la hizo mejor persona.
"La voz en mi cabeza dice algo como 'Si ella pudo proteger a un hombre (como ese), yo puedo ser amable con esta persona'. Y con esa motivación, me comporto con más bondad".
Pero se pregunta si hubiera podido ser tan valiente como Thomas. ¿Qué habría pasado si alguno de los que habían sido ofensivos racialmente con sus hijas estaba en peligro?
"¿Los hubiera salvado o me hubiera quedado ahí diciendo: 'Te lo mereces, eres un patán'?. Simplemente todavía no tengo la respuesta. Quizás esa es la razón por la cuál ella me impactó tanto".
Brunner y Gunderson con frecuencia piensan en las acciones de la adolescente. Pero Thomas, quien ahora está en sus treintas y vive en Houston, Texas, no; prefiere concentrarse en lo que puede hacer en el futuro y no en lo que consiguió en el pasado.
"No quisiera pensar que eso fue lo mejor que puedo ser. En la vida, siempre te tienes que empeñar en ser mejor".
Thomas dice que cada día intenta hacer algo para eliminar los estereotipos raciales. No se trata de grandes gestos, ella prefiere pensar que los actos pequeños son más importantes.
"Lo más grande que puedes hacer es simplemente ser amable con otro ser humano. Puede ser mirarlo a los ojos o sonreírle. No tiene que ser un acto extraordinario".
Al ver sus fotos de Thomas tratando de detener a la turba, ese día de junio de 1996, Brunner dice: "A todos nos gustaría ser un poquito como Keshia, ¿no? Ella no pensó en sí misma. Ella sólo hizo lo correcto".

Publicado por: BBC MUNDO - Catherine Wynne – 03/11/13 -


Piden intensificar la lucha contra la "creciente" ablación en el Reino Unido.

Profesionales de sanidad y servicios sociales alertan al Reino Unido de la necesidad de intensificar las políticas para prevenir y erradicar la mutilación genital femenina en un informe presentado hoy en la Cámara de los Comunes.

Profesionales de sanidad y servicios sociales alertan al Reino Unido de la necesidad de intensificar las políticas para prevenir y erradicar la mutilación genital femenina en un informe presentado hoy en la Cámara de los Comunes.
Descripción: http://imagec16.247realmedia.com/0/default/empty.gif
El documento, elaborado por expertos de los colegios de Matronas, Enfermería, Tocólogos y Ginecólogos, sindicato "Unite" y la organización por los derechos humanos "Equality Now", recoge una serie de recomendaciones para hacer frente a la ablación, una práctica "creciente" en este país.
Según el documento, este problema afectó a cerca de 66.000 mujeres en Gran Bretaña e Irlanda del Norte y alrededor de 23.000 menores de 15 años estarían en riesgo.
El informe "La lucha contra La Mutilación Genital Femenina en el Reino Unido" destaca que el sistema de sanidad y servicios sociales está "fallando" en la protección de las niñas y mujeres frente a esta práctica, considerada como "abuso infantil" y calificada de "tortura" por Naciones Unidas.
Los profesionales consideran que existe falta de responsabilidad en la actuación del personal sanitario y de los servicios sociales, y que el sistema sanitario no tiene capacidad de respuesta ante este problema.
La ministra de Sanidad Pública de Reino Unido, Jane Ellison, comentó que "una de sus prioridades" es trabajar para "erradicar" la ablación femenina y que se está estudiando la forma de recopilar y compartir datos en el Sistema Nacional de Salud para proteger a las niñas de esta práctica "aberrante".
La mutilación genital femenina fue prohibida en el Reino Unido en 1985 pero los inmigrantes procedentes de países donde es frecuente, comoSomaliaEgipto, Malí y Sudán, continúan practicándola de forma ilegal.
En 25 años de prohibición, no se ha abierto ningún proceso judicial en contra aunque el director de la Fiscalía, Keir Starmer, escribe en el informe que "es sólo cuestión de tiempo" pues se trata de "un crimen que no será tolerado en una sociedad moderna multicultural".
El texto recomienda que se inicie una campaña nacional para concienciar sobre este tema, igual que las que se ponen en marcha sobre el VHI o la violencia doméstica.
Asimismo pide a los médicos que acudan a la policía y a los servicios sociales cuando detecten que alguna de sus pacientes han podido padecer la ablación y que les pregunten si sus hijos o algún miembro de su familia la ha sufrido o podría estar en riesgo.
Publicado por: lainformacion.com - (Agencia EFE) – 07/11/13 -


