miércoles, 23 de octubre de 2013

ARGENTINA: imágenes del mal uso y descontrol del uso de agroquímicos !!!!!!

Fabián Tomasi, un peón de campo que trabajó muchos años en el manejo de sustancias químicas usadas en los cultivos, fotografiado el 29 de marzo del 2013 en su residencia de Basavilbaso, en la provincia argentina de Entre Ríos. Tomasi dice que nunca se lo entrenó en el manejo de estas sustancias ni se le dio equipo protector. Hoy padece de polineuropatía y está demacrado. (AP Photo/Natacha Pisarenko)




En esta foto del 31 de marzo de 2013 se ve a Camila Verón, de 2 años, afectada por graves trastornos orgánicos innatos y discapacidad, frente a su casa en. Avia Terai, provincia del Chaco, Argentina. Los médicos dijeron a la madre de Camila, Silvia Achával, que se debía posiblemente a los agroquímicos. Es casi imposible demostrar que la exposición a un producto químico en particular provocó cáncer o deformaciones congénitas a un individuo, pero ..

 

Aixa Cano, de 5 años y quien tiene verrugas peludas en todo el cuerpo, foografiada en su casa en Avia Terai, provincia argentina del Chaco, el 1ro de abril del 2013. Los médicos no pueden explicar el origen de las verrugas, aunque sospechan que puede estar ligado al uso de agroquímicos en los cultivos de la zona.(AP Photo/Natacha Pisarenko)

.

Argentina: mal uso de los agroquímicos provoca problemas de salud.(2)

El biólogo molecular Andrés Carrasco, de la Universidad de Buenos Aires, dice que los cócteles químicos son alarmantes, pero que el glifosato por sí solo puede generar trastornos a la salud de los humanos. Comprobó que la inyección de dosis muy bajas de glifosato en embriones de ranas y pollos puede alterar los niveles de ácido retinoico, lo que causa defectos en la columna similares a los que médicos detectan cada vez más en comunidades humanas donde se usan agroquímicos.

El ácido, una especie de vitamina A, es fundamental para combatir el cáncer y desencadenar expresiones genéticas, el proceso por el cual las células embrión se transforman en órganos y miembros.

"Si es posible reproducirlo en el laboratorio, seguramente lo que está pasando en el campo es mucho peor", dijo Carrasco. "Y si es mucho peor, y sospechamos que es, lo que tenemos que hacer es ponerlo bajo una lupa".

Sus hallazgos, publicados en la revista Chemical Research in Toxicology en 2010, fueron rechazados por Monsanto, que dijo que "no sorprenden dada la metodología y los escenarios de exposición irreales".


Monsanto sostuvo, en respuesta a las preguntas de la AP, que los análisis de la seguridad de los químicos deben hacerse únicamente en animales vivos y que la inyección de embriones "es menos confiable y menos relevante en la evaluación de los riesgos para los humanos".

"El glifosato es menos tóxico que el repelente que pones en la piel de los chicos", dijo Pablo Vaquero, vicepresidente de Monsanto en Argentina y director de asuntos corporativos de la empresa en el Cono Sur. "Dicho esto, habría que tener una hojita de responsabilidad en el buen uso de productos, porque de ninguna manera pondría repelente en la boca de los chicos, y ningún aplicador ambiental debería utilizar un mosquito o un avión fumigador sin darse cuenta de las condiciones ambientales y las amenazas que hay a partir del uso del producto". En los campos, las advertencias son vastamente ignoradas.

Durante tres años Tomasi estuvo expuesto cotidianamente a los químicos al llenar de pesticidas los tanques que se usan para rociar los cultivos. Ahora está al borde de la muerte, víctima de una polineuropatía, una enfermedad neurológica que lo tiene sin fuerza, marchito.

"Preparaba millones de litros veneno sin ningún tipo de protección, como guantes, máscaras o vestimenta especial", dijo. "No sabía nada de esto. Aprendí después de hacer contacto con científicos. Los venenos vienen en bidones, son líquidos concentrados con un montón de precauciones que tomar al momento de aplicarlo". Pero "nadie toma precauciones".

La soja se vende a 500 dólares la tonelada y los agricultores la plantan donde pueden, ignorando a menudo las recomendaciones de Monsanto y las restricciones establecidas en las leyes de las provincias, pues rocían sin avisar a la población, incluso cuando soplan vientos.

En Entre Ríos, los maestros dijeron que no se respeta el límite establecido de no rociar a menos de 50 metros en 18 escuelas y que 11 de esos campos de cultivo fueron fumigados en plena clase. Cinco maestros hicieron denuncias a la policía este año.

La maestra Druetta denunció en Santa Fe que algunos estudiantes se desmayaron cuando los pesticidas entraron a las aulas y que el agua potable de su pueblo de Alvear está contaminada. Dice que la escuela carece de agua purificada y que un vecino mantiene congelados cuerpos de conejos y pájaros que cayeron muertos tras la aspersión con la esperanza de que alguien los estudie.

En la provincia de Buenos Aires está prohibido cargar o preparar equipos para fumigar en áreas pobladas, pero en pueblos como Rawson se rociaron los tóxicos al otro lado de la calle, donde hay viviendas y una escuela, y las sustancias tóxicas que se desbordan fueron a parar a una zanja.

Félix San Román dice que cuando se quejó de las nubes de sustancias químicas que llegan a su casa, los rociadores le dieron una golpiza que rompió su columna y algunos dientes. Afirmó que hizo una denuncia en 2011, que fue ignorada.

"Este es un pueblo chiquito donde nadie se enfrenta con nadie y las autoridades hacen la vista gorda", dijo San Román. "Sólo quiero que se aplique la ley existente, que dice que no se puede hacer esto adentro (a menos de) 1.500 metros. Nadie la respeta".

