miércoles, 7 de agosto de 2013

La estafa por la que un centenar de colombianas quedaron embarazadas.

Como beneficiaria de un programa de planificación familiar para mujeres de escasos recursos del colombiano departamento de Arauca, Paula Cubillos recibió con asombro la confirmación de su segundo embarazo.

Pero cuando quiso encontrar una explicación para su inesperada gravidez, esta colombiana de 32 años terminó encontrándose con una sorpresa todavía más grande: algo similar también le había ocurrido a casi un centenar de mujeres que, como ella, estaban recibiendo anticonceptivos gratis.
"Yo me vine a enterar en agosto de 2008. Y lo primero que hice fue ir hasta el centro de salud a preguntarle a la jefe de enfermería que me atendía qué había pasado conmigo que había quedado embarazada", comentó Cubillos a BBC Mundo.
"Ahí es cuando ella me dice que está preocupada porque no soy la primera mujer que le llega a decir eso, que son muchas las mujeres que están embarazadas", contó.
Eventualmente, la insistencia de Cubillos llevaría a las autoridades a descubrir que en el departamento de Arauca se estaban comercializando versiones falsas de Nofertyl, un anticonceptivo inyectable.

Y aunque uno de sus distribuidores actualmente paga una condena de 39 meses de prisión por el caso y a otro la fiscalía colombiana le acaba de imputar cargos, cinco años más tarde las mujeres que resultaron embarazadas por causa de los anticonceptivos falsificados aún siguen esperando ser resarcidas por el estado colombiano.
"Se está demandando a la entidad de salud que se llama Empresa Social del Estado (ESE) Jaime Alvarado y Castilla, porque esa fue la empresa que contrató y compró los biológicos y era la encargada de todo el plan de planificación (familiar)", indicó a BBC Mundo Hugo Quinteros, quien representa legalmente a las mujeres en su demanda contra el Estado.
"Se pide una reparación integral a las personas afectadas: que el Estado sea solidario en el aspecto material con lo que implica la manutención, el desarrollo, la recreación, la salud, la alimentación de un menor, con los gastos que implica sacar adelante la vida y el desarrollo de un menor", explicó el abogado.

"No planificado"
En la demanda, que este martes entra a la última etapa de su fase probatoria, no participan sin embargo todas las afectadas, sólo las cincuenta miembros de la Asociación de Madres Víctimas de la Falsificación de Medicamentos (ASMAVIFAMI) creada por Cubillos.
 "Muchas de ellas, digamos que por cultura, o por temor también –porque usted sabe que en Arauca estamos en zona roja y las amenazas sobraron– dijeron: 'yo humildemente mejor saco adelante a mi hijo y no voy a demandar'", explicó la presidente de ASMAVIFAMI a BBC Mundo.
"Y es que hubo mucha gente que nos criticó, preguntaban: '¿Qué le vamos a decir a nuestros hijos más adelante, que fueron un error?'. Pero no se trata de eso, sino que estamos luchando por un derecho que tenemos: el derecho a elegir cuántos hijos queremos tener, el derecho a elegir un buen servicio", ilustró Cubillos, quien había decidido posponer un posible embarazo hasta completar un tratamiento médico hecho necesario por un accidente de tránsito.
"Yo sí deseaba otro hijo, pero no en ese momento. O sea que mi bebé no fue planificado, pero eso no quiere decir que no fuera deseado", expresó.

En su caso, el problema con los anticonceptivos se tradujo en un embarazo de alto riesgo. Y su segundo hijo, ahora de cuatro años, también enfrenta problemas de desarrollo y de aprendizaje.
Pero esta mujer, que todos los años en abril organiza una celebración de cumpleaños colectiva para los hijos de las integrantes de ASMAVIFAMI, organiza rifas y busca donaciones para celebrarles también las navidades, se dice más preocupada por la situación de sus compañeras de lucha, todas de escasos recursos, algunas desplazadas del conflicto armado.
"Eso fue traumático para ellas. Hay muchas mujeres que eran madres cabezas de hogar, que tenían su compañero sentimental en ese momento y que se quedaron solas cuando de pronto resultaron embarazadas", afirmó.
"De 50 mujeres sólo tres tienen vivienda propia y esta es la hora en que el Estado no nos ha tenido en cuenta ni siquiera para un subsidio de vivienda. Yo lo que vengo es peleando por un techo digno y propio para esos niños y para esas familias" insistió.

