jueves, 18 de julio de 2013

Seguimos mostrando la BELLEZA NATURAL de Nu Projet.





Arrestan a ocho hombres que raptaron y violaron a cuatro niñas en la India.

Las niñas de entre 12 y 14 años fueron abusadas durante dos horas.

La Policía india arrestó a ocho hombres acusados de raptar en una residencia de estudiantes a cuatro niñas de entre 12 y 14 años y luego violarlas en el estado de Jharkhand, en el este de la India, informó una fuente oficial.

El jefe del Gobierno local, Hemant Soren, calificó el rapto y la violación de las menores de "estremecedor" y aseguró que un equipo de investigación está en la localidad de Lawada, en el distrito de Pakur, para esclarecer lo sucedido, según informa la agencia india PTI.
De acuerdo con los informes policiales, una veintena de hombres enmascarados y armados con cuchillos entraron durante la noche del domingo en la residencia de estudiantes, amordazaron a los cinco adultos que había en su interior y se llevaron a las cuatro niñas.
Las menores fueron arrastradas hasta un descampado a unos 200 metros de la residencia -situada junto a un colegio regido por misioneros católicos- y abusaron sexualmente de ellas durante dos horas.

Las niñas regresaron por su propio pie al albergue, desde donde fueron trasladadas a un centro hospitalario en el que calificaron su estado de "bueno", según relató un superintendente de la Policía local, Y.S. Ramesh.
Según la agencia india IANS, las niñas pertenecen a la tribu marginal Paharia, lo que acentúa la indefensión de las jóvenes frente a sus agresores.

El Gobierno local anunció que se hará cargo de la educación de las niñas y "les enseñará defensa personal", y reveló que un noveno sospechoso de la violación ha sido identificado pero se halla en paradero desconocido.
La India ha vivido a lo largo de este año momentos de conmoción popular por los continuos casos de agresiones sexuales que aparecen en la prensa desde que en diciembre una joven de 23 años falleciera tras ser violada y torturada en grupo en un autobús de Nueva Delhi.
Ese crimen suscitó un debate sin precedentes acerca de la situación de la mujer en el país asiático y condujo al Parlamento a aprobar en marzo una ley para endurecer las penas contra los agresores sexuales.
A finales de este mes se espera que se anuncien los veredictos contra el menor y cuatro de los cinco adultos implicados en la violación de diciembre.
Un quinto adulto acusado se suicidó en prisión en marzo, según la versión de las autoridades.


Publicado por: elespectador.com – Mundo – AFP – 16/07/13 -

“Si reduces a las mujeres a su condición de víctimas estás falseando la realidad” (entrevista a Patricia simón)

Patricia Simón eligió una perspectiva a la hora de desarrollar la profesión periodística: la defensa de los derechos humanos con un enfoque de género. Para ello ha sorteado la superficialidad impuesta por la inmediatez o la sórdida tendencia a mostrar el victimismo en un mundo mediático encorsetado por la necesidad de vender. Desde su posición como subdirectora de Periodismo Humano vela por dar voz y protagonismo a las mujeres, que son el eje central de las historias que se narran. Y es que, según ella, el periodismo puede contribuir a cambiar la percepción que tienen las personas de sí mismas y, por tanto, su acción.
La Asociación Española de Mujeres de los Medios de Comunicación (Ameco) ha reconocido la labor de esta joven periodista en su VII Edición de los Premios ‘Prensa –Mujer’ “que bianualmente destacan la labor informativa efectuada por colectivos y mujeres profesionales del periodismo a favor de la igualdad de género en el último año.

¿Qué supone ser una de las galardonadas con los Premios ‘Prensa-Mujer’ de Ameco?
Me da mucha alegría. El enfoque de género es aún muy desconocido y a mí me interesa mucho. Son las organizaciones las que han logrado avances en la difusión de esta perspectiva tan necesaria que es la igualdad.

Hay un momento en el que tú decides fusionar tu formación política y periodística para la defensa de los derechos humanos con un enfoque de género. Coincide con un viaje a Brasil. ¿Qué sucedió?
Previamente a mi viaje a Brasil, sentía que tanto mi formación como mi experiencia periodística, en la televisión, era insuficiente, superficial de algún modo. Hay un giro y un cambio de enfoque coincidiendo con mis estudios en Relaciones Internacionales y mi viaje a Brasil: me di cuenta de que era útil como periodista, pero abordando temas como el género, los derechos humanos o la violencia.
Siempre he tenido muy presente el modelo de mi abuela, una mujer pobre, analfabeta, víctima de violencia de género, que perdió un hijo, pero que era quien me transmitía la alegría, el espíritu de lucha, la fuerza. La diferencia entre mi vida y la de mi abuela o la vida de tantas mujeres está basada en las diferencias de oportunidades y en el acceso a la educación, la sanidad o los servicios sociales. Y estas diferencias se producen, no porque no haya recursos, sino que son una cuestión social.

