viernes, 28 de junio de 2013

México: Por qué la muerte materna constituye una violación a los Derechos Humanos de las mujeres.


La articulación entre el enfoque de Derechos Humanos (DH) y la muerte materna como una violación fundamental a los derechos básicos de las mujeres, es un enfoque reciente, innovador y con un gran potencial para promover, defender y garantizar la salud materna y los derechos reproductivos de todas las mujeres en México.

Los argumentos que a continuación se presentan contribuyen a fortalecer las acciones para dar respuesta a un problema de salud pública, así como a un acto de justicia social que tiene una enorme relevancia para México.

–Primer argumento. La muerte materna es una violación a los DH de las mujeres porque es evitable en la gran mayoría de los casos. Son muertes innecesarias, por lo que, al ocurrir, se viola el derecho a la vida de las mujeres.

Las muertes evitables son aquellas defunciones que ocurrieron de manera “prematura” e innecesaria, de acuerdo con el nivel de tecnología médica disponible y el conocimiento clínico alcanzado.

Las mujeres que fallecen por una muerte materna con frecuencia han sufrido una o múltiples formas de exclusión o discriminación social sobre la base del género, la clase, la condición de ruralidad y la etnicidad/raza; incluyendo el acceso, utilización y calidad de los servicios de salud disponibles. En México se calcula que hasta 84 por ciento de las muertes maternas son prevenibles o evitables.

–Segundo argumento. La muerte materna es una violación a los DH de las mujeres porque no ocurriría si los Estados-naciones garantizaran el pleno disfrute del derecho a la salud para las mujeres que viven la maternidad, con un acceso pleno a una atención al embarazo, parto y puerperio con personal calificado y un acceso oportuno e irrestricto a una atención obstétrica de emergencia (AOE) con calidad.

La muerte materna es una violación fragrante al derecho a la salud que tienen todas las mujeres. El problema no es sólo tener acceso a servicios de salud, sino acceder a servicios obstétricos de manera oportuna, que tengan calidad y presenten capacidad resolutiva en casos de emergencia.

En México, más del 80 por ciento de las muertes maternas en 2010 ocurrieron justamente en unidades de salud públicas o privadas, y más del 90 por ciento de las mujeres que fallecieron recibió atención médica antes de morir.

–Tercer argumento. La muerte materna es una violación a los DH de las mujeres porque afecta de manera desproporcionada a las mujeres pobres, de minorías étnicas o raciales, de clases sociales bajas, que viven en zonas rurales aisladas o en zonas urbanas marginadas.

Por lo tanto, la muerte materna de estos grupos sociales de mujeres es una flagrante violación al principio del derecho a la no discriminación y al principio de la universalidad y equidad en el derecho al acceso a servicios de salud oportunos y de calidad.

A este respecto, se constata que en México las mujeres hablantes de lenguas indígenas enfrentan una sobrecarga desproporcionada de muertes maternas con respecto a su tamaño poblacional.

En 2010, a nivel nacional, el riesgo de fallecer fue el doble de lo que tendría que haber sido si la muerte materna se hubiese distribuido de manera proporcional al porcentaje de población hablante de lengua indígena, con el caso extremo del estado de Chihuahua donde el riesgo para las mujeres indígenas fue 10 veces mayor a su proporción poblacional.

–Cuarto argumento. La muerte materna es una violación a los DH de las mujeres porque muchas veces está relacionada con situaciones de falta de respeto a la dignidad de las mujeres y a sus derechos por parte de las instituciones de salud, dándose situaciones comunes de maltrato, abusos, falta de sensibilidad, menosprecio o desprecio hacia lenguas y culturas distintas a la sociedad mayoritaria, un trato discriminatorio hacia las mujeres pobres, adolescentes, indígenas y/o de clase social baja, un manejo deshumanizado del parto hospitalario y/o situaciones de negligencia o incompetencia en la atención médica recibida.

Estos elementos apuntan a la violación al principio del derecho a la no discriminación y del acceso universal y equitativo a servicios de salud de calidad.

Según la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México 2010, el principal problema que percibieron las personas indígenas encuestadas fue la discriminación y 27 por ciento de las y los encuestados reportaron que no tienen las mismas oportunidades de atenderse en los servicios de salud en comparación con la población no indígena.

Aunque estos datos se relacionan sólo en parte con la atención que se recibe en el sistema de salud, son indicativos de las percepciones que la población indígena y/o de escasos recursos económicos tiene en sus relaciones con el entorno, incluyendo las instituciones que ofrecen servicios.

–Quinto argumento. La muerte materna es una violación a los DH de las mujeres por no haber tenido pleno acceso a la información adecuada y oportuna sobre anticoncepción, o acceso a la más amplia gama de métodos anticonceptivos y en especial, al aborto seguro y legal, para poder evitar embarazos no deseados.

Esto implica la violación a múltiples derechos reproductivos como son el derecho fundamental de las mujeres y sus parejas a decidir el número e intervalo de las y los hijos; el derecho a acceder a servicios de salud reproductiva integrales, y el derecho a la información en salud sexual y reproductiva.

En este punto, cabe recordar que con la excepción del Distrito Federal, el aborto está penado en México en la mayoría de sus causales.

Ha habido francos retrocesos en los últimos dos años, con la promoción a rango constitucional en más de la mitad de los estados del país del derecho a la defensa de la vida desde la concepción.

En 2010, casi una de cada 10 muertes maternas registradas fue por aborto, aun cuando es probable que esta causa sea particularmente subregistrada. Es previsible que estas muertes no hubieran ocurrido si el acceso a un aborto seguro y legal hubiese sido un derecho para todas las mexicanas.

–Sexto argumento. La muerte materna es una violación a los derechos de las mujeres por ser a veces consecuencia de relaciones sexuales no deseadas; porque no fue respetada su autonomía de decisión en cuanto a sus vidas sexuales y reproductivas; porque no estaban empoderadas en sus familias, con sus maridos, en sus trabajos, en sus comunidades; porque estaban desprotegidas de la violencia; porque enfrentan desigualdades en las esferas políticas y sociales; porque fueron educadas para interiorizar su subordinación, obediencia y minusvalía.

En este último argumento, la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares 2006 reporta que 35 por ciento de las mujeres en México reportaron sufrir violencia por su actual pareja; 38 por ciento opinó que una buena esposa debe de obedecer a su esposo en todo lo que él ordene, y 19 por ciento consideró que no goza de las mismas libertades que sus esposos.

Así, los DH fundamentales de las mujeres son a menudo vulnerados debido a la inequidad y violencia de género que todavía prevalece en amplios sectores de la sociedad mexicana.

Paola Sesia es integrante del Consejo Directivo del Comité Promotor por una Maternidad Segura en México (CPMSM).

