domingo, 25 de noviembre de 2012

República Dominicana: Más de 80 mil denuncias no provocaron merma de casos de feminicidios.


Moradores de Villa Juana, incluyendo estudiantes, marcharon este viernes para expresarse contra la violencia de género, exigiendo el cese de los feminicidios o muertes de mujeres a manos de hombres.

Bajo el lema “No más violencia hacia la mujer”, estudiantes, hombres y mujeres recorrieron varias calles de la barriada en una actividad organizada por el Club Mauricio Báez.

Leo Corporán, coordinador del club deportivo y cultural, dijo que esa era la manera de los “mauricianos” de llamar la atención del país en contra de este tipo de crimen, el que según dijo va en aumento en la República Dominicana.

A la fecha, estadísticas de la Procuraduría General de la República indican que en lo que va de año han ocurrido 168 feminicidios en el país.

A esta cifra se llega, no obstante haber recibido los destacamentos policiales y las fiscalías, alrededor de 80 mil denuncias de mujeres maltratadas.

En todos estos datos, no se contabilizan los niños de diferentes edades que también han muerto a manos de sus papás, que tras asesinar a sus mamás, también obraron en contra de las crías.

Tampoco se cuenta con el número de niños huérfanos de padres y madres por violencia de género, ni los que, tras ser testigos de este crimen y suicidio, deben acudir a terapia psicológica por daños mentales permanentes

 

Publicado por: 7dias.com.do – Santo Domingo - Erick Montilla – 23/11/12 -

Venezuela: Violencia contra las mujeres es una pandemia en el mundo.


El 25 de noviembre es el Día Internacional Contra la Violencia hacia la Mujer, fecha que se conmemora el vil asesinato de las hermanas Mirabal (Patricia, Minerva y María Teresa), tres activistas políticas, perseguidas, encarceladas y brutalmente asesinadas hace 52 años por la policía secreta del dictador Rafael Trujillo en la República Dominicana.

Estas mujeres tuvieron la valentía de luchar por la libertad política de su país, oponiéndose firmemente contra una de las tiranías más férreas que ha tenido Latinoamérica, es por ello que durante el Primer Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe celebrado en Colombia en 1981, se estableció que esta fecha fueran recordadas estas mujeres como símbolo de lucha y resistencia.

Luego de tantos años de esos hechos, hoy en día el tema de la violencia de género es visto como un flagelo, pues de acuerdo a ONU Mujer, la problemática es una pandemia en la cual 60 millones de niñas son obligadas a contraer matrimonio, 140 millones entre jovencitas y mujeres sufren mutilaciones genitales y 600 mil son traficadas cada año, la gran mayoría con fines de explotación sexual.

Asimismo, de acuerdo a estadísticas entre el 45% al 60% de los homicidios contra las mujeres que se realizan dentro de sus hogares, la mayoría los cometen sus cónyuges. Además es la principal causa de muerte para las féminas entre 15 a 44 años de edad, ubicándose por encima del cáncer y los accidentes de tránsito.

Es por ello, que la directora de ese organismo, Michelle Bachelet, manifestó que aunque la igualdad entre mujeres y hombres está garantizada en las constituciones de 139 países con frecuencia se les niega a ellas el acceso expedito a la justicia y a la protección contra los abusos.

Indicó la ex mandataria chilena, que esto no se origina por desconocimiento, sino por una falta de inversión, de voluntad política de respetar las necesidades de las mujeres y de proteger sus derechos fundamentales.

Se calcula que cada año hasta dos millones de personas, muchas de las cuales proceden de los más de 150 países que constituyen el sur global, son objetivos de comercio para la prostitución, los trabajos forzados, la esclavitud o la servidumbre. Al poner en peligro la seguridad, libertad y autonomía de las mujeres y niñas, la violencia de género vulnera sus derechos e impide su participación plena en la sociedad y el desarrollo de su potencial como seres humanos.

La Revolución en materia de género

En Venezuela a través del presidente de la República, Hugo Chávez, se ha venido ejecutando una política de erradicación de la discriminación y la violencia contra las mujeres, la cual está orientada a proteger y fortalecer sus derechos humanos. Además implementó el desarrollo integral con la creación de instituciones, programas e instrumentos legales destinados a sancionar, aniquilar la violencia y exclusión de las féminas en todos los ámbitos.

