jueves, 10 de octubre de 2013

La multimillonaria y polémica "fábrica de bebés" en India.


La doctora Patel dirige la clínica de fertilización in vitro.

Última actualización:La maternidad de alquiler es un negocio que, se calcula, representa más de US$1.000 millones en India. Mientras están embarazadas, algunas madres sustitutas viven en dormitorios que los críticos llaman "fábricas de bebés". Estas mujeres pueden ofrecer a muchas parejas sin hijos la familia que ansían, ¿pero cómo viven gestar al hijo de alguien más a cambio de dinero?

"En India las familias tienen lazos muy cercanos. Y haces cualquier cosa por tus hijos", dice Vasanti, de 28 años.

"Quiero ver que mis hijos logran todo lo que yo siempre desee; por eso me convertí en madre sustituta".

Vasanti está embarazada, pero el bebé no es suyo: está gestando al bebé de una pareja japonesa.

A cambio recibirá US$8.000, suficiente para construir una nueva casa y enviar a sus dos hijos, de 5 y 7 años, a un colegio de habla inglesa. Esto es algo que, afirma, nunca pensó que sería posible.

"Estoy sumamente feliz", confiesa.

"Quiero ver que mis hijos logran todo lo que yo siempre desee, por eso me convertí en madre sustituta"

Vasanti

Vasanti fue sometida al implante del embrión en la ciudad de Anand, en el estado de Gujarat, en el norte de India, y pasará los próximos nueves meses en una vivienda en la zona donde viven otras 100 madres sustitutas.

Todas son pacientes de la doctora Nayna Patel.

En cada cuarto duermen diez madres sustituas. Las mujeres reciben alimentos y vitaminas y se les alienta a descansar. Vasanti, sin embargo, se siente muy inquieta.

"En la noche me paro a caminar porque no puedo dormir. A medida que crece mi panza y que el bebé se desarrolla me siento cada vez más aburrida", afirma.

"Lo que quiero ahora es irme a casa con mis hijos y mi esposo".

Las regulaciones de la vivienda prohíben que las mujeres tengan relaciones sexuales durante el embarazo, y enfatizan que ni el médico, ni el hospital, ni la pareja cuyo bebé se está desarrollando son responsables si surge alguna complicación.

Si la madre sustituta está gestando gemelos recibe una cuota más alta: US$10.000. Si sufre un aborto en los primeros tres meses, recibe US$600.

Las parejas deben pagar unos US$28.000 por un embarazo que llegue a un nacimiento exitoso.

 
"He enfrentado críticas"

La doctora Patel dirige la clínica de fertilización in vitro (IVF, por sus siglas en inglés) y la vivienda, y también se hace cargo de los partos. Reconoce que muchas personas consideran que el trabajo que realiza es ofensivo.

"He enfrentado críticas. Las sigo y seguiré enfrentando. Porque esto, según muchos, es un asunto controvertido", asegura.

"Hay una gran cantidad de acusaciones de que esto es sólo un negocio, de que esto sólo se trata de vender bebés, de que es una fábrica de bebés, y todas estas frases se utilizan para hacer daño", señala.

Algunos dicen que las madres sustitutas están siendo explotadas, pero Patel argumenta que el mundo de los grandes negocios, el glamour y la política son más duros.

"Creo que cada persona en esta sociedad está utilizando a una u otra persona", dice.

En su opinión, las madres están recibiendo un trato justo.

"Estas sustitutas están haciendo el trabajo físico, de forma acordada, y están siendo compensadas por ello. Saben que no hay ganancia sin dolor", agrega.

Mientras se quedan en la casa, Patel dice que a las mujeres se les enseñan habilidades como el bordado para que puedan ganarse la vida después.

Y el dinero que ganan es enorme para los estándares locales. El pago a Vasanti, que recibe en cuotas, empequeñece los ingresos mensuales de su marido Ashok, que son de alrededor de US$40 al mes.

Algunas madres vuelven tras dar a luz una vez. Tres veces es el máximo que Patel permite.

 Necesidades

Hay una serie de razones por la que India es "el centro de las madres sustitutas del mundo", dice. Hay disponible una buena tecnología médica y el costo es relativamente bajo.

Y la situación jurídica también es favorable, afirma Patel.

"La madre sustituta no tiene ningún derecho sobre el bebé ni obligaciones, por lo que lo hace más fácil. Mientras que en el mundo occidental... se considera a la madre biológica como la madre y la partida de nacimiento tendrá su nombre".