A veces hasta las órdenes judiciales son ignoradas. En enero, el activista Oscar di Vincensi se plantó frente a un tractor en un campo aledaño a una casa, mostrando un papel con un fallo que impide rociar a menos de 1.000 metros de las viviendas en su pueblo, llamado Alberti. El conductor del tractor lo ignoró y lo roció de pesticida.

 

El riesgo en la salud

 El doctor Damian Verzenassi, director del programa de Medio Ambiente y Salud de la facultad de medicina de la Universidad Nacional de Rosario, decidió tratar de averiguar el motivo de un aumento en los casos de cáncer, defectos de nacimiento y pérdidas de bebés durante el embarazo en los hospitales de Argentina.

"No fuimos a encontrar problemas de agroquímicos", dijo el médico. "Fuimos a averiguar qué estaba pasando con la gente".

Desde 2010, hizo un estudio epidemiológico casa por casa que incluyó a 65.000 personas en la provincia de Santa Fe y comprobó que las tasas de cáncer son entre dos y cuatro veces el promedio nacional, incluidos el cáncer de pecho, de próstata y de pulmón. También se comprobaron altos índices de trastornos en la tiroides y de problemas respiratorios crónicos.

"Puede estar vinculado con los agrotóxicos", dijo Verzenassi. "Hacen los análisis de toxicidad sobre el primer ingrediente, pero nunca han estudiado las interacciones entre todos los químicos que están aplicando.

La médica María del Carmen Seveso, quien dirige desde hace 33 años las unidades de terapia intensiva y comisiones de ética en hospitales del Chaco, se alarmó al ver que, según certificados de nacimiento, los defectos congénitos de los bebés se habían cuadruplicado, de 19,1 a 85,3 por cada 10.000 nacimientos, desde que se aprobó la siembra de cultivos modificados genéticamente hace una década.

Empeñada en hallar las causas, Seveso y su equipo médico encuestó a 2.051 personas en seis pueblos del Chaco. Comprobó que hay más enfermedades y defectos en los pueblos agrícolas que en pueblos ganaderos. En Avia Terai, el 31% de los consultados dijo tener un familiar que contrajo cáncer en la última década, comparado con el 3% del vecino pueblo ganadero de Charadai.

Al visitar estos poblados rodeados por cultivos, la AP encontró rastros de sustancias químicas en sitios donde se supone que no deberían estar.

Claudia Sariski, cuya casa no tiene agua, dice que no deja que sus mellizas beban el agua almacenada en contenedores donde hubo sustancias químicas que tiene en el patio trasero. Pero sus pollos lo hacen, y ella usa esa agua para lavar la ropa.

"Preparan las semillas y el veneno en sus casas. No se ha tomado conciencia de lo que están haciendo", dijo la agrimensora Katherina Pardo. "Es muy común, tanto en Avia Terai como en pueblos vecinos, que usen los recipientes usados para abastecer de agua la casa. Como no hay agua potable, la gente los usa igual. Son gente muy práctica".

El estudio detectó enfermedades que, según la médica Seveso, antes no eran comunes, como defectos de nacimiento, deformaciones del cerebro, médulas espinales expuestas, ceguera o sordera, lesiones neurológicas, infertilidad y problemas inusuales en la piel.

Aixa Cano, una niña de cinco años, tiene verrugas peludas en todo el cuerpo. Su vecina Camila Verón, de dos años, nació con varios defectos. Los médicos les dijeron a las madres que los agroquímicos podrían ser responsables.

"Me dijeron que fue lo que tomaba, que está en el agua porque tiran mucho veneno acá cerca", dijo la madre de Camila, Silvia Achaval, señalando hacia su hija. "Los que dicen que tirar veneno no tiene efecto... no sé qué sentido tiene, porque allí tiene la prueba".

Es casi imposible demostrar que la exposición a una sustancia química específica puede haber causado el cáncer o defectos de nacimiento en una persona. Pero, al igual que otros médicos, Seveso dice que los resultados en Chaco hacen necesaria una rigurosa investigación del Gobierno.

Su informe de 68 páginas, sin embargo, fue archivado por un año en el Ministerio de Salud del Chaco. Finalmente, se filtró una copia, que fue distribuida por internet. "Hay cosas de las que no se habla, cosas que no se escuchan", dijo Seveso. Los científicos dicen que sólo estudios más amplios, a largo plazo, pueden descartar a los agroquímicos como causantes de estas enfermedades.

"Es por ello que hacemos estudios epidemiológicos de males cardíacos, problemas con el cigarrillo y todo tipo de cosas", dijo Doug Gurian-Sherman, ex regulador de la Agencia de Protección Ambiental estadounidense que ahora colabora con la Union of Concerned Scientists. "Si tienes indicios que revelan graves
 problemas de salud, no esperas hasta tener pruebas absolutas para tomar medidas".

Publicado por: infobae.com – 23/10/13 -


Argentina: mal uso de los agroquímicos provoca problemas de salud.(1)

El boom de la soja en la Argentina, el principal producto de exportación del país, está relacionado con el uso de semillas transgénicas. La mala aplicación de herbicidas y pesticidas trae consecuencias sobre algunos sectores de la población rural

El peón de campo Fabián Tomasi no estaba entrenado para usar pesticidas. Tenía que llenar los tanques de los rociadores lo más rápido posible para que siguiesen fumigando, lo que frecuentemente implicaba ducharse en sustancias tóxicas. Hoy, a los 47 años, es un esqueleto en vida y le cuesta salir de su vivienda en la provincia de Entre Ríos.

