sábado, 1 de diciembre de 2012

Historia de una mala praxis: Una operación arruinó su vida.


En el calendario habían pasado treinta y tres días. Martha Arteaga despertaba de una sedación que le alteró la conciencia y le dejó pesadillas como recuerdo. Sus pies y manos estaban atados, tenía varias mangueras conectadas al cuerpo. Un tubo en la boca le impedía hablar. Pesaba cuarenta kilos, su cuerpo estaba hinchado, y su pelo rojo, enredado como un nido. No habría podido reconocerse frente a un espejo. El tiempo no se detuvo, pero para Martha solo había vuelto a amanecer.

“¿Por qué no me quita ese trapo?”, preguntó con insistencia mientras recibía un baño. Las enfermeras le pidieron un poco de paciencia porque no era el momento de cambiarle la sábana blanca que envolvía su abdomen. No entendía lo que sucedía. Cuando pudo vérselo sufrió un ataque de nervios y lloró durante dos días. La piel había sido reemplazada por una especie de bolsa plástica fétida que supuraba materia. También le habían practicado una ileostomía. A los 39 años, una laparoscópica le cambió la vida luego de que el médico, sin darse cuenta, le perforó el intestino.

Los problemas de salud comenzaron con su primera menstruación. Martha tenía periodos irregulares, dolores en el bajo vientre, cólicos fuertes y sangrados abundantes. Sabía que no era normal, pero solo cuando notó que no podía quedar en embarazo, consultó a un especialista. Junto a su ex esposo, con quien estuvo durante veinte años, se sometió a todo tipo de exámenes de fertilidad. Los resultados fueron normales. Una rutina sin hijos y la infidelidad de su esposo acabaron con el matrimonio. En ese momento Martha decidió descubrir el origen de sus constantes inflamaciones y sangrados.

Luego de contarle su historia a una ginecóloga de la Eps, recibió una orden para someterse a una cirugía laparoscópica diagnóstica. No había ninguna especificación ni autorización de otro procedimiento. Era un examen para ver su aparato reproductor y descubrir el origen de sus dolencias. Un año después, una junta médica autorizó la laparoscopia. El siguiente paso fue asistir a una cita con un anestesiólogo, quien durante la consulta sólo la cuestionó sobre algunas rutinas, pero no le solicitó exámenes prequirúrgicos. La laparoscopia fue programada para el 8 de abril de 2009 a las 2.00 p.m.

Según un proceso judicial que Martha adelanta contra su EPS, nunca fue informada sobre las posibles complicaciones, efectos secundarios o adversos, riesgos, alternativas y beneficios. Además, el médico que aparecía en la autorización no fue quien le practicó el examen.

En lo que va del 2012, la Secretaría Distrital de Salud ha recibido 1938 quejas de usuarios sobre el sistema de salud. Éstas son remitidas al Tribunal de Ética Médica de Bogotá para adelantar un proceso de investigación. Allí analizan si el médico actuó con imprudencia, fue negligente, o cayó en impericia o inobservancia de los reglamentos o deberes a su cargo.

Dora Bernal, abogada del grupo Camargo & Cartagena, dice desde su experiencia que a sus oficinas llegan en un mes entre cuatro y quince casos de personas víctimas de negligencia. Las más afectadas son las mujeres en proceso de gestación, a quienes en ocasiones les niegan algunos procedimientos. Quienes más consultan a este grupo de abogados, especialistas en temas de salud, pertenecen al estrato tres o cuatro.

Martha está sentada en la sala de su casa, ubicada al sur de Bogotá. Han pasado tres años desde aquella laparoscopia que le robó dos años de vida. En el pasado quedó la mujer talla seis de cintura diminuta. Vive sola en un primer piso. “No tuve hijos porque no los puede tener, no tengo esposo porque se fue”, dice con melancolía.

Cuando el médico encargado de la laparoscopia abrió el abdomen de Martha y lo examinó, encontró una endometriosis. Una enfermedad que consiste en la aparición y crecimiento de tejido endometrial –el encargado de producir la regla durante el ciclo menstrual– fuera del útero. Es común en los ovarios, detrás de útero, ligamentos uterinos, vejiga urinaria o en el intestino.

“El doctor, al verme que yo tenía la endometriosis, procedió”, dice Martha llorando. El médico tratante le realizó un procedimiento denominado: “Cirugía Laparoscópica de Escisión y Ablación de endometriosis”. Algo que no estaba estipulado en la autorización. Mientras retiró el tejido que le producía sangrados y dolores pélvicos, cortó el intestino sin darse cuenta. Horas después, Martha salió de la clínica con dolor abdominal y vómito, síntomas normales después de la anestesia general. Sin embargo, fueron tantos sus quejidos que le dieron una cita con un ginecólogo veinte días después.

Desde aquel momento, Martha perdió la conciencia. No recuerda lo qué pasó después, pero conoce la historia porque sus hermanos la han reconstruido. Luego de cuatro días, fue llevada a urgencias porque no mejoraba. Se quejaba de dolor, sólo toleraba algo de agua y suero oral. El vómito no cesaba. Un examen de rayos X demostró que tenía en su abdomen una obstrucción intestinal.

Luego de varias horas y de que cuatro médicos valoraran su estado de salud el dictamen fue: “posible intervención quirúrgica urgente y necesidad de Unidad de Cuidados Intensivos (UCI)”. Pero no hubo una intervención inmediata. Siete horas después de su ingreso, Martha fue intervenida. Tenía peritonitis.

Por su estado de salud debía ser remitida a una clínica de tercer nivel. Fue rechazada en la primera porque no había lugar. Finalmente, luego de esperar 44 minutos, una ambulancia la llevó a otro lugar donde fue recibida y comenzó su proceso de recuperación en la UCI. Los partes médicos decían que tenía una infección en el abdomen y era tratada con diferentes tipos de antibióticos. Martha fue sometida a quince cirugías abdominales y a más de dos intervenciones en el tórax. Durante un lavado, uno cada 48 horas, le extrajeron 500 centímetros cúbicos de pus del abdomen. Ya en su casa, Martha fue atendida por la peritonitis luego de que interpuso una tutela, que no cubrió su endometriosis.