¿Crees que el periodismo construye, que puede contribuir a cambiar el mundo?
Creo que desde el periodismo se pueden cambiar pequeños espacios. Podemos cambiar la percepción que tienen las personas de sí mismas y esto es fundamental porque desde ahí se producen cambios en el hacer. Las personas que nos encontramos desarrollando nuestra labor periodística, al verse narradas, cambian su forma de concebirse.

"No son víctimas, son supervivientes"

Es cierto que en tus artículos y reportajes muchas veces las protagonistas son personas que eran receptoras de la información y no estaban destinadas a salir en los medios a no ser que fuera desde su concepción de “víctima”. ¿Cómo se cambia el enfoque? ¿Cómo se establece la relación con estas personas y se les da espacio?
Es la forma que tienes de mirar a esas personas lo que muestras en tus reportajes. Y creo que es fundamental que se les trate bien, que se les mire bien, que se muestren sus fortalezas y habilidades….que por otra parte me abruman y conmueven muchas veces.
Por ejemplo, en los reportajes sobre la trata, es fundamental cambiar el punto de vista sobre las mujeres; efectivamente son víctimas del fenómeno, pero también son mujeres que han conseguido salir de esa situación de violencia, que han tomado decisiones, que han elegido, que han cambiado, y eso es mucho más importante que todo lo demás. Hay que cambiar el relato: no son víctimas, son supervivientes. Si las reduces a su condición de víctimas estás falseando la realidad.

La trata es un tema en el que has profundizado a través de tus reportajes. ¿Dónde están los principales obstáculos para acabar con este fenómeno?
Pienso que hay carencias que surgen no tanto en el marco jurídico sino en su aplicación. Es muy difícil identificar a las víctimas y eso está indicando que algo falla. Legalmente la protección a las mujeres está ligada a la denuncia y eso desde mi punto de vista es un error. Las mujeres tienen derecho a la protección, denuncien o no. Creo también que mezclar el debate sobre prostitución con la lucha contra la trata perjudica muchísimo. En definitiva, la trata es consecuencia del mundo en el que vivimos, un mundo con tantas desigualdades da lugar a la explotación.

¿Cómo evaluarías el tratamiento de la información en los medios desde la perspectiva de género? ¿Vamos avanzando?
Creo que los despidos y el cierre de medios afecta al desarrollo de una información de calidad. La dinámica de los medios de comunicación deja poco espacio para hacer buen periodismo y para incluir el enfoque de género, a no ser que lo tengas muy internalizado. Muchos periodistas no vuelven a formarse desde que acaban la carrera y por otra parte, las jornadas laborales y las dinámicas de los medios no dejan tiempo y generan frustración. A pesar de todo, cada vez hay más periodistas que tratan de incorporar este enfoque en los medios y poco a poco, se va conociendo y teniendo en cuenta.

¿Por qué se sigue recurriendo a fuentes masculinas la mayoría de las veces?
Por lo mismo, porque es lo fácil, lo que lleva menos tiempo: hombres de 50 años con algún vínculo académico. Por eso es muy importante incorporar a mujeres jóvenes –por cierto, por eso me gustó mucho la apuesta de los Premios Ameco por tres mujeres jóvenes-. Buscar a las mujeres y darles espacio es una muestra de rebeldía. Así construimos, en red, y vamos sumando.

Publicado por: AmecoPress – Madrid – Gloria López – 15/07/13 -



Brasil: RECIBEN AL PAPA AMPLIANDO POSIBILIDADES DE ABORTAR..