La maestra de escuela Andrea Druetta vive en la provincia de Santa Fe, corazón de la zona de producción de soja argentina y donde está prohibido rociar agroquímicos a menos de 500 metros de las zonas pobladas. Pero se siembra y fumiga soja a 30 metros de su casa y sus hijos fueron rociados con veneno mientras nadaban en su piscina.

Luego del fallecimiento de su bebé recién nacido por una falla renal, Sofía Gatica hizo una denuncia que dio lugar a la primera condena que hubo en Argentina por el uso ilegal de sustancias agroquímicas. El veredicto del año pasado, no obstante, llegó demasiado tarde para sus 5.300 vecinos de Ituzaingó Anexo. Un estudio del Gobierno encontró niveles alarmantes de contaminación agroquímica en la tierra y en su agua potable, y un 80% de los niños examinados tenía rastros de pesticidas en su sangre.

La biotecnología estadounidense hizo de Argentina el tercer productor mundial de grano de soja, pero el uso de las sustancias químicas que potenciaron ese boom van más allá de los campos de soja, algodón y maíz.


The Associated Press documentó decenas de casos en provincias agricultoras donde se emplean sustancias tóxicas en maneras que no fueron previstas por las regulaciones señaladas por la ciencia o que estuvieran específicamente prohibidas por la ley, y en un contexto de pocos controles estatal. El viento arrastra los tóxicos, que quedan esparcidos en escuelas y viviendas al tiempo que han contaminado fuentes de agua. Los peones del campo manipulan las sustancias sin el equipo protector necesario y la gente almacena agua en contenedores de pesticidas que deberían haber sido destruidos.

Ahora los médicos advierten que el uso descontrolado de pesticidas puede ser la causa de crecientes problemas de salud que vienen experimentando los 12 millones de personas que viven en la vasta región agrícola de Argentina.

En Santa Fe, las tasas de cáncer son entre dos y cuatro veces más altas que el promedio nacional. En el Chaco, los defectos de nacimiento se cuadruplicaron desde que el uso de esta biotecnología aplicada al campo se disparara hace 17 años.

"El cambio en la forma de producir, francamente ha cambiado el perfil de enfermedades", dijo Medardo Ávila Vásquez, pediatra y cofundador de Médicos de Pueblos Fumigados, parte de un creciente movimiento que exige la aplicación de normas seguras en la agricultura. "Nos hizo perder una población bastante sana. Ahora vemos una población con altas tasas de cáncer, niños que nacen con malformaciones y enfermedades que eran muy infrecuentes".

Una nación que supo ser conocida por su ganado alimentado con pasto ha sido transformada, desde 1996, cuando la empresa Monsanto, con sede en Saint Louis, Missouri, convenció a Argentina de que la adopción de sus semillas y sustancias químicas patentadas aumentaría las cosechas y reduciría el uso de pesticidas. Hoy, toda la cosecha de soja y casi toda la producción de maíz y algodón están modificadas genéticamente. Las áreas de cultivo de soja se triplicaron y ahora abarcan 19 millones de hectáreas.

El uso de los pesticidas bajó al principio, pero luego repuntó y se multiplicó por nueve. De los 34 millones de litros de 1990 se pasó a casi 317 millones en la actualidad, a medida que los agricultores aumentaban sus cultivos, hasta un máximo de tres cosechas al año, mientras las pestes se hacían más resistentes a las sustancias.


En general, los agricultores argentinos aplican un estimado de 4,3 libras de agroquímicos por hectárea, más del doble de lo que usan los estadounidenses, de acuerdo con un análisis de la AP de datos del Gobierno y de la industria de los pesticidas.

El glifosato, componente clave de los pesticidas Roundup de Monsanto, es una de las sustancias químicas más usadas y menos tóxicas del mundo para eliminar la maleza. Es segura si se aplica debidamente, según muchas agencias reguladoras, incluidas las de Estados Unidos y Europa.


El pasado primero de mayo, la Agencia de Protección del Medio Ambiente de Estados Unidos aumentó el nivel aceptable de residuos de glifosato en alimentos tras llegar a la conclusión, basada en estudios presentados por la empresa, de que "hay una certeza razonable de que no causará perjuicios en la población en general ni en los bebés y niños por su exposición acumulada".

Argentina adoptó el modelo de Monsanto, pero la aplicación de las normas de seguridad varía, ya que en la regulación de la agricultura priman las 23 provincias, que tienen distintas normativas. El rociado está prohibido a menos de tres kilómetros de las zonas pobladas en algunas provincias, pero es permitido a 50 metros en otras. Un tercio de las entidades territoriales no prevén límite alguno y la mayoría no tiene políticas detalladas de cumplimiento de las normas.

Una ley nacional obliga a quienes aplican sustancias químicas que puedan amenazar la salud a adoptar "medidas eficaces para impedir la generalizada degradación del ambiente, sin importar costos o consecuencias". Pero la ley nunca se aplicó a la agricultura, según comprobó la Auditoría General de la Nación el año pasado. 

En respuesta a numerosas denuncias, la presidente Cristina Fernández de Kirchner creó, en 2009, una comisión para que investigara a fondo la aspersión de agroquímicos. Esa comisión hizo público un informe de avance en septiembre del mismo año que dice que "es necesaria la ejecución sostenida en el tiempo de controles sistemáticos de concentraciones del herbicida y compuestos de degradación, como de estudios exhaustivos de laboratorio y de campo, que involucren a los formulados que contengan glifosato, como así también su(s) interacción(es) con otros agroquímicos, bajo las condiciones actuales de uso en nuestro país". La comisión, sin embargo, no se ha reunido desde 2010, según la Auditoría General.

Funcionarios del Gobierno insisten en que el problema no es la falta de investigación, sino la mala información que recibe la población.

