domingo, 9 de septiembre de 2012

Estadísticas inéditas del cuerpo femenino ¡Conócelas!

Comprender el cuerpo femenino es un poco complejo, muchas veces nos indagamos acerca de él, por lo que hemos creado una lista de datos interesantes que sin duda alguna, no dejarás de leer.
*El óvulo mide aproximadamente 0.14 milímetros. Es la célula más grande del cuerpo humano.
*Los espermatozoides tardan 5 minutos en llegar a las trompas de Falopio, pero duran hasta 5 días en fecundar el óvulo.
*Mujeres y hombres son diferentes, para un orgasmo la mujer necesita unos 15 minutos, mientras que el hombre usualmente necesita entre 3 y 5 minutos.
*Físicamente la mujer experimenta, durante la excitación, la lubricación, expansión y crecimiento de la vagina, el hinchamiento de los labios mayores y menores de la vagina, clítoris y senos, aceleramiento de los latidos del corazón, de la presión arterial y de la respiración.
Además, los músculos de los muslos, caderas, manos y glúteos se tensan.
*En una excitación, la vagina se expande y el punto G puede llegar a ser del tamaño de una almendra.
*El PH de una vagina es entre 4 y 5.
*Cada menstruación produce, en promedio entre 50 y 175 cc de sangre y tejidos, lo que equivale entre ¼ y ¾ de taza.
*El 1% de las mujeres llega al orgasmo solo con la excitación de los pezones.
*El 5% de las mujeres es alérgica al semen. Al igual hay hombres que también lo son.
*Estudios revelan que las mujeres que comen chocolate, se excitan más, ya que estimulan de una forma más directa las terminaciones nerviosas.
*El punto G es un tejido que se encuentra en la pared frontal de la vagina, a 5 centímetros de su entrada.
*La mujer cuando llega al orgasmo, puede eyacular, expulsando una cantidad variable de líquido a través de la uretra o de la vagina, líquido similar al del hombre.
*Después del orgasmo, se produce un estado de relajación, que dura entre 5 y 60 minutos, regresando el útero y el clítoris a sus posiciones normales, y desapareciendo el enrojecimiento de la piel y la hinchazón de ciertas partes.
 Publicado por: solonosotras.com - 06/09/12 -

La primera Mujer en dar la vuelta al mundo en moto.

La joven madrileña Alicia Sornosa tiene 38 años y está a punto de convertirse en la primera mujer española en dar la vuelta al globo terráqueo en moto.
 
El próximo 15 de septiembre volverá a Nueva York para retomar su viaje y recorrer el continente americano en unos 4 meses. «Es una experiencia que no se puede describir con palabras», decía ayer Alicia mientras trataba de buscar la mejor expresión con la que resumir sus peripecias.

Esta periodista del motor comenzó su particular aventura en Madrid el pasado 8 de septiembre de 2011. Junto a la moto BMW F 650 GS, a la que bautizó como «Descubierta» –en honor al Capitán Malaspina–, ha recorrido ya más de 44.000 kilómetros por asfaltos de los cinco continentes. La mayor parte de su viaje lo hizo acompañada el motorista Miquel Silvestre hasta la India, lugar en el que sus caminos se separaron.

En su larga travesía recorrió África, Asia, Oceanía y América del norte y, después de pasar unos días de descanso en la capital, terminará su viaje en La Patagonia recorriendo América de Norte a Sur.

«En La India ni siquiera encienden los semáforos. Eso, cuando los hay»

De todos los países por los que ha rodado con su moto, asegura que África es el más complicado. «Es el continente más duro porque tiene una red de carreteras deficitarias. No tienen arcenes, ni líneas, ni señales».

Alicia Sornosa subrayó durante toda la animada charla la belleza de los paisajes de Kenia –que los calificó como «el granero de África» por los vastos campos–. Sin embargo, reconoció que en aquellos parajes es peligroso conducir porque la seguridad vial es casi nula. «Allí la vida no tiene mucha importancia».

