lunes, 1 de abril de 2013

Argentina: Código Civil: excluyen el alquiler de vientres y filiación post mortem


El kirchnerismo y el radicalismo aceptaron retirar esos dos polémicos puntos de la reforma, que aprobarían en mayo.
La entronización de Jorge Bergoglio como Francisco ya modificó el nuevo Código Civil y Comercial, que el Congreso nacional debe sancionar antes del 25 de mayo ya que así lo pidió la Presidenta para poder celebrar los 10 años de kirchnerismo promulgando la nueva codificación. La modernización y unificación de los dos códigos fue realizada por una comisión de juristas encabezada por el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, y fue presentada por la propia Cristina Kirchner en un gran acto hace un año.

La Iglesia, desde que se conoció el proyecto con más de 2.600 artículos, objetó varios aspectos. En abril del año pasado la Conferencia Episcopal redactó un documento donde fijó sus posiciones y el titular de la misma, monseñor José María Arancedo, expuso estas observaciones ante los legisladores de la comisión bicameral que se creó para analizar el extenso proyecto de ley. Sin embargo, no fue hasta que Cristina Kirchner viajó a Roma y se entrevistó primero con Francisco y luego con Arancedo que el oficialismo aceptó escuchar realmente los reclamos de la Iglesia.

Como consecuencia, en los próximos días -todavía no está la fecha- Arancedo y el resto de los obispos serán recibidos por ministros y legisladores K y recién a fines de abril el oficialismo presentará su dictamen en la comisión bicameral en el que, se estima, se contemplarán algunos de los pedidos de los obispos.

Lo primero que ya consiguió la Iglesia es que tanto kirchneristas como radicales acepten quitar de la nueva legislación dos de los aspectos más novedosos y polémicos redactados por los juristas y apañados por la Casa Rosada antes de que Bergoglio se convirtiera en el nuevo Papa. Se trata de los artículos 562 y 563, en los cuales se establece la gestación por sustitución (más conocida como alquiler de vientre) y la filiación post mortem en las técnicas de reproducción humana asistida (cuando una mujer pierde su marido o concubino y se hace implantar los gametos de éste tras su fallecimiento).

Ya en diciembre del año pasado, por las críticas que recibieron estos puntos de parte de la comunidad católica en todas las audiencias públicas que realizó la comisión bicameral en casi todas las provincias, los legisladores habían estimado necesario dar marcha atrás. Pero el fenómeno del Papa argentino los terminó de convencer.

El documento de la Conferencia Episcopal sostuvo que "el alquiler de vientres degrada a la mujer gestante, arriesga crear más desigualdad por la explotación para estos fines de mujeres pobres, y desconoce el profundo vínculo psicológico que se establece entre ella y el niño al que da a luz".

Respecto a la fecundación post mortem, señala que "a diferencia del caso en que una madre esté encinta y enviude antes de dar a luz, en el que la orfandad surge de un imponderable de la naturaleza, la Iglesia considera que no es aceptable crear deliberadamente orfandades amparadas por la ley" y repite su negativa "a atribuir la filiación de un niño a dos personas del mismo sexo, privándolo del bien de un padre y una madre". Aunque la Iglesia sí celebra que el texto prohíba la manipulación genética en los embriones.

"El gran temor que tenemos respecto al vientre subrogado es que terminen siendo las mujeres pobres las que presten su cuerpo a una pareja rica para llevar adelante el embarazo. Sería una estigmatización más de la pobreza, más allá de que el proyecto prohíbe que se le pague a la mujer que presta su cuerpo", admitió el radical Juan Pedro Tunessi. Lo mismo sostuvo un legislador K que integra la comisión bicameral, quien prefirió hablar en off the record ya que hasta que no se produzca el encuentro de los obispos con las principales caras del Gobierno no habrá una posición clara del oficialismo.