Víctimas de la explotación laboral 170 mil niños en Bogotá.

Un total de 170 mil niños son víctimas de la explotación laboral en la capital colombiana, donde ejercen las más disímiles actividades informales, sin excluir el ejercicio de la mendicidad.

Según una investigación realizada por la concejal Martha Ordóñez, los menores de edad, en un rango de 5 a 17 años, salen todos los días a las calles citadinas en busca de algún sustento para paliar la pobreza o ayudar a sus familias a sobrevivir.

Entre ellos figuran víctimas de los desplazamientos forzados o miembros de cabildos indígenas sin protección social, que abandonan sus comunidades y emigran a la capital del país.

Uno de los lugares de mayor concentración es la zona peatonal de la populosa Avenida Séptima, donde se les ve, en las pausas de los semáforos, limpiando parabrisas de un auto a otro. También las aprovechan para tratar de vender periódicos o baratijas de la más diversa índole.

Esa situación los expone a diversos riesgos, sobre todo los daños de orden físico y sicológico, al convertir la vía pública en su principal espacio de socialización y aprendizaje del mundo, según consenso de médicos, sociólogos y sicólogos.

Em lo que atañe a lsa salud, añaden, carecen de acceso a los servicios médicos, sin contar con las enfermedades dermatológicas y gastrointestinales que afrontan, entre otras más graves.

Según estudios y estadísticas oficiales, muchos e ellos son controlados incluso por bandas delincuenciales que los utilizan en el microtráfico o venta al menudeo de drogas, robos u otras acciones criminales.

Al cierre de 2012, la explotación laboral de menores ascendía en Bogotá a un 9,8 por ciento y la cifra parece ir en aumento. Casi en su totalidad, ese sector de la población infantil se mantiene al margen del sistema de enseñanza o marcado por la deserción escolar.

De acuerdo con la Secretaría de Educación distrital hay en un proyecto para contrarrestar esta problemática mediante 45 colegios encargados de identificar y rescatar a los estudiantes involucrados en el comercio callejero, el reciclaje y la mendicidad.

Por medio de una alianza con la Fundación Telefónica Colombia, la entidad distrital realizó una inversión que rebasa los 974 millones de pesos (poco más de medio millón de dólares), para atender integralmente a tres mil 736 niñas, niños y jóvenes trabajadores o en riesgo de serlo.


Publicado por: Argenpress.info – PL – 06/11/13 -

Anuncio de un soldado de EE.UU. y su pareja musulmana crea controversia.

Desde hace unos días puede verse en las calles de Los Ángeles, en California, un anuncio que está causando controversia. En él aparece un soldado estadounidense abrazado a una mujer musulmana con el rostro cubierto y que luce un anillo de casada.

La publicidad -en la que se puede leer el eslogan "Keeping you together" (manteniéndolos unidos)- promociona las virtudes de un tratamiento contra los ronquidos que "contribuye a que las parejas permanezcan juntas".
Melody Devemark, portavoz de la compañía californiana SnoreStop, aseguró a medios estadounidenses que el afiche "quiere mostrar a parejas que normalmente no se ven en los anuncios".
"Algunos creen que nos estamos aprovechando de la imagen de los soldados. Creo que no entienden que existen parejas así", señaló Devemark.
La respuesta a la publicidad -que está protagonizada por el soldado estadounidense Paul Evans y su novia- no se ha hecho esperar.
Algunos consideran que contienen un mensaje positivo en favor de la diversidad aunque otros se preguntan qué tiene que ver esta pareja con un producto contra los ronquidos y hay incluso quienes creen que resulta ofensivo.