El avance más emblemático se dio con la Constitución de 1999, la cual marcó el inicio de una nueva era para la Nación, pues por primera vez se visibilizó a las mujeres, dándole una visión de género y un lenguaje no sexista, convirtiéndose en un punto de referencia para el resto de las naciones del continente. Bajo los lineamientos del Comandante Hugo Chávez, Venezuela viene rompiendo el paradigma del patriarcado como en ninguna parte del mundo con la participación de las mujeres en todas las instancias de poder, particularmente en las organizaciones de base; ya que una sociedad socialista sólo será posible cuando se logre la liberación de las mujeres.

Otro de los logros es la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, la cual ha contribuido a que el sistema de justicia pueda contar con un instrumento legal para realizar acciones coercitivas eficaces y eficientes que sancionen a los responsables de la violencia de género.

Además a través de los organismos y entes del Estado como el Ministerio del Poder Popular para la Mujer y la Igualdad de Género, así como el Instituto Nacional de la Mujer, se ha venido creando conciencia en todos los sectores del país sobre el grave problema que constituye para la sociedad venezolana que se vulneren los derechos de la población femenina.

Gracias a las políticas inclusivas implementadas por el Gobierno Revolucionario, Venezuela avanza en materia de género y se consolida cada vez más como una nación participativa y protagónica, siendo uno de los países más reconocidos a nivel internacional, pues las mujeres son las protagonistas de este socialismo.

Finalmente, hoy a más de una década del Proceso Bolivariana, no hay duda que las luchas históricas de las mujeres se han convertido en logros concretos que seguro las conducirán a la consolidación de una sociedad justa y amante de la paz. Aunque aún falta camino por recorrer para erradicar el flagelo de la violencia debemos estar convencidos que se debe seguir trabajando, transversalizar la perspectiva de género en toda la sociedad, divulgar los derechos, seguir en la consolidación de la igualdad, la participación y el respeto para que sean enaltecidas, reivindicadas y empoderadas en esta democracia participativa y protagónica liderizada por el comandante Hugo Chávez.




Publicado por:  Diario Octubre - (*) Lucía Berbeo es periodista, analista política en Venezuela y colaboradora del diario Octubre. 23/11/12 -

Argentina: Córdoba: Contra la violencia de género.


Masiva marcha para reclamar medidas contra los femicidios y el maltrato a las mujeres.

 

Distintas organizaciones civiles se movilizaron ayer en la ciudad de Córdoba en la Marcha Contra la Violencia de Género, que cerró con un festival en la ex Plaza Vélez Sársfield.

              “Basta de violencia contra las mujeres” fue la consigna central.

Las manifestantes exigieron la adopción de medidas concretas ante el incremento de los femicidios y casos de violencia de género.

En lo que va del año, en Córdoba ya hubo una docena de casos de asesinatos de mujeres por parte de sus parejas.

También se enarbolaron otras consignas como “penalizar el aborto también es violencia. ¡Aborto legal, seguro y gratuito ya!”, “Exigimos a los gobiernos la efectivización y asignación de presupuesto para la aplicación de la ley nacional contra la violencia de género”, “Basta de femicidios”, “La precarización laboral también es violencia hacia la mujer” y “Desmantelamiento de las redes de trata ya!”, entre otras.

El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer fue establecido por las Naciones Unidas y se celebra anualmente cada 25 de noviembre. Se realiza en memoria de las hermanas Mirabal, asesinadas en República Dominicana el 25 de noviembre de 1960, por oponerse a la sangrienta dictadura de Rafael Leónidas Trujillo.

 

Publicado por: Diario La Voz – Córdoba (Argentina) – Redacción – 24/11/12 -

 

Violencia invisible....


No quería tener hijos. Pensaba que su enfermedad podía ser hereditaria y que nunca podría cuidar adecuadamente de sus hijos. Cuando tenía 20 años le diagnosticaron una enfermedad neurológica que la iría dejando sin movilidad, sin poder escuchar… Su familia la veía triste y, a veces, arisca. Acudieron a un psicólogo, no sólo era una mujer dependiente. Era una mujer maltratada y embarazada. Es un caso real de la psicóloga Yolanda Mateo, de la Federación de Mujeres Progresistas, y participante de la conferencia internacional sobre los desafíos de las mujeres con discapacidad celebrado hace unas semanas en Madrid.