Raffaela Schiavon Ermani es Secretaria Técnica del CPMSM.

El CPMSM es parte de la Coalición por la Salud de las Mujeres, una red de organizaciones civiles con trabajo en salud y derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.

Publicado por: Argenpress.info - Paola Sesia - Raffaela Schiavon Ermani (CIMAC) – 27/06/13 -

México: CNDH denuncia abusos contra mujeres en cárceles mixtas.


La CNDH destacó en un informe que no existe una adecuada separación de hombres y mujeres en las cárceles mexicanas, particularmente en las áreas de ingreso, observación y clasificación.

Durante la presentación este martes 25 de junio del Informe Especial de la CNDH sobre Mujeres en Reclusión, el Ombudsman Nacional, Raúl Plascencia Villanueva, denunció el hacinamiento, las restricciones y carencias que sufren las 11 mil 901 internas procesadas y sentenciadas que se encuentran recluidas en cárceles mexicanas. 
En este sentido, Plascencia Villanueva señaló que las autoridades encargadas de los 69 centros de reclusión que albergan población mixta y los 12 de mujeres deben adoptar medidas para garantizar la protección, defensa y ejercicio efectivo de los derechos humanos de las presidiarias en el país.
Plascencia destacó al respecto que no existe una adecuada o correcta separación de hombres y mujeres, particularmente en las áreas de ingreso, observación y clasificación. Asimismo, señaló que las internas no tienen acceso a los servicios médicos ni a las instalaciones, como patio, aulas, talleres y áreas deportivas.
El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) comentó que de acuerdo con el órgano administrativo desconcentrado de Prevención y Readaptación Social, de ese total ocho mil 839 corresponden al fuero común y tres mil 62 son del fuero federal.
Aseveró que de los 69 centros de reclusión que albergan población mixta, en 47 de ellos existe un régimen de autogobierno, lo cual pone en riesgo la seguridad e integridad de las mujeres convictas, así como del personal que labora en esos sitios.
Población de mujeres indígenas en reclusión
La población de mujeres indígenas en reclusión asciende a 290, de las cuales 236 son del fuero común y 54 del fuero federal; ellas pertenecen a 27 diferentes grupos étnicos como náhuatl, mixteco, otomí, cora, huasteco y huichol, entre otros.
El ombudsman comentó que entre sus propuestas a gobernadores, el jefe de gobierno y el titular de la Comisión Nacional de Seguridad propone diseñar políticas penitenciarias encaminadas a mejorar el sistema con un enfoque de género, a efecto de que la reclusión de las mujeres se lleve a cabo en inmuebles separados a la de los hombres.
También urgió a girar instrucciones a las autoridades responsables para que tome las medidas necesarias, a fin de que las mujeres que permanecen en los centros penitenciarios y los hijos que conviven con ellas en esas instalaciones reciban un trato respetuoso y digno.
Plascencia Villanueva indicó que entre las recomendaciones giradas se encuentra generar condiciones para que las mujeres en reclusión cuenten con actividades educativas y laborales remuneradas, en estricto apego al respeto a sus derechos humanos.
De igual forma ha propuesto que se tomen en cuenta el idioma, la cultura, así como los usos y costumbres de las indígenas.
Además se planteó desarrollar un programa de capacitación para personal directivo, técnico y de custodia en el que se promuevan temas relacionados con la prevención de la tortura, tratos crueles, inhumanos y degradantes, con el objeto de garantizar la seguridad y el respeto a los derechos humanos de las reclusas y de sus hijos en los penales.

Publicado por: Animal Político – 26/06/13 -




Argentina: Las mujeres siguen perdiendo la pelea por la igualdad de derechos.


Diversos estudios dan cuenta de las desigualdades existentes entre varones y mujeres. En materia salarial, según el Indec, la brecha es de un 36 por ciento. Y en el Poder Judicial, las mujeres son mayoría pero no para los cargos de mayor jerarquía.

La Oficina de la Mujer creada en el ámbito de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, y que se encuentra bajo la dirección de la ministra Carmen Argibay, publica desde 2010 un Mapa de Género. Se trata de un instrumento para conocer la realidad de la Justicia, en todo el territorio argentino, en relación a su composición según el género de sus integrantes, así como el acceso a los cargos de mayor responsabilidad entre varones y mujeres. Al principio, sólo estaba referido a magistradas y funcionarias, pero luego se amplió a todos los estamentos judiciales, incluidas las trabajadoras administrativas, técnicas y de maestranza.

Menos en la cúpula

La investigación realizada para confeccionar el informe de 2012 abarcó la Corte Suprema, las Cámaras y juzgados federales de todo el país, la Procuración General y la Defensoría General de la Nación. Se incluyeron también los informes enviados por los Tribunales Superiores y Cortes provinciales, por lo que sus conclusiones revelan la situación de las mujeres al interior de la Justicia, en todo el país.

En primer lugar, del informe surge que si bien en el Poder Judicial la mayoría de sus integrantes son mujeres, las posibilidades de acceso a cargos decisorios va disminuyendo a medida que aumenta la jerarquía de los tribunales.

Las mujeres constituyen el 55 por ciento del personal en el Poder Judicial, pero el 71 por ciento de los camaristas y jueces son varones. Esta proporción disminuye en los ministerios públicos y de la defensa pública, mientras que entre los funcionarios judiciales (secretarios, prosecretarios, etc.), se distribuye en partes iguales.

En el máximo tribunal del Poder Judicial de la Nación, la Corte Suprema, de sus siete ministros, sólo dos son mujeres, con lo que el porcentaje del "cupo femenino" es de un 28,5 por ciento. Entre el personal de esa dependencia, las mujeres son un 43 por ciento y en la Procuración General de la Nación, organismo que dirige Alejandra Gils Carbó, es del 47 por ciento.

Hacia abajo

A medida que se desciende en los estamentos judiciales, la proporción de mujeres va aumentando: así, en la Magistratura hay un 40 por ciento de mujeres juezas, camaristas, fiscales y defensoras; un 60 por ciento entre las funcionarias y el mismo porcentaje en el personal administrativo y de servicios.

Casos como el del Poder Judicial de Córdoba, según datos publicados por el diario "Comercio y Justicia", revelan una mayoría muy marcada de mujeres entre el personal administrativo: un 74 por ciento contra un 26 por ciento de varones.

En el caso de las magistradas, la proporción del 40 por ciento se alcanza porque las mujeres predominan en los ministerios públicos de la Defensa, pues en el resto de los organismos (Cámaras y Juzgados federales), la presencia de juezas disminuye notablemente. Por ejemplo, en las Cortes provinciales y Tribunales Superiores, las vocales o ministras mujeres constituyen un 21 por ciento del total de integrantes de esos altos estamentos. Mientras que las camaristas constituyen un 31 por ciento y las juezas, un 44 por ciento. La proporción aumenta entre las secretarias de Cámaras o Juzgados, que son un 65 por ciento del total de estos funcionarios.

