jueves, 2 de mayo de 2013

Austeridad golpea a las víctimas de violencia doméstica.



La cuarta parte de las mujeres europeas sufren alguna experiencia de violencia doméstica en su vida. Pese a la generalización del fenómeno, la mayoría de las veces se ignora el problema. Pero un vídeo producido en Serbia logró romper el silencio.

A primera vista, el audiovisual lanzado en marzo es solo uno más de los que muestran una foto por día en la vida de alguien y se volvieron virales en el canal de vídeos YouTube. 

En este caso, diversas fotografías de una joven mujer sonriente se suceden con rapidez, una tras otra, mostrando diferentes cortes de pelo y estilos de maquillaje. 

Pero de a poco, la joven aparece con la mirada triste, asustada y el rostro con moretones, lastimaduras y cortes cada vez más grandes. En la última imagen, se la ve con un cartel pidiendo ayuda desesperadamente. 

Antes de que nadie haya podido confirmar la identidad de la persona o de si era una historia real o de ficción, el vídeo se volvió popular en Serbia y en el extranjero, logrando dos millones de visitas en unos pocos días. 

El audiovisual forma parte de una campaña del Fondo B 92, una fundación asociada al principal canal privado de televisión de Serbia, destinada a crear conciencia sobre la violencia doméstica en este país de Europa oriental. 

En Serbia murieron 60 mujeres por violencia doméstica desde comienzos de 2012, según el Centro de Mujeres Autónomas de Belgrado. Las organizaciones femeninas denuncian que cada segundo una de ellas sufre alguna agresión verbal o física. 

"Es importante hablar de este problema para que nuestra sociedad comprenda que no es normal golpear a las mujeres y para alentarlas a denunciar casos de violencia", explicó Veran Matic, presidenta del Fondo B92. 

"También nos proponemos promover la solidaridad, hacer que la gente reaccione y ejercer presión sobre las autoridades para que tomen medidas contra la violencia doméstica", puntualizó. 

La fundación construyó cinco refugios para mujeres golpeadas en seis años de trabajo y tiene previsto abrir dos más este año. 

El Fondo B92 trabaja con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo a fin de presionar a las autoridades para que mejoren la implementación de la legislación que ofrece protección de los agresores y asistencia a las víctimas. 

Según Danijela Pesic, del Centro de Mujeres Autónomas, lo más importante es mejorar el cumplimiento de la ley que ya existe, pues permite ofrecer de forma sistemática soluciones a las víctimas. 

Los refugios son importantes, pero son una respuesta de emergencia y de corto plazo, puntualizó Pesic. 

La otra cuestión clave para combatir la violencia doméstica es cambiar la cultura, remarcó Pesic. 

"La principal causa de la violencia doméstica son los valores patriarcales", indicó. "No es la pobreza ni la falta de educación ni el alcoholismo. Vemos el mismo grado de abuso en pueblos y ciudades, en todos los niveles educativos y de ingresos", remarcó. 

"Los hombres tienen que dejar de creer que pueden ser violentos y para que esto ocurra tenemos que cambiar nuestra percepción sobre los roles de género, empezando desde el preescolar", precisó Presic. 

En tanto país balcánico, Serbia, que todavía no es miembro de la Unión Europea (UE), tiene fama de machista. 

Los recursos disponibles son irregulares, suelen venir de Occidente en forma de donaciones para proyectos e inevitablemente se agotan sin reemplazo. Esto lleva al cierre de líneas telefónicas tras unos pocos años de funcionamiento, justo cuando las mujeres comenzaban a contar con ellas. 

Pero lo que ocurre en Serbia no es muy distinto de lo que sucede en varios países europeos. Se adoptan leyes acordes con los estándares de la UE, pero las autoridades no las implementan como corresponde. Los recursos de las organizaciones no gubernamentales (ONG) que trabajan con violencia doméstica no son suficientes y persisten los valores patriarcales. 

Un informe publicado en 2012 por la red Mujeres contra la Violencia Europa (WAVE, por sus siglas en inglés) señala que solo un tercio de los países de la región cumplen con las recomendaciones del Consejo de Europa en lo que respecta a la existencia de una línea telefónica gratuita de ayuda a las víctimas de violencia doméstica. 

En lo que se refiere a la disponibilidad de refugios, la situación es peor: solo cinco de los 46 países estudiados cuenta con la cantidad necesaria. Los países de Europa central y oriental están peor que los del oeste. 

La mayoría de los países que tuvieron regímenes socialistas comenzaron a tomar medidas contra la violencia doméstica y a ayudar a las víctimas de forma más sistemática hace apenas una década. 

Los 10 refugios que hay en Estonia, por ejemplo, abrieron en los últimos cinco años gracias al aporte de fondos estatales y no gubernamentales. 

Muchas organizaciones femeninas ahora dudan de que los centros y las otras opciones de ayuda puedan seguir funcionando en el futuro. Su sustentabilidad ya precaria corre peligro por culpa de la crisis económica. 

Al respecto, Oxfam y el Lobby Europeo de las Mujeres publicaron en 2010 el informe "La exclusión social y la pobreza de las mujeres en la Unión Europea en tiempos de recesión: ¿Una crisis invisible?". 

Según el estudio, las ONG de Europa central y oriental reportan un creciente número de llamadas a las líneas de ayuda y de solicitudes de ingreso a refugios desde el inicio de la crisis en la región, alrededor de 2008. 

También remarcan el impacto negativo de las medidas de austeridad implementadas en Europa para paliar la crisis, como el cierre de refugios en Rumania, las consecuencias sobre el trabajo por el retiro de donantes extranjeros en Eslovaquia y la imposibilidad de planificar su actividad a largo plazo en Estonia por la falta de apoyo de las autoridades locales. 

Los fondos de la UE, en especial el Programa Daphne –que ofrece recursos para muchas iniciativas a favor de los derechos femeninos en la región- también están siendo cuestionados.

El presupuesto para siete años de la UE está actualmente en estudio y la ola de austeridad en Europa ya previó su contracción. 