Tunessi señaló que el radicalismo defenderá la reglamentación de las técnicas de reproducción humana asistida, que los obispos rechazan. "La objeción de la Iglesia es que aquellos embriones que se descartan son también personas y se los discrimina", explicó el radical. "El tema es que si no se usan estas técnicas muchas mujeres no pueden ser madres y la ley debe permitírselo".

Puntualmente, la Iglesia reclama que se prohíban todas las técnicas de reproducción humana asistida -para evitar el descarte de embriones- o que por lo menos se siga la legislación de otros países, en los que se limita el acceso a estas técnicas a los matrimonios de hombre y mujer y se prohíba la "crioconservación", es decir el congelamiento de los embriones.
Publicado por: diario Los Andes – (Mendoza – Argentina) – Mario Fiore – 31/03/13 -

 

Egipto creará línea telefónica para denunciar acoso sexual


El primer ministro de Egipto, Hesham Qandil, ordenó establecer una línea telefónica para recibir quejas por acoso sexual, informó hoy la oficial agencia noticiosa Mena.

Qandil ordenó al Ministerio del Interior asignar a oficiales de sexo femenino la recepción de las quejas, dijo el vocero del gabinete, Alaa al-Hadidi, citado por Mena.

Egipto ha registrado recientemente un incremento en el acoso sexual, un fenómeno claro desde el 2011 derivado de las protestas constantes y del deterioro de la seguridad.

Mujeres y activistas contrarios al acoso han organizado varias marchas para exigir procedimientos legales en contra del acoso sexual en el país.
 
Publicado por: laestrella.com.pa – XINHUA - 28/03/13 -

 

Siria: Reconstruir la educación


Despues de dos años de violencia y derramiento de sangre en Siria, el panorama es desolador. Cientos de miles de personas han muerto y según UNICEF el 20% de las escuelas sirias han sido totalmente destruídas, dejando a los niños sin ninguna oportunidad de obtener una educación. ¿Qué futuro les espera a estos estudiantes? ¿Podría haber una salida para ellos?
Aleppo, una de las ciudades más antíguas del mundo, es hoy escenario de la guerra. Según el Centro Mundial del Patrimonio, esta cidad que ahora agoniza lenta y dolorosamente, cuenta con una tradición educativa de prestigio.
La mayoría de las escuelas, hoy inservibles, han sido ocupadas por los militares o transformadas en cuarteles. Las mesas y pupitres, convertidas en despensa para las bombas y artillería.
Una mujer siria, Nour Al-Haq, de 30 años lucha con valentía por devolver a los niños a la normalidad y darles la educación a la que tienen derecho. Hace tres meses decidió librar su propia batalla para que los niños de su barrio, Salahaddine, puedan volver a la escuela:
“Queremos reorganizar esta escuela en Salaheddine para que puedan venir todos los niños que viven en el barrio. Sus familias están regresando ahora a sus casas , por eso, hemos querido abrirla aquí. Los cuatro colegios más importantes del barrio fueron bombardeados. Tendremos que acostumbrarnos a escuelas como éstas durante varios años. De momento, estamos intentando recuperar el material escolar o las sillas de otras escuelas. Incluso hemos sido atacados por un francotirador cuando fuimos a una.”
Cada día, cerca de 700 niños de entre 5 y 11 años de edad acuden a una de las 3 escuelas organizadas por Nour. Dos de ellas son edificios escolares abandonados. El tercero se encuentra en un edificio residencial.
“El bajo número de alumnos en nuestras escuelas se debe a las bombas. Cuando hay un bombardeo, tienen miedo. Los niños regresan a sus casas, o bien, las familias vienen a por ellos por temor a que les pase algo. El sufrimiento psicológico es evidente. Nosotros tratamos de compensarlo con asesoramiento, contamos con profesores especiales. También a través de juegos o actividades de ocio. Cuando se oye una ráfaga de disparos o fuego de artillería, o bien cantamos, o subirmos el volumen del ordenador para que los niños no se sientan miedo. Los sonidos de la guerra nos invanden “, asegura Nour Al-Haq.
Aunque cada día acuden a la escuela nuevos niños, la asistencia escolar en esta zona es la más baja de Siria, cerca de un 6%, según la UNICEF. El sistema educativo se ha visto seriamente afectado, y la mayoría de los niños sufre un retraso de dos años en sus estudios.
 