"Racista y ofensivo"

La campaña ha desatado reacciones encontradas.
Un portavoz del Consejo de Relaciones Islámico-Estadounidenses (CAIR, por sus siglas en inglés) aseguró a la cadena Al Arabiya que se trata de una campaña "valiosa diseñada para fomentar un debate sobre la raza, la religión y la identridad étnica".
Pero esta visión positiva del anuncio no es compartida por la escritora de origen iraquí Aseel Machi, quien en un artículo publicado en el diario británico The Guardian lo califica de "racista y ofensivo".
Machi critica el hecho de que los responsables de la publicidad muestren a la mujer cubierta con un niqab, una prenda que, en su opinión, no representa la manera en la que visten las mujeres musulmanas.
Además, Machi, quien en la actualidad reside en Estados Unidos, asegura que cuando ve a un hombre vestido de camuflaje con una mujer musulmana en sus brazos piensa en las atrocidades cometidas en su país por las tropas estadounidenses e internacionales.
La controversia desatada por esta publicidad no parece que vaya a acabar pronto, ya que los responsables de la campaña tienen pensado colgar más carteles en ciudades como San Diego, Houston, Salt Lake City y Nueva York.

Publicado por: BBC MUNDO - Jaime González – 05/11/13 -



Pueblos originarios: Preocupación por la situación de una indígena detenida y sin intérprete.

El diputado nacional de la CTA por Unidad Popular, Antonio Riestra, presentó un proyecto de resolución por el que expresa “su preocupación por la situación y posible vulneración del derecho de defensa en juicio de Reina Maraz, de origen Kichwua, nacida en Bolivia, detenida desde noviembre de 2010 en la Unidad Penitenciaria 33 de Los Hornos, Provincia de Buenos Aires.

"Maraz pasó un año encerrada sin comprender el proceso judicial que la mantiene privada de la libertad junto a su hija, por no hablar español y no contar el organismo competente con intérpretes de lenguas originarias”.

Reina Maraz, como reza el proyecto, es una mujer indígena que desde 2010 se encuentra detenida y es sometida a un proceso judicial que no puede comprender, porque no habla español. Maraz habla quechua y comprende un poco de español, pero nada del lenguaje judicial, que le es completamente ajeno. Es por esto que recién después de un año de cárcel y proceso pudo comprender -gracias a una intérprete provista por la Dirección de Litigios Estratégicos y del Programa de Pueblos Originarios y Migrantes de la Comisión Provincial por la Memoria (CMP)- que está acusada de homicidio agravado.

Los organismos competentes disponen de intérpretes, pero solamente en inglés, francés y portugués, no en quechua ni en ninguna otra lengua originaria. “En casos como estos las garantías de defensa en juicio se desvirtúan absolutamente, alguien es privado de su libertad sin que se le pueda explicar las razones o los pasos procesales que tendrán lugar en el juicio del que es parte. ¿Cómo será indagada esa persona? ¿Cómo se le asegura que tendrá un juicio justo si no puede declarar, expresar su versión de los hechos, si no puede comunicarse con quien ejerza la defensa?”, se pregunta Riestra, presidente de la Comisión de Población en Diputados, en los argumentos de su proyecto

“Cuando la conocimos, en diciembre de 2011, Reina se encontraba en un absoluto estado de indefensión, y no comprendía las razones de su encierro”, informaron desde la CPM quienes realizaron distintas intervenciones que empezaron por exigir que se garantice la presencia de intérpretes para tomarle declaración o interactuar con ella.

A través de la intérprete que propuso el organismo se le pudo explicar de qué se la acusaba y ella pudo contar por primera vez su versión de los hechos. A Maraz se la imputa de haber asesinado a su marido junto a un vecino que aparentemente abusaba de ella. En su propio relato, ella describió su condición de migrante, una situación de violencia doméstica y sexual previa a los hechos por los que la juzgan, violencia que era ejercida, principalmente, por su marido y el vecino a quien señalan como su cómplice.