La Comisión Europea dijo a IPS que había propuesto que los programas de equidad de género y derechos femeninos recibieran la misma cantidad de fondos que hasta ahora, unos 800 millones de euros para los próximos siete años. 

"Las medidas de austeridad tienen consecuencias negativas sobre la prevalencia de la violencia contra las mujeres, pero también atentan contra la capacidad de estas para escapar" de la situación, subrayó Pierrette Pale, del Lobby Europeo de las Mujeres.


Publicado por: IPS ipsnoticias.net – Claudia Ciobanu – Belgrado – abril/2013 -

Argentina, Entre Ríos. Abuso de menores: Rechazan el pedido de prescripción de la causa contra el cura Ilarraz.


El juez de instrucción de Paraná investiga los abusos sufridos por cerca de 50 menores de entre 10 y 14 años ocurridos en el Seminario Menor de esa ciudad entre 1985 y 1993, delito por el que es acusado Ilarraz. Llamarían a declarar al obispo de Concepción, José María Rossi.

El juez de Instrucción de Paraná, Alejandro Grippo, quien investiga los abusos de cerca de 50 menores de entre 10 y 14 años ocurridos en el Seminario Menor de esa ciudad entre 1985 y 1993, rechazó hoy el pedido de prescripción de la causa, que responsabiliza de esos hechos al ex titular de ese instituto religioso, Justo José Ilarraz.

Voceros tribunalicios dijeron que el magistrado decidió rechazar el planteo de la defensa del sacerdote y que, en consecuencia lo citará a declaración indagatoria en una fecha aún no determinada.

Las fuentes dijeron que Grippo rechazó el pedido de la defensa del cura tomando como base la legislación internacional a la que adhiere nuestro país y argumentando que los delitos habrían sido cometidos contra menores de edad que estaban en esos años bajo el cuidado de Ilarraz.

El caso, que tomó estado público en septiembre pasado, nunca fue comunicado por la curia a la justicia ordinaria y se mantuvo en el más estricto secreto hasta que las presuntas víctimas del cura decidieron presentarse en los estrados judiciales.

Ilarraz está siendo investigado en una causa penal por el delito de corrupción de menores agravado entre los años 1985 y 1993, mientras se desempeñó como prefecto del seminario de la capital entrerriana.

El cura fue un estrecho colaborador del exarzobispo de Paraná, monseñor Estanislao Karlic, actualmente integrante del Colegio Cardenalicio del Vaticano, quien en 1995 dispuso una investigación diocesana para esclarecer el hecho.

En esa ocasión se escuchó el testimonio de algunas víctimas pero el caso nunca fue denunciado ante la justicia ordinaria por las autoridades eclesiásticas.

A Ilarraz se le aplicó una sanción simbólica, que le prohibía volver a la diócesis local y tomar contacto con los seminaristas.

El cura fue enviado a Roma por el propio Karlic y, al regresar, se distanció un tiempo del sacerdocio, se radicó en Buenos Aires y más tarde se trasladó a Tucumán.

Allí la iglesia lo designó párroco de la localidad de Monteros, donde ejerció el sacerdocio hasta septiembre pasado, cuando estalló el escándalo de los abusos.

En la causa están citados a declarar por el juez Grippo los tres últimos arzobispos de Paraná, Juan Alberto Puiggari; Mario Luis Bautista Maulión, y Estanislao Karlic (cardenal), y el obispo de Concepción, Tucumán, José María Rossi.

El actual arzobispo local, Juan Puiggari, confirmó que declarará por escrito, mientras que Karlic adelantó que lo hará de la misma manera pero cuando exista un fallo firme sobre el pedido de prescripción del delito, formulado por el abogado defensor de Ilarraz.

Hasta el momento han declarado varios ex seminaristas que han coincidido en la forma en que el cura abusaba de los niños de entre 10 y 14 años alojados en ese instituto religioso.

Este fin de semana, los abogados querellantes Álvaro Piérola y Marcelo Baridón solicitaron al Arzobispado de Paraná la iniciación de una causa interna que investigue lo sucedido en el seminario menor y pidieron el apartamiento del actual arzobispo, Juan Alberto Puiggari, quien se desempeñó en esos años como titular del Seminario Mayor y tuvo vinculación con Ilarraz.

En la causa, el juez Grippo decidió recientemente rechazar el pedido de imputación del Karlic, exarzobispo de Paraná en los años en que Ilarraz habría cometido los abusos.

La presentación fue formulada por el abogado querellante, Marcos Rodríguez Allende, quien acusó al cardenal de haber ocultado el resultado del sumario interno que hizo la iglesia para determinar la responsabilidad de Ilarraz en la violación de los niños internados en ese instituto religioso.

Rodríguez Allende acusó a Karlic de ocultar y no denunciar ante la justicia ordinaria los abusos cometidos por Ilarraz contra los seminaristas y le imputó el delito de "comisión por omisión“.

"Surge en forma certera y sin ningún tipo de dudas que el entonces arzobispo de la ciudad de Paraná (Karlic) tomó formal conocimiento de los hechos investigados y en ningún momento puso en noticia a la justicia ordinaria“, señaló Rodríguez Allende en su presentación.

Según el querellante, ‘Karlic decidió, en forma arbitraria y unilateral, qué hacer con Ilarraz‘.

‘(El exarzobispo) decidió no hacer un juicio diocesano (a Ilarraz), no comunicar a las familias de las víctimas los hechos ocurridos, no tomarle declaración al principal acusado, y hablar de un arrepentimiento que no consta en ningún lado y que todo estaba perdonado y prescripto“, agregó el abogado.


Publicado por: Argenpress.info -  TUCUMAN NOTICIAS – 30/04/13 -

Mujer salvadoreña clama por un aborto para salvar su vida.



En el país centroamericano la interrupción forzosa del embarazo representa una pena de hasta 50 años de prisión.