Si bien estos datos son generales, pues abarcan a todos los poderes judiciales, en el ámbito de la Justicia Federal, podemos hablar de la "feminización" de algunos fueros, pues las magistradas mujeres representan entre un 46 por ciento y un 50 por ciento en los fueros del Trabajo, de la Seguridad Social y en Civil. En cambio, en los fueros Criminal y Correccional Federal, Electoral y Penal Económico, el porcentaje de mujeres juezas disminuye y oscila entre 6 por ciento y 15 por ciento.

Varones mejor pagos

En el ámbito del empleo privado, estas diferencias también son notorias, aún cuando las mujeres han irrumpido desde hace varias décadas en el mundo del trabajo.

Según un informe del Indec, publicado en la edición del 20 de junio del diario Clarín, los varones ganan en promedio, un 36 por ciento más que las mujeres. Aunque esto se deba a que también trabajan más horas por semana, del informe surge que la diferencia radica en que los hombres tienen preeminencia en los puestos más calificados y con mejores remuneraciones.

El dato es preocupante, pero a la vez marca algunos progresos, pues los números de esta brecha salarial, diez años atrás, era de un 48 por ciento.

El Indec señala que los varones que cobran un salario medio en la Argentina, perciben ingresos por 3.400 pesos, mientras que las mujeres cobran 2.500 pesos. La jornada laboral promedio semanal de los varones es de 44 horas, y la de las mujeres, de 33 horas. Obviamente, en esta cifra no están contadas las horas de la "jornada invisible femenina", o sea, aquellas dedicadas al hogar, al trabajo doméstico y al cuidado de los hijos.

Los salarios indicados se refieren a un promedio entre trabajadores registrados y no registrados, pues para el ministerio de Trabajo, que sólo contabiliza el empleo en blanco, los ingresos son superiores, aunque manteniendo la brecha salarial entre mujeres y varones. Así, las mujeres trabajadoras, según la cartera laboral, ganan en promedio 6.592 pesos, mientras que el sueldo de los varones es de 8.836 pesos, aunque no se aclara la cantidad de horas trabajadas.

Diferencias

La mayoría de las especialistas en estudios de género, atribuyen estas diferencias a la permanencia de estereotipos y conductas, que han provocado una desigualdad manifiesta en el trabajo, ya que la irrupción de las mujeres en el mundo laboral, no les produjo automáticamente la "liberación" de la carga de la mayoría de las tareas domésticas.

Eso explica que la maternidad se haya ido retrasando en los sectores medios y medio-altos, y entre las profesionales, pues se posterga una situación que acarreará más dificultades para el ascenso y el progreso en el trabajo. Aún así, las mujeres trabajadoras siguen prefiriendo, a la hora de tener y criar hijos, menores jornadas laborales para poder dedicar tiempo a su crianza y formación.

Entre los cargos jerárquicos en el mundo del trabajo, las diferencias se acentúan, pues en las grandes empresas, por ejemplo, sólo un 7 por ciento de mujeres son directoras ejecutivas (CEO). En cuanto al trabajo informal, que en la Argentina continúa siendo una cifra alta, de un 34 por ciento, las mujeres constituyen un 37 por ciento, contra un 30 por ciento de varones en la misma condición. En consecuencia, nuevamente son las trabajadoras las que encabezan el ranking de los que todavía no gozan de obra social ni aportes previsionales.

Postulantes

Otra explicación para este fenómeno que aunque desciende, lo hace a un ritmo muy lento, es que siendo las mujeres el 60 por ciento de las egresadas universitarias y terciarias, siguen prefiriendo las carreras humanísticas, en detrimento de las técnicas, que son las que luego califican para trabajos de mayores remuneraciones.

Y a la hora de elegir a un o una postulante para un cargo de dirección, predomina en las empresas un criterio "masculino" de selección, sobre todo si se trata de mujeres jóvenes, en edad fértil. De esta forma, se da por sobreentendido que a la hora de la maternidad, las mujeres resignarán posibilidades de ascenso en su trabajo, para priorizar el cuidado de sus hijos.

Por ello, si en la Justicia y en el trabajo, en materia de salarios y de puestos de mayor jerarquía, todavía hay discriminación de género, es que todavía falta mucho por hacer para lograr la tan ansiada equidad en materia de oportunidades laborales y salarios para varones y mujeres.

Cumplimiento efectivo

En la Argentina se han dictado leyes que promueven la equidad de género, la erradicación de la violencia en el trabajo y en el ámbito doméstico, y en contra de todo tipo de discriminación hacia las mujeres.

Pero el cumplimiento efectivo de esas leyes debe estar garantizado por políticas públicas, en los ámbitos formadores de conductas como son la familia, la escuela y los medios de comunicación.

Porque aunque se pregona la igualdad entre varones y mujeres, en la mayoría de las publicidades que todos los días se ven en los hogares, predominan los estereotipos que perpetúan la imagen de las mujeres "dueñas y señoras" de la casa. Con eficientes productos de limpieza y modernos electrodomésticos, el hogar es un centro de trabajo donde no se cobra salario y no hay perspectivas de ascensos jerárquicos.

Publicado por: Argenpress.info - Irina Santesteban (LA ARENA) – 26/06/13 -

Zara Hartshorn, una niña de 16 años que parece de 60.