No tener el nombre de la madre sustituta en el certificado de nacimiento puede hacer más difícil que los niños se enteren de quién los dio a luz si algún día quieren entender su pasado.

India tiene un tercio de los pobres del mundo y los críticos argumentan que la pobreza es un factor importante en la decisión de las mujeres para alquilar su vientre.

 "Hay muchas mujeres necesitadas en India", dice Patel. "Comida, vivienda, ropa y medicinas y atención médica no son gratuitas para todos en India. Las personas tienen que valerse por sí mismos"

Patel dice que alienta a las mujeres a utilizar sus ingresos con prudencia. Vasanti y su esposo están construyendo una nueva casa.

"La casa en que vivo en estos momentos es alquilada, ésta será mucho mejor", dice Ashok.

"Mis padres estarán encantados de que su hijo y su esposa hayan logrado construir una casa. Nuestra posición en la sociedad va a mejorar, lo que será una buena cosa".

Pero la nueva casa tiene un precio. No se construirá en la misma zona que la anterior, debido a la hostilidad de los vecinos.

"Todo el mundo sabe que estoy haciendo de madre sustituta, que es un bebé de probeta, y usan malas palabras. Así que no podemos permanecer allí de forma segura", explica Vasanti.

A medida que se acercaba la fecha del parto, Vasanti tenía más ansiedad.

"No sabía nada acerca de si la pareja vendrá a llevarse al bebé de inmediato, o si se quedará conmigo por 10, 15 días, 20 días. Quizá ni siquiera llegue a verlo".

Vasanti se trasladó al hospital y después de un parto prolongado, Patel decidió hacerle una cesárea.

 Las parejas deben pagar unos US$28.000 por un embarazo que llegue a un nacimiento exitoso.

Era un niño, por lo general un motivo de celebración en India, pero a Vasanti le preocupaba que la pareja japonesa quería originalmente una niña.

El bebé fue llevado directamente a un hospital neonatal donde sus padres pudieron recogerlo y llevarlo a Japón.

Vasanti llora cuando recuerda el momento en que alcanzó a verlo.

"Lo vi cuando me hicieron la cesárea. Vi a mi hijo, pero luego se lo llevaron de inmediato. Debo haberlo visto durante cinco segundos, por lo que vi que estaba vivo".

"La pareja quería una niña y un niño. Es bueno tanto si es un niño o una niña. Ella tiene un hijo por lo menos".

Vasanti también empieza una nueva vida. Vive en su nueva casa con su familia y sus hijos asisten a una escuela de habla inglesa.

"Mis hijos están creciendo día a día y queremos un buen futuro", dice.

"Es por eso que hicimos esto, y no quiero que mi hija se convierta en una madre sustituta".

 

Publicado por: BBC MUNDO -  Lucy Wallis – 07/10/13 -

100 Mujeres: la mitad del mundo toma la palabra.



En el último siglo la mujer ha hecho avances extraordinarios. Pero a pesar de sus logros en la obtención de derechos políticos, culturales y sociales, aún tienen desafíos importantes en comparación con los hombres.

Dependiendo de dónde se encuentren, los problemas que afrontan pueden ser variados. Algunas tienen dificultades para acceder a la educación o la salud, otras luchan por mejores salarios.

Y entre esas dificultades también debemos considerar situaciones realmente peligrosas: la amenaza de la mutilación genital femenina, la violencia doméstica o el abuso sexual.

Sin embargo, muchos piensan que nunca ha habido un mejor momento para ser mujer. Por ejemplo, en América Latina se puede destacar el número de mujeres que han llegado a la presidencia.

En general más mujeres están ingresando a la educación superior, adquiriendo más derechos y protección legal en el mundo. Además ahora están en capacidad de ofrecer a sus hijas un futuro mejor.

Entonces, ¿cómo podemos hablar de un tema tan complejo y tan lleno de matices, tomando en cuenta que involucra a unas tres mil quinientas millones de personas en más de 200 países?

 

Un mes, muchas preguntas

La realidad de la mujer puede ser muy diferente en distintas partes del mundo. ¿Cómo es en su país?

Durante este mes de octubre, la BBC tratará de arrojar luz sobre la vida de las mujeres en el siglo XXI a través de una temporada especial llamada "100 Mujeres". Durante estos días, y en varios idiomas y formatos, exploraremos los riesgos, los retos y las oportunidades que ellas enfrentan todos los días, en las diferentes regiones del planeta.