La historia de la salvadoreña Beatriz, de 22 años, quien afronta un embarazo altamente  riesgoso de 20 semanas, y a quien las leyes de ese país le impiden abortar, ha unido a organizaciones defensoras de derechos humanos del mundo alrededor de un mismo objetivo: hacer presión para que la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos acojan la petición de la mujer y autorice el procedimiento, que hoy está penalizado en el país centroamericano hasta con 50 años de prisión.

Beatriz, como se refieren a la mujer para cuidar su identidad, padece lupus eritematosos, insuficiencia renal, preclancia e hipertensión arterial. Además los exámenes médicos sentenciaron que buena parte del cerebro del bebé no alcanzará a desarrollarse (por un mal denominado anencefalia) y que morirá al nacer. Beatriz permanece hospitalizada en un centro de salud de San Salvador.

Pero en las leyes de El Salvador, así como en las de otros cuatro países latinoamericanos –Chile, Honduras, Nicaragua y República Dominicana– lapenalización del aborto todavía es absoluta y los castigos no sólo están contemplados para las mujeres sino para los médicos que intervengan en un procedimiento de este tipo, quienes podrían pagar penas de hasta 12 años de cárcel.

El caso de Beatriz tiene divido a ese país. Por un lado  está la Procuraduría deDefensa de Derechos Humanos (PDDH) que defiende la interrupción del embarazo en estas condiciones. Así se lo aseguró a BBC Mundo Georgina de Villalta, procuradora adjunta para la Defensa de los Derechos de la Niñez: “Es importante actuar de urgencia conforme a lo que la ciencia médica ha establecido. Hemos hecho la recomendación de que la interrupción del embarazo de la joven por parte del cuerpo médico es un acto justificado”. La posición de la Procuraduría la comparten también el Consejo Nacional de Bioética y un numeroso grupo de ONG salvadoreñas e internacionales que defienden los derechos de las mujeres.

Al otro lado de la balanza está la Iglesia que ha dicho, con preocupación, que el caso de Beatriz podría convertirse en la “puerta para legalizar el aborto” en ese país. Además ha sostenido que en otras naciones se ha utilizado la misma estrategia, de buscar “un caso emblemático”, para llegar a la legalización. Su posición es enfática: “Aunque no practiquen ninguna religión, por puro principio de humanidad, defendamos la vida”, dicen.

Beatriz tiene un hijo de dos años que nació prematuramente luego de un embarazo de alto riesgo, y hoy quien presenta problemas en su desarrollo. Quienes defienden a esta joven han sostenido que la situación en la que se encuentra no sólo atenta contra su vida sino contra el “la supervivencia y el crecimiento óptimo” de su hijo, quien tuvo que suspender unas terapias intensivas para caminar, porque sus padres se trasladaron con él a la capital para recibir atención médica. La familia vive en una zona rural llamada Jiquilisco.

Hoy la mujer reposa en un hospital de San Salvador, mientras la Corte Suprema de Justicia y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos deciden los recursos de emergencia que han presentado sus abogados. El mayor obstáculo es la Fiscalía General de la República (FGR), que no ha respondido a un concepto que pidieron estos organismos frente al caso particular de Beatriz. 

“Beatriz quiere vivir. Es una mujer joven con un proyecto de vida por delante”, señala en un comunicado la ONG internacional Women’s Link Worldwide. Y agrega: “Es fundamental que se garantice la opción del aborto terapéutico como un mínimo de derechos humanos de las mujeres y niñas del mundo, para que ninguna niña o mujer muera o arriesgue su vida o su salud por la negación de un aborto”. La abogada Mónica Roa, directora de programas de la organización, aseguró además que “si Beatriz fuera una mujer con recursos, esto no le estaría pasando. La prohibición del aborto, incluso cuando la propia vida está en riesgo, obliga a las mujeres pobres a tener que escoger entre morirse o convertirse en criminales, y eso es absolutamente contrario a la justicia y a los derechos humanos”. 

“Su vida pende de un hilo y su historia amenaza con repetir el mismo destino de Savita en Irlanda, Esperancita en República Dominicana y Amalia en Nicaragua, entre muchas otras mujeres y niñas anónimas que siguen muriendo anualmente por la negación de interrupciones de embarazo para salvar sus propias vidas”, concluye el comunicado de Women’s Link Worldwide. 

De ellos, quizás el de mayor recordación es el caso de la irlandesa Savita Halappanavar, quien falleció el 28 de octubre de 2012, a los 31 años, a causa de una infección mortal conocida como septicemia; Savita, quien tenía 17 semanas de embarazo, había acudido a un hospital por intensos dolores en la espalda; allí le informaron que estaba sufriendo un aborto espontáneo pero que era imposible finalizar el procedimiento porque la ley impedía hacerlo “mientras latiera el corazón del feto”. Cuando eso sucedió, ya una infección había invadido el cuerpo de la mujer. La muerte de Savita llevó a que Irlanda reformara sus leyes para autorizar la interrupción del embarazo cuando la vida de la madre esté en peligro.


Un testimonio


El portal Feminicidio.net reportó recientemente el caso de una mujer salvadoreña condenada a 40 años de prisión por un aborto involuntario. María Teresa Rivera, de 29 años, está actualmente en el Centro de Readaptación para Mujeres de Ilopango, a pocos kilómetros de la capital. Su drama comenzó con la denuncia del personal sanitario que la atendió luego del aborto involuntario. Estos son apartes de su testimonio:
“No sabía que estaba embarazada, no sentí ningún síntoma, pero de igual manera sucedió, el 24 de noviembre de 2011. Sólo sentí un dolor y necesidad de ir al baño y ahí fue cuando el niño se me fue y noté un vacío muy grande. Cuando me miré, estaba bañada en sangre. No recuerdo nada. Dice mi suegra que llamó a la Policía, que llegó como una hora después de la Cruz Roja. Me llevaron al Seguro y sólo me preguntaban dónde estaba el bebé, pero yo no sabía de qué estaban hablando porque ni siquiera sabía que estaba embarazada. El cordón umbilical se tuvo que haber reventado en algún momento y me preguntaban con qué lo había cortado, pero yo no había cortado nada. Tendrían que haberme hecho un examen para comprobarlo, pero no lo hicieron y, a pesar de no tener pruebas, no me creyeron”