Zara Hartshorn, una adolescente de 16 años, está atrapada en el cuerpo de una anciana de 60. Tiene un sinnúmero de arrugas producto de una enfermedad poco común llamada lipodistrofia. Se trata de un síndrome, identificado solo en dos mil pacientes, donde la piel carece de elasticidad, se vea arrugada y torcida a causa de la desintegración del tejido graso. Su historia ha sido relacionada con la película: ‘El extraño caso de Benjamin Button’.
A los cuatro años, la enfermedad comenzó a manifestarse. Aparecieron las primeras arrugas en su cara y flacidez en su piel. Además sus dientes se volvieron frágiles y el cartílago de su nariz empezó a disminuir de tamaño. A los 12 años, la gente comenzó a confundirla con la mamá de su hermana mayor Jolene, quien también sufre la enfermedad pero de manera menos severa. Zara y Jolene heredaron este trastorno genético de Tracey, su mamá.
Por su condición, la joven británica ha sido víctima de burlas y apodos como la ‘abuela’ y ‘mono’. En varios medios de comunicación comentó que en una ocasión fue confundida con un profesor de su escuela y negado el pasaje de bus para adolescentes porque los trabajadores no creían que ella fuera una niña. El acoso escolar la dejó por fuera de clases por un tiempo.
En julio de 2012 Zara reveló su condición en una entrevista con el periódico Sunday People. Fue así como llamó la atención del médico Abhimanyu Garg, quien decidió hacerle pruebas genéticas a Zara y Tracey. Ambas fueron diagnosticadas con esta enfermedad que además de afectar la piel, genera problemas cardíacos, pulmonares y debilita las articulaciones. Otro médico que se solidarizó con el caso de Zara fue el cirujano plástico Robert Ersek, quien le ofreció un lifting en su cara y una rinoplastia para mejorar su apariencia.
“Cuando me vi reflejada en el espejo tras quitarme los vendajes tuve una mezcla de sorpresa y felicidad”, contó Zara a los medios de comunicación. El procedimiento no le garantiza una cura, pero sí le ayudará a tener un nueva vida. “No siento que la gente me mire de manera particular. Finalmente me siento como una adolescente”, agregó.
Un documental sobre la vida de Zara Hartshorn se dará a conocer este jueves. Por ahora, la joven quiere ir a la universidad y abrir un salón de belleza. Mientas comparte sus vida con amigos que según ella no se preocupan por su apariencia. También tiene a Ricky, su novio de 22 años, quien le dice a diario que es hermosa.

Publicado por: KIEN&KE – 26/06/13 -

México: Incesto y violaciones detonan embarazos tempranos en Hidalgo.


El incesto y la violencia sexual cometidos contra las niñas y las adolescentes en el estado de Hidalgo, son algunos de los detonantes del incremento de los embarazos prematuros en la entidad, sin que las autoridades locales implementen acciones contundentes para prevenir y castigar tales delitos.
De acuerdo con defensoras de los derechos de las mujeres y la infancia, el incesto es un crimen del que poco se habla y mucho menos se denuncia en el estado, principalmente porque las autoridades son poco sensibles al tema y la atención que ofrecen es deficiente.

La asociación civil Servicios de Inclusión Integral (Seiinac) realizó un diagnóstico denominado "Hidalgo y sus infancias. Aproximaciones a la situación de los derechos de niños, niñas y adolescentes”, en el que se destaca la importancia de crear políticas públicas que garanticen una cobertura y difusión de los derechos, a fin de que las y los menores de edad detecten en qué momento se cometen abusos a sus derechos en ámbitos como el educativo o la salud sexual.

Seiinac señala que en Hidalgo, el 40.8 por ciento de la población infantil sufre de maltrato físico; 18.7 padece lesiones por omisión en el cuidado; 18 por ciento se enfrenta a maltrato emocional o psicológico; 15.6 sufre abandono; 4.2 por ciento es explotado laboralmente, y el 3.1 sufre abusos sexuales.
Igualmente, 51.6 por ciento de las hidalguenses de entre 15 y 19 años señalan haber sido agredidas; 18.4 por ciento mencionan que son maltratadas por su pareja actual, y 12.7 por ciento menciona haber sido agredida sexualmente alguna vez en la vida.

Falta de Protección

Del análisis se desprende que en la entidad no hay programas que aseguren la protección de la infancia y adolescencia ante las situaciones de violencia o explotación laboral o sexual.
Tales medidas se han dejado a otras áreas de la política pública, como la laboral, estableciendo tiempos y condiciones para el trabajo infantil.
Al abuso sexual en el círculo familiar o externo, se suman la "sobrevalorización” de la maternidad y la deficiente educación sexual, como factores para el aumento de los embarazos en adolescentes.
En Hidalgo, el 19 por ciento de las adolescentes de 12 a 18 años presentan embarazos, causa por la que tienden a abandonar sus estudios, según datos de 2008 del Instituto de Estadística y Geografía.
El desconocimiento de su cuerpo y la falta de información en el núcleo familiar sobre la sexualidad, también inciden para que cada vez haya más gestaciones tempranas, alerta Bertha Miranda, integrante de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México (Ddeser).

Contra la Educación Sexual

En Hidalgo a 2008, el número de nacimientos registrados fue de 64 mil 237, de los cuales 223 fueron de menores de 15 años, mientras que 10 mil 249 correspondió a mujeres de 15 a 19 años.
Para 2010, en el estado había poco más de 739 mil mujeres en edad fértil, lo que representó 53.6 por ciento del total de la población femenina. El 17.9 por ciento tenía entre 15 y 19 años.
De acuerdo con el informe "La infancia cuenta”, de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), mientras en el año 2000 la tasa de maternidad en el grupo de 15 a 17 años fue de 51.8 para 2010 se ubicó en 53.4.
Para el grupo de 10 a 14 años de edad en los mismos periodos fue de 2.3 a 1.9 respectivamente, lo que significa que mientras en 2000 308 niñas de estas edades presentaron un embarazo, al 2010 la cifra pasó a 250.

Alicia Figueras Ballesteros, sexóloga educativa, considera que es necesario ofrecer educación para la sexualidad desde preescolar, sin embargo muchos padres y madres se oponen, el personal docente no está del todo capacitado y aborda el tema desde sus propios "tabús, religiones y valores”.
Reconoce que el tema es "muy abierto o muy cerrado, lo que queda siempre al margen es el radio pasillo, que es el más efectivo, con compañeros mayores y regularmente con poco conocimiento científico, con muchos mitos e información poco clara”. Hay mucho por hacer, destaca.

Roberto Diez Gutiérrez, director de Proyectos y Programas de apoyo a la educación de la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo, menciona que una de las áreas de apoyo es la educación para la salud, en la que se ofrecen pláticas, conferencias sobre educación sexual, salud sexual y reproductiva.
No obstante, pese a los esfuerzos de las autoridades para informar a las adolescentes en temas como la sexualidad, aún falta mucho para disminuir los embarazos tempranos.

Publicado por: ADITAL – México - Aída Suárez Chávez e Itzel Fernández García – Cimac noticias – 25/06/13 -


Argentina: Córdoba: Su pareja se embarazó, y Karina pide los 180 días por maternidad.

Karina trabaja en la Policía. Asegura que le corresponden los seis meses de licencia según la ley 9.905, aunque no sea ella la que gesta el bebé, sino su esposa. El pedido no tiene antecedentes.

En febrero de este año, Karina Villarruel y Soledad Ortiz fueron noticia: Karina se convirtió en una de las primeras policías del país en celebrar un matrimonio igualitario.
Y no sólo eso: el 24 de mayo, tras varios meses de tratamiento y una inseminación artificial, Soledad quedó embarazada. Ambas están felices, después de tanto esfuerzo, físico y también económico.