«Las medidas de prevención de Australia tampoco son las mejores»

La motera madrileña también recuerda La India como «un verdadero caos circulatorio». «Los camiones pasan sin preocuparse de los motoristas. Los semáforos ni siquiera están encendidos –cuando los hay– y las vacas pastan a sus anchas», asevera. Si conducir de día le pareció peligroso, más aun de noche. «Es imposible pilotar la moto por la cantidad de animales salvajes que se cruzan».

En Australia rodó por la «Great Ocean road» la que Alicia considera como «una de las carreteras más bonitas del mundo para ir en moto». A pesar de que notó mayor seguridad en el asfalto australiano en comparación con el de La India, hay aspectos en los que sigue prefieriendo el madrileño. «Las medidas de prevención no me gustaron. Los quitamiedos son unas cuerdas sujetas a unos postes de madera que, al principio parecen inofensivas, pero realmente si te caes de la moto es muy fácil colarse por debajo de ellas y acabar con tus huesos en el precipicio».

En Estados Unidos disfrutó de la famosa Ruta 66, la que calificó de «montaña rusa». Aunque en San Francisco tuvo que sufrir para ascender por las famosas y empinadas cuestas que caracterizan la ciudad. «Lo pasé mal con tantos cambios de rasantes y tantas elevaciones».

«Chocarse contra un ciervo o un búfalo es como con un camión»

Una vez que pisó por primera vez tierras canadienses, lo que más le llamó la atención fueron la cantidad de carteles en los que se alertaba de los animales sueltos, en los que se podía leer: «respeten la vida salvaje, vayan con cuidado». «Cuando cae el sol son muchos los búfalos y los ciervos que salen y cruzan las carreteras libremente. Chocarse contra uno de ellos es como hacerlo contra un camión».

«Los moteros madrileños son afortunados»

La embajadora motera de la región durante este año, resaltó ayer en un acto ante el viceconsejero de Transportes de la Comunidad de Madrid, Borja Caravante, la importancia de «cumplir con las medidas de seguridad» y aseguró que durante su viaje «no se ha quitado ni un momento el casco, las botas, los guantes o la chaqueta».

Además, Sornosa señaló que, comparado con las carreteras de otros países, la Comunidad de Madrid tiene unas de las mejores carreteras para los motoristas por las que ha circulado. «Ahora que he recorrido tantos kilómetros en tantos países, puedo asegurar que los moteros madrileños no saben la suerte que tienen de contar con la gran seguridad de nuestras carreteras».
 
Publicado por: ABC.es - Madrid . Marta Rodríguez Domingo - 07/09/12 -

 

Honduras: El 10% de los niños no son reconocidos por su padre.