Publicado por: EURONEWS – Reportajes – 29/03/13 -

Aborto aumenta mortalidad materna y daña salud de mujeres, aseguran expertos ante ONU


Expertos en medicina argumentaron en Nueva York ante la Comisión Jurídica y Social de la Mujer de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que el aborto incrementa la tasa de mortalidad materna y daña la salud de las mujeres.

Los especialistas, provenientes de diversas partes del mundo, afirmaron que el aborto no es necesario para promover la salud de las mujeres ya que en realidad la perjudica.

Además rechazaron las hipótesis de los que apoyan la expansión del aborto como "derecho", enfatizando que en los embarazos, incluso aquellos considerados como de alto riesgo, no generan un conflicto entre las necesidades de la madre y las del niño.

La Dra. Donna J. Harrison, Directora de Investigación de la Asociación Estadounidense de Obstetras y Ginecólogas Provida, conversó con ACI Prensa luego de su intervención ante la ONU el 6 de marzo.

Harrison enfatizó que "los verdaderos cuidados médicos disminuyen la tasa de mortalidad materna, el aborto en cambio no" y señaló que las píldoras abortivas originan "una alza en las complicaciones después del aborto. Son mucho más peligrosas".

La experta recordó que para los que promueven el aborto "es mucho más fácil promover una píldora que el aborto quirúrgico" porque para los que realizan esta práctica es "más barato dársela a una mujer, que cuidar de ella quirúrgicamente o estar disponible para ella en caso se presentara alguna complicación".

Señaló asimismo que las píldoras, al no estar necesariamente bajo la supervisión de un médico, se administran libremente y sin haber examinado a la mujer "y sin ningún plan de seguimiento". Todo eso es lo que en realidad aumenta el riesgo de mortalidad.

La doctora subrayó que en países en vía de desarrollo, si se presentan complicaciones como hemorragia severa y abortos incompletos, "se convierten en muerte" porque la mujer no tiene la posibilidad de acceder a una atención de emergencia inmediata.

Otro de los especialistas que intervino ante la Comisión fue el Dr. Eoghan De Faoite, miembro de la Junta de la Comisión de Excelencia en la Salud Materna de Irlanda.

El médico criticó los ataques internacionales a la defensa de la vida a través de la prohibición del aborto en Irlanda y precisó que esta práctica no es un procedimiento médicamente necesario.

De Faoite dijo que Irlanda tiene una de las tasas más bajas de mortalidad materna en el primer mundo y que no han experimentado el "aumento de la mortalidad" que se ve en otros países occidentales que han legalizado el aborto.

Además citó varios estudios que afirman que no hay datos que sugieran que el aborto disminuye la mortalidad materna.

El Dr. Elard Koch del Centro de Medicina Embrionaria y la Salud Materna en Chile explicó a su turno que los datos que demuestran un aumento de la mortalidad materna cuando se ha legalizado el aborto en diversos países alrededor del orbe.

Koch sostuvo que la mortalidad materna se puede reducir con la educación, teniendo más técnicos especializados en la atención de partos.
Precisó que una de las medidas que debe promoverse es que las mujeres tengan acceso a centros higiénicos de salud con un personal altamente calificado, en vez del aborto como alternativa que solo daña a las mujeres.

Publicado por: Catholic.net – Sexualidad y Bioética - (ACI/EWTN Noticias).- 13/03/13 -

Panamá: La mujer y su derecho a vivir sin violencia de género


Las féminas luchan en una batalla que la sociedad y el Estado aúpan por omisión o comisión. Las leyes les limitan el derecho a decidir sobre su cuerpo y su reproducción. La violación permanente
 
Gracias a las reivindicaciones de los movimientos feministas —que pasan por el surgimiento de leyes, políticas públicas, campañas estatales y el trabajo de organizaciones de la sociedad civil e internacional— la violencia física, sicológica y sexual hacia las mujeres, particularmente en el contexto doméstico, es rechazada por un número cada vez mayor de personas.