Pero también queremos que nuestras audiencias, en todos los idiomas y desde todos los rincones del mundo, nos digan lo que piensan:

  • Donde usted vive, ¿cuáles son los principales desafíos económicos para la mujer?
  • ¿Creen que las mujeres podrán asumir un papel más importante en la política y los negocios?
  • ¿Son las exigencias de la maternidad y la vida familiar un obstáculo para el progreso?
  • Y hablando de progreso, ¿qué pasa con el feminismo? ¿Todavía juega un papel importante en la actualidad?
  • ¿Cuál considera que es el papel de la religión en el empoderamiento de las mujeres?
  • ¿Cuál cree usted que es el mayor riesgo que enfrentan las mujeres?
  • Y, por supuesto, ¿qué pasa con los medios de comunicación? ¿Cómo cree que lo estamos haciendo? ¿Estamos representando a las mujeres correctamente, contando sus historias como deberíamos?

La BBC culminará esta temporada con una conferencia en la que participarán 100 mujeres de todo el mundo, por eso el nombre. La cita será el viernes 25 de octubre en el edificio New Broadcasting House, nuestra sede de Londres.

La conferencia se transmitirá por internet, por el canal de TV BBC World News y en radio, a través del Servicio Mundial de la BBC.

Buscamos que con nuestra temporada "100 Mujeres" podamos ofrecer un espacio de representación a las mujeres y queremos que usted participe de esa experiencia.

Publicado por: BBC MUNDO – 08/10/13 -

 

“Las mujeres migran porque son solteras o abandonadas”.

 
El Instituto para las Mujeres en la Migración indagó la situación de las mujeres migrantes en la frontera sur de Chiapas en donde funcionarios les dijeron que migran “por estar solas”


Autoridades migratorias y de gobiernos locales en la frontera entre Chiapas y Guatemala consideran que las mujeres migran porque son madres solteras, están abandonadas y buscan dedicarse a trabajos sexuales.

En un recorrido que el Instituto para las Mujeres en la Migración organizó entre el 28 de mayo y el 1 de junio de 2012 entre Ciudad Cuauhtémoc, Chiapas y el departamento de Huehuetenango en Guatemala pudieron entrevistarse con autoridades de los dos países, y todos expusieron como principal motivo de la migración de mujeres “la falta de una pareja”.

“La migración de las mujeres está marcada por estereotipos de género, ya sea en su lugar de origen, en el tránsito o en el destino, reforzada por el discurso de algunas autoridades (…) Para los servidores públicos, tanto de México como de Guatemala, las mujeres que migran lo hacen porque son ‘madres solteras, dejadas o abandonadas’ y se insertan ‘con facilidad’ como trabajadoras sexuales”, cita el informe sobre la Misión Civil “Ruta de las mujeres en la migración” que realizó esa organización civil.

La Misión —conformada por 15 organizaciones civiles, educativas y de periodistas— recorrió Tuxtla Gutiérrez, San Cristóbal de las Casas, Comitán y Ciudad Cuauhtémoc en Chiapas; además de La Mesilla, Democracia y Huehuetenango en Guatemala.

Ahí pudieron entrevistarse con funcionarios de la Secretaría para el Desarrollo de la Frontera Sur y Enlace para la Cooperación Internacional de México, la presidencia municipal de Comitán, el Instituto Nacional de Migración, y los consulados de El Salvador y de Guatemala en ese municipio; además de con servidores públicos de la Secretaría Presidencial de la Mujer en Guatemala, la Oficina de Relaciones Exteriores de Huehuetenango y la Coordinadora Nacional para la Prevención de la Violencia Intrafamiliar y contra la Mujer de ese país.

“Durante las entrevistas, autoridades de México y de Guatemala dijeron que las mujeres migrantes son madres solteras o abandonadas que vienen a trabajar en bares y/o centros botaderos para dedicarse al trabajo sexual. Ninguno de los entrevistados expuso un motivo diferente ‘a la falta de una pareja’ como una de las principales razones para migrar ni consideraron la trata de personas como una causal de por qué ellas se quedan insertadas en el trabajo sexual”, denuncia el informe de la Misión Civil.

Contrario a lo que autoridades confirmaron, según los datos que lograron recabar con datos oficiales y de organizaciones civiles en la zona, la mayoría de las mujeres que ingresan desde Guatemala a México por motivos laborales lo hacen para desempeñar trabajo doméstico.