A su salida de cuidados intensivos, fue a buscar al médico responsable. “Yo le dije que me explicara por qué me había vuelto así. Él me hizo unos dibujos, me pidió disculpas y dijo que en sus 18 años de carrera nunca había cometido un error médico”. Los médicos que trabajan en la sección de urgencia de una Eps suelen trabajar entre diez y doce horas diarias. Depende de la complejidad de la patología de los pacientes, pero en promedio atienden tres o cuatro por hora. Unos 36 en un solo turno. A cada paciente se le dedica entre 15 y 20 minutos.

Martha tuvo que volver al quirófano, primero para realizarse un injerto de piel, luego para retirarse la ileostomía y finalmente para cerrarse el abdomen. Tiene una mancha híper pigmentada en una de sus piernas por la piel que le retiraron para el injerto. En su abdomen, sin ombligo, tiene atravesada una cicatriz de color marrón que sólo aclarará en siete años, y otra que se asemeja a una cremallera tan larga como un dedo índice.

Ahora, con cuarenta y tres años, la endometriosis volvió a aparecer. Tiene un quiste en el endometrio de siete por siete centímetros. Su ginecólogo no se atreve a medicarla porque la enfermedad podría empeorar. Tampoco la operan porque perdió todo el músculo de su abdomen. Espera que a través del proceso judicial que adelanta en contra de su Eps, con la asesoría de Camargo & Cartagena, pueda lograr una indemnización porque los 200 mil pesos que gana al mes haciendo costuras no le alcanzan para vivir.

Martha Arteaga se siente triste, no duerme bien y tiene el apetito alterado. Llora sin razón y no le gusta mirarse al espejo. Tiene problemas sexuales y se siente sola. “Le pregunto a Dios ¿por qué me dejó sola? Le he pedido que se acuerde de mí. ¿Qué va a ser de mí en la vejez? ¿De qué me sirvió todo esto?”.

Publicado por: KIEN&KE – noviembre/2012 -

Argentina: Córdoba:En 2012 hubo un femicidio cada 22 días.


Una joven fue asesinada el lunes en Villa del Totoral. Ya son 15 las víctimas en lo que va de 2012. La edad promedio de las mujeres muertas es 33 años.

Catorce días después de denunciar a su exconcubino por amenazas, María José Urbaneja fue asesinada de varias puñaladas en Villa del Totoral. La joven tenía 23 años y una nena de 2 años. Por el crimen ocurrido el lunes pasado quedó detenido el exnovio y padre de su hija.

La muerte de María José se suma al trágico listado de 15 femicidios cometidos en la provincia en lo que va de 2012, según la ONG La Casa del Encuentro y un relevamiento propio de La Voz del Interior.

Los datos parciales de este año revelan que una mujer es asesinada cada 22 días en Córdoba, víctima de la violencia de género. En lo que va de la segunda mitad del año, ya se registraron ocho femicidios.

La edad promedio de las víctimas es de 33 años. El número guarda relación con el rango etario que predomina a nivel nacional, de 19 a 30 años.

“Esta franja tiene que ver con el hecho de formar una pareja, convivir, tener una relación más estable, hijos, y es ahí que se llega a la separación, porque la mujer se cansa de la violencia, de la agresión”, dice Ada Rico, cofundadora de La Casa del Encuentro.

Rico señala que la mayoría de las víctimas de femicidios tenían hijos y estaban conviviendo, y que fue en ese contexto que decidieron terminar el vínculo por las agresiones constantes. “Al tener hijos ya comienzan a plantearse si es esa la vida que quieren”, dice.

Totoral. El lunes pasado, María José volvía del río de Villa del Totoral con una amiga cuando su exconcubino Cristian Peralta (27) la interceptó en la calle y la obligó a subir a su auto. La llevó hasta su casa de barrio La Loma y allí la mató.

La amiga de María José intentó seguirlos pero cuando llegó a la vivienda ya era tarde. El cuerpo de la joven tenía varias puñaladas en el tórax y un corte en el cuello. Peralta fue detenido horas después, a unos 25 kilómetros de la ciudad.

El comisario mayor Oscar Castillo confirmó que el sospechoso había sido denunciado “por amenazas” a la mujer, y que en la causa había intervenido la Fiscalía de Instrucción de Jesús María. El hombre había sido citado dos veces pero no había comparecido. La denuncia data del 13 de noviembre, pero según el jefe policial no se había dictado una orden de impedimento de contacto.

Oliva. El sábado pasado, María Elisa Inamorato, de 28 años fue asesinada de varias puñaladas por su exnovio en Oliva, 100 kilómetros al sur de la Capital. Hacía dos semanas habían terminado la relación, pero él insistía en volver. Cuando la madre del joven se enteró de lo sucedido, lo llevó a la comisaría, donde él narró lo que había hecho. Quedó detenido y horas después Elisa murió en la terapia en Villa María.

Los casos

1º de febrero. Gilda González (33), Río Cuarto. Fue baleada por su ex marido.

3 de marzo. María Tissera (65), Malvinas Argentinas. La asesinaron a golpes. Detuvieron al esposo.

11 de marzo. María José Alonso (33), Villa del Dique. Fue estrangulada y arrojada al lago.

7 de abril. Rocío Barletta (11), Córdoba. Fue violada y estrangulada. La encontraron en La Calera.

22 de abril. Yanina Sarraglia o Vanesa Antelo (25), Córdoba. Fue estrangulada. Detuvieron a un hombre con quien habría tenido una relación.

7 de mayo. Olga Meckler (34), Río Cuarto. Era policía y la balearon en un confuso episodio dentro de un móvil.

27 de junio. Anita Suárez (74), Saira. Estuvo desaparecida durante un mes. Hay dudas de si es un femicidio.

29 de agosto. Paola Nievas (29), Villa del Rosario. Fue asesinada por su expareja.

29 de agosto. Ivana Lorena Perán (30), Cruz del Eje. Murió asesinada por su novio policía.

2 de septiembre. Claudia Bassano (33), Unquillo. Murió luego de que le prendieran fuego al colchón sobre el que dormía.

20 de septiembre. Jéssica López (22), Cruz del Eje. Murió luego de que su pareja le asestara cinco puñaladas.