Hoy en día también se acepta que la violación al derecho de las mujeres de vivir una vida sin violencia se origina no sólo en el ámbito particular, sino también desde el Estado, tanto en omisiones por comisiones.

Como hecho social que es, la violencia contra las mujeres, tanto en su expresión ‘particular’ como estatal se da en un espacio específico. Un espacio a veces imaginario y colectivo —el ‘deber ser’ femenino—, pero en la mayoría de las veces, un espacio concreto e individual: el cuerpo de las mujeres.

Y es que en la base de la violencia contra las mujeres se encuentra el desdén, el rechazo a la autonomía de las mujeres de decidir sobre sus propios cuerpos.

La tradición judeo-cristiana valora y reivindica el uso del cuerpo como espacio de sacrificio, negando en muchos casos la función de placer que le es inherente y negando el derecho de autodeterminación de las mujeres sobre sus propios cuerpos. Se ensalza, lo que llama Marcela Lagarde, la idea de ‘mujer —cuerpo— para otros’.

De hecho, el rechazo a las formas mayormente conocidas de violencia contra las mujeres (violencia doméstica y violencia sexual) se sustenta en muchos casos en el hecho de considerar estos actos como un agravio sobre un cuerpo que debe ser cuidado en aras de su potencial función reproductiva, o bien, como agravio sobre un cuerpo que es de uso exclusivo de una persona en particular: el esposo (presente o futuro). En menos ocasiones se identifican estos hechos como una expresión violatoria del derecho de las mujeres a decidir libremente sobre sus propios cuerpos.

Así, los cuerpos de las mujeres se convierten en territorios minados: espacios donde guerras ideológicas, burocráticas, religiosas se libran. En los cuerpos de muchas mujeres, las minas se detonan por la falta de acceso a servicios de salud, especialmente de salud sexual y de salud reproductiva. Diferencias de clase y etnia también coadyuvan en que existan un mayor número de minas con potencialidad detonante en estos territorios corpóreos y acceder a servicios de salud sexual y salud reproductiva constituye para no pocas mujeres, la diferencia entre la vida y la muerte.

Derecho a decidir si tener o no hijos o hijas; cuántos tenerlos y su espaciamiento. Es una máxima simple que en pleno siglo XXI podríamos asumir su reconocimiento pleno. Pero la realidad es otra. Millones de mujeres mueren al año en el mundo porque se viola ese derecho humano básico. A título individual, en la comunidad y desde el Estado, el derecho a la salud sexual y salud reproductiva de las mujeres es reiteradamente violentado.

Se viola desde el seno de las familias, cuando las mujeres no tienen capacidad de negociar métodos de planificación familiar. La Encuesta Nacional de Salud Sexual y Salud Reproductiva 2009, señalaba que el porcentaje de necesidades de planificación familiar insatisfechas, —es decir, el número de mujeres casadas o unidas que deseaba espaciar su próximo embarazo o no deseaban tener más hijos o hijas, pero que no estaban usando anticonceptivos— alcanzaba el ‘27.4% de las mujeres casadas o unidas. Esta necesidad insatisfecha de planificación familiar es 2.9 veces mayor en el área indígena que en el área urbana (70.4% y 24.4%, respectivamente) y 2.9 veces mayor en las mujeres sin educación que en aquéllas con algún grado de educación superior(65.2% y 22.3%, respectivamente)’.

Ese derecho humano se viola cuando el Estado dificulta el reconocimiento de violaciones sexuales entre cónyuges. Se viola cuando la comunidad calla ante situaciones de incesto. Se viola cuando no se deja a las mujeres acceder a servicios de planificación familiar gratuitos y se materializa en los casos en los que las mujeres mueren por practicarse abortos en condiciones insalubres. Se viola cuando a una joven embarazada se le dificulta continuar sus estudios.