Estas mujeres son indígenas que provienen principalmente de los departamentos de San Marcos, Malacatán y Quetzaltenando que tienen entre 12 y 20 años; y realizan jornadas de trabajo de entre 11 y 16 horas diarias para tener un sueldo de 400 a mil 200 pesos.

Cuando las mujeres migrantes entran a México sólo temporalmente lo hacen para acceder a servicios de salud, sobre todo obstétricos y para comprar medicamentos.

Y solo en el caso de quienes tienen como objetivo llegar a Estados Unidos pero quedan atrapadas en la zona fronteriza, se ven forzadas en la mayoría de los casos a realizar trabajo sexual.

El Instituto para las Mujeres en la Migración indica que aún no hay cifras veraces sobre la situación de las mujeres migrantes, pero aproximaciones de organizaciones civiles de 2007 indican que solo en Tapachula, Chiapas había 21 mil mujeres centroamericanas trabajando en burdeles de la ciudad.

“La obtención de cifras es el primer paso para corregir la invisibilidad de la participación de las mujeres en la migración, tanto en los países de origen, como en los de tránsito y destino”, según el Instituto, una organización civil que promueve los derechos de las mujeres en migración.

Tras la Misión Civil, esta organización concluye que es necesario generar una idea distinta sobre la migración de las mujeres y considerar que las verdaderas razones que impulsan a una mujer a migrar son la búsqueda de trabajo para apoyar a su familia, el ser víctimas de violencia en sus comunidades de origen, la búsqueda de oportunidades educativa y laborales, el acceso a la salud o por desplazamiento tras desastres naturales.


Publicado por: ANIMAL POLITICO – Tania Montaldo – 10/10/13 -


Militantes feministas en Parlamento español.



Al grito de “¡El aborto es sagrado!” y con los pechos desnudos, tres militantes feministas de Femen increparon al ministro conservador español de Justicia, que prepara una reforma de dicha ley, interrumpiendo una sesión parlamentaria en Madrid. 

Instaladas en la tribuna de los invitados, las tres jóvenes se quitaron repentinamente las camisetas, descubriendo el mismo slogan: “El aborto es sagrado”.

Publicado por: Diario Los Andes – Mendoza (Argentina) – 10/10/13  -

Los niños reptilianos de Inglaterra.

En el siglo 12, dos niños fueron supuestamente encontrados en Suffolk, Inglaterra con lapiel verde.
Los dos, un niño y una niña, no podían informar a sus rescatadores sobre el lugar de su procedencia o incluso decir sus nombres porque no hablaban ningún idioma conocido.
Para hacer la situación aún más extraña, se descubrió que los niños rechazaron todos los alimentos a excepción de algunos frijoles, e inicialmente sobrevivieron en una dieta que consistía solamente de la semilla de la planta.
Según el historiador William de Newburgh, se encontró a los niños de pie en la entrada de un gran pozo durante la época de la cosecha por un grupo de campesinos.
Su piel era verde y llevaban ropa inusual.
Los informes dicen que los llevaron a la casa de un terrateniente local, Richard De Calne, donde se les permitió vivir.
Curiosamente, cuando se le presentaba la comida, los niños no comían nada durante días hasta que se les dio una ración de frijoles, que consumieron rápidamente.
Sobrevivieron con este grano durante meses hasta que se acostumbraron al pan.
Poco después, ambos fueron bautizados, pero el niño murió poco después.
Sin embargo, la niña creció, perdió su pigmentación verde, y aprendió a hablar Inglés.
Ella explicó que ella y su hermano habían venido de una tierra sin luz solar, y que la luz era muy tenue.
La niña se refería a su lugar de procedencia como la Tierra de San Martín, y que toda la zona era verde.
Señalaron que no tenían ningún recuerdo de llegar a esta "tierra" y que sólo recordaba que habían estado atendiendo a su ganado cuando escucharon un fuerte ruido y de repente se encontraron cerca de ese pozo.
Al parecer, la chica recibió el nombre de "Agnes" y se casó con un oficial llamado Richard Barre. Estas cuentas vienen de dos historiadores : William de Newburgh y Ralph de Coggeshall .
Algunas personas se han propuesto para explicar la historia.
Algunos dicen que los niños verdes vinieron de un mundo subterráneo secreto, la entrada es el pozo.
Otra teoría es que el pozo era una puerta a un universo paralelo que de alguna manera transporto a los niños de su mundo a Suffolk, Inglaterra.
Otros dicen que dos eran extraterrestres que de alguna manera, ya sea a propósito o accidentalmente, llegaron a nuestro planeta por un mal funcionamiento de un transmisor de materia.
La teoría más popular hoy en día, si la historia se acepta como un hecho, es la siguiente : La fecha del incidente tendría que ser alrededor del año 1173, durante el reinado de Enrique II.
Durante este tiempo, Enrique II persiguió a los inmigrantes flamencos y numerosas batallas ocurrieron (resultando en muchas muertes de flamencos).
Paul Harris, el erudito que originalmente presentó esta teoría, cree que los niños vivían enFornham St. Martin, un pueblo situado a pocos kilómetros del pozo donde fueron encontrados.
Harris explica que después de que su pueblo fue atacado y asesinaron a sus padres, los niños huyeron hacia el bosque de Thetford, y se quedaron allí bastante tiempo sin comer hasta desarrollar anemia, lo que ayudaría a explicar la pigmentación natural.
Ellos probablemente vagaron hasta llegar a un pasaje de minas subterránea que era parte de los pasajes de Grimes Graves.
Los pasos son los restos de las minas de sílex que datan del Neolítico hace unos 4.000 años.
Con el tiempo, los niños salieron en el pozo, sólo para ser descubierto por los campesinos cercanos.
Parecería lógico que los niños desnutridos y los que hablan una lengua desconocida para los ingleses parecen como las criaturas alienígenas.
Aunque la teoría de Harris es mundana, se resuelve definitivamente uno de los enigmas de la historia.
A pesar de eso, nunca sabremos la verdad por completo.