Me detuvieron y me esposaron a la cama aun estando enferma. Allí permanecí todo el día. Después me dieron el alta y me llevaron a la bartolina policial. En ese momento me sentía mal de salud, iba con fiebre y me encontraba débil porque no habían terminado de atenderme en el hospital. Allí estaba tirada en el suelo. Con la humedad me subió todavía más la fiebre, pero siguieron sin atenderme. Pasaban la comida una vez al día, me quitaron las medicinas que me habían recetado y sólo me administraban una toma, a pesar de que las tenía que tomar cada ocho horas. Así me tuvieron cuatro días hasta que pasé a la audiencia inicial y de ahí a la prisión. No vi a ningún abogado hasta encontrarme en el juzgado (…) Me condenaron sin tener pruebas”


Publicado por: elespectador.com – Redacción Vivir – 30/04/13 -

Cubanas asumen reto de envejecer con más calidad.



La pediatra Grisel Navarro dice ser una "jubilada diferente", porque siguió vinculada a su profesión, sale a pasear y se niega "a estar a merced de todas las necesidades familiares y de todos", una realidad que le resta calidad de vida a muchas cubanas a la hora del retiro laboral.

Navarro, de 62 años, se jubiló hace cinco meses y ahora tiene un contrato a tiempo parcial en el hospital habanero capitalino "Ángel Arturo Aballí". "Sigo trabajando en lo que me gusta, de manera más pausada", contó a IPS esta integrante de una generación femenina que superó con creces los niveles de instrucción y empleo de sus madres. 

Las cubanas que arriban hoy a la edad del retiro, elevada en 2008 por las autoridades de 55 a 60 años para las mujeres y de 60 a 65 años para los hombres, tuvieron acceso masivo a la educación desde la infancia y apostaron al empleo. 

Lo hicieron imbuidas por la llamada "revolución dentro de la Revolución", como se conoció la emancipación femenina dentro del proceso iniciado en 1959 en Cuba, que elevó los niveles de participación de las mujeres y alcanzó avances como la igualdad de salarios con los hombres, entre otros. 

Sin embargo, activistas abogan hoy por más cambios en pro de la equidad de género y dirigir más las políticas públicas a las necesidades particulares de las mujeres y las niñas en este país, con 11,2 millones de habitantes, en el que persiste el machismo. 

Las adultas mayores como Navarro tienen entre sus aspiraciones "vivir a plenitud la tercera edad", pero ese sueño puede ser truncado por diversos factores como las desventajas de género y otros propios de la vejez, como ser este un sector de escasos recursos económicos.

Sobre ellas siguen recayendo las mayores responsabilidades del hogar y el cuidado de niños y enfermos, tienden más a quedar viudas y seguir a solas, quedan a cargo de nietos debido a la emigración de jóvenes, y muchas carecen de seguridad económica por haber sido siempre trabajadoras en el hogar o recibir pensiones estatales mínimas. 

"Si bien las mujeres viven más, lo hacen con menos salud o más afectadas por eventos mórbidos o de enfermedad, una manifestación de menor calidad de vida", explicó a IPS la demógrafa Sonia Catasus. "En este fenómeno inciden de alguna manera los elementos vinculados a la subordinación de género", sostuvo. 

Las cubanas tienen una esperanza de vida de 80,7 años, mientras que el promedio de los hombres es de 76,6 años, un indicador que tiende a crecer para ambos sexos, según la estatal Oficina de Estadísticas e Información (ONEI). 

Cada vez se alarga más el período entre la jubilación y la muerte de la población. Este hecho demuestra los avances sociales y en salud del país, pero al mismo tiempo constituye un reto para su economía, típica de naciones en desarrollo, que intenta salir de la profunda crisis que sufre desde hace más de 20 años. 

Por razones biológicas, la población femenina vive más años que la masculina en todas las latitudes, abundó Catasus. Por ello, se habla de un proceso de "feminización del envejecimiento" a nivel global, un asunto que requiere de un tratamiento particular por parte de los gobiernos. 

Una investigación al respecto de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, que toma datos de 2010, indica que las mujeres de más de 60 años representaban 10,7 por ciento de la población femenina de la región, mientras que los ancianos eran nueve por ciento del total de hombres. 

Además, tres de cada 10 mujeres mayores latinoamericanas tenían entonces 75 años o más. 

También ese mismo año, la Organización Mundial de la Salud estudió 31 países latinoamericanos y caribeños y advirtió que las mujeres tenían, dentro de su esperanza de vida, 10 años carentes de buena salud, mientras que los hombres solo ocho. 

Ese panorama será más crítico en el futuro cercano, un pronóstico que pone en jaque a las familias, los sistemas de cuidado, de apoyo a cuidadores, asistencia social y de salud, y la manera en que se planifica la fuerza laboral en países como Argentina, Brasil, Cuba, Chile, Costa Rica, Puerto Rico, República Dominicana y Uruguay. 

El informe "Envejecer en el siglo XXI: una celebración y un reto", publicado en 2012 por el Fondo de Población de las Naciones Unidas, estima que 25 por ciento de las personas latinoamericanas tendrán más de 60 años en 2050. 

Para entonces, Cuba estará entre las 11 naciones con población más anciana del orbe, con 38 por ciento de sus habitantes con más de 60 años. 

Si bien la cobertura económica y los servicios de salud resultan fundamentales para mejorar las condiciones de la tercera edad, jubiladas como la cubana Caridad Pegudo, de 67 años, aseguran que es imprescindible "prepararse y cambiar de actitud" para tener una buena calidad de vida en la vejez. 