5 de octubre. Mariana Soledad Torres (31), Córdoba. Fue asesinada por su exnovio en su departamento. El joven tenía orden de restricción.

13 de octubre. Soledad Andrea Salguero (29), Villa María. Apareció muerta en Pampayasta. Su concubino admitió el crimen.

24 de noviembre. María Elisa Inamorato (28), Oliva. Su ex quedó detenido.

26 de noviembre. María José Urbaneja (23), Villa del Totoral. Murió de varias puñaladas. Detuvieron a su exconcubino.

Publicado por: Diario La Voz – Córdoba (Argentina) – Patricia Cabrera – 28/11/12 -

 

Brasil registra obesidad en 33,5% de niños de 5 a 9 años.


El 33,5 por ciento de los niños brasileños de 5 a 9 años tiene sobrepeso y 4,1 por ciento, déficit de masa corporal, indicó hoy el gobierno.

La obesidad en ese rango de edad afecta a 11,8 por ciento de niñas y a 16,6 por ciento de niños, reportó el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

En un informe difundido este miércoles, el organismo agregó en el rango de edad de 10 a 19 años, la obesidad afecta al 4,9 por ciento de la población.

Añade que sobrepeso se extiende también entre adolescentes de 10 a 19 años, que presentan un exceso de grasa corporal en 20,5 por ciento de los casos, mientras que en la misma franja de edad, el 3,4 por ciento tiene "delgadez excesiva".

Según explicó Barbara Cobo, investigadora del IBGE de indicadores sociales y responsable del estudio, los datos son preocupantes.

Indicó que parte de la culpa la tienen una dieta desequilibrada y la prisa para comer, más propias del mundo de los adultos pero que también afectan a la juventud brasileña.

"Hay que cambiar los hábitos no solamente en las escuelas, sino también en casa, y trabajar conjuntamente en los dos lugares", afirmó Cobo.

La salud alimentaria de los menores preocupa al gobierno brasileño, que en los últimos meses ha adoptado algunas políticas para reducir la sal y grasa en varios de los productos más usados en el país, con el fin de reducir la obesidad.

Un estudio sobre salud escolar en Brasil mostró que 16 por ciento de los jóvenes que cursan el 9 año de la escuela primaria tenía sobrepeso en 2009, mientras que 7,2 por ciento era obeso. Por contra, 2,9 por ciento sufrían falta de peso.

Publicado por: laestrella.com.pa – XINUHA – 28/11/12 -

México: Insultan a indígenas que se quejan por dolores de parto.



Para eliminar los tratos discriminatorios e impositivos que viven las indígenas en trabajo de parto en los centros de salud comunitarios, autoridades municipales de Santa María Tlahuitoltepec y activistas por los derechos femeninos lanzaron un programa piloto para aplicar normas de respeto a las mujeres en trabajo de parto y a las parteras.

Coordinado por Martha Aída Castañeda Pérez, integrante del Centro para los Derechos de la Mujer Naxwin, el proyecto fue diseñado durante más de un año de trabajo a través de distintas reuniones entre las y los usuarios.

En Tlahuitoltepec, comunidad ubicada en el distrito Mixe en la región de la Sierra Norte de Oaxaca, el nacimiento de una vida es muy importante así como la salud de la madre y del padre para ver crecer a sus hijos e hijas, sin embargo las mujeres enfrentan violencia al momento de ser atendidas en el parto.

Castañeda Pérez, quien se ha dedicado al monitoreo y evaluación de políticas de salud dirigidas a los pueblos indígenas, indicó que en general existe violencia médica e institucional hacia las mujeres indígenas, no obstante la existencia de leyes y reglamentos que establecen un trato digno.

Indicó que en algunas comunidades indígenas a las mujeres las mandan a bañar antes de atender su parto y las insultan cuando se quejan por los dolores de parto.

A partir de las preguntas ¿Cómo te tratan en los centros de salud? y ¿Cómo te gustaría que te trataran?, las mujeres fueron tejiendo un pequeño decálogo que a través de la autoridad municipal, y con algunas dificultades, se estableció como obligatorio en todas las clínicas establecidas en Santa María Tlahuitoltepec.

Parte de las normas de respeto a las mujeres de Tlahuitoltepec en trabajo de parto son: “El personal de salud atiende a las mujeres guardando la intimidad del trabajo de parto, cuidando su comodidad y seguridad. El personal de salud ayuda para que las mujeres tengan su parto en la posición más cómoda.

“El personal de salud permite, si la parturienta así lo desea, que su parto sea atendido por la partera de su confianza cuando no haya complicación. El personal de salud cuida y atiende a las mujeres para que no pase frío.

“El personal de salud respeta a las mujeres en el momento del parto, no les dice groserías, no enjuicia su vida sexual ni su embarazo, sino al contrario las apoya para que su parto se tenga en las mejores condiciones. El personal de salud esta en constante aprendizaje de la lengua mixe”.

Con la colaboración de un equipo interdisciplinario de varias organizaciones civiles y la autoridad municipal, también se elaboró el “Decálogo para el buen trato a las y los usuarios de la unidad médica”.

Así, a las personas que van a consulta se les atiende con los valores emanados de su cultura, considerando el respeto como principio de toda convivencia.

Uno de los puntos que establece el decálogo es: “El personal de la unidad escucha con atención a las y los usuarios, viéndolos a los ojos y haciendo una consulta amable y que brinde confianza”.

Otro punto establece que “para que las y los enfermos tengan confianza, el personal de salud no divulgará el motivo de la consulta ni en las prácticas de salud ni a otras personas”.

Así como “el personal de salud atiende con respeto, amabilidad calidad y escucha a todas las personas, sean de ranchería o de cabecera municipal, hablen lengua indígena o español, sean hombres o mujeres. No discrimina”.

Publicado por: Argenpress.info – Citalli López – CIMAC – 29/11/12 -

Violencia doméstica: 122 mujeres asesinadas en Francia y 250 en Turquía en 2011.


París, Ankara, Tokio, Kabul, Atenas, Asunción y La Habana (PL).- Más de 122 mujeres murieron el año pasado en Francia por violencia conyugal, y Turquía se contabilizaron al menos 250 feminicidios. En Afganistán, el 52% de las mujeres ha sufrido violencia física y del 70 al 80% de los casamientos tiene lugar sin la anuencia de ellas.