                


Ahora, Karina espera que las autoridades de la Policía le otorguen los 180 días de licencia por maternidad que contempla la ley 9.905, aunque no sea ella la que lleva el fruto de ese amor en su vientre. Esta norma, sancionada en Córdoba en febrero de 2011, dice que “las o los agentes –según corresponda– dependientes de los tres poderes del Estado provincial (...), gozarán de: a) licencia por maternidad de 180 días corridos, o b) licencia por nacimiento de hijo de ocho días corridos”.

Está claro que el inciso “a” está dirigido a las madres, y el segundo, a sus parejas. De mínima, a Karina le corresponderían los ocho días.
En la promulgación de la norma se establece que, en matrimonios igualitarios, para la madre biológica rige el mismo derecho que para la madre heterosexual.
Este caso plantea una curiosidad. Si bien Karina no es la embarazada, advierte que ella es también una de las madres. Para su abogada, Verónica Camacho, no hay lugar a dudas: “Le corresponden los 180 días de licencia. Aunque en la ley no figure la palabra ‘madre’, son dos madres y tiene los mismos derechos en relación con licencias, asistencia, etcétera”.

La norma cordobesa es mucho más amplia que la nacional: el artículo 177 de Ley de Contrato de Trabajo que rige en el resto del país otorga a las embarazadas una licencia de sólo 90 días con goce de sueldo (en el caso de una pareja de lesbianas, es la cónyuge embarazada la que tiene ese derecho).
Las autoridades policiales dijeron que el tema se decidirá una vez que Karina presente los trámites de la licencia.

Cuando comenzaron los tratamientos hormonales, Karina envió una nota a la cúpula policial. Allí notificó que había iniciado dichos tratamientos, solicitó los beneficios de la licencia por maternidad, y pidió una ayuda especial para costear esta etapa. Tuvieron que pelear con la obra social para autorizar cada prestación y pagar 17 mil pesos para la inseminación. Ambas viven con el sueldo de Karina, en un hogar humilde y, ahora, con muchos gastos.

Karina valora mucho la respuesta y el apoyo de sus jefes. Ahora espera que le permitan hablar con el gobernador José Manuel de la Sota, y que le comuniquen qué decisión se tomará.

Publicado por: Diario La Voz – Córdoba (Argentina) – Redacción – 26/06/13 -

ONU Mujeres pide que se garanticen los derechos de las viudas.


En su mensaje con motivo del Día Internacional de las Viudas, Lakshmi Puri, directora ejecutiva adjunta de ONU Mujeres, pidió a la comunidad internacional poner fin a la discriminación contra estas mujeres para que puedan vivir con dignidad y participar plenamente en la sociedad. Puri llamó la atención sobre las 115 millones de viudas que actualmente viven bajo la línea de pobreza, y de las 81 millones que son objeto de malos tratos físicos, a menudo por sus propios familiares.

La representante de ONU Mujeres destacó que las viudas son “contribuyentes a la sociedad como madres, cuidadoras y jefas de familia” y que “sus derechos deben ser respetados por las leyes y las políticas nacionales”, de acuerdo con la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer y la Convención sobre los Derechos del Niño.
El Día Internacional de las Viudas, que se conmemora por tercer año, pretende llamar la atención sobre las centenares de millones de mujeres en todo el mundo que sufren explotación, privación y exclusión tras el fallecimiento de sus maridos. Actualmente hay más viudas que nunca, debido al conflicto armado, la epidemia del VIH/SIDA, y la diferencia de edad entre cónyuges, ya que hay muchas niñas que se casan con hombres mucho mayores.

Discriminación generalizada contra las viudas

En su discurso, Lakshmi Puri recordó que muchas viudas se ven privadas de sus derechos, sometidas a abusos y expulsadas de sus hogares porque no pueden heredar propiedades o tierras. Para ganarse su sustento y el de sus familias, las viudas se ven forzadas a aceptar empleos en los que sufren explotación. Se estima que unas 115 millones de viudas viven actualmente en la pobreza, y que 81 millones han sido objeto de maltrato físico, algunas a manos de miembros de su propia familia. Las viudas jóvenes, antes niñas casadas, se enfrentan a grandes riesgos con muy poca protección.
Las viudas “son algo más que víctimas”, dijo Puri, “son madres, cuidadoras y cabezas de familia”. Así, expresó que “se debe garantizar a las viudas de todas las edades, y a sus hijas e hijos, el disfrute pleno y equitativo de la ciudadanía, y sus derechos deben ser protegidos. Las leyes y políticas nacionales deben orientarse según la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer y la Convención sobre los Derechos del Niño”.
ONU Mujeres defiende el empoderamiento de las viudas en cualquier lugar del mundo, y presta apoyo a este objetivo en Asia, África y América Latina. “Nos asociamos con organizaciones de viudas para que estas mujeres puedan vivir sin miedo al estigma y la discriminación, con dignidad, derechos e independencia económica, y puedan expresarse en las decisiones que afectan a sus vidas tanto en los hogares como en el ámbito público”, explicó la representante de ONU Mujeres.

Y continuó ilustrando este trabajo con las experiencias en la India, donde la organización trabaja a favor de los derechos de las viudas para que puedan salir de la exclusión y lograr el empoderamiento, diseñando su futuro con confianza y dignidad. En Malawi, donde se presta apoyo a consultas nacionales para afianzar los medios de vida de las viudas, basándose en un estudio sobre la situación y las oportunidades con las que cuentan las viudas en el país. O en Guatemala, donde ONU Mujeres respalda los derechos de las viudas que han perdido a sus maridos en conflictos armados internos, también asegurando la reparación.
“En este Día Internacional de las Viudas, ONU Mujeres hace un llamamiento para poner fin a la discriminación contra las viudas y permitir que vivan con dignidad, disfruten de igualdad de derechos y oportunidades y participen plenamente en la sociedad”, concluyó Lakshmi Puri.


Publicado por: AmecoPress – Redacción – Madrid – 25/06/13 -

El Salvador: Primera Dama critica al sistema judicial por dejar impune casos de violencia intrafamiliar y género.


La primera Dama de la República y Secretaria de Inclusión Social, Vanda Pignato, no escondió su indignación y en pleno discurso de inauguración del curso de “intervención contra la violencia intrafamiliar y género”, lamentó la muerte de Silvia Aguilar, quien fue quemada por su pareja.

Aguilar luchó por sobrevivir, pero las quemaduras que cubrieron el 95% de su cuerpo, la llevaron a la muerte.

Pignato dijo que este tipo de casos no pueden seguir impunes.

“El viernes pasado yo y Yanira (directora de ISDEMU) fuimos a visitarla y fue la escena más dura que ví en mi vida. Esa mujer luchando por su vida con su cuerpo completamente quemado”, relató la Primera Dama.