La mujer no sólo fue maltratada por su pareja… También por la justicia pues perdió la custodia de su hija ya que el juez consideró que no podía ocuparse adecuadamente de ella. Y es que las mujeres discapacitadas que son maltratadas tienen tres grandes hándicaps: son mujeres, son maltratadas y sufren alguna discapacidad. Son invisibles para la sociedad, y más para una sociedad que se encuentra en crisis y vive bajo el lema de ‘sálvese quien pueda’.

Tan sólo en España cerca de un 20% de las mujeres que tienen algún tipo de discapacidad sufren algún tipo de maltrato. Es casi un 10% más que los casos de mujeres que sufren violencia de género. Sin embargo, no existen muchas más cifras al respecto. La falta de estudios y de cifras agrava el problema porque lo vuelve invisible. No obstante, son mujeres que se encuentran en una situación de vulnerabilidad mayor que cualquier otra y que necesitarían de una especial atención por parte de las Administraciones.

Una mujer discapacitada que sufre malos tratos, según los expertos, no se limita a la violencia de género. Padecen agresiones de un entorno del que es dependiente. En muchas ocasiones, estas mujeres desconocen que están siendo maltratadas e, incluso, piensan que merecen ser tratadas a gritos, con golpes, con insultos… porque no son capaces de cuidarse así mismas, porque son un estorbo para su cuidador/pareja. Estas mujeres no sólo tienen que enfrentarse al maltrato sino que tienen que superar el hecho de que el maltratador es la persona de la que depende, en muchos casos, para su vida diaria y actividades básicas. Sienten miedo a enfrentarse solas a un mundo donde hay pocas ayudas a la discapacidad y muchos prejuicios. Además, explican los expertos, que muchos de los recursos contra la violencia de género no están adaptados ni son accesibles para las personas que sufren alguna discapacidad.

Las mujeres discapacitadas son uno de los grupos de marginación más extremo. Como ejemplo, sólo el 1% de estas mujeres en todo el mundo sabe leer y escribir. La Comisionada de Género del Comité de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), Ana Peláez, explica que son muchas las mujeres en el mundo que “están encerradas, son maltratadas y explotadas porque desconocen sus derechos porque no han tenido acceso a la educación”. La falta de educación, la pobreza, el aislamiento, la exclusión, los prejuicios… son causas que agravan las situaciones de violencia y agresión en las mujeres discapacitadas.

Las soluciones no son, una vez más, sencillas. Primero, es necesario una mayor sensibilización social y política sobre esta situación. Se necesitan nuevas campañas, más informes y estudios. Además, sería necesaria mayor sinergia y colaboración entre los expertos en discapacidad y en género. Habría que mejorar las políticas de prevención y detección precoz de los malos tratos. Y, por último, una gran voluntad política para destinar más recursos para mejorar la calidad de vida de estas mujeres. Hoy, con la crisis que lo llena todo, no se ve casi luz, pero hay que empezar a poner los cimientos para que el futuro esté lleno de sol para ellas.

Publicado por: Argenpress.info - Ana Muñoz Álvarez *Periodista. – 23/11/12 -

Quiénes eran las hermanas Mirabal o mariposas?

Patria, Minerva y María Teresa Mirabal fueron tres mujeres de Ojo de Agua, paraje perteneciente a una pequeña provincia de la República Dominicana llamada Salcedo.

Estas mujeres tuvieron la valentía de luchar por la libertad política de su país, oponiéndose firmemente contra una de las tiranías más férreas que ha tenido Latinoamérica, la de Rafael Leonidas Trujillo. Actitud por la que fueron perseguidas, encarceladas varias veces y finalmente brutalmente asesinadas el 25 de noviembre de 1960.

En honor a estas valientes hermanas, cada 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer. Esto fue establecido en el Primer Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe celebrado en Bogotá, Colombia en el año 1981.
Las hermanas Mirabal son también conocidas y representadas como las "Mariposas", por ser este el nombre secreto de Minerva en sus actividades políticas clandestinas en contra de la tiranía Trujillista. Años más tarde, Pedro Mir (poeta nacional dominicano) utilizó este nombre en su poema "Amén de Mariposas" donde expresa la tragedia que fue el asesinato de las tres heroínas. En esta década, la destacada escritora Dominico-Americana Julia Alvarez titula su novela basada en la vida de las hermanas Mirabal, En el tiempo de las mariposas. Publicación que establece todavía más la representación de las hermanas Mirabal como las Mariposas.
Heroínas de la lucha antitrujillista. Hijas de Mercedes Reyes Camilo (alias Chea) y Enrique Mirabal, comerciante y hacendado. Nacieron en Ojo de Agua, en Salcedo, en ese momento común de la Provincia Espaillat. La primera en nacer fue Patria Mercedes, el 27 de febrero de 1924, poco antes de que abandonaran nuestro país las tropas interventoras de Estados Unidos, la segunda fue bautizada con los nombres de María Argentina Minerva, nació el 13 de marzo de 1926, y la tercera, Antonia María Teresa, vino al mundo el 15 de octubre de 1935.