Publicado por: Boletín Globedia – Froggermundo – 06/10/13 -

La Iglesia es femenina.

La presencia de la mujer en el ámbito público crece progresivamente. Las mujeres tienen hoy más participación en la construcción de la sociedad civil y política.

En el mundo del trabajo, también la presencia de la mujer aumenta, aunque este acceso es todavía limitado y se da en condiciones de inequidad y desigualdad en cuanto al tipo y a la calidad de empleo, al contrato y la estabilidad laboral, a los sistemas de previsión y seguridad social. Hoy día se reconoce que muchas mujeres han adquirido una conciencia de lo que significa ser para sí en contraposición, en alguna medida, a ser para otros (como madre, esposa o hija), como tradicionalmente se le ha impuesto desde la perspectiva social y cultural. Hay, pues, una búsqueda de la propia identidad, y el ámbito de la Iglesia (entendida como pueblo de Dios o como institución con leyes, doctrinas y ministerios) no escapa a este propósito.

En lo que respecta al mundo de la fe católica, es obvio que la Iglesia es femenina. La mitad, al menos, de fieles son mujeres; en general, su participación en actividades litúrgicas o de catequesis es superior a la de los varones; las religiosas, organizadas en distintas órdenes, representan un 61% frente a un 39% de hombres, entre sacerdotes, obispos, religiosos y diáconos. Sin embargo, el gobierno eclesial, la toma de decisiones y la visibilidad de la institución están casi exclusivamente en manos de hombres. El documento de la Quinta Conferencia Episcopal de América Latina y del Caribe (Aparecida) señala, en este sentido, que es lamentable que innumerables mujeres de toda condición no sean valoradas en su dignidad ni se les reconozca su aporte en la transmisión de la fe y en la edificación de la Iglesia. De ahí su propuesta de que todas las mujeres puedan participar plenamente en la vida eclesial, familiar, cultural, social y económica, creando espacios y estructuras que favorezcan una mayor inclusión.

El papa Francisco, en una de sus más recientes declaraciones, también ha insistido en la necesidad de ampliar los espacios para una presencia femenina activa en la Iglesia. Algunas de sus frases tienen un carácter programático: "la Iglesia no puede ser ella misma sin la mujer y el papel que esta desempeña”, "la mujer es imprescindible para la Iglesia”, "hay que trabajar más hasta elaborar una teología profunda de la mujer”, "en los lugares donde se toman las decisiones importantes, es necesario el genio femenino”, "afrontamos hoy este desafío: reflexionar sobre el puesto específico de la mujer incluso allí donde se ejercita la autoridad en los varios ámbitos de la Iglesia”. En cada una de estas formulaciones se expresa la voluntad de garantizar la presencia de la mujer en los ministerios eclesiales, incluso en las instancias de planificación y decisión pastorales. Son un reconocimiento de que, en efecto, la Iglesia es femenina.