 

Según datos de la ONU, hasta los países con los mejores indicadores sociales todavía registran desigualdades entre mujeres y hombres en cuanto a salarios, participación en la toma de decisiones y derechos humanos fundamentales. La segregación de género supone violencia, desamparo social y abuso sexual.

Este año la Policía de Japón admitió un incremento del 75% en los casos de denuncias por acoso sexual, un número récord en la historia del país. Según la televisora NHK, las autoridades emitieron hasta agosto último 1.511 advertencias sobre esos casos, una cifra muy superior a la del año 2011. (1)

En tiempos de crisis mundial, las desigualdades de género se reflejan sobre todo en el campo laboral. Por ejemplo, el desempleo juvenil femenino en Paraguay duplica al masculino y son notables las dificultades de las mujeres para acceder a un empleo, según informe del Banco Mundial. La tasa de desempleo en los jóvenes, de acuerdo con el estudio, acumula en lo referente al sexo femenino casi 17% y se une a los más altos niveles de mujeres de mayor edad sin trabajo.

A los prejuicios de tipo cultural en relación a las mujeres presentes en la sociedad paraguaya, se une la crisis social existente en el país, principalmente en el área rural y otras zonas consideradas muy vulnerables. Organizaciones sociales y de derechos humanos se refirieron recientemente a la suspensión o incumplimiento de programas sociales desarrollados durante el gobierno del presidente Fernando Lugo. (2)

En Grecia el desempleo alcanzó un máximo histórico de un millón 120 mil personas en el primer trimestre de 2012, el doble del promedio de la zona euro. Por sectores de edad, los más perjudicados son los jóvenes menores de 25 años, entre los cuales la tasa de desempleo es del 52,7%. Pero dentro de este grupo las mujeres se llevan la peor parte al encontrarse sin empleo un 60,4% de ellas. Igual sucede en las estadísticas generales, según las cuales las mujeres afectadas por el paro son el 26,5%, mientras que este indicador baja en el caso de los hombres hasta 19,7%.

En Afganistán, el entorno hostil que rodea a la mujer y la difícil situación vivida desde su niñez clasifica en la nomenclatura de subsistencia humana femenina en condiciones de tragedia extrema, coinciden estudiosos del tema. Allí sólo el 5% de las mujeres sabe leer y escribir y el 46% se casa antes de los 18 años, incluso sin consentimiento, mientras que el 15% de las niñas contrae matrimonio sin llegar a convertirse en quinceañera. (3)

La ministra afgana de Asuntos Femeninos Husn Banu Ghazanfar denunció que en los seis primeros meses de este año han aumentado los casos de crímenes femeninos con respecto a igual período anterior. Las estadísticas oficiales, según una fuente de la Comisión local de los Derechos Humanos, registran un total de 70 muertes como resultado de la violencia doméstica. En lo que va de año, precisó la Husn, han ocurrido poco más de 3.500 casos de tal naturaleza, menor cantidad que los sucedidos en 2011, aunque con más episodios mortales.

La política afgana Malalai Joya, al ser elegida miembro del Parlamento por la provincia de Farah, denunció públicamente la crítica situación de género, agravada por la presencia de los señores de la guerra y los criminales. Por asumir esa actitud, en mayo de 2007, Joya fue expulsada del Parlamento, acusada de insultar a los colegas en una entrevista de televisión.

“Eso molestó mucho en Kabul”, puntualizó Joya, quien contó que un diputado propuso asesinarla con una bomba suicida, lo cual derivó en su expulsión del legislativo. Pese a ello, la gente sigue buscándome para entregarme evidencias sobre la ola de violencia y secuestros contra mujeres y niños. Recordó la intensificación de los ataques contra mujeres estudiantes y maestras, como lo acontecido a mediados de 2012, cuando ocho alumnas fueron rociadas con ácido: de allí que cada vez menos niñas vayan a la escuela. La vida de las mujeres afganas pende de un hilo cada día, mientras aumentan las tasas de suicidios y de secuestros con la total impunidad para los violadores. Pocas víctimas se atreven a denunciarlo públicamente, pues la violación trae vergüenza a la familia.

Otro ejemplo es el de Bashira, una niña de 14 años violada colectivamente, cuyo padre decidió pedir justicia; pero resultó que uno de los acusados era hijo de un miembro del Parlamento, quien intervino rápido para que su vástago no fuera arrestado. Bashira estaba tan afligida tras la horrible experiencia que intentó prenderse fuego, y el padre -amenazado para que retire los cargos- ha recibido golpes y permanece ingresado en un hospital.

Joya afirmó que por desgracia, su expulsión del Parlamento le impide ayudar a esas personas, y lo único que puede hacer es escuchar y contar las historias al mundo. Tristemente hay miles de Bashiras en Afganistán, expuso, e intento consolar a las mujeres y niñas que vienen a mí, les pido que no elijan el suicidio, sino ser parte de la lucha por la justicia para las mujeres.

Una pesquisa nacional sobre niveles de violencia contra las afganas halló que el 52% de las encuestadas ha sufrido violencia física, y el 17% del tipo sexual. En más de la mitad de todos los matrimonios, las mujeres tienen menos de 16 años, y del 70 al 80% de los casamientos tienen lugar sin la anuencia de ellas.

Las mujeres filipinas

Entre 1565 y 1946, el archipiélago filipino sufrió la colonización de España y Estados Unidos, lo cual generó con los años una continua subordinación cultural, económica y social de las mujeres. El imperio español trasladó insuficiencias estructurales, agravadas por un desprecio absoluto al sector femenino, particularmente en las zonas rurales de una nación cuya población hablaba 186 dialectos y se distribuía en más de siete mil islas. (4)

Las débiles estructuras culturales, económicas y políticas no mejoraron con el tiempo; el acceso a los empleos más vulnerables es una de las pocas opciones para las mujeres, ligeramente superiores en número a los hombres en los años actuales. Filipinas, con algo más de 300 mil kilómetros cuadrados y cerca de 100 millones de habitantes, muestra ahora cifras alarmantes en la participación social femenina, con elevados índices de inmigración, discriminación laboral y política, y prostitución.