El totalitarismo abortista del Partido de los Trabajadores (PT). A pocos días de la llegada de Francisco, con la excusa de la violencia sexual, se generaliza la “profilaxis del embarazo” y la derivación a los centros de aborto. El juego de los eufemismos. No admiten la objeción de conciencia.
Fracasados los intentos de despenalizar el aborto a través del Plan Nacional de Derechos Humanos y de la reforma del Código Penal propuesta por el Senado, ambas cámaras del Congreso de Brasil aprobaron, con trámite urgente, el proyecto de ley PLC 3/2013.
El texto sancionado el 4 de julio pasado, que está a la espera de promulgación por parte de la presidente Dilma Rousseff, no menciona explícitamente el aborto, sino que se vale de la excusa de “la atención a las víctimas de violencia sexual” para obligar a todos los establecimientos de salud a ofrecer, en esos casos, “atención urgente e integral” y “derivar a las víctimas a los servicios de asistencia social” (art. 1).
La “atención inmediata” incluye (art. 3), la “profilaxis del embarazo” y “la información a las víctimas sobre sus derechos legales”, eufemismos de anticoncepción de emergencia (administración de la píldora del día después) y aborto.
Se debe tener en cuenta, que el Ministerio de Salud, durante el gobierno de Dilma Rousseff, a través de varias “normas técnicas” eliminó la necesidad de la investigación policial y/o judicial para acreditar la violencia sexual (violación). El proyecto aprobado legaliza esta interpretación, que entiende por violación a “toda relación sexual no consentida”, con el sólo testimonio de la supuesta víctima.
El texto legal extiende a todos los establecimientos de salud de Brasil los “servicios de aborto legal” que tienen un centenar de hospitales, autorizados por las resoluciones administrativas del Ministerio de Salud. Obliga a las entidades religiosas y a aquellas otras que rechazan el aborto en su ideario, sin contemplar la objeción de conciencia; también obliga a los centros de salud que carecen de servicios médicos de urgencia, y a los que no brindan atención ginecológica.
Sólo el veto total del texto por parte de la presidente, evitaría este nuevo paso hacia la legalización del aborto. ¿Se atreverán los obispos a exigirle el veto a Dilma Rousseff? 

Publicado por: NOTICIAS GLOBALES, Año XVI. Número 1079, 13/13. Gacetilla n° 1194. -Fuentes: Propias, Alberto Monteiro y Antonio Donato - Buenos Aires - 14/07/13 - 

Fueron liberadas las dos cooperantes españolas secuestradas en Kenia en el 2011.

Montserrat Serra y Blanca Thiebaut, las dos cooperantes españolas secuestradas el 13 de octubre del 2011 --hace ahora 21 meses-- en la localildad de Dadaab, en la línea fronteriza entre Kenia y Somalia, han sido liberadas después de 644 días de cautiverio, según ha confirmado Médicos sin Fronteras (MSF).

Las dos cooperantes de la oenegé han sido conducidas de Somalia --donde han permanecido todo este tiempo retenidas-- a la vecina Yibuti, donde está el Ejército internacional de la operación. Ambas se encuentran sanas y salvas y están deseando reunirse con sus seres queridos tan pronto como sea posible", afirmó MSF, que volvió a condenar "de manera contundente" el secuestro de las españolas, quienes ayudaban en Dadaab a "miles de refugiados".

Las cooperantes "van en un vuelo especial camino de España", según han indicato las citadas fuentes, que subrayaron que "las cosas se han precipitado" en las últimas horas. "Estarán llegando a España de madrugada", agregaron las fuentes, al precisar que las cooperantes "han salido de Somalia" y "han llegado a Yibuti esta mañana [por este jueves] o a mediodía".
Desde Yibuti, país fronterizo con Somalia que acoge efectivos de las Fuerzas Armadas de varios países europeos que participan en la operación Atalanta de la Unión Europea contra la piratería, las dos liberadas han partido hacia España, agregaron las fuentes.


EL SECUESTRO MÁS LARGO

Serra, natural de Palafrugell, y Thiebaut, de Madrid, han permanecido bajo cautiverio 644 días, lo que las convierte en las ciudadanas españolas que han padecido el secuestro más largo, superando incluso al del funcionario de prisiones Ortega Lara, que ETA lo mantuvo oculto en un zulo durante532 días.
Las cooperantes fueron secuestradas cuando trabajaban en el campo de refugiados de Dadaab en la construcción de un hospital en el campamento keniano de refugiados de Dadaab, a escasos 100 kilómetros de la frontera con Somalia, adonde fueron trasladas posteriormente, según confirmó entonces el Ejército somalí.
En un principio, las autoridades de Kenia culparon a la milicia radical islámica somalí Al Shabab --que el pasado año anunció su adhesión formal a la red terrorista Al Qaeda-- de estar detrás del secuestro, aunque los fundamentalistas negaron ese extremo.