En Ojo de Agua realizaron sus primeros estudios. Más tarde, en 1938, Patria, Minerva y otra hermana suya que aún vive, Bélgica Adela, alias Dedé (2 de marzo de 1925) fueron enviados
a estudiar al colegio Inmaculada Concepción, en La Vega. María Teresa permaneció en el hogar por cuestiones de edad: apenas tenía tres años.

De las cuatro hermanas, Minerva, según atestiguan quienes le conocieron desde su infancia, demostró que vino al mundo con una inteligencia prodigiosa y con una notoria sensibilidad espiritual, factores estos que la convirtieron en una persona sumamente atractiva; y en una devoradora de libros sobre literatura y poesía. En sus ratos libres, Minerva además se ejercitaba en la pintura. Todas las hijas del matrimonio Mirabal Reyes, eran hermosas, pero la belleza de Minerva fue legendaria. En el colegio donde estudió en La Vega, y donde se graduó de bachiller con excelentes notas en 1946, participó como actriz de varias obras teatrales, y en otras actividades culturales donde actuó como declamadora.
En junio de 1949, Minerva y sus padres, invitados por las máximas autoridades de su provincia, asistieron a una fiesta ofrecida en Santiago en el Palacio de la Gobernación en honor al dictador Trujillo, que marcaría el inicio del rumbo trágico para toda la familia: Trujillo conoció a Minerva Mirabal y se sintió atraído por su belleza. Ya en ese momento Minerva había conocido al joven dirigente comunista Pericles Franco, uno de los fundadores del Partido Socialista Popular, quien había estado en la cárcel varias veces, y con quien estableció amistad tan íntima, que mucho sospechaban que sostenían relaciones románticas.

A los pocos días después que Trujillo fijó sus ojos en Minerva, de nuevo la familia Mirabal recibió, a mediados de agosto, otra invitación del gobierno, esta vez para que asistieran a la fiesta de inauguración del Hotel Montaña, en Jarabacoa. En esa oportunidad el dictador y su hijo Ramfis bailaron con Minerva. Trujillo aprovechó la ocasión para demostrar con galanterías su atracción hacia ella, conducta que no fue del agrado de la joven y por tal motivo dejó de bailar. 
El 12 de octubre de ese mismo año, día del descubrimiento de América, con el supuesto propósito de homenajear a la sociedad de la provincia Espaillat, Trujillo organizó una nueva fiesta a la que invitó a la familia Mirabal, la cual fue efectuada en “Villa Borinquen”, lugar de descanso del tirano situado en las cercanías de San Cristóbal. La invitación la llevaron personalmente a la residencia de la familia de la heroína, el Gobernador de Moca, Antonio De La Maza y el Senador de la provincia, Juan B. Rojas, clara señal del notable interés que tenía Trujillo de encontrarse de nuevo con Minerva.

Cuando esta tercera invitación fue recibida por la familia Mirabal, su madre se opuso a que Minerva asistiera a la fiesta, pero luego de examinar las implicaciones políticas que tendría tal negativa, decidieron enviar a la misma a una representación integrada por el padre, y además Patria, Minerva, y Dede, los respectivos esposos de la primera y la tercera, Pedro González y Jaime Fernández.

En esta oportunidad el tirano dominicano tan pronto llegó al lugar, reinició con mayor brio su intento de atraer a la joven Mirabal. Bailó en varias oportunidades con ella, conversó largamente en medio del salón con la pretendida y de nuevo fue rechazado.

Según su biógrafo William Galván, la inteligente y bella muchacha no sólo desairó a Trujillo, sino que solicitó al dictador que “dejara tranquilo a ese joven tan inteligente y preparado que era Pericles Franco”, solicitud que molestó profundamente al dictador.