Datos de Naciones Unidas confirman que la mujer emigrada aporta el 80% de las remesas que llegan al país, trabajan dos y tres veces más que los hombres y forman el segmento que dramáticamente abastece el tráfico humano y la explotación sexual. Los estimados cifran entre 60 mil y 100 mil las víctimas de la trata de personas anualmente, con más del 50% de ellas mujeres.

El acoso sexual, la violencia y el abuso doméstico son imposibles de calcular por la carencia de datos confiables o computados por alguna oficina nacional o internacional. La mortalidad materna llega a 172 por 100 mil nacidos vivos y la mortalidad infantil sobrepasa los 29 casos por cada mil, además de que el uso de anticonceptivos o programas sobre natalidad apenas cubren un 35% del total.

Para instituciones como la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), son insuficientes a ojos vistas objetivos como el Plan Nacional de Acción en Pro de la Mujer. El camino es largo y difícil, la realidad forma parte de un panorama crítico y cada vez se agrava más, según criterios de la Fundación Foro Visaya, entre otras organizaciones filipinas de lucha social y política.

Feminicidios en Francia

Según un reporte del Ministerio del Interior de Francia, el año pasado murieron por la violencia intrafamiliar un total de 122 mujeres, un número de víctimas más bajo que en 2010, 2009 y 2008, cuando se registraron 174, 165 y 183 casos, respectivamente. Como promedio, en 2011 se registró una víctima femenina cada tres días y los departamentos más afectados fueron Bouches-du-Rhône y Nord.

“Esas muertes no son un problema de orden privado, sino la expresión más dura de las desigualdades que existen en nuestra sociedad”, reconoció en un comunicado el Ministerio de Derechos de las Mujeres. Es así que el nuevo gobierno francés anunció la creación antes de fines de año de un Observatorio Nacional sobre la Violencia contra la Mujer, no sólo para analizar las causas de este problema, sino también para la prevención, protección y apoyo a las víctimas.

Por otro lado, las desigualdades salariales entre hombres y mujeres persisten en Francia y se aprecian incluso entre el personal de alta calificación, reveló un informe del Instituto Nacional de Estadísticas y Estudios Económicos (Insee). El estudio “Salario y Empleo” indica que las féminas obtienen el 20% menos de sueldo por ejecutar tareas de similar nivel de dificultad y duración que las realizadas por los hombres.

Esta disparidad se eleva a 23 puntos en el caso de personas de ambos sexos que desarrollan idénticas labores en cargos de dirección en las empresas. La desventaja no solo está en el monto de los ingresos, sino que también se refleja en la posibilidad de acceder a contratos permanentes de trabajo, señala el Insee. De acuerdo con el documento, la proporción femenina entre empleados a tiempo parcial es 17% más elevada que la de los hombres.

De acuerdo con el Insee, en 1990 solo el 59% de mujeres tenía un empleo fuera del hogar y 20 años más tarde esa tasa es del 66%, todavía muy por debajo del promedio de los hombres, ubicado en el 75%. Las desigualdades también se reflejan en el campo de las pensiones de jubilación en el que el promedio para los varones es más del doble que para las féminas, señala el Instituto de Estadísticas. Esto implica que las trabajadoras en situación de retiro tengan un nivel de vida muy inferior al de los hombres.

El desempleo y el trabajo a tiempo parcial afectan con más dureza en Francia a las personas mayores de 50 años y a las mujeres, según la investigación denominada “Fotografía del mercado de trabajo en 2011”. Dicho estudio revela que la tasa de ocupación en la franja de 55-64 años es de 44,4%, por debajo de Alemania, con 64 puntos, e incluso menor a la media en la Unión Europea, de 50,9.

Respecto a las féminas, éstas representan el 74% de los afectados por el subempleo, es decir, quienes trabajan menos de 30 horas semanales, tienen un contrato a corto plazo o reciben un salario inferior a lo establecido. Según el Insee, la situación de las mujeres en el mercado laboral es precaria, porque representan solo 11 de cada 100 obreros calificados y entre los dirigentes y cuadros empresariales alcanzan el 39%, contra 61 de hombres.

Casi la mitad de las madres solteras en Francia enfrentan serios problemas para cubrir sus necesidades hogareñas hasta el fin de mes y una de cada cinco teme caer en la precariedad. De acuerdo con un sondeo realizado por la empresa Ipsos-Logica Busines Consulting, el 45% de las mujeres que mantienen solas a sus hijos deben hacer grandes esfuerzos para equilibrar sus gastos con sus ingresos. Mientras, el 19% dijeron obtener menos recursos de los necesarios y expresaron su temor de caer en una situación de precariedad.

Según la muestra, 53 de cada 100 entrevistadas señalaron la falta de dinero como su principal dificultad. Los problemas económicos, sin embargo, no impidieron que 80% considerara ser capaz de transmitir valores a sus hijos, como cualquier otra mujer. En Francia existe un millón 400 mil madres solteras, contra 240 mil hombres en igual situación.

En octubre pasado, la muerte de un bebé ante la imposibilidad de su madre de llegar a tiempo a un hospital materno abrió la polémica en Francia por el cierre de centros asistenciales durante los últimos años. El drama se produjo en el sureño departamento de Lot, de unos 170 mil habitantes, cuando la mujer debió trasladarse a un hospital bastante distante de su lugar de origen porque desde 2009 fue clausurado ese servicio en la localidad de Figeac.

La Coordinadora Nacional por la Defensa de los Hospitales y Maternos de Proximidad explicó que lo ocurrido en Lot es consecuencia de que en los últimos 20 años dos tercios de estas instalaciones fueron desmanteladas en el país. Como resultado de un nefasto reagrupamiento, señaló la organización, alrededor de ocho o nueve departamentos sólo disponen de un lugar especializado para atender los partos.

Aumenta la violencia doméstica en Turquía

Turquía contabilizó 250 feminicidios en 2011 y 37 en los dos primeros meses de 2012, también con 128 casos de agresiones físicas, violación y acoso sexual, aunque expertos consideran que esos datos son superiores porque la mayoría de los incidentes de ese tipo contra las féminas no se reportan.