En términos más provocativos, el papa ha dicho que María, una mujer, es más importante que los obispos. Y enseguida explica que "no hay que confundir la función con la dignidad”. Este argumento del papa Francisco es un punto central para enfrentar la discriminación de la mujer dentro de la Iglesia. El reconocimiento de la dignidad es la razón por la que cualquier ser humano tiene derecho a la vida, la libre formación de conciencia, la libre expresión y cuantos derechos puedan estamparse en las distintas declaraciones y convenciones. El aprecio de la igual dignidad es la condición indispensable para una Iglesia incluyente. Hans Küng, en su conocido libro La mujer en el cristianismo, plantea que la Iglesia del futuro tiene que ser una comunidad de personas, hombres y mujeres, radicalmente iguales. De ninguna manera puede aparecer como una Iglesia de varones, de clases, de razas, de castas o de jerarquías, sino que esa igualdad debería plasmarse en la configuración de la comunidad eclesial misma, de modo que, sin llegar a un igualitarismo mecánico que rasara la multiplicidad de dones y servicios, quede garantizada la igualdad fundamental de los diversos sujetos y grupos. Una Iglesia que sea espacio de igualdad y al mismo tiempo abogada de la igualdad en el mundo.

Este modelo de relaciones no jerarquizadas, de alteridad y reciprocidad, es expuesto en el documento de Aparecida de forma clara al afirmar "que la antropología cristiana resalta la igual dignidad entre varón y mujer, en razón de ser creados a imagen y semejanza de Dios”. Y añade que "en una época de marcado machismo, la práctica de Jesús fue decisiva para resignificar la dignidad de la mujer y su valor indiscutible: habló con ellas (Jn 4, 27), tuvo singular misericordia con las pecadoras (Lc 7, 36-50), las curó (Mc 5, 25-34), las reivindicó en su dignidad (Jn 8, 1-11), las eligió como primeras testigos de su resurrección (Mt 28, 9-10), e incorporó mujeres al grupo de personas que le eran más cercanas (Lc 8, 1-3)”. En otras palabras, en Jesús no encontramos actitudes ni expresiones despectivas hacia las mujeres. Todo lo contrario, se observa respeto, compasión y simpatía hacia ellas, que echan abajo los estereotipos vigentes en aquella sociedad.

Una sociedad que discrimina y no valora la contribución de la mujer es una sociedad injusta. Lo mismo podemos decir de las congregaciones que mantienen estructuras y prácticas de exclusión hacia la mujer. No solo son injustas, sino contrarias a los orígenes de la Iglesia. Hace ya tiempo que las mujeres no aceptan el modo en que la Iglesia las trata de hecho. Hoy, las mujeres ya no se dejan degradar a meros objetos de mandatos, prohibiciones, reglas y atribuciones de rol formulados por varones. Al igual que en la familia y en la sociedad en general, un número creciente de mujeres reclaman también en la Iglesia posibilidades de desarrollo igualitarias, así como los derechos que les corresponden. Hay conciencia de que la Iglesia es femenina y que el hombre se tiene que resituar en ella y esto, lejos de restarle protagonismo, le devuelve su verdadera humanidad.


Publicado por: ADITAL – Carlos Ayala Ramírez – 08/10/13 -

África con dolores de crecimiento.