"Para nosotras (las ancianas) es importante alternar la calle con la casa, que nos absorbe. Cuando salimos nos tenemos que arreglar y siempre se conversa con otras personas", contó a IPS esta maestra retirada que integra el grupo Tula, de aficionadas a la técnica de costura del parche artístico (artesanías en telas). 

"Mantenerse activa socialmente contribuye a enfermarse menos y no acerca a nuevos conocimientos", opinó esta habanera, que asistió a fines de marzo al Tercer Encuentro de Meditación. Esta iniciativa comunitaria, celebrada en La Habana, movilizó a más de 1.000 personas, sobre todo a mujeres de la tercera edad. 

"Las mujeres han sido educadas para sustentar a la familia y a los otros. Con los cambios actuales, muchas ancianas se preocupan más por sí mismas. Pienso que la meditación las ayuda a reconectarse con ellas mismas, además de que esta práctica mejora su salud", valoró Juan Dávila, organizador del encuentro. 

Ese proyecto se une a otras iniciativas civiles y estatales que intentan apoyar a la creciente población anciana en Cuba. Entre ellas, destacan las más de 500 Aulas del Adulto Mayor, que actualizan sobre avances científicos del momento; y los llamados Círculos de Abuelos, para realizar ejercicios físicos en grupo.

Publicado por: IPS ipsnoticias.net – Ivet González – La Habana – abril/2013 - 

Mujeres, las más afectadas por escasez de maíz en Malawi.



Esnart Phiri, viuda y con cinco hijos, durmió varios días seguidos afuera del mercado estatal de venta de maíz de la capital de Malawi, llamado Admarc, para poder conseguir el preciado alimento.

Las filas nunca se terminan en los Admarcs porque miles de personas se ven forzadas a esperar durante días por este producto primordial en la dieta de este país de más de 14 millones de habitantes. 

Phiri contó a IPS que durante las noches coloca a su hijo mayor en la fila para no perder el lugar, mientras ella y sus otros hijos duermen en uno de los corredores de la oficina que está al otro lado de la calle. 

"El mercado se volvió mi hogar temporal porque no tengo energía para ir y venir caminando todos los días. Prefiero dormir aquí y esperar por el maíz", explicó. Phiri vive en Chinsapo, a 40 kilómetros de Lilongwe. 

Malawi sufre una escasez de maíz debido a dos periodos seguidos de sequía. Este alimento representa 90 por ciento de la ingesta calórica en este país, seguido de la mandioca, boniato (batata) y sorgo. 

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, la producción de cereal en el periodo 2011-2012 cayó siete por ciento respecto de la temporada anterior. 

Unas dos millones de personas carecen de alimentos suficientes este año debido a la prolongada sequía y al alza de los precios de los alimentos, lo que aumentó los precios al consumidor en 36,6 por ciento, según datos de marzo. 

Todos los días, antes del amanecer, Memory Jamesi, con cuatro meses de embarazo, se levantaba y caminaba 40 kilómetros hasta el Admarc de Lilongwe. 

Hace unas semanas, Jamesi, que tiene otros tres hijos, se desmayó mientras hacía la fila. 

"Me sentí débil y cansada. Me vinieron unos fuertes temblores mientras hacía la cola y no sé qué pasó después", relató a IPS en una habitación de la hacinada ala de mujeres del Hospital Central de Kamuzu. 

La situación de Jamezi no es única. Alrededor de cinco de cada 10 consultados por IPS en Chinsapo dijeron que sus hijos habían pasado hambre en los últimos meses. Pero esto no se debe solo a la escasez de maíz, sino que cuando hay, tampoco pueden pagar su elevado precio. 

Un saco de maíz de 50 kilogramos costaba unos 13 dólares, pero ahora aumentó a más del doble, muy por encima de los ingresos de las personas pobres, que viven con menos de 20 dólares al mes, y no pueden pagar los 30 dólares que cuesta cada uno. 

En este país, donde las mujeres constituyen 70 por ciento de la mano de obra agrícola y son el sostén de la familia, las mujeres, los niños y las niñas cargan con la peor parte del alza del precio de los alimentos. 

La situación alimentaria se hizo más crítica en los últimos dos meses, después de que unas 30.000 toneladas de maíz de las reservas estratégicas se pudrieran. 

Según el secretario principal del Ministerio de Agricultura y Seguridad Alimentaria, Jeffrey Luhanga, el maíz perdido era suficiente para alimentar a casi 400.000 de las dos millones de personas que necesitan asistencia alimentaria. 

"Ahora tuvimos que importar 50.000 toneladas de Zambia para cubrir la falta", dijo Luhanga a IPS. 

Esta es la primera vez en seis años que Malawi se ve obligado a importar maíz de su vecino. 

Entre 2006 y 2011, Malawi logró una cosecha abundante de maíz gracias a un exitoso programa de subsidio de fertilizantes. 

En el marco de esta iniciativa, lanzada en 2005 y que funcionó muy bien, los campesinos pobres se beneficiaban de una reducción de 40 por ciento en el precio de fertilizantes y semillas. 

Además, en 2003, este país adoptó el Programa Integral de Desarrollo Agrícola de África, que apunta a eliminar el hambre y reducir la pobreza. 

Pero la extensa sequía y la corrupción en la red de distribución y suministro de fertilizantes del programa de subsidio redujeron la abundancia de cosechas y afectaron la producción. 

"En los últimos dos años de gobierno del (fallecido presidente Bingu wa) Mutharika, el programa de subsidio a los fertilizantes se corrompió y las familias objetivo no se beneficiaron por el desvío de los insumos", puntualizó Luhanga. 

Además, "las dos sequías, en especial en el cinturón de producción de maíz, perjudicaron las cosechas", añadió. 

Pero el ministro de Agricultura y Seguridad Alimentaria, Peter Mwanza, dijo a IPS que se esperaba que la próxima cosecha sea importante gracias a las abundantes lluvias. 

"Nuestras primeras estimaciones revelan que la cosecha rondará las 3,5 millones de toneladas, que es más de lo que se recolectó el año pasado", indicó Mwanza. 