Pese a que en los últimos años la sociedad turca ha tomado conciencia de la violencia sexista, cada año cientos de mujeres son asesinadas por sus maridos, novios, amantes o antiguas parejas. El Ministerio de la Familia y Asuntos Sociales estima que en el país diariamente mueren cinco féminas en manos de sus cónyuges y 48,5% de ese grupo poblacional ha sufrido abusos físicos por celos o discusiones.

Los episodios de violencia doméstica aumentaron en Turquía en casi un 70% durante el período comprendido de 2008 a 2011, informó el diario Hurriyet Daily News, ya que en 2008 estos se contabilizaban en unos 48 mil, mientras que tres años más tarde esa cifra creció a más de 80 mil incidentes.

Con un 3,3% de los casos reportados, la provincia de Bilecik resultó la más violenta, seguida de las comarcas de Isparta con un 2,8% y las de Karaman, Kayseri, Denizli y Bartin, todas ellas con un 2% de agresiones domiciliarias. Asimismo, Estambul, la ciudad más poblada de Turquía con una población de más de 13 millones de habitantes, contó con más de 10 mil casos notificados de atropellos y abusos caseros. Igualmente, Ankara, la capital del país notificó casi cinco mil incidentes, mientras que Izmir, la tercera urbe citadina de la nación otomana registró unos 5.900 reportes de violencia doméstica.

En marzo de este año Turquía implementó una ley para combatir ese flagelo, norma que contiene medidas como la colocación de esposas electrónicas a los perpetradores de los hechos y botones de pánico para las víctimas. Desde el 26 de septiembre, las mujeres turcas cuentan con ese dispositivo para alertar a la policía ante alguna amenaza.

Conocido como el “botón del pánico”, ese artefacto camuflado en un collar o un brazalete, que con una simple presión se comunica con una línea de la Policía Nacional, constatará automáticamente el lugar donde se encuentra la mujer y favorecerá que se pueda dirigir hacia ella la patrulla más cercana. El programa, presentado por la ministra de Asuntos Sociales Fatma Sahin, comenzó en las provincias de Bursa y Adana en una primera fase del proyecto piloto, hasta extenderse a todo el país, informó la emisora NTV.

Notas:

1. Datos oficiales señalaron que solamente en el sector educacional japonés hubo 250 casos denunciados, sobre todo entre los 12 y 17 años de edad. Una encuesta del diario Daily Yomiuri informó que el 65% de los entrevistados dijo que la responsabilidad es tanto de padres como de las escuelas por falta de previsión y atención social y familiar.

2. Unas 700 madres paraguayas denunciaron su exclusión de un programa social implantado en el gobierno de Lugo que ayudaba a la continuación de los estudios de sus hijos. Denominado Abrazo, ese proyecto fue creado para favorecer a mujeres muy humildes, especialmente vendedoras ambulantes o sin trabajo, a las cuales se asignó un subsidio bajo compromiso de presentar regularmente pruebas de la permanencia y avances de los hijos en la escuela. El actual gobierno excluyó a unas 700 beneficiarias, casi la mitad del total, de la recepción de bonos, víveres y asistencia económica incluidos en el plan de la Secretaría Nacional de la Niñez y Adolescencia. Inocencia Morán, madre de cuatro menores, vendedora ambulante residente en Aregua, departamento Central, declaró que ella y a otras muchas madres vecinas de ese lugar fueron separadas del programa sin ofrecerles una explicación. Lidia Medina, presidenta de la Asociación de Vendedoras Ambulantes, que forman parte del programa Abrazo, aseguró también que hay una reducción en las cantidades asignadas por cada hijo.

3. Una publicación del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) revela que alrededor del 15% de los partos en el país asiático es atendido por personal de salud capacitado y más del 90% de los nacimientos tiene lugar en los hogares. La tasa de mortalidad materna es la segunda más alta del mundo, pues se estima que 15 mil mujeres mueren cada año por causas relacionadas con el embarazo. El 23% de la población tiene acceso al agua potable y el 12% a saneamiento adecuado, lo cual aumenta la incidencia de las enfermedades para las féminas, indica Unicef. Al menos 15 mil afganos mueren de tuberculosis cada año y el 64% de ellos son mujeres. Fuente: Afganistán: Violencia contra mujeres por segregación de género, Yudith Díaz Gazán, periodista de la redacción de Asia y Oceanía de Prensa Latina.

4. Las mujeres filipinas: una larga tradición de subordinación; Pedro Blas García, jefe de la Redacción Asia y Oceanía de Prensa Latina.

 

Publicado por: bolpress – (Sociedad – Mujer) – 26/11/12 -

Niños y niñas sin motivos de festejo en Gaza.

Mientras las fuerzas de Israel y de Hamás (acrónimo árabe de Movimiento de Resistencia Islámica) celebran respectivamente como su propia "victoria" el cese del fuego en la franja de Gaza, los civiles, y en especial los niños, siguen pagando el alto precio de las hostilidades.
Más de 160 gazatíes murieron durante la Operación Pilar de Defensa, que lanzó Israel contra este enclave durante ocho días hasta el 21 de este mes, informó el Centro Palestino para los Derechos Humanos (PCHR, por sus siglas en inglés).

Al menos 103 eran civiles, y 33 de ellos niños y niñas. Más de 1.000 palestinos resultaron heridos, entre ellos 971 civiles, de los cuales 274 eran menores.

Tres de los civiles muertos eran periodistas, víctimas de los repetidos ataques israelíes contra oficinas de medios de prensa, donde trabajaban palestinos y extranjeros. A su vez, seis israelíes murieron en indiscriminados disparos de cohetes desde Gaza contra ciudades en el sur de Israel.

Pero quienes sufrieron el mayor impacto de la guerra fueron los niños y las niñas, incapaces de comprender la complejidad de la política internacional y la volatilidad del lugar al que simplemente llaman hogar.

"¡Mamá, mamá!", clamó Muhammad Abu Zour, de siete años, en el barrio de Zeitoun, en la ciudad de Gaza. Su cabeza estaba vendada y, uno de sus ojos, morado e hinchado.