Bosena mendiga en las calles de Addis Abeba con su bebé en brazos. Crédito: Jacey Fortin/IPS
No lejos de la sede de la Comisión Económica para África (CEPA) en la capital de Etiopía, una mujer de 25 años llamada Bosena, está sentada en una calle transitada, con su bebé en brazos.
Tiene dos hijos, y todos sus ingresos, unos 1,58 dólares diarios, los obtiene mendigando. Bosena llegó a la ciudad desde el campo con la esperanza de asegurarles una buena educación. “Pero si no consigo dinero suficiente, ellos no podrán ir a la escuela”, dijo a IPS.
A la vuelta de la esquina, en la sede de la CEPA, una agencia especializada de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), se discutían los problemas que afectan a Bosena, como la urbanización, la situación de la infancia, la pobreza y la educación.
El encuentro fue la Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo Más Allá de 2014, que comenzó el 30 de septiembre y concluyó este viernes 4.
La última de una serie de reuniones regionales en todo el mundo, se dedicó a evaluar los progresos alcanzados desde 1994, cuando la primera Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo adoptó en El Cairo un Plan de Acción ante los cambios demográficos que experimentaba el planeta.
Muchas cosas han cambiado en las últimas dos décadas. La población de África está experimentando un increíble crecimiento: cada año suma 21 millones de personas y pronto llegará a 1.200 millones. Un informe de la ONU indicó el mes pasado que para fines de este siglo esa cantidad podría triplicarse.
Esto colocará una enorme carga sobre los gobiernos de todo el continente, que ya deben hacer frente a la pobreza y el subdesarrollo.
Pero no solo se escucharon malas noticias en la conferencia: África tiene algunas de las economías de más rápido crecimiento del planeta.
El Fondo Monetario Internacional predijo este año que el crecimiento del producto interno bruto (PIB) de África subsahariana llegará a 6,1 por ciento en 2014, superando por lejos el promedio mundial, estimado en cuatro por ciento.
Las ciudades se están transformando en centros de actividad económica, así que no sorprende que el auge poblacional africano se concentre en las urbes.
El continente ostenta el mayor ritmo de urbanización: en 1950, solo 14,4 por ciento de sus habitantes vivían en ciudades. Para 2011, la proporción pasó a 39,6 por ciento.
Si se mantiene el actual desarrollo económico, el crecimiento demográfico puede representar una gran oportunidad. Más de 70 por ciento de la población del continente tiene menos de 30 años, y estos jóvenes podrían generar una increíble productividad en el futuro.
 “La población puede ser un activo”, dijo a IPS el economista jefe del Banco Mundial para la región africana, Abdo Yazbeck.
“Las economías están creciendo para permitir la absorción de este aumento (demográfico), lo cual genera más ingresos y más impuestos, y ello reduce la pobreza”, explicó.
“Mientras esos nuevos habitantes se gradúan y comienzan a trabajar, los países necesitan un sistema bancario que funcione para que los trabajadores puedan ahorrar y se generen recursos para invertir”, añadió.
Pero sacar provecho de este “bono demográfico” no será fácil. Se trata de un fenómeno con una miríada de causas y efectos, y abordarlo implica un esfuerzo a varias puntas.
“En última instancia, lo único que funciona es el enfoque de derechos humanos, y es por eso que no estamos hablando de control de la natalidad”, dijo a IPS la subdirectora ejecutiva del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), Anne-Birgitte Albrectsen.
El UNFPA es la entidad a cargo de la implementación mundial del Plan de Acción de El Cairo.
“La elevada fertilidad supondrá un desafío a la capacidad de los países para crear un desarrollo sostenible”, alertó Albrectsen.
Los derechos de las mujeres fueron tema central en la conferencia. El UNFPA destinó la mayor parte de sus esfuerzos en las últimas dos décadas a promover la planificación familiar y la educación sexual y a combatir la mortalidad materna y el matrimonio temprano.
Todavía hay muchos problemas: la ONU estima que 29 por ciento de las adolescentes de África subsahariana están casadas, y que cada año hay 2,2 millones de embarazos no deseados.
La Organización Mundial de la Salud informó que más de seis millones de mujeres al año se someten a abortos inseguros y a veces fatales.
Pero el UNFPA y sus socios, gobiernos nacionales, el Banco Mundial y donantes privados, pueden alegrarse de varios progresos.
Un programa para combatir la mutilación genital femenina contribuyó a que 10.000 comunidades de África occidental y oriental rechazaran esta práctica. Las muertes maternas cayeron 41 por ciento.
En todo el continente se abrieron varios refugios para víctimas de violencia doméstica.
Los hombres no han quedado marginados de estas iniciativas. Programas de promoción e información inspiraron a líderes comunitarios a explicar que el empoderamiento de las mujeres beneficia a todas las familias.
Estos cambios son más importantes que concentrarse en el control de la natalidad, coinciden analistas.
“No tiene sentido ver las cifras de población en forma aislada y sacar conclusiones sobre sus posibles implicaciones”, opinó Julia Schünemann, investigadora del africano Instituto para Estudios de Seguridad.
“En lo positivo, el aumento de la población en África probablemente implique un mayor bono demográfico, que impulse el PIB, porque habrá más personas económicamente activas”, indicó.
Ahora bien, “cómo se traduce esto en un mejor y más equitativo desarrollo humano dependerá obviamente de muchos factores estructurales y medidas políticas”, añadió.
Esas acciones no pueden ser forzadas. Deben comenzar desde abajo, un aspecto en el que el UNFPA viene trabajando desde 1994.
Hoy, las comunidades y los gobiernos del continente se dedican cada vez más a los asuntos más controversiales, y eso es prometedor para las próximas dos décadas, sostuvo.
“Lo que estamos viendo en África es una mayor voluntad política de los gobiernos. Hay gran disposición a hablar de temas tabúes, como la violencia de género, la mutilación genital femenina y la identidad sexual”, destacó.
“También vimos en esta conferencia que los políticos quieren ir más allá de la agenda existente”, agregó. “Eso es muy bueno”.
Publicado por: IPS – ADDIS ABEBA – Jacey Fortin – 04/10/13 -