ÚLTIMO SECUESTRO

Ese fue el último de los cuatro secuestros en suelo keniano en poco más de un mes, que incluyeron a otro trabajador humanitario de Dadaab, una ciudadana francesa y otra británica.
Tras la captura de Serra y Thiebaut, el Ejército keniano inició el 15 de octubre un despliegue de tropas en suelo somalí en respuesta a los secuestros en zonas aledañas a su frontera con Somalia.
A pesar de los avances logrados el año pasado en el terreno político, Somalia se encuentra todavía inmersa en un prolongado y complejo conflicto armado.
Publicado por: elperiodico.com – Barcelona – 18/07/13 -


Aumentan casos de femicidios en el Triángulo Norte de Centroamérica.

Organizaciones de mujeres de Honduras, El Salvador y Guatemala, denunciaron recientemente que los casos de femicidio y de violencia contra las mujeres han aumentado, pese a la existencia de leyes y mecanismos que tipifican los crímenes y marcan las pautas para prevenirlos.

El Observatorio de la Violencia de la Universidad Autónoma de Honduras, señaló que entre el 2005 y el 2012 el femicidio ha aumentado un tres por ciento cada año; un promedio de 51 mujeres pierden la vida de forma violenta en ese país.

El 98 por ciento de los crímenes en Honduras permanece en la impunidad, pese a la reciente reforma del Código Penal, que ahora tipifica el femicidio y establece penas de entre 40 y 50 años de cárcel para quienes maten a las mujeres por razones asociadas a su género.

El Primer Tribunal Alterno contra el femicidio, convocado por la Tribuna contra los Femicidios en Honduras, que aglutina a 8 organizaciones de mujeres, falló contra el Estado por negligencia y desinterés en la prevención, atención y resolución de los casos de femicidio, así como la falta de la debida diligencia.

En El Salvador, el Centro de la Mujer (CEMUJER), denunció públicamente un aumento del número de casos de femicidio en ese país, al registrar 274 casos entre el 1 de enero y el 30 de junio, del presente año; otro significativo número de mujeres continúan desaparecidas.

Muchas de las mujeres asesinadas y desaparecidas tienen algún vínculo de trabajo o sentimental con miembros de las pandillas, sin embargo las autoridades salvadoreñas ven esa situación como algo normal, asegura la información de CEMUJER.

Mientras que en Guatemala, El Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) reportó al menos 403 muertes violentas de mujeres durante el primer semestre del 2013, 66 hechos más que los registrados en el 2012, durante el mismo periodo.

Guatemala cuenta con una Fuerza de Tareas contra el Femicidio, con una Coordinadora para Prevenir la Violencia y con un sistema jurídico especializado en femicidio y violencia contra las mujeres, como la principal institucionalidad para combatir ese fenómeno.

En este país también existe una Ley contra el Femicidio y otras formas de Violencia contra la Mujer, que tipifica el femicidio y define a la saña y a la misógina, como elementos clave en la resolución de casos.

La Red de Mujeres contra la Violencia de Nicaragua, también reportó que en ese país el femicidio ha aumentado en los últimos meses; 43 mujeres fueron asesinadas entre enero y junio de este año, ocho más que las reportadas en el mismo período, el año pasado.

En un comunicado de prensa, la Red señaló que el aumento en el número de casos se debe a la falta de aplicación correcta de la Ley Contra la Violencia hacia las Mujeres, que entró en vigencia en julio del 2012.



Publicado por: Argenpress.info – CERIGUA – 16/07/13 -

México: ¿Cuántas mujeres no tienen acceso a la salud?

¿Cuántas mujeres no tienen acceso a instituciones de salud? ¿Quiénes son y qué se puede hacer?

El número de trabajadoras y sus familias sin acceso a instituciones de salud son 11.4 millones, representan el 62.9 por ciento de la población trabajadora femenina.

Quiere decir que por cada 100 trabajadoras 63 carecen de servicios de salud, una cifra que puede ser catastrófica si no se actúa (datos ENOE-Inegi, primer trimestre 2013).

En las jóvenes de 14 a 19 años el dato asciende a 84 de cada 100 las que no tienen acceso, mientras que para las mujeres de 60 y más años esta carencia crece a 87.6 puntos porcentuales. El nivel más bajo está en el grupo de 20 a 29 años con 55.3 por ciento, más de la mitad.

Para las adultas mayores no hay una vejez digna, este segmento de la población sigue creciendo; una sociedad envejeciendo que demanda cambios radicales en las políticas públicas.