Los pronósticos indican que la producción superará el consumo nacional de 2,8 millones de toneladas. 


Publicado por: IPS ipsnoticias.net – Mabyuto Banda -  Lilongwe – abril/2013 -     

Cada vez hay más mujeres migrantes en el mundo.


El rostro de la población migrante cambia de forma drástica, dado que las mujeres y las niñas representan alrededor de la mitad de las 214 millones de personas que han debido abandonar sus lugares de origen en el mundo.

En algunas regiones superan a los hombres, precisó Babatunde Osotimehin, director ejecutivo del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA). 

Muchas mujeres emigran por su cuenta en tanto que jefas de hogar para garantizar su sustento, apuntó Osotimehin, en el marco de la 46 sesión de la Comisión de las Naciones Unidas sobre Población y Desarrollo (CPD), que duró una semana y concluyó el viernes 26.
 

"Otras abandonan sus hogares en busca de sociedades más abiertas, para escapar de un mal matrimonio o huir de todas las formas de discriminación y violencia de género, conflictos políticos y limitantes culturales", apuntó. 

Al igual que otros emigrantes, las mujeres contribuyen al bienestar de sus hogares mediante el envío de remesas para sus familias que quedaron en el lugar de origen, puntualizó Osotimehin. 

Una creciente cantidad de migrantes son mujeres, niños y niñas, quienes sufren la peor parte de las violaciones de derechos humanos. 

Tras un debate polémico, la CPD adoptó una tardía resolución de consenso el viernes en la quereconoce el papel central de los derechos sexuales y reproductivos, dándoles destacada visibilidad. 

La sesión de la CPD de este año se concentró en las nuevas tendencias en las migraciones internacionales. Y el cambio en la composición por género de las poblaciones migrantes es uno de los nuevos acontecimientos. 

Yasmin Hassan, directora de Equality Now, con sede en Nueva York, dijo a IPS: "Nuestra experiencia nos indica que la llamada migración femenina está profundamente vinculada al tráfico de personas, ya sea con fines sexuales o para trabajo doméstico". 

Las mujeres que migran por voluntad propia se ven envueltas en situaciones de profunda explotación, puntualizó. 

"Eso es posible y se ve exacerbado por la situación legal vulnerable que viven, su falta de contactos sociales y familiares, su aislamiento, su incapacidad, a menudo, para comprender el lenguaje o acceder a sistemas de protección", explicó. 

Eso hace que se vuelvan un blanco muy atractivo para las redes de tráfico, remarcó Hassan, quien trabajó en la División para el Avance de las Mujeres de las Naciones Unidas y colaboró en la implementación de la Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (Cedaw). 

En nombre de Estados Unidos, Margaret Pollack, dijo que las mujeres migrantes solían ser víctimas de explotación y abuso sexual, y a menudo no tenían acceso a servicios de salud. 

También señaló que esto se daba especialmente en las más jóvenes y otros sectores vulnerables como las personas LGBT (lesbianas, gay, bisexuales y transgénero) y discapacitadas. 

Pollack pidió políticas específicas destinadas a ayudar a esos grupos, así como para la recolección de datos sobre abusos a los que están sujetos las personas migrantes. 

Un estudio divulgado la semana pasada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), con sede en Ginebra, dijo que unos 600.000 trabajadores migrantes "son estafados y quedan atrapados en trabajos forzosos en Medio Oriente". 

Sobre la base de más de 650 entrevistas realizadas en un periodo de dos años en varios países, como Jordania, Líbano, Kuwait y Emiratos Árabes Unidos, el informe indica que solo en Medio Oriente residen millones de trabajadores migrantes, los que en algunos casos exceden en forma sustancial la cantidad de los que son ciudadanos. 

En Qatar, 94 por ciento de los trabajadores son migrantes y en Arabia Saudita, alrededor de 50 por ciento. 

Una empleada doméstica srilankesa, acusada de matar un bebé a su cargo, fue decapitada el mes pasado en Arabia Saudita. 

"El tráfico de personas solo podrá atenderse de forma efectiva atendiendo los vacíos sistémicos en la gobernanza de la migración laboral en la región", dijo Frank Hagemann, subdirector de la OIT para los estados árabes, a la CPD. 

La resolución adoptada por la CPD llama a todos los estados miembro a asegurarse de que las migraciones se integren a las políticas de desarrollo nacional y sectorial, a las estrategias y los programas. 

También se le debe dar la debida consideración a los vínculos entre migración y desarrollo en la implementación del Programa de Acción de 1994, adoptado en la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo de El Cairo, y en la elaboración de la agenda de desarrollo para después de 2015. 

El texto de la resolución también llama a la protección de los derechos de las mujeres, niños y niñas migrantes, entre ellos los vinculados a la salud sexual y reproductiva. 

En un nuevo informe sobre migraciones, divulgado la semana pasada, la Organización de las Naciones Unidas señala que los nuevos polos de crecimiento económico en el Sur crearon flujos migratorios entre los países de la región. 

En los últimos años también hubo un significativo aumento en la migración de los países en desarrollo hacia los ricos del Norte. 

"El aumento de las migraciones de Sur a Norte generó un significativo flujo de remesas hacia el Sur que puede estimular el crecimiento económico", señala el informe. 

Según datos del Banco Mundial, las remesas que reciben los países en desarrollo alcanzaron los 406.000 millones de dólares en 2012. 

Muchas economías de rápido crecimiento en Asia Pacífico y Sudoriental, América del Sur y África occidental se volvieron destino de migrantes de sus respectivas regiones, añade el estudio. 

Además, los países petroleros del oeste de Asia (Medio Oriente y estados del Cáucaso) y del sur de Europa (los del Mediterráneo) vivieron un rápido crecimiento en la cantidad de migrantes internacionales entre 1990 y 2010. 

Tras el inicio de la crisis económica y financiera que comenzó en 2008, algunas tendencias se enlentecieron o se revirtieron de forma temporal, pero los últimos datos muestran que la migración a esos países creció en 2011.