"He leído infinidad de documentos, encuestas, videos en contra de la biotecnología, artículos en medios, en los universidades, tanto en Argentina como en Gran Bretaña, y realmente quienes leen todo esto se encuentran en una ensalada (se marean) y terminamos confundidos", dijo el ministro de Agricultura, Lorenzo Basso. "Creo que tenemos que repartir el compromiso de Argentina como productor de alimentos. Si no nos posicionamos en este principio, empezamos a cuestionar cuál es el modelo argentino".

En una declaración escrita, Monsanto dijo que "no aprueba el mal uso que se haga de los pesticidas o la violación de cualquier ley sobre el uso de plaguicidas, reglamentos o decisiones judiciales" que al respecto se hayan promulgado.

"Monsanto toma muy en serio la administración de los productos y nos comunicamos regularmente con nuestros clientes con respecto al uso adecuado de nuestros productos", dijo a la AP Thomas Helscher, vocero de Monsanto.

 

Modelo Monsanto

 Argentina fue uno de los primeros países en adoptar el nuevo modelo de la agricultura biotecnológica promovido por Monsanto y otras empresas agrícolas estadounidenses.

En lugar de rotar la tierra abonada y rociarla de pesticidas, para luego esperar que las sustancias tóxicas se dispersen antes de plantar, los agricultoras hacen la "siembra directa" y luego rocían la zona sin dañar las cosechas que han sido modificadas genéticamente para que puedan tolerar determinadas sustancias químicas.

La siembra directa requiere mucho menos tiempo y dinero y permite al agricultor hacer más cosechas y cultivar incluso en tierras que antes eran consideradas poco rentables.

Las pestes, no obstante, se hacen resistentes de manera más rápida, sobre todo cuando se aplican las mismas sustancias químicas a cultivos modificados genéticamente en gran escala.


Por eso es que los agricultores usan glifosato, considerado uno de los herbicidas más seguros del mundo, en concentraciones cada vez más altas y lo mezclan con sustancias mucho más tóxicas, como la 2,4,D, empleada por los militares estadounidenses en lo que se bautizó como el "Agente Naranja" para deforestar las selvas durante la guerra de Vietnam.

En 2006, una división del Ministerio de Agricultura argentino recomendó que las etiquetas advirtieran que el uso de mezclas de glifosato y sustancias más tóxicas debe limitarse a "áreas agrícolas, alejadas de viviendas y centros poblados". Pero la recomendación fue ignorada, según la investigación de la Auditoria General.

El Gobierno cita investigaciones de la industria avaladas por la autoridad ambiental estadounidense, que el primero de mayo dijo que "no hay indicios de que el glifosato sea un químico neurotóxico y no hay necesidad de hacer un estudio" al respecto.

Publicado por: infobae.com – 23/10/13 -

Movimiento de "Mujeres Despechadas" de Panamá, tendrá personería jurídica.

El movimiento "NO más Despechadas en Panamá", que reclama respeto al presidente Ricardo Martinelli y observa deterioro en avance de derechos, busca su consolidación en el territorio panameño. 

LaEstrella.com.pa conoció que el grupo está en trámite para presentar la solicitud para la obtención de la personería jurídica ante el Ministerio de Gobierno (MINGOB). 

Ese reconocimiento a la organización, mediante el acto constitutivo, le da existencia legal y una plena responsabilidad desde la mirada jurídica. 

Mediante un comunicado, este lunes 21 de octubre, el movimiento agradeció el apoyo y solidaridad del pueblo panameño frente al "insulto" que incluyó "mujeres despechadas" y, "beso" por parte del gobernante. 

Informó que apoyará las acciones de las diversas organizaciones políticas y, de la sociedad en general, dedicadas a la protección de la mujer panameña. 

Destacó que se busca con este movimiento erradicar la violencia contra la mujer panameña, en cualquiera de sus formas, por parte de servidores públicos con mando y jurisdicción en la República de Panamá. 

Igualmente, la abogada Idalia Martínez toma la coordinación y se hará con la colaboración de mujeres profesionales en diversas áreas. 

En el salón Bellamar del Hotel El Panamá este domingo se realizó una conferencia de prensa que sirvió para unir fuerzas con diversos sectores. El lugar fue copado de personas respaldando. 

Allí estaban Ana Matilde Gómez, Teresita de Arias y Lorena Castillo, quienes encabezan "Mujeres Despechadas", además participaron Balbina Herrera, Esmeralda de Troitiño, Alma Montenegro de Fletcher, Olga Cárdenas, Mariela Sagel, Mireya Lasso, Ada Romero, Doris Zapata, Eyra Ruiz, Rosario Arias de Galindo y Miguel Antonio Bernal. 

"Que se vaya.... que se vaya, Martinelli, que se vaya...", coreaban en el evento.


Publicado por: la estrella.com.pa - DEIVIS ELIECER CERRUD – 21/10/13 -

Religiosos protestaron en Arabia Saudita contra mujeres que manejan.


Unos 150 clérigos y religiosos realizaron una manifestación frente al palacio real saudita para protestar contra las mujeres que buscan el derecho a conducir vehículos. 

Los religiosos dijeron que EEUU está detrás de la campaña que ha recabado 16.000 firmas y en la que se ha pedido a las mujeres que salgan a conducir el sábado.

Aunque ninguna ley prohíbe  conducir a las mujeres, no se les entregan licencias en el reino ultraconservador.


Publicado por: Diario Los Andes – Mendoza (Argentina) – AFP – 23/10/13 -

La opositora birmana San Suu Kyi recibe el premio Sájarov 23 años después de no poderlo recoger.

La disidente, de 69 años, sufrió cerca de dos décadas de arresto domiciliario.