Optimistas
Según el abogado Quinteros, el proceso legal en contra de la ESE Jaime Alvarado y Castilla todavía podría prolongarse por otro año.
Pero, según el letrado, si bien en Colombia no hay antecedentes comparables, la jurisprudencia internacional sugiere que hay razones para esperar con optimismo el fallo.
"Además, para nadie es un secreto que la corrupción que hay en Colombia permite que se juegue con la salud de las personas, y a la luz de la justicia esas mujeres deben ser reparadas", dijo a BBC Mundo.
"La comunidad es consciente de eso y el mismo Estado es consciente de que hubo fallas en la prestación del servicio", señaló.
El director de la ESE Jaime Alvarado y Castilla, doctor Leider Daza, aseguró sin embargo que continuará haciendo todo lo posible para evitar un fallo contrario.
"Como gerente la posición mía es la defensa jurídica y legal de la empresa frente a todas las demandas que se llegasen a dar, pues pondrían en riesgo financiero a la empresa", dijo a BBC Mundo.
"Y si bien hay un proceso que ya demostró que unos medicamentos en el departamento fueron falsos, no se ha demostrado que estos hayan sido de la empresa", explicó el médico, quien también recordó que todos los métodos anticonceptivos tienen un porcentaje de falla.

"Si uno mira el número de usuarias atendidas en el año en la ESE y saca el porcentaje de fallas, uno podría considerar que puede ser simplemente una falla terapéutica del medicamento, porque en todo el año fueron beneficiarias del programa de planificación familiar unas 4.000 mujeres", aseguró Daza.
La concentración de esas fallas en un mismo período y el hecho de que todas las afectadas estuvieran recibiendo Nofertyl –el anticonceptivo del que se encontraron cerca de mil ampollas falsas, comercializadas por los intermediarios perseguidos penalmente por el Estado– es sin embargo sólo una de las razones por las que Quinteros y Cubillos están convencidos de tener la razón de su lado.

Y para la presidente de ASMAVIFAMI, el hecho de que buena parte de las mujeres afectadas estén reclamando sus derechos ya es también una pequeña batalla ganada.
"Muchas de estas mujeres han sido pisoteadas toda su vida por sus esposos, por sus padres, por todo el mundo, inclusive por el estado, que fue lo que hicieron con nosotras", precisó a BBC Mundo.
"Yo lo que hice fue sensibilizarlas a ellas que no íbamos a pelear por el hecho que tuviéramos hijos, sino que íbamos a pelear porque fallaron en un servicio que tenía que ser perfecto, porque estaban jugando con la salud de nosotras", concluyó.

Publicado por: BBC Mundo – Bogotá – Arturo  Wallace – 06/08/13


Imparable racha de acoso laboral, acusa sindicalista: Despidos masivos de trabajadoras del hogar en Uruguay.

El próximo 19 de agosto se celebrará un nuevo Día de la Trabajadora Doméstica, instituido como feriado pago en memoria del Primer Consejo de Salarios del sector, y efectivizado por primera vez en 2011.

Sobre los avances y desafíos de la negociación colectiva, y las dificultades cotidianas de trabajadoras que se desempeñan puertas adentro de los hogares, La República de las Mujeres conversó con Graciela Espinosa, integrante del Sindicato Único de Trabajadoras Domésticas (SUTD).

El feriado pago del 19 de agosto, definido en Consejo de Salarios en 2010, “deberá recibir el mismo tratamiento que los feriados pagos generales (1 de enero, 1 de mayo, 18 de julio, 25 de agosto y 25 de diciembre)”, según consta en un acta firmada en octubre de 2012 por todas las partes que negociaron dentro del Grupo 21 (trabajo doméstico).

Sin embargo, el respeto del derecho a este día es sólo uno de los desafíos que en la actualidad visualiza el SUTD. Muchos otros derivan de las dificultades para hacer cumplir las disposiciones de la Ley 18.065 de trabajo doméstico, así como los avances que se van logrando a través del Consejo de Salarios respectivo.

La punta del iceberg

En agosto de 2012, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) tuvo que acudir a la justicia y a la fuerza pública para ingresar a una casa del barrio de Carrasco y cumplir así con una inspección del personal doméstico.