Ante esa escena pidió en nombre del gobierno y de las mujeres que luchan por la no violencia a “indignarse”, ante este tipo de hechos.

“Yo quisiera hacer la realidad que la justicia de El Salvador cambie”, dijo Pignato a las mujeres que por varios días serán capacitadas en intervención contra la violencia intrafamiliar y de género.

“Yo no ve voy a cansar de exhortar al poder judicial a que hagan su papel. Yo desde el primer día que llegué y me senté en mi silla, sentí la responsabilidad, traté de seguir la normas y respetar las leyes, cumplirlas y trabajar. Yo quisiera que el sector judicial hiciera lo mismo”, agregó.

También exigió al sector judicial “abogar”, por todos los derechos de todas las personas de El Salvador.

“El sector judicial deja impune a los agresores de las mujeres y eso da un mal mensaje a toda la sociedad”, advirtió.

Incluso, se atrevió a decir que las leyes aprobadas hace poco más de un año, no están funcionando por la pasividad del sistema.

Además, dijo que en muchos casos los mismos operadores de justicia son los agresores de las mujeres. De acuerdo a la información, la funcionaria conoció hace unos días de las lesiones que recibió una jueza de su esposo, la mujer decidió callar, ya que su agresor es un hombre “importante”.

“Cómo un hombre va a respetar a una mujer, si ve que jueces y juezas no cumplen con su mandato y dejan impunes a esos agresores para caminar tranquilos por las calles”, criticó.

La Primera Dama ejemplificó la falta de justicia, al recordar el caso del jugador de la selección nacional, Denis Alas, acusado de estupro, quien recibió medidas sustitutivas a la detención y fue enviado a hacer trabajo social.

Además, que dentro del principal órgano de justicia del país como lo es la Sala de lo Constitucional, exista un magistrado acusado y procesado por dos casos de violencia intrafamiliar, en referencia a Rodolfo González.

“Es una vergüenza para este país, es una vergüenza para el sistema de justicia de El Salvador”, añadió.

Durante el discurso de inauguración del curso que será ofrecido en el ILEA, la Primera Dama pidió a la embajadora de los Estados Unidos, Mari Carmen Aponte, quien asistió como invitada, promover una iniciativa para impedir que personas procesadas por violencia tengan acceso a una visa.

“Por eso pido a la embajadora que debería de tener la iniciativa de apoyar y suspender las visas de todos estos hombres, condenados, obviamente, como por ejemplo el magistrado de la Corte Suprema de Justicia que debería no poder viajar a los Estados Unidos por se un agresor condenado”, puntualizó.

Las estadísticas de violencia intrafamiliar indican un alza en los casos de agresiones sexuales, pues hay 947 denuncias.

Mientras que la embajadora de los Estados Unidos, Mari Carmen Aponte, se mostró a favor de erradicar todas las formas de violencia, que es “cualquier tipo de abuso de poder” de parte de un miembro de la familia o de un grupo.

Reconoció que en su mayoría las víctimas son mujeres, niños y personas con capacidades especiales. “Pero uno de los mayores problemas que enfrentan las víctimas de este delito es que no solo se enfrentan a su agresor, sino que muchas veces luego de haber sufrido los maltratos y abusos tienen que defenderse de un sistema que los ignora, que los culpa y hasta los vuelve a revictimizar”, explicó Aponte.

La diplomática exhortó a las mujeres que recibirán la capacitación enfrentar el fenómeno.

El curso donde participan delegaciones de Panamá, Costa Rica, El Salvador, República Dominicana y Honduras, será impartido por expertos chilenos.

Publicado por: Argenpress.info - Beatriz Castillo (COLATINO) – 25/06/13 -

Luces y sombras de la educación en Afganistán.

El sistema educativo de Afganistán logró enormes avances en la tasa de matriculación, pero los informes de prensa sobre ataques a escolares, los libros deficientes y la falta de infraestructura siguen dañando su reputación.
Muchos afganos conocen los progresos, como la inscripción de alrededor de ocho millones de escolares (37 por ciento de ellos niñas), contra los 900.000, exclusivamente niños, inscriptos bajo el régimen del movimiento islamista Talibán.
Pero otros cambios menos obvios, como la gradual eliminación en los libros de texto de las referencias a la violencia, escapan a la atención del público, señaló el excomisionado de derechos humanos Nader Nadery.
Nadery, actual presidente de la Fundación por Elecciones Libres y Justas, dijo a IPS que, durante el régimen talibán, entre 1996 y 2001, los libros de texto de las escuelas (entonces solo para varones) expresamente promovían la violencia.
En las clases de matemáticas, por ejemplo, los ejercicios incluían ejemplos como: “Si disparas una bala y esta viaja a una velocidad equis hacia un soldado parado a 500 metros, ¿cuánto tiempo tarda en matarlo?”.
Según Nadery, el incansable trabajo de organizaciones de derechos humanos permitió la revisión de esos textos entre 2006 y 2007 para incluir, entre otras cosas, una política de igualdad de género y reemplazar pasajes como: “El niño jugaba al fútbol mientras la niña cargaba agua y lavaba los platos”.
Amanullah Eman, portavoz del Ministerio de Educación, dijo a IPS que los jóvenes ahora aprenden temas que hasta hace poco eran considerados tabú, como la tolerancia, las enfermedades o los peligros asociados con el consumo de drogas.
En las escuelas religiosas financiadas por el gobierno ahora también se enseña inglés y computación, clases a las que por ahora asisten dos por ciento de los alumnos, entre ellos unas 15.000 niñas.
“En el régimen anterior, la instrucción religiosa se daba en árabe, pero ahora traducimos todos los libros a los dos idiomas nacionales: dari y pastún”, añadió.
En los últimos años se produjo también un rápido crecimiento en el número de instituciones privadas, tanto en la educación básica como en la superior.
Uno de los más conocidos es el Instituto Kardan de Educación Superior, fundado en 2003 por cuatro personas en “una sola habitación, cuando no había ninguna otra institución en el país”, destacó Hamid Saboory, experto legal y consejero universitario.
Esta alternativa a los centros de estudios tradicionales ofrecía cursos cortos de finanzas y administración, y ahora es una de las “más de 70 instituciones privadas registradas en el Ministerio”, dijo a IPS.
Sin embargo, el acceso a los servicios educativos todavía es difícil, si no imposible, en las áreas rurales. Algunas zonas aisladas dependen de la transmisión de clases por Internet para compensar la falta de profesores capacitados, señaló Nadery.
Mientras, en la Universidad de Al Biruni, en la nororiental provincia de Kapisa, varias estudiantes de derecho se quejaron ante IPS por los frecuentes cortes de energía, así como por la falta de agua en los dormitorios.
No obstante, la sola presencia de tantas mujeres jóvenes en la Facultad de Derecho, procedentes de provincias tan lejanas como Farah, en el oeste, o Jowjzan, en el norte, en muchos casos con la bendición de sus padres, es una señal de lento pero seguro progreso.
Payvand Seyedali, exdirector ejecutivo de la organización Aid Afghanistan for Education (AAE), coincidió en que se registran avances, pero subrayó la necesidad de cambiar también la ley que prohíbe que una persona casada pueda inscribirse en el sistema de educación pública.
“Esto tiene serias consecuencias para las niñas que se casaron a los 13, a los 14 o a los 15 años… y quienes esencialmente fueron obligadas a abandonar la escuela”, explicó.
No obstante, los colegios financiados por AAE, que se concentran particularmente en esa población, descubrieron que muchos esposos, hermanos y padres eran quienes instaban a sus familiares mujeres a que no dejaran sus estudios, “incluso a veces como condición para el matrimonio”, dijo a IPS.
Un experto en grupos étnicos que investigó los libros de textos afganos, y que pidió no ser identificado, explicó la complejidad de crear un sistema educativo “inclusivo” en un país con 35,2 millones de personas, de las cuales se estima que 42 por ciento son pastunes, 27 por ciento tayikos, nueve por ciento uzbekos y otro nueve por ciento hazara, y el resto de otras etnias.
El experto constató que, en los libros de texto de octavo grado, todas las referencias sobre personas o poblaciones eran solo sobre la etnia pastún.
El plan de estudios todavía presenta vacíos importantes. Por ejemplo, los últimos 40 años de historia nacional fueron omitidos, deliberadamente, en los libros de ciencias sociales para educación secundaria. El gobierno arguyó que de esa forma procuraba “promover la unidad nacional”.
Consulado al respecto, el viceministro de Educación Técnica y Capacitación Vocacional, Mohammad Asif Nang, dijo que todas las partes involucradas en esa sangrienta parte de la historia afgana podrían verse afectadas por la mención de los 32 años de guerra.
Aún viven muchos “del régimen comunista, del régimen talibán, de los mujaidines”, y sus hijos podrían terminar enfrentándose entre sí, señaló.
El funcionario acusó a los medios de ser excesivamente críticos, poniendo solo énfasis en las fallas aun presentes en el sistema y exagerando su impacto.
Lo que necesita el país durante esta etapa de construcción del Estado, señaló, es más apoyo, corrección de errores y ajustes a reformes del sistema, un proceso que corre riesgo de descarrilarse por la negatividad.
Publicado por: IPS – ipsnoticias.net – Shelly Kittleson – Kabul – 27/06/13 -