Las cifras de niños sin progenitor y madres solteras van en aumento. En 2011 fueron inscritos en el Registro Nacional de las Personas 210,758 menores. Mujeres reclaman atención del gobierno.
La vida como madre soltera le ha enseñado a no rendirse, pese a las dificultades con las que ha tenido que mantener a sus dos pequeñas, producto de no tener el apoyo de un compañero de hogar.
Reina Castellanos es una de las muchas madres solteras en el país que hoy resienten la falta de un padre responsable que diera el apellido a sus hijas.
Esta condición de infantes que no tienen el apellido de su padre es compartida por más del 10 por ciento de los niños hondureños inscritos al año en el Registro Nacional de las Personas (RNP).
Según datos brindados por Rogelio Padilla, asesor estadístico del RNP, en 2011 fueron inscritos 210,758 niños, de los cuales el 89 por ciento fueron inscritos por su padre y madre.
Sin embargo, señaló que el 10.8 por ciento de los menores no reciben el apellido del padre y el 0.20 por ciento de los niños son inscritos solo por el padre.
Padilla explicó que la tendencia del registro de menores, tanto por el padre o por la madre, siempre ha sido mayor.
Además destacó que en este porcentaje (89%) se incluye también a menores que son reconocidos por padres de crianza, por hermanos o por el padre de la madre.
A pesar de que las cifras muestran que en su gran mayoría los padres dan el apellido, en algunos de los casos esto no es sello de garantía de que cumplirán con su responsabilidad paterna.
La migración, la falta de responsabilidad o de disponibilidad de recursos pueden ser factores que influyen para que la supuesta cabeza del hogar no cumpla con la labor que la misma biblia le indica.
Madre y padre a la vez
La historia de Castellanos es el vivo ejemplo de esos padres irresponsables y, aunque la protagonista es una mujer luchadora, en algunos de los casos la madre soltera no posee el espíritu de emprendimiento.
Según Castellanos, si bien es cierto que dar el apellido y el sustento a un hijo es una obligación, esta debe cumplirse de forma voluntaria.
“Cuando un varón engendra un hijo la obligación de darle el apellido es voluntaria, pero si él no tiene voluntad no se puede hacer nada”, manifestó.
La joven madre comentó que sus dos hijas son de distintos padres, pero su hija mayor sí tiene el apoyo de su progenitor, situación diferente a la de su pequeña hija.
Castellanos aseguró que los hondureños que son padres irresponsables es porque perdieron la moral y la responsabilidad.
“Para este tiempo en Honduras yo creo que la mayoría de madres son madres solteras, eso es porque los hombres han perdido la responsabilidad y la moral también”, dijo Castellanos.
La mujer lamentó que el mismo ciclo de vida que ella vivió hoy día lo tienen que presenciar sus hijas.
“Yo también pasé por la misma situación de mi hija, mi padre no me dio el apellido y no solo eso, tampoco me dio el apoyo”, dijo.
Agregó que “no me dio sustentación, no me dio educación, a esfuerzo de mi mamá saqué a duras penas la escuela primaria, mi mamá tenía ocho hijos, fue madre soltera, igual que mis otras hermanas y yo”, manifestó.
Abandonadas
Castellanos manifestó que durante años las madres solteras han estado abandonadas por el gobierno.
“El presidente debe preocuparse por las madres solteras, yo no estoy segura de dar el voto porque los políticos no le ayudan a uno, nos tienen abandonadas y somos ciudadanas también”.
Agregó que “los políticos mientras quieren ganar ahí le andan dando la mano a uno, le dan un plato de comida, hasta picos le dan, pero la verdad que uno queda desprotegida”.
Cambiar el destino
Castellanos aseguró que el deber de una madre soltera es ser responsable con sus hijos para cambiar su destino, a pesar de no tener el apoyo de una pareja.
“Hay que ser responsables, yo para mantenerlas hago lavadas en casas ajenas, vendo golosinas o algo que me salga para vender, el tiempo está fregado, la comida está cara y los niños la necesitan y le pido a Dios que me ayude para que sean niñas de bien”, comentó.
Agregó que “yo voy a seguir luchando porque el día de mañana cuando esté vieja mis niñas van a estar a mi lado cuando yo ya no pueda valerme por mí misma y sé que cuando muera ellas ahí estarán”.
Publicado por: elheraldo.com - Julissa Mercado - 07/09/12 -
 


Japón: Mujeres luchan contra efectos del tsunami.

Yumiko Yonekura, sobreviviente del terremoto y del tsunami que devastaron el año pasado la nororiental ciudad japonesa de Tohoku, lanzó Hot Care Kesenuma, una compañía que brinda atención especial a adultos mayores.


"La idea de comenzar con mi propia compañía surgió cuando me encontraba en el centro de evacuación, luego del desastre. La gente empezó a ayudarse entre sí para sobrevivir, y esto me estimuló a colaborar con la devastada comunidad", contó a IPS.

Yonekura, de 52 años, ahora vive en Kesenuma, donde hubo 1.300 muertos y desaparecidos luego del terremoto y tsunami del 11 de marzo de 2011. Ese día, olas de hasta 30 metros de alto dieron contra los poblados y las aldeas de la costa de la prefectura de Miyagi, unos 200 kilómetros al noreste de Tokio.