En abril de 2012 el Juzgado de Garantías 6 de Quilmes, a cargo de Diego C. Agüero, dispuso la nulidad de la audiencia celebrada hasta el momento y ordenó que se le tome una nueva declaración a Reina con la presencia de los intérpretes propuestos por la CPM.

Actualmente la causa se encuentra a disposición del Tribunal en lo Criminal N°1 del Departamento Judicial de Quilmes, próxima al debate oral.

Por el momento procesal en que se encuentra la causa, las partes ya no pueden ofrecer pruebas, por lo que los abogados de la CPM expresaron su preocupación ante el hecho de que no aparezca en el expediente la voz de Reina ni la sumatoria de circunstancias que derivaron en su detención.

En la provincia de Buenos Aires, así como en otras partes de nuestro país, son muchas las personas, migrantes o no, que podrían encontrarse en esta situación y las Asesorías periciales carecen de traductores o expertos en lenguas originarias. Esto quebranta la garantía de defensa en juicio, haciendo imposible el acceso a un juicio justo. Por otro lado, profundiza la vulnerabilidad de los más débiles e incumple la debida protección que el Estado debe brindarles especialmente.


Publicado por: Argenpress.info – ACTA – 06/11/13 -

Barcelona: Exposición “Matriarcats”

El próximo 7 de noviembre a las 19’30h en el Centro Cultural Can Fabra, se inaugura la exposición “Matriarcats” de la fotógrafa catalana Anna Boyé.

Existen en el mundo sociedades donde las mujeres organizan el trabajo, gestionan la economía, el bienestar social y gobiernan. Su sabiduría es respetada por todos. Matriarcados es un trabajo fotográfico y antropológico sobre las comunidades matriarcales de las etnias bijagó, de Guinea Bissau; mosuo del Lago Lugu, China, y las indias zapotecas de Juchitán, México.
La fotógrafa se alegra por tener la oportunidad de enseñaros este material que con tanto cariño y esfuerzo he realizado.

También se proyectarán en la sala los resúmenes de los tres documentales que he elaborado sobre los matriarcados.

De la isla de las mujeres a la comunidad del amor.

Anna Boyé llegó a los “matriarcados” casi por casualidad. Pasó muchos años investigando sobre “Mujeres y Religión” y viajó por todo el mundo. Alguien le comentó que aún existían lugares matriarcales como la isla Orango Grande, en el archipiélago de las Bijagós, frente a la costa de Guinea Bissau, una tierra donde las mujeres mantienen el poder, donde se organizan en asociaciones que gestionan la economía, el bienestar social y la ley. Son ellas las que imponen sanciones, dirigen, aconsejan, distribuyen y se las respeta como dueñas absolutas de la casa y de la tierra. Sólo se recurre a los hombres para el barbecho de los campos, la caza del mono y la pesca.
La fotógrafa organizó sus viajes con muchísimo cuidado e ilusión. No fue nada fácil ni cómodo porque siempre viajo en solitario, y algunos de los lugares visitados eran de muy difícil acceso. Aterrizó en Guinea Bisau, cogió un bote y durante siete horas penetró mar adentro hasta llegar al archipiélago de las Bijagós. “La acogida fue increíble, durante casi un mes fui una más, y las sacerdotisas me dieron permiso para fotografiar todo lo que quería y pude hablar con la gente. Viví con una familia en una choza de madera en la selva. Ellas no entendían que otras sociedades se pudieran organizar de manera diferente a su comunidad, porque allí son felices y nadie quieren irse”. 
Las islas de las Bijagós son Reserva de la Biosfera. Anna nos cuenta: “Es esplendoroso, con palmeras altísimas. Un verdadero paraíso. En la isla de Orango Grande todo es peligroso, el mar, las rayas, las serpientes mortales”. Sin embargo, ella se preguntaba si los hombres estaban conformes y explica que cuando les preguntaba si se sentían bien y si no preferían mandar ellos, les contestaban con gran naturalidad: “ellas saben más, lo organizan todo mejor, y nosotros hacemos mejor otras cosas”.
Boyé también alcanzó las montañas de la región de Yunnan, al sur de la China. Se acercó al lago Lugu de 2.700 metros. Un lugar en donde habitan varias etnias que no tiene nada que ver con el resto del país. Entre ellas se hallan los mosuo, que se organizan en clanes de mujeres donde el mando lo dirige una matriarca o “davu”.