Ese derecho humano también se violenta cuando se niega el acceso a educación integral en sexualidad y se condena a la juventud de un país a vivir desde el miedo y la ignorancia su propia sexualidad, haciendo de infecciones de transmisión sexual como el VIH cada vez más un tema de jóvenes. Ese derecho se ignora cuando en Panamá, el número de embarazos de niñas entre 10 a 14 años aumenta alrededor de un 1% anual.

Dependencia económica, falta de acceso a escolaridad. Recurrencia de enfermedades y discapacidades prevenibles. Menor expectativa de vida por embarazos precoces. Depresión. Dificultades para incorporarse en el mercado laboral. Sobrecostos al sistema de salud pública por aumento de casos de infecciones de transmisión sexual son algunos de los efectos que la falta de acceso a servicios de salud sexual y salud reproductiva tiene. Ya es hora de que saquemos la salud sexual y la salud reproductiva del closet, porque tenerlas ahí les está costando la vida a muchas mujeres panameñas, especialmente las que viven en condiciones de pobreza y eso tiene un efecto contrario al crecimiento que tanto pregonamos.

Necesitamos leyes que reconozcan la autonomía de las mujeres sobre su reproducción y su sexualidad, pero también mayor asignación de fondos para que se aborden estos temas de manera integral, en todas las etapas de la vida de las personas. Exijamos que las políticas públicas respondan a agendas nacionales y no a agendas personales e impulsemos sistemas de rendición de cuentas para que nos aseguremos de que así sea. Porque sin acceso a salud sexual y salud reproductiva no hay posibilidad de un Panamá libre de violencia hacia las mujeres. Empecemos , pues, a eliminar los elementos que lo dificultan: hagamos de los cuerpos de todas, territorios autónomos, libres de minas.
Publicado por: laestrella.com.pa -JUANA CARLOTA COOKE CAMARGO - DIRECTORA EJECUTIVA APLAFA Y MIEMBRO DEL GRUPO DE TRABAJO DE GÉNERO DE FLACSO –31/03/13 -

 

Chile entregará "píldora del día después" incluso a menores de 14 años


Desde ayer figura en el boletín oficial de ese país una reglamentación que dispone la entrega sin límite de edad y sin lugar a la objeción de conciencia. Hasta ahora la falta de un reglamento claro dificultaba el acceso a la pastilla.

A tres años de aprobado el acceso universal a la "píldora del día después" tras una compleja tramitación judicial, el gobierno chileno emitió el reglamento que indica cómo se debe distribuir el fármaco en los centros de salud, incluidos a los menores de 14 años.

La nueva norma, publicada ayer en el Diario Oficial, establece que será obligatoria la entrega de la pastilla anticonceptiva en todos los centros sanitarios a pacientes sin limitaciones de edad y no se aceptarán ni la objeción de conciencia ni el criterio discrecional del médico.

"Estaremos obligados a entregar los medicamentos anticonceptivos, todos y cualquiera de ellos", dijo al diario La Tercera el ministro de Salud, Jaime Mañalich. "Si un consultorio municipal se niega a entregar la 'píldora', tendremos que tomar medidas", agregó.

Desde 2010, y luego de una larga tramitación iniciada en el gobierno de la socialista Michelle Bachelet, está vigente en Chile una ley que garantiza el acceso a la llamada "píldora del día después" en el sistema público de forma gratuita, aunque obliga a los médicos a informar a los padres después de entregarla a menores de 14 años.

Sin embargo, según el nuevo reglamento, la información a los padres de los menores de 14 años estará a criterio del profesional, pues se dispone que "toda persona tiene derecho a la confidencialidad y privacidad".

Hasta ahora, la falta de un reglamento claro de cómo aplicar la ley dificultó el acceso a la píldora sobre todo de los jóvenes en Chile, un país conservador donde está prohibido el aborto en todas sus formas.