Publicado por: IPS ipsnoticias.net – Thalif Deen – Naciones Unidas – abril/2013 -       

México: declaraciones del arzobispo de Tuxtla: ¡Más grave que una mujer aborte que un sacerdote abuse de un niño!



El nuevo arzobispo de la Arquidiócesis de Tuxtla Gutiérrez, Fabio Martínez Castilla, declaró que es más grave que una mujer aborte que un sacerdote abuse sexualmente de un menor.

En declaraciones al diario local Noticias voz e imagen de Chiapas, el jerarca católico sostuvo que cuando un niño es abusado sexualmente por un sacerdote “se muere su futuro”. En cambio, enfatizó que cuando una mujer interrumpe su embarazo comete “un asesinato”.

“Entonces, cualitativamente es mucho más grave el aborto, pero cuantitativamente las dos cosas hacen mucho daño y merecen castigo”, dijo a la reportera Itzel Grajales.

El obispo de la capital opinó que los sacerdotes que cometen pederastia no deben ser solapados, sino encarcelados y expulsados de la Iglesia católica.

Entrevistado en la Catedral Metropolitana de San Marcos, el prelado apuntó que los abusos sexuales a menores de edad no son perpetrados únicamente por clérigos: “aquel maestro, político, médico y todo aquel que atenta contra la bondad y libertad de un niño debe ser penado”.

Publicado por: LA MUJER DE PÚRPURA –   TUXTLA GUTIÉRREZ – 29/04/13 -                                       Fuente: http://www.proceso.com.mx/?p=340504

Hallan culpable a mujer de cortar y triturar pene de esposo.



En California el jurado encontró a Catherine Kieu, de 50 años, culpable de agresión con agravantes, mutilación y tortura de su esposo.

Kieu, que es acusada de torturas, mutilación con agravante, secuestro, asalto con un arma mortal, abuso doméstico y la administración de una droga para cometer un delito, fue hallada culpable por un jurado de California.
Como se recuerda en julio de 2011 Catherine Kieu durmió a su marido con una droga que le puso en su plato durante la cena y cuando éste se despertó estaba atado a la cama y su esposa lo desnudó para mutilarle el pene, que finalmente los médicos de un hospital fueron incapaces de reimplantar la pieza.
Todo ello ocurrió dos meses después que el esposo de la inculpada había presentado una petición de divorcio a una corte, aunque la mujer vivía aún en la misma casa.

Las autoridades consideraron que Kieu perdió los estribos por la demanda de divorcio.
Así casi 18 años después Kieu emuló a Lorena Bobbitt, la inmigrante ecuatoriana que se convirtió en 1993 en un personaje controvertido en Estados Unidos por cortarle el pene a su marido.  
De otro lado, se espera que la sentencia sea dictada a fines del próximo mes.

Publicado por: al Día con Terra – 30/04/13 -

Cerca de 70 niñas son envenenadas en Afganistán.



Si bien es cierto que los talibanes no se otorgaron la autoría de esta acción se sospecha de ellos por su oposición a que las mujeres estudien y por perpetrar ataques parecidos.

El incidente sucedió en el centro educativo femenino Sultán Razia, en Kabul, la capital del país asiático, en el cual al menos 70 niñas perdieron la consciencia a causa de un aparente envenenamiento.

Las chicas, de entre 12 y 18 años de edad, estaban haciendo cola en la puerta de la escuela para entrar a sus respectivas aulas y de repente comenzaron a marearse, afirmó el portavoz del Ministerio afgano de Educación, Amanulá Aimán.
"Más de 70 niñas han sido envenenadas. Estamos investigando lo ocurrido. No está claro por qué han perdido la consciencia", dijo Aimán.
Según medios afganos, las niñas respiraron supuestamente una sustancia química que fue rociada en la zona con un espray.

Las menores fueron trasladadas a hospitales cercanos y algunas de ellas han recibido ya el alta médica, mientras que muchas otras continúan en mal estado y tienen vómitos.
Publicado por: AL DÍA CON TERRA – 30/04/13 -

Premian a hija de presidente cubano en Philadelphia.


Mariela Castro, hija del presidente de Cuba, Raúl Castro, viajará a Filadelfia, donde recibirá un premio por defender los derechos de los homosexuales en la isla.

Directivos del Foro por la Igualdad dijeron que Mariela Castro asistirá a la conferencia anual del grupo sobre los derechos de los gay que se efectuará el fin de semana.
El director ejecutivo de la organización, Malcolm Lazin, dijo el martes que el  Departamento de Estado norteamericano revirtió su decisión inicial de negarle la visa a la hija del gobernante cubano.

Mariela Castro, sobrina del ex gobernante cubano Fidel Castro, es directora del Centro Nacional de Educación Sexual de Cuba y la activista más prominente a favor de los derechos de los homosexuales en el país.

En 2012 recibió autorización para que asistiera a una conferencia académica en San Francisco. Legisladores cubano-estaodunidense censuraron esa decisión y describieron a Mariela Castro como cómplice del régimen comunista de su familia.
Un funcionario del Departamento de Estado confirmó que la hija del presidente cubano tenía permiso para visitar Filadelfia.

Publicado por: AL DÍA CON TERRA – 30/04/13 -

Mujeres fuerzan su espacio en sindicalismo latinoamericano.


Misoginia es la palabra que brota de las sindicalistas latinoamericanas a la hora de definir aquello contra lo que luchan para conquistar espacios de dirección en las organizaciones de trabajadores y trabajadoras de la región.

"Los problemas para las mujeres trabajadoras se recrudecen en mucho por actitudes misóginas que obstaculizan aún más el avance a sus derechos e imposibilitan la participación en puestos de decisión de quienes trabajan por modificar la cultura existente en el sindicalismo", dijo la mexicana Martha Heredia. 

"La participación de las trabajadoras latinoamericanas en cargos sindicales no corresponde en porcentaje al número de mujeres insertadas en el mundo laboral", recalcó la presidenta del Comité de Mujeres Trabajadoras de la Confederación Sindical de Trabajadores y Trabajadoras de las Américas (CSA). 