Las mosuo invitaron a la fotoperiodista catalana a convivir con ellas durante varias semanas. En esta sociedad tener una niña es un privilegio. Las mujeres administran los bienes, ordenan el trabajo y son las que toman la iniciativa en el amor. No existe la figura del marido. Ellas son las que eligen a sus amantes. Pueden tener un compañero durante años pero los niños se crían en el clan materno educados por los tíos. Anna asegura que es una sociedad pacifica, en donde no existen los celos ni el rencor. Nos confesó que una de las mujeres quiso adoptarla y se encontraba tan bien entre ellas, “que si no tuviera marido e hijo me hubiera quedado a vivir allí mucho más tiempo”.

A las poderosas mujeres de Juchitán, al sur de México, en el istmo de Tehuantepec, las localizo Boyé gracias a una amiga mexicana que le comentó que el departamento de salud estaba admirado de que allí los indicativos de salud eran increíblemente altos, y cuando visitó el lugar pudo comprobar que los niños se criaban sanos y la gente parecía sana y feliz. En el Juchitán se mantiene un antiguo matriarcado que ha tenido que pactar y convivir con el patriarcado dominante. “Sin embargo, los negocios y el comercio están en manos de las mujeres. Es la asamblea de indias zapotecas, la que controla la vida económica de la ciudad. Poseen costosos trajes artesanales y joyas de oro que heredan de madres a hijas. Son reconocidas en todo México por su inteligencia, valentía, habilidad y audacia. Aquí, los hombres apenas se notan”.
La isla de las mujeres
En la isla de Orango Grande, en el archipiélago de las Bijagós, frente a la costa de Guinea Bissau, hay una tierra donde las mujeres tienen toda la autoridad, donde se organizan en asociaciones que gestionan la economía, el bienestar social y la ley. Son ellas las que dirigen, aconsejan, distribuyen los recursos y gobiernan, se las respeta como dueñas absolutas de la casa y de la tierra.
Las poderosas mujeres de Juchitán
En Juchitán, al sur de México, en el istmo de Tehuantepec, el comercio y los negocios están en manos de las mujeres, indias zapotecas, que controlan la vida económica de la ciudad. Poseen costosos trajes artesanales y joyas de oro que heredan de madres a hijas. Son reconocidas en todo México por su inteligencia, valentía, habilidad y audacia. Aquí, los hombres apenas se notan. Sin embargo, en Juchitán de Zaragoza conviven bajo el mismo techo un matriarcado y un patriarcado.
La tierra de las hijas
Hay un lugar en China, a orillas del Lago Lugu, en que las hijas son bien recibidas. Un regalo que hace a la familia más grande y poderosa. Entre las provincias de Yunnan y Suchuan, vive una pequeña comunidad, los mosuo, donde las la mujeres administran los bienes, organizan el trabajo y gobiernan. No existe la figura del marido. Ellas se unen por amor con hombres que las visitan de noche. Los padres no tienen ninguna responsabilidad sobre los hijos, que vivirán siempre en el clan materno.