Condenan a sacerdote por espiar a mujeres en el baño en Chile.


Un sacerdote colombiano fue arrestado por la justicia chilena, luego de descubrirse que espiaba a mujeres con una cámara que ocultó en el baño de una parroquia.

De acuerdo con medios locales, un tribunal de la ciudad de Punta Arenas, al sur deSantiago, sentenció a una pena de 541 días de cárcel a Luis Juragaro como autor del delito de "vulneración de la intimidad y la vida privada".

El sacerdote admitió ante el tribunal haber colocado una cámara en el baño de la parroquia Nuestra Señora del Carmen de la localidad de Puerto Williams, que estaba conectada a un televisor en su habitación que le permitía observar a las mujeres que ingresaban al baño.

Según la Fiscalía, Juragaro guardó las imágenes en un archivo que almacenó en tarjetas de memoria y en su ordenador personal.

La justicia chilena determinó otorgar al sacerdote la remisión de la pena atendiendo el pedido de la defensa del religioso con base en su"irreprochable conducta interior".


 Fuente: 
http://noticias.starmedia.com/insolito/condenan-sacerdote-por-espiar-mujeres-en-bano-en-chile.html

Publicado por: LA MUJER DE PURPURA - Candy Gomez - Redacción starMedia – CHILE – 26/06/13

México: Se violenta el derecho a la maternidad.

Pese a que las leyes mexicanas y los tratados internacionales protegen a las mujeres para que ejerzan el derecho a la maternidad sin que afecte su vida laboral al ser hostigadas o despedidas por esta razón, la discriminación laboral por embarazo es una práctica común.

El informe Omisión e indiferencia, derechos reproductivos en México, publicado por el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) muestra la falta de garantías para que la vida laboral y reproductiva de las mexicanas sean compatibles.
La Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés), obliga a los Estados a adoptar las medidas necesarias para asegurar la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, garantizando sus derechos en el ámbito laboral.

La CEDAW se refiere a la prohibición del despido por motivo de embarazo, maternidad o estado civil; la obligación de que los empleadores implementen el pago de la licencia de maternidad o de las prestaciones sociales sin pérdida del empleo; así como alentar servicios sociales para combinar la vida familiar y laboral, como las licencias de paternidad y las estancias infantiles.
Es necesario que en la práctica se frenen las constantes violaciones al derecho a la maternidad en el mundo del trabajo, que permanecen impunes por la falta de denuncias y de sanciones a los empresarios, alerta el GIRE.

Sin denuncias

El artículo 123 de la Constitución establece que las mujeres tienen derecho a licencias de maternidad y prestaciones sociales, además de que el patrón deberá evitar asignarle trabajos peligrosos para su salud durante la gestación.
Aunado a ello, el artículo 133 fracción XV fue reforzado en la pasada reforma laboral, aprobada a fines de 2012, cuyo texto refiere que "se prohíbe despedir a una trabajadora o coaccionarla para que renuncie por estar embarazada”.
Para conocer cuántas denuncias existen por contravenir estas leyes, GIRE solicitó información a la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet), instancia que respondió que sólo tienen registradas nueve denuncias por despidos con motivo de embarazo entre enero y marzo de 2009.
Dato que contrasta con la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (Endireh) 2011, que señaló que al menos a 845 mil 308 mujeres las despidieron, no les renovaron el contrato o les bajaron el salario por motivos de embarazo a lo largo de su vida.
Además el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) refiere que en 2009 el 45.7 por ciento de las trabajadoras no tuvieron acceso a incapacidad o licencia médica después del parto.

Otra encuesta del INEGI reveló que en 2011, 90 por ciento de los incidentes de violencia laboral en el trabajo se relacionaban con la solicitud de una prueba de embarazo a las mujeres. El 18 por ciento de ellas fueron despedidas, no les renovaron el contrato, o les bajaron el salario por estar embarazadas.
Todos estos indicadores reflejan, afirma el GIRE, que la mayoría de los casos de discriminación laboral por embarazo no se denuncian ante la Profedet y por tanto quedan impunes.
En su más reciente examen a México, el Comité de la CEDAW mostró preocupación ante la persistencia de prácticas discriminatorias contra las mujeres en el ámbito laboral.
Por tanto, el GIRE recomienda en su informe que la Profedet, como instancia responsable, monitoree a las empresas para evitar actos de violencia y discriminación contra las mujeres embarazadas, así como que investigue de forma expedita todas las denuncias de despido por este motivo.