"Hay posibilidad de que tenga un severo daño cerebral, ya que sufre una hemorragia interna", explicó a IPS la enfermera Sana Thabat, de 23 años, del Hospital Shifa de Gaza.

Muhammad resultó herido la semana pasada cuando un avión de combate israelí F-16 bombardeó su hogar. El ataque mató a dos mujeres de su familia, Sahar Fadi Abu Zour, de 20 años, Nisma Helmi Abu Zour, de 21, y a su hermano menor, Eyad Abu Zour, de cinco.

Las fuerzas israelíes disparaban contra un supuesto combatiente palestino escondido en la vivienda vecina. El barrio de Zeitoun está densamente poblado por civiles y lejos de cualquier base de Hamás.

En otro caso de "daños colaterales", 11 miembros de la familia Dalu, incluyendo cuatro mujeres y cuatro niños, murieron cuando un misil israelí impactó en su casa de cuatro habitaciones en el norte de la ciudad de Gaza, el domingo 18.

Alia Kalajar, una joven de 23 años de la localidad de Shijaiya, lloraba mientras abrazaba a su hija de siete años, Nisma. "Dejó de hablar y no sabemos si volverá a hacerlo. Tiene una fractura en la cabeza y también sangra internamente", dijo a IPS.

La niña se cayó del tercer piso de un edificio que fue atacado por un avión no tripulado israelí. En ese embate resultaron heridos otros 19 civiles palestinos.

El niño Abdel Azis Ashour, de seis años, también de Zeitoun, tiene heridas de metralla en ambas piernas. Estaba jugando con sus siete hermanos y hermanas la semana pasada cuando un avión israelí atacó su barrio.

Su primo murió y otros cinco civiles resultaron heridos. Pero el pequeño sigue alegre, a pesar de las trágicas circunstancias y el dolor físico que padece. "No les tengo miedo a los israelíes", dijo a IPS mientras hacía la señal de la victoria.

El personal del Hospital de Shifa se ha visto obligado a trabajar largas horas con limitado equipamiento y cada vez menos medicamentos.

"He visto muchos niños muertos y heridos. Al final, uno se vuelve un poco insensible a la situación", explicó a IPS la enfermera Adnan Bughadi, de 22 años.

"La mayoría de nosotros hemos estado trabajando en turnos dobles para poder tratar a todos esos heridos, y es agotador. En una sala, el piso estaba cubierto de sangre y había escasez de camas", añadió.

"El hospital se está quedando sin algunas medicinas esenciales, y otras ya se agotaron", dijo a IPS la enfermera Thabet. "Para mí es muy angustiante ver tantos niños y otros civiles, ¿pero qué podemos hacer? Tenemos que seguir".

El PCHR propuso crear una misión internacional "para investigar los crímenes cometidos por las fuerzas israelíes contra los civiles palestinos en la franja de Gaza y tomar las medidas necesarias para juzgar a los perpetradores".

Publicado por: IPS ipsnoticias.net – Mel Frikberg – Gaza (Palestina) – noviembre/2012 -

Ecuador: aborígenes amazónicos contra la exploración petrolera.


El gobierno de Correa licitó 16 zonas en una área selvática de 200 mil hectáreas. Los indígenas temen el deterioro del ecosistema.

Ecuador abrió ayer una licitación a empresas privadas y estatales para explorar 16 bloques petroleros en la Amazonia, con un potencial de reservas de hasta 1.600 millones de barriles, un proceso que enfrenta el rechazo de comunidades indígenas.

La oferta fue formalizada anoche por el presidente Rafael Correa, luego de que Ecuador -el socio más pequeño de la OPEP- no realizara inversiones exploratorias con firmas extranjeras desde hace 16 años y organizara su última licitación a gran escala en 2002.

Un centenar de aborígenes protestaron ayer en Quito en rechazo a la undécima ronda petrolera, llegando a enfrentarse con la policía sin que se produjeran heridos, constataron los periodistas.

El concurso ofrece 13 bloques a compañías privadas, que podrán asociarse con estatales, mientras que por los otros tres pujarán empresas públicas para trabajar en alianza con la estatal ecuatoriana Petroamazonas.

En estos últimos proyectos han mostrado interés Petroperú y la colombiana Ecopetrol, según el ministro de Recursos No Renovables, Wilson Pastor.

El titular de la cartera de Energía, Jorge Pareja, citado por el diario El Comercio de ayer, aseguró que también podrían terciar la venezolana Pdvsa y Enap de Chile.

La licitación cerrará el próximo 30 de mayo, en tanto se prevé que los contratos estén firmados en setiembre de 2013, dijo Pastor, y agregó que el país -que explota unos 500.000 barriles de crudo diarios- espera una inversión de 1.000 a 1.200 millones de dólares.

Esa inversión es considerada de alto riesgo, pues las áreas se exploraron en las décadas de 1970 y 1980. Sin embargo, Pastor aseguró que las potenciales reservas oscilarían entre 400 millones y 1.600 millones de barriles, que serían evacuados por el oleoducto Norperuano.

Potencial de reservas

El proceso resulta vital para Ecuador, que tiene en el petróleo la segunda fuente de ingresos y ha visto estancado su potencial de reservas en unos 1.970 millones de barriles.

Esa cifra no incluye los 855 millones de barriles del bloque Yasuní ITT, que Quito propone no explotar a cambio de una compensación internacional de 3.600 millones de dólares, como un aporte contra el calentamiento global.

La zona a intervenir abarca 200.000 hectáreas en el sureste de la Amazonia ecuatoriana, donde según el gobierno no hay áreas protegidas, y alberga 21 bloques. Los otros cinco serían licitados en 2013.

Un centenar de indígenas intentó ingresar a un exclusivo hotel del norte de Quito, donde Pastor exponía las condiciones de la licitación a empresarios del sector, desatándose un choque con policías que custodiaban el lugar.

"No creemos que la política petrolera sea la salida para el desarrollo. Al contrario, está demostrado que implica la destrucción de la Amazonia", declaró el presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), Humberto Cholango.

El ministro Pastor sostiene que en la fase exploratoria -que incluye actividades de sísmica- no habrá construcción de carreteras y que el acceso será por vía aérea.