Publicado por: AmecoPress /Catalunya – 04/11/13 -

“Vendí a mi hermana por 300 dólares”

Esta calle, que atraviesa el campamento de refugiados de Zaatari, en Jordania, fue nombrada Campos Elíseos. Hombres árabes se acercan para comprar vírgenes. Crédito: Liny Mutsaers/IPS.
Amani acaba de cumplir 22 años. Hace dos meses abandonó su casa de Damasco para huir de la guerra civil siria. Tras un viaje peligroso que le llevó toda la noche, llegó a Zaatari, el campamento de refugiados en la frontera de Jordania donde desde hacía un año vivían sus padres y dos hermanas.
En Damasco, Amani había vivido con su esposo y cinco hijos en un apartamento en plena ciudad vieja. Como muchas sirias, se casó cuando era aún una niña. Acababa de cumplir 15 cuando encontró al hombre de sus sueños y decidió contraer matrimonio.
“En Siria las cosas son diferentes”, dijo a IPS. “Las jóvenes se casan muy tempranamente; es una tradición. Pero eso no significa que a todas nos casen con extraños. Yo elegí a mi esposo y él me eligió a mí. No podríamos haber sido más felices que cuando estábamos juntos”.
Después de tener a sus cinco hijos, la guerra civil estalló en el país que ama, pero cuyas políticas considera injustas y cuyo gobierno le parece corrupto. Vivir en la capital, que todavía está bajo el control del presidente Bashar al Assad, no le facilitó las cosas.
Su esposo tomó las armas desde los primeros días de la revuelta armada, y se integró al Ejército Libre Sirio. Pronto se convirtió en líder de uno de los mayores batallones que combatían al régimen en Damasco.
La propia Amani combatía en filas rebeldes, pese a que tenía cinco hijos que cuidar.
“Las mujeres no somos tan fuertes como los hombres, pero a veces somos más estratégicas. Uno no puede funcionar sin el otro”, dijo. Pero un ataque contra su apartamento mató a su esposo y a cuatro de sus hijos.
Amani escapó y apenas logró salvar a su hija menor.
“He visto jordanos, egipcios y sauditas pasando por las tiendas en busca de una virgen que llevarse. Pagan 300 dólares y obtienen a la muchacha de sus sueños”
“Cuando oí que se acercaban los aviones del régimen, escondí a mi hijita bajo la pileta de nuestra cocina. Cabía justo en el pequeño espacio que estaba junto a la basura. Era apenas una bebé. Los otros niños habían corrido hacia su padre para buscar protección. Y yo, sumida en el pánico y para ver qué estaba ocurriendo, corrí hacia la calle”, relató.
“Segundos después de haber llegado a la calle, una explosión destruyó toda la casa. Entre los escombros solo pude hallar a mi pequeña bebé”, añadió.
Luego de la tragedia, Amani hizo el peligroso viaje de Damasco hasta el campamento de refugiados. Pero la vida en Zaatari no ha sido en absoluto un alivio.
“Estamos encerrados como monos en una jaula. Apenas entras al campamento, ya no hay manera de salir”, agregó.
El campamento está superpoblado. Un mar de tiendas de campaña ocupa 3,3 kilómetros cuadrados y alberga a 150.000 refugiados, tres veces la cantidad para la que fue construido hace casi dos años.
El asentamiento, en medio de un árido desierto, padece tormentas de arena y enfermedades. La poca ayuda humanitaria no alcanza a todas las personas que la necesitan. Quienes quieren pan o mantas para protegerse del frío tienen que comprárselas a individuos que reciben esta asistencia de modo gratuito y luego la venden ilegalmente.
En el campamento se ha consolidado toda una economía clandestina. La lucha por los alimentos es feroz, y solo unos pocos afortunados ganan suficiente dinero para mantener a una familia.
“Trabajo siete días a la semana, por lo menos 10 horas por día, para una organización no gubernamental que se ocupa de los niños más pequeños del campamento. Luego de trabajar una semana entera, cobro tres dólares. Con una madre enferma, un padre anciano y una bebé a la que cuidar, esta vida es insostenible”, dijo Amani.
“Mi hermana mayor y su esposo todavía tienen a todos sus hijos, gracias a Dios, pero esto significa cinco bocas más para alimentar”, añadió.
Alimentar a una familia de 10 integrantes con apenas tres dólares semanales es imposible. Amani trajo a su hermana menor, Amara, para que trabajara en la misma organización no gubernamental. Pero duplicar el ingreso tampoco alcanzó para mantenerlos a todos.
Había una sola manera de obtener dinero con celeridad, una vía que muchas familias habían seguido antes de que lo hiciera Amani: vender a una de las muchachas. Amani vendió a su hermana Amara, de 14 años, para una especie de matrimonio.
Se trata, ni más ni menos, de la venta de mujeres vírgenes.
“En Siria no es raro casarse a los 16 años. La mayoría de los hombres árabes lo saben y a menudo vienen a Siria a buscar una novia joven. En estos días vienen a buscarlas a los campamentos, donde casi todo el mundo está desesperado por irse”, explicó.
“He visto jordanos, egipcios y sauditas pasando por las tiendas en busca de una virgen que llevarse. Pagan 300 dólares y obtienen a la muchacha de sus sueños”, agregó.
Amani alega que no tuvo opción. “Yo sabía que ella no estaba enamorada, pero también sabía que él la cuidaría. Me habría vendido a mí misma, pero Amara era la única virgen en nuestra familia. Tuvimos que venderla para que los demás sobreviviéramos. ¿Qué más podía hacer?”.
Fue así como Amara contrajo matrimonio con un saudita que pasó por su tienda y le pidió su mano a su padre. Eso fue después de haber conocido a Amani, que le había hablado de la desesperación financiera de la familia y de su hermana menor, a quien todavía no habían casado. Con esa boda, Amani obtuvo una suma vital para sostener a su familia, al menos por ahora.
 Publicado por: IPS: CAMPAMENTO DE ZAATARI, Jordania – Annabell Van den Berghe – 07/11/13 -