Y lo que fue peor: después de enterarse la familia de la conversación entre Trujillo y Minerva, todos llenos de temores, sin avisar previamente, se retiraron de la fiesta, desatando la cólera del sátrapa que vio en esa actitud una irreverencia hacia su persona.
Apenas pocos días después de la fiesta, Enrique Mirabal, quien incluso por “consejos” del gobernador de Moca había enviado un telegrama al tirano excusándose del retiro de su familia del acto por “motivos de salud”, fue detenido y conducido a la cárcel. Poco más tarde, su hija, deseada por Trujillo, también fue apresada, y casi concomitantemente varias de sus amigas: Enma Rodríguez, Violeta Martínez y Brunilda Soñé. Todas las prisioneras fueron investigadas sobre las supuestas relaciones de Minerva con miembros del Partido Socialista Popular, y particularmente, con el dirigente comunista Pericles Franco. Duraron en prisión varias semanas.

Pero a partir de este momento, fue montado sobre la familia Mirabal, y sobre todo, a Minerva y sus relacionados, un riguroso espionaje, y Trujillo en persona —(y el gobernador de Moca)— era informado permanentemente sobre todas sus actividades.

Y el padre, particularmente fue sometido a graves humillaciones y a otras varias prisiones que terminaron enfermándole espiritual y físicamente. Murió el 14 de diciembre de 1953
En 1954, encontrándose de vacaciones en Jarabacoa, Minerva conoció allí a Manuel Aurelio Tavares Justo (alias Manolo), también estudiante de derecho, con quien estableció relaciones que la llevarían al matrimonio en noviembre del año siguiente. El mismo año que conoció a Manolo, su hermana María Teresa, se inscribió en la misma universidad a estudiar arquitectura, carrera que no terminó, pues solo alcanzó el grado de técnica en Agrimensura. Durante ese período ambas hermanas vivieron juntas en una pensión de la ciudad capital. Poco después María Teresa conocería a Leandro Guzmán, con quien contrajo matrimonio.
Al igual que Minerva, Manolo Tavares tenía una elevada sensibilidad por los problemas sociales y políticas y ya para ese momento, aunque secretamente, era un fervoroso opositor al régimen de Trujillo. Y por ello sus amistades eran cuidadosamente seleccionadas en función de la unidad de criterios respecto a la trágica situación imperante en el país.

Los últimos años de la década de los cincuenta fueron de inquietud social en toda América Latina, pues la caída, primero, del dictador colombiano Rojas Pinalla, más tarde, la del venezolano Pérez Jiménez y en 1959 la huida de Cuba del dictador Batista, tras el triunfo revolucionario de las fuerzas rebeldes de Fidel Castro, no sólo abrieron las compuertas de la democracia en esos países, sino que levantaron la esperanza de cambios profundos en todo el continente.

Nuestro país no escapó a esa realidad. Y con ello no es casual que en enero de 1959 en una reunión familiar efectuada en la residencia de Guido D’Alessandro, sobrino de Manolo, donde se encontraban Minerva, Manolo, María Teresa, Leandro Guzmán y otras personas, donde se pasó revista a la situación política creada en el Caribe, y muy particularmente a la cubana después del triunfo de Castro, la heroína examinó por primera vez la posibilidad de organizar un movimiento para el derrocamiento de Trujillo.

Las ideas de Minerva prendieron en todos los asistentes y fue acordado ese día iniciar los contactos con amigos y relacionados en todo el país.

Por otra parte, la expedición armada del 14 de junio, procedente de Cuba, si bien fue aplastada por la dictadura, también influyó en la conciencia de la juventud dominicana, y esa es la razón que explica, que el nuevo movimiento político antitrujillista que comenzó a construirse y que efectuó su primera asamblea constitutiva en Mao el 10 de enero de 1960, en la Hacienda de Conrado Bogaert, adoptara como nombre el de la fecha de esa expedición.

En esa asamblea clandestina a la que asistieron delegados de todo el país, en la cual sólo estaban presentes dos mujeres (Minerva y Dulce María Tejada Gómez), la deidad de Ojo de Agua, tuvo una participación muy importante, interviniendo en varias oportunidades.

Para presidir la Agrupación 14 de junio (véase) fue elegido Manolo Tavares Justo, Presidente,
Pipe Faxas, Secretario General y el ingeniero Leandro Guzmán, como tesorero y los demás, vocales.