En la oportunidad, pudo constatar que dos mujeres bolivianas prestaban servicios con hospedaje, sin estar inscritas en el Banco de Previsión Social (BPS), como exige la ley.

Luego se supo que tampoco se encontraban de forma legal en el país, y que eran “extorsionadas” por dicha condición por la dueña del hogar. La denuncia formulada en el Juzgado de Crimen Organizado sigue su curso y está cumpliendo un año de realizada.

La instancia laboral, por su parte, tuvo movimiento el pasado 31 de julio, día en que Cotidiano Mujer, la organización no gubernamental denunciante, fue citada a brindar prueba testimonial, según relató a este medio su abogada.

Al respecto, Graciela Espinosa informó que “las compañeras bolivianas que tuvieron este problema el año pasado no llegaron al sindicato”, sino a una organización de la sociedad civil, por lo que no cuentan con información sobre el caso específico.

Sin embargo, esa situación generó que muchas otras trabajadoras en situaciones similares de irregularidad, acudieran a asesorarse en el sindicato: “Llegaron compañeras de Paraguay, Bolivia, Perú”, dijo la dirigente sindical, para quien el hecho es “importantísimo”, pues nos “estaba costando que llegaran”.

Los discursos de quienes contratan trabajadoras domésticas en situación de irregularidad pretenden la inmovilización de las mismas: “Mira que te van a deportar con lo que tienes puesto”, les dicen. Sin embargo, a través del MTSS y de las embajadas se pueden realizar gestiones que mejoren la situación de estas mujeres, aseguró Espinosa.

En los próximos días, una inspección del MTSS abordará una zona del interior cercana a Montevideo, capital del país, con un objetivo similar al que tuviera en 2012 aquella inspección en Carrasco: constatar situaciones irregulares en la formalización del trabajo doméstico.

Espinosa dijo que es probable que se encuentren con más situaciones de ilegalidad, pues se ha tornado “moda” despedir al personal de nacionalidad uruguaya para “contratar personal extranjero sin documentación”.

La ley y las formas de eludirla


Sobre la aplicación de Ley de Trabajo Doméstico y de los convenios celebrados desde 2008, y las formas de eludirlos que año con año se reconfiguran, Espinosa también conversó con La República de las Mujeres.

Un año, cuenta, “se había puesto de moda despedir de palabra a la trabajadora, y a los días enviarle un telegrama colacionado”, advirtiéndole de su falta al no estar presentándose a trabajar.

Si bien al principio “les costó” entender lo que pasaba, como sindicato fueron interpretando la modalidad que cada vez se hacía más masiva. Luego, vinieron los despidos en masa para “evitar el pago del aumento”, explicó Espinosa. Este año, el factor común parece ser “el acoso”, facilitado por las particularidades que presenta el ámbito doméstico.

Para empezar, porque hay un problema de muy difícil resolución por la vía legal: los testigos no pueden ser más que aliados de la persona que acosa, pues el trabajo doméstico tiene como una de sus características el realizarse en solitario.

De hecho, en las últimas situaciones de acoso, y teniendo como testigo a otra persona que trabaja en la casa, “hemos tenido que parar la audiencia y explicar a la jueza que ese testimonio ya no es favorable”, pues en el momento de declarar dejan de hacerlo a favor de la víctima.

Lo alcanzado y lo que queda por discutir


Desde que comenzó la negociación colectiva en el sector, los avances han sido múltiples: pago de “presentismo”, aumentos salariales y acuerdos en materia de condiciones laborales. Sin embargo, y aunque el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) fue ratificado por Uruguay en 2012, siguen haciendo falta acuerdos en torno a algunos derechos.

En muchas de sus implicaciones, el convenio mencionado está “por debajo” de los acuerdos alcanzados en el ámbito nacional, pero hay un asunto que el mismo menciona y es clave en la visión de las trabajadoras para avanzar: la estipulación de categorías.

Hoy, y más allá de que en los convenios se han establecido categorías por horas semanales y mensuales, la contratación para una tarea específica (cocinar, por ejemplo) que luego se amplía a otras (como limpieza y cuidados a los miembros del hogar) sin un pago acorde al aumento de tareas, sigue siendo un problema para las trabajadoras del hogar.