Vaticano: "¿Mujer cardenal?, una estupidez"

El vocero del Vaticano, el sacerdote Federico Lombardi, descartó la posibilidad de que el Papa nombre a una mujer cardenal, lo que calificó de "estupidez", según la prensa irlandesa.

El Sunday Times escribió el domingo que el nombre de la teólogo candidata a ser designada cardenal es Linda Hogan.

"Son sólo estupideces. Simplemente no es una posibilidad realista que el papa Francisco nombre mujeres cardenales en el próximo consistorio".

Lombardi explicó que "a nivel teológico y teórico es una cosa posible. El cardenalicio es uno de esos roles en la Iglesia para los cuales, en línea teórica, no es necesario ser ordenados".

"Pero de ahí a suponer que el Papa nombrará mujeres cardenales en el próximo consistorio no es ni siquiera lejanamente realista", agregó.


Publicado por: Argenpress.info – ANSA – 05/11/13 -

La presidenta de Brasil califica de alarmante el alza de las agresiones a las mujeres.

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, calificó hoy de alarmante las 50 mil 617 violaciones de mujeres registradas en 2012, lo cual representa un 18,17 por ciento de incremento con respecto a 2011.

Tras considerar al Gobierno como "un defensor intransigente de la igualdad de derechos entre mujeres y hombres" y luchar incansablemente contra la violencia que golpea a las féminas, Rousseff señaló a través de su cuenta en Twitter que la violencia contra ellas es una vergüenza que la sociedad brasileña necesita superar.

Se pronunció por la necesidad de acabar con la impunidad, combatir de manera implacable los prejuicios sexistas, lograr el respeto de las diferencias y apoyar a las víctimas.

Estas estadísticas, que a veces no reflejan la realidad, son consecuencia de la implementación de la Ley Maria da Penha, que convirtió en crimen una agresión contra la mujer y facilitó los medios para denunciar los abusos y proteger a las ultrajadas, aseveró.

La legislación Maria da Penha constituye una herramienta más para combatir la violencia contra las mujeres y los centros de féminas deben ampliar y humanizar su labor con miras a garantizar la protección de las agredidas y facilitar la actuación de policía y la justicia, apunto.