Pero a los pocos días de la exitosa Asamblea de Mao, una delación llevó a los servicios secretos de la tiranía informes no sólo con los nombres de los principales conjurados, sino con muchos detalles sobre la importancia de la misma. La acción de los agentes represivos fue inmediata. El primero en ser detenido en su residencia en Montecristi lo fue Manolo Tavares, a mediados de enero. Días más tardes, Minerva, luego su hermana María Teresa, y su esposo Leandro Guzmán y también Pedro González. Al final de ese mismo mes, más de un centenar de miembros del 14 de junio habían caído presos. Todos pasaron por la cárcel de la cuarenta donde fueron sometidos a increíbles torturas. No pocos perdieron la vida.
Simultáneamente junto a Minerva, fueron apresadas otras mujeres: Ing. Tomasina Cabral, Dra. Fe Violeta Ortega, Miriam Morales y la Dra. Asela Morel.

Es importante apuntar que la prisión de tantas personas, en su mayoría muy jóvenes procedentes de la clase media alta, algunos cuyos padres tenían vínculos muy estrechos con el tirano, creó un clima de tensión nacional sumamente adverso al gobierno. Y a ello se agregó la denuncia hecha por la iglesia católica por medio de una carta pastoral condenando la acción.

Tal situación obligó a Trujillo, al parecer, a poner en libertad a las mujeres detenidas, el 7 de febrero de 1960, y al mes siguiente y subsiguiente, a decenas de jóvenes varones presos por simples sospechas. Sin embargo, el Dr. Tavares Justo, Leandro Guzmán, Pedro González, y los demás dirigentes de importancia del movimiento, quedaron detenidos. Meses después, encontrándose la dictadura en una fase represiva general que bordeaba la locura —(en estos días Trujillo ordenó el asesinato de Rómulo Betancourt, Presidente de Venezuela) el 18 de mayo, Minerva y María Teresa, fueron de nuevo apresadas, y sometidas a la justicia por “atentar contra la seguridad del Estado” y condenadas a cinco años de prisión.
Para tal ocasión contrataron un jeep, un vehículo fuerte, pues la carretera elegida, la que conduce a Puerto Plata por la vía de Tamboril, era difícil, y además, se encontraba en mal estado. Le acompañaba como chofer, Rufino de la Cruz Disla.

En la visita que hicieron a Manolo y Leandro, las hermanas Mirabal comentaron a sus maridos los rumores que circulaban en Salcedo sobre la posibilidad que sufrieran un “accidente”, estilo clásico que utilizó la satrapía cuando ordenaba la desaparición de un opositor importante, con la supuesta intención de ocultar el crimen.

El informe preocupó enormemente a los dirigentes del 14 de junio, y Manolo sugirió que cesaran los viajes, y que se mudaran a Puerto Plata, para evitar transitar por carretera. La recomendación llegó tarde. La orden de asesinar a las hermanas Mirabal ya había sido cursada, y en Puerto Plata se encontraban ya los ejecutores: Ciríaco de la Rosa, Ramón Emilio Rojas Lora, Alfonso Cruz Valerio, y Emilio Estraba Malleta, todos miembros de Servicio de Inteligencia Militar. El último, de origen cubano, había prestado esos mismos servicios a la dictadura de Fulgencio Batista.

Cuando las hermanas Mirabal abandonaban a Puerto Plata rumbo a su hogar, fueron detenidas aparatosamente por un vehículo que interceptó el jeep que los conducía. Introducidas a empujones al carro de los matones, y llevadas a un lugar previamente escogido en la carretera bordeaba por un precipicio, y allí fueron muertas brutalmente asesinadas a garrotazos y luego de puestos los cadáveres en el jeep, los sicarios, lo precipitaron hacia el abismo.

He aquí la fría narración de uno de sus autores: “Después de apresarlas —narra Ciríaco de la Rosa— las condujimos al sitio cerca del abismo, donde ordené a Rojas Lora que cogiera palos y se llevara a una de las muchachas. Cumplió la orden en el acto y se llevó a una de ellas, la
de las trenzas largas (María Teresa). Alfonso Cruz Valerio eligió a la más alta (Minerva), yo elegí a la más bajita y gordita (Patria) y Malleta, al chofer, Rufino de La Cruz. Ordené a cada uno que se internara en un cañaveral a orillas de la carretera, separadas todas para que las víctimas no presenciaran la ejecución de cada una de ellas. Ordené a Pérez Terrero que permaneciera en la carretera a ver si se acercaba algún vehículo o alguien que pudiera enterarse del caso. Esa es la verdad del caso. Yo no quiero engañar a la justicia ni al pueblo. Traté de evitar el desastre, pero no pude, porque de lo contrario, nos hubieran liquidado a todos”.