Esta discusión ya está en la agenda del próximo convenio colectivo e incluye la creación de contratos de trabajo con perfil específico, que debe modificarse cada vez que se agrega una tarea.

Sindicalizarse como fortaleza

El abordaje en colectivo es una de las características que define a la metodología sindical de las trabajadoras del sector, porque “a ti nunca te pasó esto, pero le puede pasar a otra”, explicó Espinosa.

Por ello, y más allá de que el número de sindicalizadas es aún pequeño respecto al colectivo que conforma el sector (unas 3 mil de 110 mil trabajadoras), el desafío de juntarse y respaldarse sigue siendo importante.

Sobre el acoso laboral y sus repercusiones, por ejemplo, Espinosa relató cómo vio llegar a algunas de sus compañeras y cómo las ve ahora, tras un proceso de acompañamiento colectivo.

“Cuando llegó no sabía lo que era. Tenía que tomar 10 pastillas por día para sobrellevarla. No podía con su cuerpo. Tú la mirabas y decías: cómo una mujer tan grande puede sentirse tan avasallada, tan humillada. Pero te menosprecian de tal manera, que te convences de que eres un trapo”.

Lo llamativo es que son “modas” que involucran a muchas trabajadoras: en 2010, con el aumento salarial, fueron 75 los despidos prácticamente al mismo tiempo, informó Espinosa. Luego de un mensaje del MTSS, comenzaron los despidos de boca seguidos del telegrama.

Con la actual racha de casos de “acoso laboral”, lo que está haciendo el sindicato es recabar información y dejarla plasmada en actas, con firma de la trabajadora y el sindicato, de modo de tener la documentación como respaldo por si se produjera luego el despido.

De todos modos, ampararse en la ley de acoso no es sencillo, por la falta de testimonios disponibles. Aunque, a pesar de ello, el sindicato está apelando a la realización de la denuncia.


Publicado por: Argenpress.info - Isabel Pérez (CIMAC) – 07/08/13 -

Rebeldes matan a decenas de mujeres y niños kurdos en Siria.


Combatientes del grupo rebelde sirio Frente Al-Nusra, vinculado a la red terrorista Al Qaeda, asesinaron el lunes a 450 civiles en una zona de mayoría kurda en el norte de Siria, informó la cadena iraní Press TV.

Según el medio, la matanza ocurrió en el distrito de Tel Abiad, provincia de Rakka. Entre los muertos figuran 120 niños y 330 mujeres y ancianos kurdos.

La semana basada, el Frente Al-Nusra hizo prisioneros a 200 kurdos residentes en dos poblados del este del país, después de que la cúpula de la milicia kurda de Siria llamara a la movilización general contra los extremistas. El llamamiento se hizo tras el asesinato de uno de los más destacados activistas kurdos de Siria.

El conflicto armado en Siria que estalló en marzo de 2011 ha causado ya más de 100.000 muertos, según la ONU. El Ejército regular se enfrenta a numerosos grupos rebeldes que cuentan entre sus filas con mercenarios extranjeros. 


Teherán apoya al Gobierno del presidente Bashar Asad y le proporciona asistencia militar, así como ha enviado soldados al país vecino.


Publicado por: Argenpress.info - RIA NOVOSTI (especial para ARGENPRESS.info) – 06-/08/13 

Menores egipcias se “alquilan” en temporada veraniega.