La mandataria afirmó que durante esta semana serán adoptarán medidas para construir Casas de la Mujer en 26 capitales estaduales, porque se debe dar refugio a las violentadas y prisión a los agresores.

Las denuncias de violaciones aparecen publicadas en el séptimo anuario brasileño de Seguridad Pública.


Publicado por: Argenpress.Info – PL – 06/11/13 -

Estremecedor relato de una cautiva.

Michelle Knight, una de las tres jóvenes secuestradas, violadas y maltratadas por Ariel Castro en una casa en Cleveland, Ohio, contó su calvario de casi 11 años en una entrevista con la cadena CNN. “Me ataba como si fuera un pescado”, graficó la joven ante las cámaras.

Una de las tres mujeres que estuvieron cautivas en la casa de un hombre de Cleveland por casi una década dijo que el secuestrador la ataba con un cable eléctrico en el cuello, las manos y los pies, y la colgaba “como un pescado”, según revelan videos de una entrevista grabada para ser transmitida en el programa de Dr. Phil .
“Fui amarrada como un pescado, como una decoración en la pared”, relató Michelle Knight en una entrevista que le hizo el conductor del programa de televisión en un corto de video difundido a la prensa. “Esa es la única manera en que puedo describirlo”, agregó.
“Estaba colgada así”, señaló, usando un dedo para dibujar una curva en forma de U en el aire.
En otro corto de la entrevista en el canal del programa en YouTube, Knight dice que Castro –que fue hallado muerto en la cárcel a comienzos de septiembre, poco después de haber sido condenado a cadena perpetua– le dijo que iba a ser castigada si forzaba una cerradura y escapaba. Añadió que le puso cinta adhesiva sobre su boca en un momento a fin de impedir que gritara.
El programa adelantó que Knight habla del abuso físico, mental y sexual al que fue sometida durante su cautiverio, inclusive que estuvo encadenada durante semanas.
Knight fue secuestrada en agosto de 2002, cuando tenía 20 años. Knight, Amanda Berry y Gina DeJesus se escaparon de la casa de Ariel Castro el 6 de mayo, cuando Berry empujó una puerta y pidió auxilio.
De las tres víctimas, Knight es la que ha hablado en público con mayor frecuencia desde esa fecha, e inclusive hizo una visita al vecindario de Castro antes de que la vivienda fuera demolida. Berry y de DeJesus planean colaborar con un equipo de periodistas del Washington Post, ganadores del premio Pulitzer, para escribir un libro sobre su dura experiencia.
Condenado y muerto
Castro, de 53 años, se declaró culpable y fue condenado a cadena perpetua.
Knight fue la única víctima en presentarse el día de la sentencia de Castro. La mujer le dijo: “¡Me arrebataste 11 años de mi vida, pero la he recobrado! Pasé 11 años en un infierno. Ahora tu infierno apenas comienza”.
Un mes después de su sentencia, Castro fue hallado muerto en su celda. Se había ahorcado y se dijo que se había suicidado, pero un reporte de la prisión indicó luego que habría muerto accidentalmente mientras se asfixiaba para sentir placer sexual.
Víctimas
Tres mujeres. Castro mantuvo cautivas durante casi una década a tres jóvenes: Michelle 
Knight (foto), Amanda Berry y Gina DeJesus, que tenían 19, 17 y 14 años al momento de la captura. El caso se conoció cuando en mayo Berry, quien tuvo una hija de Castro durante su secuestro, logró escapar de la casa y alertar a las autoridades. Knight contó que Castro le lanzaba dinero. “Estaba obsesionado con las prostitutas. Él creía que yo era una prostituta de 13 años, y cuando se enteró de mi verdadera edad, se volvió loco”, dijo.

Publicado por: Diario La Voz – Córdoba (Argentina) – AP y Télam – Cleveland – 06/11/13 -