Al analizar el nivel de instrucción se aprecia que a medida que éste aumenta crece la proporción de mujeres que pueden acceder a la salud; las mejores condiciones están en el nivel medio superior y superior con una tasa de carencia del 39.7, pero en este nivel de instrucción sólo participan 34 de cada 100 trabajadoras, son minoría.

El número de mujeres con hijos sin acceso son 8.6 millones, significan 48 de cada 100 trabajadoras del país.

A medida que crece el número de hijas e hijos aumenta la carencia, de tal forma que las mujeres con seis y más hijos presentan la situación más crítica con un 92.5 por ciento sin acceso; ellas son las que más necesitan de estos servicios.

Atendiendo a su situación conyugal, el índice más alto de carencia corresponde a “alguna vez unidas” con 68 por ciento; son las jefas de hogar y los hogares monoparentales, también las más desprotegidas.

El volumen más alto de población femenina sin acceso está en “actualmente unidas”, con una cifra de 6.1 millones de mujeres, y con un índice de carencia de 65.9 puntos para ellas y sus familias.

Estos hallazgos confirman la estrecha relación entre salud versus desigualdad de género, mercado laboral y polarización socioeconómica.

Pobreza y acceso a instituciones de salud

La estrecha relación entre nivel de ingreso y acceso a la salud revela claramente que la desigualdad económica va acompañada de la desigualdad social. Son las trabajadoras más pobres, las de menores ingresos las que presentan los índices más altos de falta de acceso a la salud.

Para el nivel de un salario mínimo, la gran mayoría de las trabajadoras (97.2 por ciento) no tienen acceso a tales servicios, cifra superior a la que registra la población masculina (ver gráfica).

En contraparte, las que perciben más de cinco salarios mínimos tienen una tasa de carencia de 23.8, pero únicamente son 7 de cada 100 trabajadoras.

De hecho, 11.4 millones de mujeres trabajadoras –58 de cada 100– están en el nivel de 1 a 3 salarios mínimos, un ingreso muy bajo, con el agravante de que el 72 por ciento están sin acceso a salud; su empleo ya no les da esa posibilidad. Es la baja calidad del empleo.

Desigualdad regional

La proporción más alta de población trabajadora femenina sin acceso a salud está en cinco entidades: Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Puebla y Tlaxcala; todas con altos índices de pobreza y marginalidad, así como con una importante presencia de población indígena; son entidades de bajo desarrollo.

Son los estados con mayor rezago epidemiológico y en salud. Datos del “Informe México sobre las determinantes sociales de la salud”, de la UNAM refieren:

“Sobresale el caso de Chiapas cuya tasa de mortalidad materna, en 2008, fue de 96.8, mientras que en Nuevo León fue de 30.1.

Igualmente, la tasa de mortalidad infantil en Guerrero, estimada para 2011, es el doble de la tasa de Nuevo León, cuyos valores son 19.3 y 9.7, respectivamente.

“Asimismo, la esperanza de vida en los estados más pobres del país es alrededor de 1.5 años menor que la de las entidades federativas más desarrolladas”.

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en su publicación “Health at a glance 2009”, comparativamente México tiene un desempeño en salud inferior no sólo en contraste con los países más desarrollados, sino también respecto a las cifras que presentan la República Checa, Corea, Polonia o Turquía.

La mortalidad por cáncer cérvico uterino en México en 2005 alcanzó una tasa de 11.4 por cada 100 mil mujeres; en Polonia de 6.9; en la República Checa de 4.7; en Corea de 4.3, y en la OCDE de 3.

La evidencia es muy robusta; en el país los resultados en salud son deficientes y además existe una importante desigualdad en salud que también se expresa en género y condiciones económicas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dio a conocer en 2008 los resultados del trabajo de la Comisión sobre Determinantes Sociales de la Salud (CDSS), este organismo hace tres recomendaciones fundamentes que son a la vez tres tipos de acción:

1. Mejorar las condiciones de vida, es decir, las circunstancias en que la población nace, crece, vive, trabaja y envejece.

2. Luchar contra la distribución desigual del poder, el dinero y los recursos, esto es, los factores estructurales de los que dependen las condiciones de vida a nivel mundial, nacional y local.

3. Medir la magnitud del problema, analizarlo y evaluar los efectos de las intervenciones, ampliar la base de conocimientos, dotarse de personal capacitado en materia de determinantes sociales de la salud, y sensibilizar a la opinión pública a ese respecto.