Heredia y las demás lideresas sindicales entrevistadas por IPS recuerdan que solo una latinoamericana logró presidir una confederación de sindicatos. Es la chilena Bárbara Figueroa, que desde 2012 encabeza la Central Unitaria de Trabajadores, la mayor del país, con más de medio millón de afiliados. 

Alexandra Arguedas, responsable del programa de género de la CSA, explicó que para forzar la participación femenina, la confederación demandó a sus centrales afiliadas, durante su II Congreso Ordinario de 2012, que establecieran una cuota de 40 por ciento para las mujeres en sus estructuras directivas. 

La CSA nació en 2008 de la fusión de todas las confederaciones continentales, aglutina a más de 50 millones de afiliados de 53 organizaciones en 23 países e integra la Confederación Sindical Internacional (CSI), fundada dos años antes con la convergencia de la decena de centrales que hasta entonces fragmentaban el sindicalismo mundial. 

Arguedas detalló desde la oficina centroamericana de la CSA en Costa Rica que la mayor participación y representación de las trabajadoras es, además, un pilar de la autorreforma sindical, el proceso de renovación y adaptación a las nuevas realidades económicas y sociales de las estructuras, tareas y planteamientos del movimiento sindical. 

En esa autorreforma, argumentó, comienzan a aplicarse "auditorías participativas de género, un instrumento clave para tener una verdadera transversalidad de la perspectiva de género en toda la organización sindical". También se impulsa la capacitación femenina y se fuerzan delegaciones paritarias en todas las actividades.

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, 55 por ciento de las mujeres participan en el mercado laboral de la región, mientras los hombres lo hacen en 79 por ciento. Pero la brecha se acorta en forma notoria y entre 1990 y 2006, la tasa de participación femenina creció en 11 puntos porcentuales, mientras que la masculina cayó un punto. 

La brasileña Didice Godinho, fundadora en 1987 de una de las primeras comisiones de la mujer dentro de una central sindical de la región, destacó que esa creciente inserción laboral es la que fuerza a incorporar los temas de género en la agenda sindical, junto con la presión incansable de militantes sindicales y feministas. 

La investigadora social, quien coordinó hasta 1993 la entonces comisión y ahora secretaría de la mujer en la Central Única de Trabajadores de Brasil, la mayor del país y con más de 23 millones de afiliados, sintetizó los retos de la paridad en el estudio "Sindicalismo latinoamericano y políticas de género", de 2009. 

Además de la cultura patriarcal, especialmente anidada en el sindicalismo con independencia de su orientación ideológica, Godinho recordó que hay trabas para la plena participación de las mujeres en la vida sindical, como su papel reproductivo, a las que el movimiento debe dar respuesta. 

La especialista aplaudió que la CSA tenga entre sus propuestas fundacionales que "el movimiento sindical sea inclusivo" y que promueva la paridad en sus órganos directivos y en todas sus actividades. Pero subrayó que llevar los postulados de igualdad a la práctica "es un desafío pendiente". 

Eso lo sabe Marcela Máspero, la mayor exponente femenina del sindicalismo venezolano, para quien "es muy complicado ser mujer y sindicalista en un ambiente donde se ha arrocado (atrincherado) la misoginia, donde se desconfía que tengamos no ya iguales cualidades, sino igual voluntad, compromiso, disposición y capacidad". 

Máspero, coordinadora de la Unión Nacional de Trabajadores (Únete) y vicepresidenta de la Federación Sindical Mundial, consideró que políticas de género como las impulsadas desde la Organización Internacional del Trabajo ayudan a la formación y la normalización de las mujeres en las labores sindicales. 

Pero la lideresa de Únete, con 1,5 millones de afiliados del sector público y privado, duda de las cuotas como instrumento para la participación que corresponde a las mujeres en los cargos sindicales. 

"El espacio lo ganamos en la batalla, codo a codo con el hombre, contra el adversario común: el patrono, el capital, la burocracia, y en esa batalla no necesitamos concesiones, porque la mujer tiene los mismos valores y capacidades que el hombre para participar y dirigir", afirmó. 

Únete y Máspero apoyan decididamente el Socialismo del Siglo XXI que impulsó el hoy fallecido presidente venezolano Hugo Chávez (1999-2013), pero ella es una figura incómoda para el poder "porque mi trinchera es la lucha por los trabajadores" y "la confrontación con la tecno-burocracia profundiza la autonomía". 

Las sindicalistas, recordó, deben compatibilizar compromisos como "ser madres, esposas cuando lo son, sostenes de hogar, trabajadoras y activistas sindicales o políticas". Así que las cuotas "se quedan en un maquillaje si no se las ayuda en forma práctica a compaginar esas funciones". 

Máspero destacó que el movimiento sindical latinoamericano está predominantemente en manos de la izquierda, "pero tiene un comportamiento retrógrado en materia de género, está aún dominado por la cultura patriarcal y machista". 

"No veo mujeres dirigiendo el movimiento sindical en Cuba, en Argentina, en Brasil, solo en Chile los discursos se han traducido en práctica", afirmó. Igual sucede en las grandes confederaciones. "En la CSI se puso como presidenta a una mujer, pero en realidad todo lo decide un hombre, el secretario general", dijo. 

Heredia, que también integra la dirección del Sindicato de Telefonistas de México y ostenta funciones sobre políticas de género en su país y la CSI, consideró que las lideresas sindicales tienen como reto "impulsar el papel que corresponde a las trabajadoras no solo en el ámbito sindical sino en las negociaciones colectivas". 

"Debemos ser vanguardia en reivindicar los derechos de las mujeres, en especial el del trabajo digno, que incluya salario remunerador, seguridad social, negociación bilateral y tenga como eje transversal la perspectiva de género", concluyó.


Publicado por: IPS ipsnoticias.net – Estrella Gutierrez – Caracas – abril/2013 -