Violencia laboral

En entrevista con Cimacnoticias, Nora Beltrán Pacheco narró la forma en que fue hostigada laboralmente a raíz de su embarazo, al grado de que pusieron en riesgo su salud y la del producto, para que al final, tras cinco meses de acoso constante para orillarla a renunciar, la despidieran el pasado 6 de junio sin la liquidación que le correspondía, negándole con ello el derecho a la atención médica.
Nora Beltrán llevaba 20 meses de antigüedad en Grupo Fisher’s, corporativo de restaurantes y bares, por lo que no esperaba que al anunciar a principios de año a su jefe que tenía siete semanas de embarazo, se desatara una serie de abusos para obligarla a renunciar, porque a decir de su jefe directo, Daniel López, "al dueño (de la empresa) no le gusta ver trabajadoras panzonas”.
A partir de ese momento, la trabajadora tuvo que tolerar que la sometieran a condiciones laborales de alto riesgo para su embarazo, con tal de no perder su empleo.
La obligaron a utilizar tacones de 12 centímetros, cuando antes no era parte del uniforme, la enviaban a atender las mesas del área de fumadores en un espacio cerrado, y le cambiaron el horario para que saliera a las dos de la mañana.
También le redujeron el sueldo, ya que ganaba por horas y disminuyeron su jornada laboral, además de enviarla a sucursales donde las propinas eran mínimas y estaban tan lejos que gastaba más en los pasajes.

No conformes con ello, sus patrones le disminuyeron su salario base en un 50 por ciento, situación que no aceptó, lo que provocó que la despidieran injustificadamente sin liquidación.
El jueves 6, con siete meses de embarazo, el jefe de Recursos Humanos del corporativo, Norberto Treviño, intentó impedir que Nora permaneciera en su fuente de empleo, por lo que acudió con cuatro elementos de seguridad para que la sacaran, pero se contuvo toda vez que ella lo grabó en video con su celular y llamó a su abogado para que interviniera.
Esa mañana Treviño pretendió pagarle una liquidación que no cubría ni la cuarta parte de lo que le corresponde por ley. Ante la negativa de Nora, el empleado le retuvo hasta el sueldo de su última semana de trabajo y la instó a demandar a la empresa pese a que este corporativo ya perdió anteriormente una demanda laboral por un caso similar, en el que la empleada también estaba embarazada al ser despedida.

Nora presentó una queja el pasado 20 de mayo ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), que luego envió un escrito al Grupo Fisher’s, pero tras múltiples intentos por tratar de conciliar con el abogado de la empresa, Mario Carvajal, el Conapred refirió que el corporativo se niega a un acuerdo y que esperan que la trabajadora presente la demanda laboral ante la Profedet.
Cimacnoticias tiene copia del escrito del Conapred. Esta agencia solicitó entrevistas con los empleadores Daniel López y Norberto Treviño, para conocer su versión de los hechos, pero se negaron a emitir declaraciones o fijar una postura.

Publicado por: ADITAL – Cimac Noticias – Adriana Franco Rosales – 25/06/13 -




Estados Unidos: Práctica cristiana promueve el maltrato a la mujer.

 “Bienvenidos a la Red de Disciplina Doméstica cristiana (DDC). Este sitio web pretende ser un refugio para las parejas que practican por acuerdo la Disciplina Doméstica Cristiana. La disciplina doméstica no es violencia, tampoco es abuso, es un acuerdo entre dos adultos que comparten la creencia de que el marido es el jefe de la familia y con esa posición viene el derecho de hacer su autoridad. 

El marido hace cumplir la autoridad a través de la disciplina para mantener la paz y el orden en su casa.”
Esta declaración aparece en el home del Movimiento estadounidense Disciplina Doméstica Cristiana- DDC que promueve formas de violencia contra las mujeres a través de un documento de 54 páginas con diversos consejos para hacerlo.
Algunas recomendaciones son incluidas en el ’Paquete para principiantes’ donde los azotes y otro tipo de castigos como pérdida de privilegios o tiempos de aislamiento para la esposa sirven para mantener “una casa cristiana en orden”, en una reinterpretación de la biblia.
Entre los consejos que dan a los seguidores proponen el cepillo de pelo para dar golpes, ya que “es excelente para lograr la picadura deseada” o el ataque con la raqueta de ping-pong, ya que se trata de un elemento silencioso y estable.
Más que una subcultura religiosa algunas parejas la practican como un estilo de vida  y a través de blogs y páginas de internet se difunden consejos como en Lerningd, donde Chelsea y Clint, sus autores, responden preguntas de las parejas que quieren saber más sobre esta práctica.
En una de las entradas del blog la esposa explica por qué la ‘disciplina interna’ no es abuso:  “En mi matrimonio, la disciplina doméstica es consensual, en la que ambas partes acuerdan mutuamente  vivir el estilo de vida en cualquiera de sus formas es el adecuado para ellos. Como he mencionado DDC no siempre significa “azotes del marido “.
Su grupo en Yahoo tiene más de 3.000 seguidores. Y algunos asocian esta tendencia con grupos radicales cristianos. Para Bryan Fischer, un controvertido locutor de radio conservador cristiano, consultado por The Huffington Post“esta es una tendencia horrible, extraña, en contra de la biblia y el cristianismo”, y para Jennifer Macon-Steele, en su columna “Disciplina Doméstica cristiana, una tendencia creciente”, observa que sus practicantes la ejercen como una extensión de su espiritualidad:
“Esta disciplina doméstica cristiana es una tendencia creciente entre los grupos cristianos muy conservadores en los Estados Unidos. Consciente de que sus prácticas podría ser muy controversiales en el mundo secular, e incluso en muchos círculos cristianos, las personas que viven este estilo de vida tienden a mantenerse anónimos (…) 

Muchas personas asumen que esta práctica es un estilo de vida sexual disfrazada de creencia religiosa. Algunos de sus practicantes dicen que no se basa en la sexualidad y argumentan que tienen derecho a practicar su religión en cualquier forma que estimen conveniente y de interpretar la Biblia a su manera. También ponen de manifiesto que las mujeres en estas relaciones han aceptado y consentido en la disciplina”.
Esta práctica parece ser cada vez mayor entre los grupos cristianos conservadores y patriarcales de Estados Unidos y Gran Bretaña.

Publicado por: KIEN&KE – 27/06/13 -