Rufino de la Cruz (1923-1960). Campesino, conductor y héroe. Nació en Salcedo en 1923, en cuyos campos se dedicó al cultivo de la tierra de sus familiares. Simpatizante de la causa antitrujillista, en 1960 acompañó como chofer, a las Hermanas Mirabal, durante el viaje semanal que efectuaban a la cárcel pública de Puerto Plata, con el propósito de visitar allí a sus esposos. Murió asesinado, junto a las heroínas, en La Cumbre, lugar cercano a dicha ciudad.
Frases de las heroinas

"Nada traduce toda la tempestad de mi alma”
Minerva

"
Trujillo no le tiene nada bueno a este país”
Patría

"La juventud no debe estar tan tranquila frente a Trujillo”
María Teresa

Perú: 25 de noviembre, ¡¡¡ No más violencia de género !!!

El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer fue aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1999 y se celebra anualmente cada 25 de noviembre.

En éstas épocas es indignante las cifras de "Violencia en contra de la Mujer” que presenta numerosas facetas que van desde la discriminación y el menosprecio hasta la agresión física o psicológica y el asesinato. Produciéndose en muy diferentes ámbitos (familiar, laboral, formativo,..), adquiere especial dramatismo en el ámbito de la pareja y doméstico, anualmente decenas o cientos de mujeres son asesinadas a manos de sus parejas o ex parejas; pero lo peor de todo es que muchas de ellas retiran las denuncias por diferentes causales; sólo en el mes de octubre de este año se registró 12 casos de Feminicidio, en el Perú.

Al menos una de cada tres mujeres en el mundo ha padecido a lo largo de su vida un acto de violencia de género (maltrato, violación, abuso, acoso,…) Hoy en día numerosos países cuentan con estrategias específicas para combatir la violencia contra la mujer. Estos países han modificado su legislación incluyendo en ella leyes contra la violencia hacia la mujer, diseñan planes generales y sectoriales para combatirla y promueven campañas para interesar a los diferentes ámbitos de la sociedad en este problema. No obstante, la violencia contra la mujer sigue produciéndose en tasas insoportables. La O.N.U. indico que "Ningún país del mundo ha erradicado la violencia de género” debiendo de ser declarada como una "pandemia” (Epidemia generalizada a nivel mundial)

En líneas generales, la violencia contra la mujer es un problema que se da en diferentes culturas y contextos socio-económicos, motivo por el cual, el Feminicidio puede presentarse en diversas regiones, afectando a mujeres de distintas edades y niveles sociales, a pesar de los grandes avances que a través de los años ha ganado la mujer, teniendo reconocimiento y mayor participación activa en la vida política y económica de nuestro país. A la fecha se ha penalizado el Feminicidio con una pena 15 años para el autor, y a pesar de ello las cifras aumentan día a día, lo que conllevaría a reformar estas leyes y a adoptar como pena máxima la "Cadena Perpetua”asimismo "Hay 300 niñas cuyos violadores no han sido juzgados indico la presidenta de la Comisión de la Mujer del Congreso, Luisa María Cuculiza.

Solo tres de cada 10 mujeres violentadas en el país se animan a reportar el hechoante algún familiar o alguna institución, mientras que las demás optan por el silencio por diversas razones, sobre todo cuando hay hijos de por medio, así como dependencia económica o emocional, ya que son personas que no pueden salir a trabajar porque están bajo el control de la pareja.

Las mujeres deben tomar conciencia, denunciando a estos "seudohombres” que golpean y asesinan sólo a "sus mujeres”. Ellos no son capaces de enfrentarse a otros hombres, porque son débiles, inseguros y resentidos con la vida, La única solución es crear conciencia en la sociedad y en particular en las mujeres y el gobierno tiene que legalizar para aumentar las penas legales para los maltratadores y asesinos; insistirle a las víctimas que deben denunciar y pedir ayuda, y por sobre todo rechazar a quienes las golpean con el pretexto de amarlas. Recuerden que cuando las golpean y les dicen "perdona, nunca más lo haré”, siempre existirá una segunda, tercera y cuarta vez, hasta llegar, incluso, a que ustedes pasen a integrar las nefastas cifras de mujeres muertas en el Perú.

Publicado por: ADITAL – Perú – Gladis Zambrano Valdés – 23/11/12 -