Adolescentes de zonas pobres de Egipto son vulnerables a la trata de personas. Crédito: Cam McGrath/IPS.
Todos los veranos, turistas adinerados de los países del Golfo se trasladan a Egipto para escapar del abrazador calor de la península Arábiga. Muchos alquilan habitaciones en hoteles de lujo o apartamentos en El Cairo o Alejandría. Pero algunos otros tienen propósitos más siniestros.
Muchos hombres viajan con sus familias y el personal de servicio. Se pasan el día en la piscina, de compras y frecuentando cafés y lugares de entretenimiento nocturno.
En El Hawamdia, un pueblo agrícola pobre 20 kilómetros al sur de El Cairo, estos hombres árabes son fáciles de identificar.
Vestidos con sus relucientes túnicas blancas, rondan las calles en sus automóviles lujosos. En cuanto llegan, intermediarios egipcios en sandalias rodean sus vehículos ofreciéndoles apartamentos y lo que más buscan y desean: menores de edad.
En El Hawamdia, así como en otras comunidades rurales pobres de Egipto, todos los años se venden o alquilan miles de niñas de entre 11 y 18 años. Los padres las entregan a hombres adinerados mucho mayores que ellas mediante un acuerdo de matrimonio temporal, que puede durar desde un par de horas hasta años, según el arreglo negociado.
“Es una forma de prostitución infantil disfrazada de matrimonio”, señaló Azza el-Ashmawy, directora de la unidad de lucha contra la trata de menores del Consejo Nacional para la Infancia y la Maternidad (NCCM, por sus siglas en inglés).
“El hombre paga por la niña para quedarse con ella un par de días o todo el verano, e incluso se la lleva a su país para trabajo doméstico o prostitución”, explicó.
La niña regresa con su familia cuando el matrimonio se termina, y por lo general la vuelven a “casar”.
“Algunas ya han pasado por 60 matrimonios para cuando cumplen los 18 años”, indicó El-Ashmawy. “La mayoría duran un par de días o semanas”, puntualizó.
Los acuerdos se sellan en alguna de las muchísimas oficinas de “intermediarios para el matrimonio”, fácilmente identificables por los visibles equipos de aire acondicionado en un pueblo ruinoso y con servicio eléctrico intermitente.
Los intermediarios, por lo general abogados, también ofrecen servicios de entrega. Para que los clientes elijan, trasladan a las niñas hasta los apartamentos rentados o los hoteles. Los hombres que viajan con sus esposas y sus hijos suelen hacer la transacción en otros lugares.
Los matrimonios temporales son una estrategia para sortear las restricciones islámicas que rigen las relaciones sexuales prematrimoniales.
“Muchos hoteles y propietarios en Egipto no alquilan a parejas que no estén casadas”, explicó Mohammad Fahmy, agente inmobiliario de El Cairo. “Un certificado de matrimonio, aun si es precario, permite que los hombres tengan relaciones sexuales dentro de la norma”.
Tener relaciones sexuales con menores de edad es ilegal en Egipto. Los intermediarios también ofrecen su asistencia al respecto: ofrecen certificados de nacimiento o reemplazan el carné de identidad por el de una hermana mayor.
Un matrimonio “mut’a” o de “placer” por un día se arregla con 800 libras egipcias (unos 115 dólares). El dinero se reparte entre el intermediario y los padres de la menor.
Un matrimonio “misyar” o “visitante” por todo el verano cuesta entre 200.000 libras egipcias (unos 2.800 dólares) y 70.000 libras egipcias (unos 10.000 dólares). El contrato termina cuando el hombre regresa a su país.
La “dote” que estos hombres árabes están dispuestos a pagar por mantener relaciones sexuales con niñas es un poderoso imán para las familias empobrecidas de Egipto, donde un cuarto de la población vive con menos de dos dólares al día.
Un estudio encargado por NCCM, para el que se entrevistaron unas 2.000 familias en tres pueblos cerca de El Cairo, El Hawamdia, Abu Nomros y Badrashein, concluyó que las fuertes sumas pagadas por los turistas árabes eran el principal motivo de la gran cantidad de “matrimonios de verano” en esas localidades.
Setenta y cinco por ciento de los entrevistados dijeron conocer a una niña metida en este “comercio”, y la mayoría cree que el número de matrimonios aumentaba.
El estudio realizado en 2009 mostró que 81 por ciento de los “esposos” eran de Arabia Saudita, 10 por ciento de Emiratos Árabes Unidos y cuatro por ciento de Kuwait.
La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) también estudia estos matrimonios.
“La familia toma el dinero y el ‘marido’ extranjero suele dejar a la niña a las dos o tres semanas”, indicó Sandy Shinouda, de la unidad contra la trata de la OIM, con sede en El Cairo.
“El Estado no reconoce los matrimonios no registrados y no concede derechos a la menor ni a los hijos que pueda tener la pareja”, observó.
Shinouda, quien estuvo al frente de un refugio para víctimas de trata de personas, dijo que la mayoría de las niñas proceden de familias grandes que consideran que casar a sus hijas con un hombre mayor y adinerado es una forma de escapar de la pobreza.
“La niña puede tener unos 10 hermanos, y para la familia es un bien”, explicó.
Los padres suelen  buscar un intermediario para casar a su hija cuando esta llega a la pubertad. En un tercio de los casos se obliga a la menor a aceptar el acuerdo, señaló el estudio de NCCM.
Esta práctica tiene un profundo impacto psicológico sobre la salud mental de la niña, subrayó Shinouda.
“Las niñas saben que las familias las explotaron y pueden entender que sus padres las vendieron”, señaló. “La reintegración es un gran desafío porque en muchos casos si se devuelve la niña a su familia, sus padres la vuelven a vender”, explicó.
La Ley de Infancia de 2008 condena el matrimonio con menores de 18 años, la edad legal para contraer matrimonio. Hay otra norma que prohíbe el matrimonio con extranjeros con los cuales la diferencia de edad sea mayor a 25 años.
Pero estas leyes no se cumplen, reconoció El Ashmawy, de NCCM. La evidencia muestra que la trata de personas creció tras la revuelta popular de Egipto en 2011 debido al deterioro de la situación económica y a la falta de efectividad de la policía.
“No se trata solo de pobreza o religión”, puntualizó. “Sino de normas culturales que apoyan el ‘comercio’ ilegal; la gente cree que es lo mejor para las niñas y las familias grandes. Y los intermediarios logran llegar a un entendimiento con las familias para explotar a las menores”, añadió.
Publicado por: IPS - Cam McGrath – El Hawamdia – Egipto – 06/08/13 -