Un estudio de la Universidad Central de Santiago de 2011 señala que el 77,8% de los municipios dice entregar la píldora, mientras que un 10,9% aseguró que no lo hacía, al ser consultados los responsables de salud.La principal razón aducida para no entregarla es la falta de existencias (31,4%) y de recursos humanos (17,1%).

Otro estudio de 2010, de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), arrojó que el 30% de los municipios no entrega la píldora y un 39% lo hace con restricciones.

Antes de decretarse su acceso universal, la píldora estuvo prohibida por varios años, por sucesivos recursos presentados por grupos conservadores que la consideran abortiva.
Publicado por¨diario Los Andes – (Mendoza – Argentina) AFP – 29/03/13 -


El Papa incluye a dos mujeres por primera vez en el ritual del lavado de pies


Primer y revolucionario Jueves de Pascua de Jorge Bergoglio como Pontifice de la Iglesia Católica. El Papa ha celebrado una misa en la cárcel de menores de Casal del Marmo, a las afueras de Roma.
Posteriormente ha lavado y besado los pies de doce presos, como es tradición. Pero en esta ocasión y por primera vez, entre esos reclusos había dos mujeres, entre ellas una musulmana.
“Entre nosostros, los que estén más alto deben estar al servicio de los otros. Es un símbolo, un signo, lavar los pies significa que estoy a vuestro servicio”, ha explicado el Pontífice.
El Papa Francisco ya había incluído a mujeres durante los ritos cuando era Cardenal en Buenos Aires. El tradicional gesto conmemora la actitud de humildad de Jesucristo con los doce apóstoles la noche antes de su muerte . Por eso, hasta este jueves, los designados para recibir el aseo papal habían sido hombres.
Publicado por: EURONEWS – 28/03/13 -

Soldados libios violan a tres mujeres activistas británicas de derechos humanos.


Las mujeres formaban parte del convoy de ayuda humanitaria Marmara, que se dirigía a la franja palestina de Gaza.

Tres ciudadanas británicas de origen paquistaní que formaban parte del convoy de ayuda humanitaria Marmara, que se dirigía a la franja palestina de Gaza, fueron violadas por cinco soldados libios, reconoció hoy el Gobierno libio, que pidió disculpas por lo ocurrido.

El viceprimer ministro libio, Awad al Barasi, aseguró que lo ocurrido no representa el comportamiento del Ejército libio.

"Este acto horrendo no representa de ninguna manera la esencia ni la generosidad del pueblo libio ni de sus costumbres árabes islámicas y pido a las autoridades implicadas que tomen las medidas necesarias", dijo a la prensa Al Barasi.

Las tres mujeres, dos de las cuales eran hermanas, formaban parte de la caravana de ayuda humanitaria que partió del Reino Unido con destino a Gaza.

Fueron secuestradas el pasado martes junto al padre de las dos mujeres y otro ciudadano británico por un grupo de cinco personas que las trasladó a una propiedad a las afueras de la ciudad donde fueron violadas antes de ser puestas de nuevo en libertad, ayer.

Al Barasi indicó que hay cuatro sospechosos detenidos y que las investigaciones continúan.

Al parecer, los integrantes de la caravana fueron asaltados cuando se dirigían al aeropuerto de Bengasi para tomar un avión hacia Turquía y posteriormente al Reino Unido, después de que las autoridades egipcias impidieran la entrada de la caravana en Egipto.

Sin embargo, según un comunicado del Ministerio de Interior, fueron secuestradas en una de las puertas del aeropuerto por personas armadas y ataviadas con uniforme militar.

Tras salir del Reino Unido y atravesar Francia y España, el convoy, formado por una decena de vehículos y una veintena de personas, había tomado tierra en el norte de África y pretendía llegar a Gaza por vía terrestre.

Sin embargo, tras la negativa egipcia de continuar su viaje, los organizadores habían decidido poner fin a su aventura y volver a sus países.

 
Publicado por: elespectador.com -  EFE – Trípoli – 28/03/13 -