Veintitrés años después de haber sido galardonada por el Premio Sájarov a la libertad de conciencia, la emblemática líder opositora birmana Aung San Suu Kyi ha podido finalmente recoger el galardón que le concedió en 1990 el Parlamento Europeo por su valerosa lucha a favor de la libertad y la democracia en su país y que no pudo recoger entonces a causa de la persecución política a que la tenía sometida la junta militar.
Calificada de "símbolo contra la dictadura" y de "gran ejemplo de libertad y democracia" por el presidente de la Eurocámara, Martin Schulz, Suu Kyi ha sido acogida en el hemiciclo de la institución en Estrasburgo por los aplausos encendidos de los eurodiputados en pie. "Queda mucho por hacer y muchos derechos por conquistar" en Birmania, ha señalado Suu Kyi, tras recibir el galardón de manos de Schulz.
Vestida con un traje tradicional birmano de colores amarillo y verde y su tradicional flor en el cabello, Suu Kyi ha pedido a la Unión Europea (UE) que ayude a Birmania a alcanzar una reconciliación nacional, "porque sin paz no puede haber progreso". La líder opositora también ha pedido el apoyo europeo para el desarrollo económico del país y para "liberar a la población del miedo", porque "aún existe mucho miedo".


AVANCES INSUFICIENTES


"Hemos progresado desde 1990, pero los avances son insuficientes", ha insistido Suu Kyi, que ha sufrido más de 20 años de persecución política y que permaneció 15 años en arresto domiciliario en Rangún. Suu Kyi, que recibió el Premio Nobel de la Paz en 1991, ha pedido en especial el apoyo de los dirigentes europeos para lograr una reforma de la actual Constitución birmana antes de las elecciones del 2015 para que sea mucho más democrática.
La actual Constitución, elaborada por la junta militar ya disuelta, reserva el 25% de los escaños a los militares en activo y está redactada de tal forma para impedir expresamente que Suu Kyi pueda resultar elegida presidenta del país. La Constitución prohíbe que un birmano casado con un extranjero o que tenga hijos extranjeros pueda acceder a la jefatura del Estado. Suu Kyi precisamente estaba casada con el británico Michael Aris (ya fallecido) y sus dos hijos tienen la nacionalidad británica.


ELECCIONES CONTROVERTIDAS


La líder opositora logró recuperar la libertad de movimientos tras las controvertidas elecciones de noviembre del 2010 diseñadas por la junta militar. Desde entonces, ha vuelto a desempeñar un papel muy activo a favor de mayores reformas políticas y fue elegida diputada en las elecciones parciales del 2012 en nombre de su partido, la Liga Nacional para la Democracia. Suu Kyi anunció en junio su intención de competir por la presidencia en el 2015.
A pesar de los largos años de persecución política y de cautiverio domiciliario, Suu Kyi ha afirmado que su lucha "ha valido la pena". "Elegí voluntariamente sacrificarme por la lucha por la democracia y nunca me he planteado siquiera la pregunta de si valió la pena", ha añadido la líder opositora. "Me considero afortunada de poder seguir el camino en el que realmente creo. Eso es lo que quiero para todo el pueblo birmano, poder decidir su destino y que valga la pena", ha insistido.
Publicado por: elperiodico.com – Eliseo Oliveras/Bruselas – 22/10/13 -

Mortalidad infantil: progresos y promesas no cumplidas.

Níger encabeza la lista de países que han reducido de manera drástica y equitativa la mortalidad infantil desde 1990. Según un estudio publicado por la ONG Save the Children, los diez países que han conseguido reducir el número de niños menores de 5 años que mueren por causas que podrían haber sido evitadas, están: Liberia, Ruanda, Indonesia, Madagascar, India, China, Egipto, Tanzania y Mozambique.

En un estudio titulado "Vidas en Juego", la mencionada organización analiza los avances de 75 países en el cumplimiento del Cuarto Objetivo del Milenio de la ONUreferente a la reducción en dos tercios de la mortalidad infantil prevenible para 2015, lo que ya han alcanzado 25 países, incluidos algunos de los más pobres, según la ONG.
Níger, “uno de los países más pobres del mundo” ha conseguido reducir las 326 muertes por cada 1.000 niños vivos que registraba en 1990 a 114 en 2012, según el informe. Un hito gracias a la puesta en marcha de un sistema de sanidad gratuito para las mujeres embarazadas y los niños, así como a las mejoras en los programas de nutrición.
En el otro extremo, Haití comparte con Guinea Ecuatorial y Papúa Nueva Guinea el último puesto (34) de la lista por tener una “reducción lenta y desigual de las tasas de mortalidad de los niños menores de cinco años y bajos niveles de inversión en salud y nutrición”, según el informe.
El director de la Campaña Mundial realizada por Save the Children, Patrick Watt incide en el envés de este progreso ya que, según él: “los niños más pobres y los casos más dramáticos no han hecho sino empeorar.”
El estudio sabe interpretar las cifras y pese a los verdaderos avances en países como Bangladés o Camboya, las desigualdades son aún abismales. En el África subsahariana, “un área que concentra la mitad de todas las muertes de niños en el mundo”, la brecha entre menores pobres y ricos se amplió entre 1998 y 2008.
La publicación del informe de Save the Children coincide con la celebración Día Mundial de Acción para la Supervivencia del Niño de Save the Children, en la que participan 50.000 niños de 60 países.

Every One Index: 10 mejores países


Níger
Liberia
Ruanda
Indonesia
Madagascar
India
China
República Árabe de Egipto
Tanzania
Mozambique

Every One Index: 10 peores países


Comores
Guatemala
Myanmar
Turkmenistán
Filipinas
Lesoto
Marruecos
Haití
Guinea Ecuatorial
Papúa Nueva Guinea


Publicado por: EURONEWS – Internacionales – CET – 23/10/13 -

China: los empleos que las mujeres no pueden desempeñar.