Las prefecturas de Miyagi, Iwate, Fukushima, Akita, Aomori y Yamagata conforman la región de Tohoku, la más afectada por el desastre natural y la consecuente crisis en la central nuclear de Fukushima Daiichi.

La economía de Tohoku ya estaba deteriorada antes de la catástrofe, lo que causó una constante emigración de su población más joven y educada a las ciudades, dejando atrás a
adultos mayores
dedicados a la pesca y a la agricultura.

Yonekura necesitó armarse de coraje para iniciar su compañía y ganarse el respeto de los hombres en esta zona donde impera la cultura patriarcal y en la que el promedio de edad es de 65 años.

Yuko Kusano, de la red Jo-Net, que apoya a mujeres sobrevivientes del desastre, dijo que el caso de Yonekura es un ejemplo de que las catástrofes como la de Fukushima pueden
potenciar a las mujeres
.

"La pérdida de familiares, empleos y hogares llevó a las mujeres de Tohoku a repensar sus roles tradicionales, que las reducían a esposas y madres", dijo Kusano, quien brindó el apoyo inicial a Yonekura.

Ahora las mujeres se enfrentan al desafío de tener ingresos estables.

Expertos indican que la mayoría de los trabajos disponibles para ellas son de tiempo parcial, por ejemplo en proyectos de reconstrucción o como oficinistas.

Grupos de mujeres señalan que las más jóvenes, frente a la falta de empleos, se ven obligadas a trasladarse a las grandes ciudades, donde terminan en la industria del sexo.

"La estabilidad en una sociedad luego de un desastre puede alcanzarse solo con una planificación cuidadosa. La educación, el desarrollo de capacidades y, sobre todo, la provisión de espacios para las mujeres, es la forma de alcanzar una recuperación", dijo Hiromi Narita, experta en temas de género.

"Vemos un creciente número de mujeres solteras de las áreas del desastre que se suman a nuestras clases con la intención de encontrar nuevos empleos o asegurarse los que ya tienen", añadió Narita, quien organiza seminarios sobre computación y negocios en Miyagi.

Pero además de los empleos, las sobrevivientes necesitan urgente apoyo emocional luego del sufrimiento y la ansiedad que han atravesado.

Registros médicos de Tohoku muestran un incremento en las enfermedades cardiacas, la hipertensión y la depresión, debido a la incapacidad de las sobrevivientes a ajustarse a sus nuevas vidas en los centros de evacuación.

Las mujeres constituyen la mitad de las 350.000 personas desplazadas por el desastre.

Rei Yamaya, consejera del Centro de Mujeres de Morioka, señaló que las autoridades ignoraban el problema del trauma sufrido por las sobrevivientes.

"En la conservadora sociedad de Tohoku, las mujeres rara vez hablan de la depresión o de solicitar ayuda, por temor a parecer malas esposas o madres incompetentes", indicó.

El grupo de Yamaya abrió cafés para mujeres con el objetivo de crear espacios donde pudieran hablar sin temor a la discriminación. "Mientras comen algo sabroso con sus hijos, pueden romper el silencio de su sufrimiento", explicó.

El centro se sostiene con financiamiento internacional, lo que denota la falta de apoyo del gobierno a los programas de ayuda emocional a las víctimas del desastre.

Las autoridades se limitan a exonerar impuestos o crear otros incentivos para atraer inversiones en Tohoku.

Además de brindar asistencia médica a adultos mayores, Yonekura prevé también dar servicios de apoyo emocional, dadas las urgentes necesidades de su comunidad.

"Básicamente, las mujeres están comenzando de cero, pues saben que no pueden regresar a sus antiguas vidas. Tenemos que trabajar juntas para aprender a aceptar que un desastre puede ser un cambio para mejor", afirmó.



Publicado por: IPS ips.noticias.net - Suvendrini Kakuci - Tokio - setiembre/2012 -