6 de agosto - 68° Aniversario del mayor atentado terrorista de la historia: Hiroshima y Nagasaki.

El contexto histórico

El 15 de junio de 1944 dio comienzo el XX mando de bombardeo sobre Japón por parte de la aviación norteamericana, operando desde China.

Cinco meses después se inicia el XXI mando de bombardeo operando desde las islas Marianas. En las primeras oleadas 111 superbombarderos B-29 fueron lanzados sobre Tokio y para marzo de 1945 la flota que asolaba Japón reunía 300 B-29. Los sistemáticos bombardeos, contra los cuales nada podía hacer la escasa defensa antiaérea, convertían ciudades en escombro.

Despojado de todas las posesiones coloniales, el emperador Hirohito procuraba una capitulación honrosa.

Hiroshima: Preparación del escenario

Durante los bombardeos regulares, fueron preservadas las ciudades de Hiroshima y Nagasaki para el “Proyecto Maniatan”, nombre en clave de la primera “experiencia” nuclear sobre seres humanos. La idea era: "evaluar con claridad, los efectos causados".

Tanto Hiroshima, como Nagasaki eran poblaciones civiles y de escaso interés militar, elegidas con dos objetivos primordiales: “causar el mayor impacto psicológico posible y hacer de la bomba atómica un uso espectacular y aleccionador”.

A las 8:15 horas de Hiroshima y a 600 metros de altura sobre el nivel del suelo fue detonada “Little Boy”, justo sobre la Clínica Quirúrgica de Shima. Horas después decía el presidente Norteamericano Harry S Tumman:

“Hemos gastado más de dos mil millones de dólares en la mayor apuesta científica de la historia y hemos ganado...”

Un avión de reconocimiento enviado por el Estado Mayor en Tokio describió lo que antes había sido la ciudad, como una “enorme área de tierra calcinada y en llamas”. El número de muertos iniciales se estimó en 80.000 personas y ascendió a 140.000 en los días siguientes.

Nagasaki

Tres días después y luego de evaluados los resultados de Hiroshima, se llevó a cabo la segunda “experiencia”. El 9 de agosto, a las 11:01 hs. y a 469 metros de altura sobre la ciudad, se hizo detonar el segundo artefacto nuclear. En este caso una bomba de construcción más sofisticada y elaborada con Plutonio 239. Murieron en forma inmediata 75.000 personas.

Las consecuencias

Hibakusha es la expresión japonesa para sobrevivientes de los bombardeos. Los hibakusa ascendían en 2008 a 243.692 personas. En la actualidad, la cantidad total de víctimas de los sucesos de 1945, supera las 400.000 personas.

Por la justicia y la no violencia.




Publicado por: Argenpress.info - Luis Brunati (especial para ARGENPRESS.info) – 06/08/13 -