También defiende que desde agosto se desarrollan consultas con las comunidades, como ordena la ley, si bien no son vinculantes, pese a lo cual reconoce que existen "focos de resistencia".

En tal sentido, recordó que las empresas que firmen deberán invertir entre 5 y 15 millones de dólares para proyectos sociales.

Para esta licitación regirá el contrato de prestación de servicios -con una vigencia inicial de cuatro años- que en noviembre de 2010 reemplazó al de participación.

Con ello, el Estado tendrá el control del 100% de la producción y una renta del 80%, frente al 18% que recibía con el anterior modelo. A cambio, pagará una tarifa según el nivel de producción.

 

Publicado por: Diario Los Andes- Mendoza (Argentina) – Edición Impresa – 29/11/12 -

Argentina: Sentencia por "tentativa de femicidio".

La condena al agresor fue concreta: 21 años. Esta es la pena que recibió Javier Weber, a principios de agosto de este año, pero los fundamentos por parte de la justicia se conocieron en septiembre y, por primera vez, un tribunal utiliza la denominación "tentativa de femicidio".
Con esta medida por parte de la Justicia, queda plasmado el feminicidio con toda su connotación política, histórica y social dentro de la justicia de Argentina.
Weber era un hombre violento, ensañado contra su exmujer Corina Fernández, a quien no sólo le propinaba golpes, sino que hasta llegó a dispararle con un arma de fuego.
El caso de violencia que sufrió Corina ocupó la agenda de los medios en esos meses, cuando la mujer con su relato conmovía a la sociedad. Ella habló sobre las continuas situaciones de violencia que tuvo que soportar durante la convivencia, luego de la separación y, finalmente, en el incidente en el que la agresión de su expareja consistió en dispararle con un arma.
La vivencia de la mujer generó impacto e indignación en la sociedad y más aún cuando se daban a conocer las características del ataque: el agresor se había disfrazado de persona mayor para seguirla sin que ella se diera por aludida, y fue cuando le disparó a su cuerpo.
Luego de dos años, la Justicia se expidió. La sentencia fue dictada el 8 de agosto por el Tribunal Oral Criminal N° 9 de la Ciudad de Buenos Aires, pero anteriormente -en todos los años en los que la violencia fue sistemática- Corina había denunciado al agresor 80 veces.
Desde la primera vez que la mujer formuló una denuncia, la Justicia prohibió al agresor que se le acercara. La orden fue desoída y esto llevó a que luego, al atacante, le iniciaran un juicio por desobediencia y fuera condenado por la Justicia en lo Penal, Contravencional y de Faltas de la Ciudad de Buenos Aires.
Aunque la condena fue de un año y medio de prisión en suspenso, a los 15 días Weber salió en libertad y baleó a la mujer.
En esta oportunidad, Weber fue condenado por los delitos de "tentativa de homicidio agravado por haber sido cometido con un arma de fuego" y "por tenencia ilegal de arma de fuego". A esto la justicia añadió un año y medio por amenazas consecutivas.
Aunque aún no figura en el Código Penal argentino la figura de feminicidio, el Tribunal que actuó en la causa consideró que esa es la manera de designar un hecho en el que hubo "un intento de muerte de una mujer por parte de un varón por razón de género".
Natalia Gherardi, directora y ejecutiva del Equipo Latinoamericano de Justicia y Género, se refirió de manera positiva al fallo y consideró que "es excelente el recuento que hace de todo lo que sucedió en el recorrido de esa mujer por distintos espacios, buscando respuestas del poder judicial."
Gherardi manifestó a SEMlac que "el Estado -en los diferentes poderes- tiene obligación de prevenir, investigar y sancionar. En este caso, está cumpliendo adecuadamente con la obligación de sanción, ya que no pudo prevenir adecuadamente."

Publicado por: SEMlac – Norma Loto – noviembre/2012 -


China: Aumenta la diferencia salarial entre hombres y Mujeres.

Las mujeres en China sufren hoy de una creciente desigualdad salarial en comparación con sus similares del sexo masculino y de disparidad en el mercado laboral, pese a los avances alcanzados por este país en la igualdad de género.

Un estudio realizado por la Federación de Mujeres de China (FMCh), divulgado en esta capital, puntualiza que en 2010 los ingresos de las mujeres en áreas urbanas fue 67,3 por ciento del de los hombres y en áreas rurales 56 por ciento, mientras en 1990 era de 77,5 y 79 por ciento, respectivamente.

Aunque la investigación no está completada, la principal organización femenina de este gigante asiático revela que las mujeres constituyen el 45 por ciento de toda la fuerza laboral en China continental, pero cuando se habla del empresariado apenas uno cada cuatro es del mal llamado sexo débil.

Cui Yu, miembro del secretariado de la FMCh, dijo en un seminario celebrado ayer en Beijing que los ingresos de las mujeres crecen a un paso mucho más lento que los hombres, pese al gran progreso en la promoción de la igualdad de género en el país.

La reunión de un día, a la que asistieron unos 300 delegados, estuvo auspiciada por la FMCh y una dependencia de las Naciones Unidas que trabaja por el empoderamiento de mujeres y niñas, entre otras entidades.

Durante el encuentro se dio a conocer un reporte realizado por el Instituto de Trabajo Internacional y Seguridad Social, en el cual se afirma que el género es uno de los cinco factores citados cuando se aborda la discriminación laboral.

El informe de ese organismo perteneciente al Ministerio de Recursos Humanos y Seguridad Social de China se refiere a una encuesta del pasado año que consultó a más de dos mil 200 residentes de 16 a 60 años, en ocho ciudades.

Sus resultados revelaron que el ocho por ciento de las mujeres dijo que perdieron su trabajo por discriminación de género y solo el 3,6 por ciento de los hombres compartieron ese criterio.

A juicio de Zhang Junfeng, vicedirector del instituto y editor jefe del reporte, la desigualdad laboral permanece como tema espinoso, fundamentalmente por la poca conciencia popular sobre el desequilibrio de géneros.

La encuesta señala que la brecha salarial entre hombres y mujeres en China crece en parte por la disparidad de género en el mercado laboral.

Publicado por: Argenpress.info – PL – 28/11/12 -