De nuevo citando al documento de la UNAM: “La idea de que la desigualdad en salud proviene de las desigualdades de ingreso, educación, empleo y zona de residencia, da lugar a la concepción de una política de salud genuinamente de Estado, transversal, que trasciende –aunque por supuesto implica– la atención de la salud y el acceso a la misma, y que se plantea como meta una sociedad más justa.

“Si la pobreza y la desigualdad se mantienen o si perdura la baja calidad del empleo, la salud del grueso de las y los mexicanos seguirá siendo frágil”.



Publicado por: Argenpress.info - Carmen R. Ponce Meléndez (CIMAC) – 18/07/13 - 

Atención hospitalaria gratuita no convence a embarazadas en Kenia.

A Beatrice Mudachi no le gusta parir en el hospital porque, según ella, no atendieron bien a su primer bebé. Cortesía: Miriam Gathiga
Hace un mes que el gobierno de Kenia eliminó el cobro por los servicios de atención materna en centros de salud y hospitales públicos, pero Millicent Awino es una de las muchas embarazadas que prefieren seguir pariendo en casa.
“Durante el parto, mi útero se sale, y una comadrona sabe cómo devolverlo a su posición, a diferencia del hospital”, dijo Awino a IPS.
Alice Anyango, una comadrona del asentamiento irregular de Mathare, en Nairobi, dijo a IPS: “No se debe tocar el útero con las manos, como hacen en el hospital, porque se puede dañar. Se debe verter una jarra de agua fría sobre él y volverá a su posición”.
Pero el tratamiento tradicional no tiene sustento médico, según el profesor Joseph Karanja, ginecólogo y obstetra. “Hay, de hecho, casos en los que el útero se sale, y es una situación muy seria”, explicó.
“Pero desde el punto de vista médico, el útero simplemente se empuja hacia su posición con las manos”, explicó.
Hasta hace poco, las mujeres embarazadas debían pagar entre el equivalente a 12 dólares, en las clínicas rurales, hasta 90 dólares en los hospitales. En caso de cesárea, el costo de la atención asciende a 150 dólares.
Pero las tarifas se eliminaron a partir del 1 de junio, y la atención materna en los hospitales, centros de salud y clínicas de esta nación de África oriental pasó a ser gratuita.
Sin embargo, según Teresia Wangai, partera titulada de un hospital regional, la eliminación de la tarifa no derivó en un aumento de los partos hospitalarios.
“Pensábamos tener más mujeres embarazadas, pero recibí menos bebés este mes. Muchas mujeres parecen haber evitado los hospitales estatales por temor a que la eliminación del pago empeore la atención”, dijo a IPS.
Médicos como Joachim Osur creen que no cobrar la atención materna es un paso en la dirección correcta. Mitos e ideas erróneas arraigadas siguen influyendo en la decisión de las madres de recurrir a comadronas y parir en sus casas.
“La Organización Mundial de la Salud no recomienda que parteras tradicionales asistan partos. De hecho, una mujer tiene mayor riesgo de morir en sus manos que si parieran solas”, dijo Osur, especialista en salud reproductiva, en entrevista con IPS.
Alrededor de 92 por ciento de las embarazadas reciben asistencia prenatal, indicó, pero más de la mitad de ellas no paren en hospitales.
“Mientras solo 46 por ciento de las embarazas vayan a parir a los hospitales, el riesgo de muerte por embarazo y parto permanecerá alto”, subrayó.
“En algunas regiones como las provincias de Nyanza y Occidental, alrededor de 75 por ciento de las mujeres embarazadas no paren en hospitales”, añadió
Karanja señaló que todos los países que logaron reducir la mortalidad materna lo hicieron, principalmente, asegurándose que las mujeres embarazadas parieran con la asistencia de personal médico capacitado.