Distinguen a una cordobesa como “mujer de la ciencia”.

Recibió una mención especial del Premio L’Oréal-Unesco, que reconoce a las científicas en todo el mundo. Estudia el vínculo entre elementos del sistema inmunológico y los tumores.

La ciencia parece un espacio esquivo para las mujeres. El estereotipo de investigador es un hombre con el pelo blanco y guardapolvos.
Pero en Argentina, las mujeres pisan fuerte en las instituciones científicas. Mariana Maccioni es una representante de estos “cerebros rosa”.
Trabaja en el del Departamento de Bioquímica Clínica de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Nacional de Córdoba. También es investigadora en el Centro de Investigaciones en Bioquímica Clínica e Inmunología (Cibici) de Conicet.
El miércoles recibirá una mención especial en el Premio L’Oréal-Unesco “Por las mujeres en la ciencia”. El jurado reconoció su línea de investigación sobre el sistema inmunológico y el cáncer. Recibirá 10 mil pesos para seguir con su trabajo.
Fabiana Drincovich, investigadora del Conicet en Rosario, recibirá el premio mayor de 100 mil pesos por su trabajo en la mejora de la calidad y durabilidad de los duraznos.
Mariana primero menciona a su equipo: Gerardo Gatti, Virginia Andreani, Nicolás Nuñez, Verónica Grupe, Paula Araya y Emiliano Roselli.
Recuerda que la ciencia es un esfuerzo colectivo. “Me siento como la punta de un iceberg, sólo una minúscula parte visible de un todo que no se ve”, asegura.
En la UNC, el 60 por ciento de los investigadores son mujeres. En el Cibici es porcentaje es mayor. “En esta institución existe un enorme respeto por la mujer. Siempre hubo permisividad en los horarios, tantas veces complicados por cuestiones de maternidad. Pero sé que en muchos institutos no es tan así y las mujeres realmente la pasan mal”, comenta. Mariana confiesa que tiene mucho apoyo de su marido en las tareas del hogar y que disfruta los pequeños detalles de la vida familiar.
“Organizar los cumpleaños de los niños, conocer sus compañeros, estimular sus talentos, participar lo más que se pueda en sus actividades escolares”, enumera.
Su investigación
Mariana investiga el rol de los receptores Toll en los tumores. Estas proteínas encienden las alarmas del sistema inmunológico al detectar células dañadas del propio organismo o estructuras de patógenos como virus, bacterias o parásitos. A partir de esta señal se desencadena la respuesta inmune.
Algunos tumores también expresan estas receptores. “Pero se desconoce el rol en el microambiente tumoral, cuál sería el efecto de activarlos durante la inmunoterapia y si existe alguna correlación entre su expresión y la gravedad de la enfermedad”, explica Mariana.
Y agrega: “Conocer esto permitiría posteriormente el desarrollo de nuevos compuestos sintéticos capaces de activar estos receptores en forma segura y eficaz para su utilización en la terapia antitumoral”.
Ya hay algunos fármacos que utilizan este mecanismo para tratar el cáncer de vejiga o de la piel.
El grupo de Mariana ya ha descubierto nuevos mecanismos de acción de estos elementos y además está probando en animales nuevos compuestos con “muy buenos resultados”, dice la premiada.
Premio mundial
El Premio L’Oréal-Unesco distingue a científicas de los cinco continentes. En Argentina, se entrega desde hace siete años. Maccioni es la primera cordobesa reconocida por este galardón. Se presentaron 95 postulantes. La otra mención fue para Vanesa Gottifredi, investigadora del Conicet en Buenos Aires, que también estudia un estrategia para eliminar tumores. Los premios se entregarán este martes en el Congreso.

Publicado por: Diario La Voz – Córdoba (Argentina) – 06/10/13 -