En China, igual que en muchos países, más mujeres que hombres ingresan a la universidad. Pero ¿cuántos trabajos realmente pueden ellas desempeñar en la vida real?
¿Manicurista? ¿jueza? ¿decoradora de pasteles? ¿locutora?
Basta pagar una entrada en un parque de diversiones para que los niños en Pekín prueben una variedad de posibles carreras: es un parque llamado "Tengo un sueño".
Pero incluso en este mundo imaginario, los niños y sus padres deben regirse por los estrictos estereotipos de género que existen en el país.
La atracción más popular para las niñas es la oportunidad de vestirse como azafatas. Después de empujar sus pequeñas maletas en una cabina de avión falsa, las pequeñas aprenden a servir comidas con un carrito miniatura.
"¡Arreglen sus uniformes!" les ordenan mientras permanecen paradas en una fila recta.
Los niños, por su parte, eligen ser agentes de aduanas o guardias de seguridad. Y se visten con uniformes que incluyen hasta rifles y chalecos a pruebas de bala falsos.


Idea "heredada"

En China, la idea de que las niñas no pueden o no deben hacer los mismos trabajos que los niños se hereda desde muy temprano.
Es una lección que se extiende hasta la universidad y posteriormente.
Al sur de Pekín, en la Universidad de Minería y Tecnología de China de la provincia de Jiangsu, un grupo de estudiantes de ingeniería minera son "la envidia" de la institución.
Pertenecen a una de las licenciaturas consideradas de "tarjeta verde": los cursos que pueden garantizar un empleo después de la graduación.
Pero este programa tiene un claro requisito de entrada: es sólo para hombres.
"Las leyes laborales de China sugieren que el trabajo de minería no es adecuado para las mujeres así que les pedimos que se abstengan de solicitar entrada en nuestra licenciatura", explica uno de los profesores del departamento, Shu Jisen.
Esta universidad no es la única. Según el ministerio de Educación chino, por respeto a la seguridad de las mujeres, dice, se prohíbe a las jóvenes que estudien una variedad de materias en todo el país, desde ingeniería de túneles hasta navegación.
En una universidad en Dalian, en el norte del país, las jóvenes no pueden estudiar ingeniería naval debido a que los meses que deben pasar a bordo de un barco pueden ser muy duros para ellas, según explica a la BBC un funcionario de admisiones de la institución.
Las razones para restringir el número de mujeres que pueden estudiar en la Universidad de la Policía del Pueblo en Pekín, son ligeramente diferentes: hay una cuota estricta de admisión, que limita a entre 10 y 15% el total de mujeres en el cuerpo estudiantil.
Un funcionario de admisiones explicó a la BBC que a las mujeres no se les permite entrar a la universidad en grandes números debido a que no existen muchos empleos para ellas después de graduarse. Debido a las chinas se les prohibe desempeñar muchos trabajos "masculinos" la gente espera que sus oficiales de policía sean varones.
El departamento de Minería de Jiangsu cita consideraciones prácticas similares. Las mujeres no serían capaces de transportar equipo de minería pesado, explica, y no serían capaces de escapar de la mina rápidamente durante una emergencia.
"Algunos empleos son realmente inapropiados para las mujeres" argumenta el profesor Shu.
"Si se les fuerza a desempeñar estos trabajos, gastarán energía que puede ser mejor empleada en otros lugares", agrega.


Discriminación "flagrante"

La BBC preguntó a los estudiantes de la provincia de Jiangsu si debe permitirse a las mujeres ingresar a todos los cursos universitarios.
Algunos se rehusaron a aceptar las razones de las autoridades. Un pequeño grupo de estudiantes y abogados está luchando contra estas restricciones.
Con máquinas eléctricas se afeitaron la cabeza en una serie de protestas promocionadas en todo el país el año pasado.
Cada vez más gente se comienza a cuestionar la prohibición. En la cafetería de la universidad en Jiangsu, las jóvenes que estudian desde gerencia hasta matemáticas, dicen que no soportan las restricciones.
"Si una persona puede enfrentar condiciones duras de trabajo, debe permitírsele realizar ese trabajo", explica una estudiante.
"Las universidades deben retirar las limitaciones y permitir a la gente que tome sus propias decisiones, en lugar de establecer prohibiciones".
La red de activistas también está luchando por terminar con las cuotas de género femenino en muchos centros de estudio chinos.
En años recientes, las mujeres en todo el país han logrado las calificaciones más altas en todos los exámenes de entrada para los colegios más importantes.
Pero las escuelas quieren que en sus cursos haya un equilibrio de géneros, así que regularmente se reducen los estándares de admisión para los niños, lo hace que muchas niñas que lograron calificaciones altas sean desafortunadas.
El ministerio de Educación de China insiste en que no permite fijar las cuotas de género cuando se admiten a los estudiantes, "excepto en las academias militares y los colegios de defensa y seguridad pública", dice la agencia estatal de noticias, Xinhua.
Sin embargo, no oficialmente, en muchos colegios hay cuotas fijas, según los activistas.
Esperan erradicar todas las políticas escritas que prohíben que las niñas soliciten entrada a cualquier licenciatura. Ese es un objetivo que, según la activista Xiao Meili, puede lograrse en un año.
¿Y los prejuicios ocultos contra las mujeres en la educación? Esto presentará un mayor desafío.
"El sexismo está instalado en cada esquina de la vida en China y la gente está tan acostumbrada a ello que es fácil ignorarlo" dice Xiao.
"La gente se acostumbró a la idea de que los hombres pueden hacer mejor las cosas que las mujeres. Pero cuando las mujeres comenzaron a sobresalir, la gente se volvió temerosa y pensó que eso sería problemático", agrega.