“La mortalidad materna parece aumentar. La Encuesta de Salud y Demografía de Kenia 2008-2009 muestra que pasó de 414 fallecidas cada 100.000 nacidos vivos a 488”, precisó Karanja.
El director de servicios médicos del Ministerio de Salud, Simon Mueke, señaló que la mortalidad materna se sitúa actualmente cerca de las 500 fallecidas cada 100.000 nacidos vivos.
De hecho, el indicador es mayor en Kenia que en Afganistán, uno de los países más problemáticos del mundo. Según datos del Banco Mundial, el país asiático registró 460 muertes cada 100.000 nacidos vivos en 2010.
“La atención materna ahora es gratuita, pero Kenia disminuyó a 2,5 por ciento del presupuesto nacional la partida para la salud. Esto está muy por debajo del 15 por ciento recomendado en la declaración de Abuya de la Unión Africana”, dijo a IPS.
En 2001, numerosos jefes de Estado africanos se reunieron en esa ciudad de Nigeria, donde se comprometieron a destinar 15 por ciento del presupuesto nacional a la salud.
Kenia tampoco logró reducir a la mitad las nuevas infecciones del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) en menores desde 2009, según un informe divulgado en junio por el estadounidense Plan de Emergencia del Presidente para el Alivio del Sida, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia y el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida.
Estadísticas oficiales muestran que, en Kenia, por lo menos uno de cada cinco bebés que nacen de madres con VIH/sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) es portador del virus.
“Parir en hospitales es muy significativo, se pueden tomar precauciones para evitar la transmisión del VIH de madre a hijo”, subrayó Karanja.
Las comadronas también se exponen a riesgos, añadió Karanja, “pues no suelen tener los implementos necesarios requeridos para el parto, ni siquiera guantes”.
Pero la partera tradicional Angelas Munani no ignora el riesgo. “Usamos bolsas de polietileno y atamos una cuerda alrededor de la muñeca para evitar el contacto con la sangre de la madre durante el parto”, dijo a IPS.
Pero mitos e ideas erróneas, así como el prestigio que gozan las comadronas en las comunidades, no son las únicas razones por las que las madres no paren en hospitales.
“Solemos tener unos tres bebés en la misma cama en la maternidad. Las madres les dan sus camas y ellas se sientan o duermen en el piso. Es una pesadilla para una mujer que acaba de parir”, observó Wangai.
La madre Evelyn Bosibori agregó que las enfermeras descuidan a las mujeres o quedan en manos de personal no calificado. “Con 5,4 kilogramos, mi bebé no solo era demasiado grande para un parto normal, sino que tenía los pies para adelante”, dijo a IPS.
“Parí en un hospital asistida por un aprendiz que era incapaz de darse cuenta de que el bebé no estaba colocado adecuadamente para el parto. Debieron hacerme cesárea, mi bebé era casi el doble de un recién nacido”, contó.
También hay una gran cantidad de denuncias de abuso y hasta de golpes físicos de las enfermeras hacia las embarazadas. Osur confirmó que hubo casos de madres que sufrieron malos tratos y hasta golpes en centros de salud.
“Todo el sistema de salud necesita una reforma. Hay numerosas huelgas de los trabajadores de la salud en reclamo de mejores salarios y condiciones de trabajo”, indicó.
“Los centros de salud suelen carecen de personal y en algunas zonas, en especial en las áreas rurales, se pueden encontrar tres o cuatro enfermeras atendiendo a los bebés y al público, mientras asisten partos”, puntualizó Osur.