Publicado por: BBC MUNDO – Celia Hatton – 21/10/13 -

México: Mil quinientas mujeres se reunen en Guadalajara para crear nueva fuerza política.


Más de mil 500 mujeres feministas de todo el país se reunirán los días 25 a 27 de octubre para celebrar el IX Encuentro Nacional Feminista en la ciudad de Guadalajara, con el fin de discutir cómo crear una verdadera fuerza política que enfrente los “graves retrocesos” que afectan la vida de más de 26 millones de mexicanas, no sólo por el deterioro de su condición en todos los ámbitos, sino por la andanada conservadora que impide el ejercicio de sus derechos humanos constitucionales.

Se trata, dice el documento base del encuentro, de discutir cómo convertir al feminismo mexicano en un verdadero interlocutor en la decisiones de Estado para contribuir al abatimiento de la violencia que cobra la vida de más de mil 800 mujeres cada año; que impide el ejercicio de sus derechos humanos a indígenas y campesinas; que ha deteriorado el salario de más de 16 millones de trabajadoras y ha restringido el derecho al aborto legal de las mujeres en 18 entidades del país.
El documento, preparado para el Encuentro por una Comisión Coordinadora (CC) en la que participan desde hace un año alrededor de 100 mujeres de 14 estados de la República, establece que es urgente analizar con profundidad cuáles son los avances logrados por el feminismo, cuales son los retrocesos a enfrentar y cuál será el reto de este movimiento en los próximos tiempos.
 La CC considera que hasta hoy los cambios legislativos, los programas sociales y de género no han conseguido mitigar la desigualdad entre hombres y mujeres, y que muchas políticas públicas en realidad son mecanismos de “simulación”, habida cuenta que el gobierno mexicano se ha comprometido con los organismos internacionales y ha signado convenciones que lo obligan a rendir cuentas. No obstante, los datos oficiales indican que la brecha de desigualdad no se ha reducido, que campea en México la discriminación y la injusticia para las mujeres.

En el documento base para la discusión en los trabajos del IX Encuentro, se hace un diagnóstico somero de la situación actual de las mexicanas, y señala entre otras cosas:
 • Que la impunidad es un rasgo generalizado en el actual contexto nacional, así como la desprotección, el riesgo creciente, la falta de acceso a la justicia, a la reparación del daño, a las medidas de protección y a los servicios de atención y apoyo a las víctimas del delito, que son padecidas por millones de mujeres.
 Que se mantiene el incumplimiento en la garantía de los derechos humanos y ciudadanos de las mujeres indígenas.
 • Que la impunidad es resultado de la omisión de las autoridades y crece la violencia feminicida. 

En nuestro país, los homicidios de mujeres siguen al alza en sus formas más crueles y dolorosas. Ocho entidades, encabezadas por el Estado de México, concentran 61% de los homicidios de mujeres por causa de género; le siguen Chihuahua, Distrito Federal, Guerrero, Baja California, Jalisco, Michoacán y Veracruz. El Estado de México tiene 20 por ciento de los feminicidios que se cometen en el país; en el interior de la entidad destacan tres ayuntamientos: Ecatepec (12.4 % de los casos), Nezahualcóyotl (7.6 %) y Toluca (5.2 %).

La ausencia de políticas de Estado sobre el feminicidio y la violencia de género que los considera como asuntos prioritarios, hacen a México, un país en emergencia nacional.
 Que, por encima de los derechos de las mujeres, se hicieron reformas que establecen derechos al no nacido en los estados de Baja California, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Colima, Durango, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sonora y Yucatán, que lesionan la vida y salud de las mujeres.
 • Que existen casos de mujeres, niñas y adolescentes que son obligadas a continuar con sus embarazos aun cuando su vida o su salud corran peligro; ello a pesar de que están protegidas por nuestras leyes cuando existen malformaciones fetales graves en el producto, porque el embarazo es resultado de una violación sexual o porque produce afectación seria a la salud física y mental de la madre.
 Son altas las tasas de desocupación y subocupación entre las mujeres, quienes constituyen 10 millones 342 mil 776 trabajadoras informales sin derechos laborales y de salud de ningún tipo.
 No se reconoce el trabajo doméstico no remunerado, que equivale a 21.7 % del producto interno bruto (PIB). Cuatro quintas partes de esa riqueza la producen las mujeres y el resto los varones, según un estudio publicado por INMUJERES. En México, el trabajo doméstico de las mujeres equivale a 37 horas a la semana y el de los hombres apenas 17.2, una diferencia de 19.8 horas más para las mujeres, lo que hace evidente un aporte a la producción de prácticamente el doble.
 La muerte anticipada de las mujeres es un efecto demoledor para el desarrollo del país. Cerca de 18 mujeres mueren diariamente a causa de la razón de muerte materna, los cánceres femeninos y la diabetes.

Estos rasgos de discriminación para las mujeres se deben a la desigualdad de género, a la falta de una cultura de no discriminación y a la incomprensión de gobiernos, autoridades, magisterio y sociedad sobre el valor humano de las mujeres, por lo que el IX Encuentro Nacional Feminista intentará vincular todas las acciones de los grupos temáticos del movimiento en una estrategia capaz de enfrentar este deterioro, significativamente inmenso, resultado de las políticas neoliberales de las últimas tres décadas.

Publicado por: Amecopress – México – Sara Lovera – 21/10/13 -


La India, harta de violaciones.