Publicado por: IPS -  Inter Press  Service – Miriam Gathigah – Nairobi – 10/07/13 -


“Hay que mejorar la cantidad y la calidad de personajes femeninos”(Lydia Lim entrevista a Geena Davis)

Además de ser actriz, productora cinematográfica y guionista, Geena Davis promueve la igualdad de género en el mundo del entretenimiento.
En 2007 creó el Instituto Geena Davis sobre Género en los Medios, que patrocina el mayor proyecto de investigación hasta la fecha sobre género en los productos de entretenimiento destinados al público infantil.

Actualmente, el Instituto está asociado con ONU Mujeres y cuenta con el apoyo de la Fundación Rockefeller para realizar su primer análisis mundial sobre cómo se muestran los personajes femeninos en las películas familiares.
Davis considera que la industria de los medios es discriminatoria a la hora de retratar a las mujeres simplemente porque perpetúa estereotipos de larga data.

Luego de haber interpretado un papel poderoso como la primera mujer presidenta de Estados Unidos en la serie televisiva“Commander in Chief” (traducida en algunos países como “Señora presidenta”), emitida entre 2005 y 2006, y de ver el entusiasmo que la misma despertó en el público, Davis está convencida de que la manera limitada en que los medios retratan a las mujeres puede y debe cambiar.
IPS dialogó con la actriz estadounidense sobre la desigualdad de género en los medios de comunicación y sobre el potencial de la industria del entretenimiento para el empoderamiento femenino.
IPS: Es común que la pantalla ofrezca una imagen negativa de las mujeres y de las niñas debido a los estereotipos de género que dominan los medios. Pero ahora estamos en el siglo XXI. ¿Por qué la industria mediática está tan rezagada en retratar la igualdad de género?
GEENA DAVIS: Quienes integran mi organización sin fines de lucro han mirado programas de televisión y películas familiares hechas en Estados Unidos, cubriendo un período de 20 años y, lamentablemente, el porcentaje de personajes femeninos solo aumentó 0,7 por ciento durante esas dos décadas. O sea que lograremos la paridad (de género) en unos 700 años.
Muy claramente, necesitamos volvernos muy proactivos para mejorar la cantidad y calidad de los personajes femeninos, especialmente en lo que los niños ven. Yo creía que en el siglo XXI sin duda íbamos a estar mostrando a varones y niñas compartiendo por igual el mismo arenero (en el parque).
Mi teoría es que, como la proporción de personajes masculinos en relación a los femeninos es exactamente la misma desde 1946, prácticamente todos nos criamos viendo mundos ficticios con muchas menos mujeres que hombres, a tal punto que eso empezó a considerarse normal. Pienso que probablemente es por eso que la gente parece no advertir que hay muchos menos personajes femeninos a menos que una lo destaque.
IPS: ¿Qué clase de efecto tiene este retrato negativo de las mujeres en la pantalla sobre los más pequeños?
GD: Al darles esa imagen, estamos instruyendo a los niños a que no consideren a las niñas y a las mujeres como quienes deben ocupar la otra mitad de los ámbitos en el mundo. Y además, con los retratos limitados y negativos de los personajes femeninos, les enseñamos que las mujeres y las niñas no son igual de importantes.
Ellas (en las películas y series) no hacen las cosas importantes, no tienen los empleos importantes y, muy a menudo, no son fundamentales para el argumento. También hallamos que la función de un personaje femenino en una película o en un programa infantil de televisión suele ser solo recrear la vista, en vez de tener una ocupación o aspiraciones.
GD: Definitivamente. En la actualidad, las mujeres directoras son alrededor de siete por ciento, las guionistas alrededor de 13 por ciento y las productoras 20 por ciento. Todos estos números son muy bajos. Y gracias a nuestra investigación sabemos que si hay una directora, productora o guionista, el porcentaje de personajes femeninos en la pantalla aumenta. Así que otra manera en que podemos atacar el problema es incrementar también la cantidad de mujeres detrás de cámara.
IPS: En “Commander in Chief”, usted interpretó a la primera mujer presidenta de Estados Unidos. ¿Quedó satisfecha de que su personaje mostrara el empoderamiento de las mujeres?
GD: Me entusiasmó hacerlo. Cuando me ofrecieron el trabajo, lo primero que pensé fue: “¿qué puede ser más emblemático que eso?”. Y yo ya había tenido la suerte de interpretar algunos papeles que realmente resonaban entre las mujeres, así que me encantó la oportunidad.
Lamentablemente, mi “gobierno” fue muy corto: el programa tuvo una sola temporada. Pero una firma llamada Kaplan Thaler hizo un estudio después de que dejó de emitirse y concluyó que el público tenía 68 por ciento más probabilidades de decir que votaría a una candidata para presidenta si estaba familiarizado con el programa.
Solo ver a mi personaje detrás del escritorio 19 veces alcanzó para cambiar profundamente la mentalidad de muchas personas sobre la posibilidad de que hubiera una mujer presidenta.
IPS: ¿Cree usted que este estudio mundial que se realiza en asociación con ONU Mujeres cambiará la manera en que se percibe a las mujeres en el mundo?
GD: Estoy muy emocionada con este primer estudio mundial sobre cómo se muestra a los personajes femeninos. (Examinando) a los 10 países que más engrosan la taquilla, observaremos las representaciones de los personajes, qué roles desempeñan y cómo se ven físicamente.
Podemos hacer este estudio de amplio alcance gracias a la participación de ONU Mujeres y de la Fundación Rockefeller. Pensamos que tendrá un alto impacto, y que esta información será muy valiosa para todos, y también crucial para cualquier organización no gubernamental que lleve a cabo programas mundiales, debido a la profunda influencia que tienen las imágenes y los mensajes que emiten los medios de comunicación sobre las los comportamientos y las creencias culturales y cívicas.

Publicado por: IPS -  Inter Press Service  Agencia de Noticias – Naciones Unidas – 16/07/13 -