La reciente condena a muerte en Nueva Delhi contra los culpables de la salvaje violación múltiple de una estudiante de 23 años, en diciembre pasado, ha cerrado un caso que ha tenido en vilo a la India durante nueve meses, pero mantiene abierto el debate sobre la violencia sexual en el subcontinente asiático. El caso de Nueva Delhi desembocó en protestas masivas, casi a diario, pero ni la presión popular ni las denuncias de los defensores de los derechos civiles han logrado frenar una lacra social que, lejos de disminuir, se ha acrecentado desde finales de año.
La joven Nirbhaya (Sin miedo), como la bautizaron los medios salvaguardando su nombre real, se convirtió tras su muerte en el símbolo de los peligros que acechan a las mujeres en un país que registra una violación cada 21 minutos y donde la violencia machista, incluyendo agresiones físicas y ataques con ácido, continúa enquistada en todos los estratos sociales. En toda la India, donde solo se denuncian cuatro de cada 10 violaciones, se declararon 25.000 casos en el 2012, y en la capital ha habido este año 1.036 hasta el 15 de agosto, más que duplicando los 433 registrados en el mismo período del año anterior.
Los datos oficiales revelan quizás un avance a la hora de denunciar los asaltos, pero el hecho es que la violencia contra las mujeres, alimentada por la discriminación y las desigualdades, continúa desbocada. Las violaciones se reproducen dentro y fuera del ámbito familiar, y muchas víctimas las silencian por miedo a ser rechazadas por sus propias comunidades. Las que se atreven a denunciar saben que deberán afrontar mil y un obstáculos antes de que se haga justicia, entre ellos la lentitud procesal. Los tribunales, con pocas salas, jueces y fiscales para perseguir estos delitos, tardan entre 5 y 10 años en emitir un veredicto, y las causas se acumulan sin remedio. Según el Ministerio indio de Justicia, más de 23.000 casos de violación están pendientes de ser juzgados, con lo que muchos acabarán siendo archivados y los acusados, absueltos, incluso antes de poder escuchar todas las pruebas en su contra.
Tras el caso de Nirbhaya, el Gobierno se vio obligado a endurecer las leyes contra los delitos sexuales y estableció la pena capital para las violaciones en caso de muerte de la víctima o de que esta quede en estado vegetativo, una decisión ampliamente criticada por Amnistía Internacional y otras organizaciones de derechos humanos. El Tribunal Supremo, por su parte, dictaminó que en los casos de violación no se podrá reducir la pena, aunque la víctima perdone al violador o se case con él, forzada por su familia, una práctica que ocurre a menudo. Sin embargo, la legislación aún no considera delito la violación dentro del matrimonio si la mujer tiene más de 15 años, y las fuerzas de seguridad continúan gozando de inmunidad jurídica efectiva por los delitos de violencia sexual.
El Gobierno anunció también la creación de 1.800 tribunales de vía rápida específicos por todo el país, accediendo así a una de las demandas principales de manifestantes y activistas, aún considerada insuficiente para los juristas y los grupos de defensa de las mujeres. Para muchos, la magnitud del problema requiere reformas judiciales más profundas, como la contratación de más jueces y fiscales e inversiones sustanciales en nuevos palacios de justicia. Y sobre todo, una masiva campaña educativa para combatir la misoginia y las actitudes patriarcales que fomentan la violencia contra la mujer, como escribe Karuna Nundi, destacada abogada del Supremo indio, que recuerda la efectividad que tuvieron iniciativas semejantes en la prevención del VIH o la polio, prácticamente inexistente en la India desde el 2011.
Una campaña sostenida de concienciación ciudadana, en todo caso, debería ser lo más extensiva posible, puesto que a las cinco ciudades de Madhya Pradesh, uno de los estados más pobres de la India, con el mayor índice de violaciones del país se les han unido capitales modernas y prósperas como Nueva Delhi o Bombay. Hay otro dato significativo, que a menudo esconden los titulares de prensa: la mayoría de violadores acostumbran a ser conocidos de las víctimas, cuando no familiares o amigos. El debate en torno a estas situaciones ha trascendido el ámbito de los expertos y ha ganado terreno entre las clases medias urbanas, donde están siendo ampliamente discutidas, especialmente entre los jóvenes, que se identificaron rápidamente con Nirbhaya y gritaron su indignación en las calles. Un colectivo, por cierto, nada desdeñable para los partidos políticos, conscientes de que una quinta parte de los 725 millones de votantes potenciales en las próximas elecciones generales, previstas para el año que viene, tendrán entre 18 y 23 años.
Las discusiones han asaltado las redes sociales y han arrastrado a los medios tradicionales, cada vez más sensibles a los delitos contra las mujeres. Incluso han alcanzado el glamuroso universo de Bollywood, que en diciembre estrenará Kill The Rapist? (Matar al violador?), una película que, según su productor, Sidhartha Jain, pretende animar a las mujeres a denunciar las violaciones y lograr que, al verla, los potenciales violadores “tiemblen de miedo antes incluso de pensar en una violación”. Estrellas de Bollywood y famosos jugadores de críquet, el deporte nacional, se han unido a campañas para exigir seguridad para las mujeres.
El activismo y la toma de conciencia, sin embargo, no han conseguido trasladar la percepción de que la India sea hoy un lugar más seguro para las mujeres que el año pasado. De hecho, las violaciones no han dejado de aumentar, tanto individuales como colectivas. La violación múltiple de una fotoperiodista en Bombay,  a finales de agosto, y la detención del controvertido guru Asaram Bapu, simpatizante de Bin Laden, acusado de asalto sexual a una joven de 16 años en su ashram (misión) deJodhpur, la capital de las especias de Rajastán, son solo dos episodios más de otros que vendrán. Pero todo el mundo coincide en que, al menos, se ha roto un tabú, el silencio de la vergüenza y el silencio cómplice, primer paso para atajar algún día la lacra. “Las violaciones quizás no paren”, concedió la novelista Nilanjana Roy, “pero este debate tampoco se va a parar”, proclamó.
Publicado por: elperiodico.com - Redes Sociales – Martí Benach – 23/10/13 -