miércoles, 5 de septiembre de 2012

¿Cómo funciona la píldora del día siguiente?

No es tema nuevo, sabemos que existen muchos métodos para prevenir embarazos no deseados, mucho se conversa de la “píldora del día después”, pero en general ¿Sabes cómo funciona? ¿En qué caso la puedes utilizar?

Ciertas mujeres la utilizan sin conocer de ella, lógicamente no es recomendada, para hacerlo tienes que saber que produce, por qué existe y varios puntos esenciales.

También, es conocida como “píldora de emergencia”, la idea al tomar una pastilla de este tipo, es usar las mismas hormonas que se encuentran en las píldoras anticonceptivas regulares para reducir las probabilidades de embarazarse si tuviste relaciones sexuales sin usar protección, si crees que el método falló o si fuiste forzada a tener sexo.

Muchas se confunden y piensan que las pastillas anticonceptivas de emergencia es sinónimo de “aborto”. Pero, no es así, se usa especialmente para prevenir el embarazo, antes de que comience, y trabaja de manera que retrasa o inhibe la ovulación.

La eficiencia de este método ronda el 90% de casos. No es recomendado como método anticonceptivo habitual.

Si la utilizas, puede que la menstruación llegue normalmente o se adelante algunos días, sin embargo, si se retrasa algo hay que realizar un análisis de embarazo, para evitar.

Si se dan molestias, como vómito o diarrea, tienes que acudir a un médico, ya que no es buena señal.

Pese a que muchos están en contra de este método, los estudios epidemiológicos indican que los progestágenos como el levonorgestrel que contiene la píldora, no tiene efectos adversos sobre el feto, en caso de un embarazo.

Si tienes pensado tomarla, toma en cuenta el ¿Cómo?

IMPORTANTE: Se tiene que tomar dentro las 72 horas siguientes a la práctica sexual de riesgo de embarazo. Cómo ves, se tienen hasta 3 días aunque se llame pastilla del “día después”.

No obstante, es muy importante señalar que a medida que pasa el tiempo la efectividad se reduce, hay que tomarla lo más pronto posible.

Es un comprimido que se toma por vía oral como cualquier otro comprimido, con un poco de agua.

Se puede tomar en cualquier momento del ciclo menstrual. Habrá que tomarse otro comprimido si se vomita en las tres horas siguientes a la toma de la pastilla, ya que es muy probable que se haya vomitado y no se haya absorbido el medicamento.

Publicado por: solonosotras.com - 04/09/12 -
 

Palestina: Leyes Amparan Violencia Contra Las Mujeres.

Tras el asesinato de una mujer en un ajetreado mercado de la sureña ciudad cisjordana de Belén, organizaciones de derechos humanos reclamaron reformas drásticas para poner fin a la violencia de género en los territorios palestinos
"Tenemos problemas con las leyes existentes", dijo a IPS la directora del Centro Mehwar, Maysun Ramadan.
"También tenemos que generar conciencia sobre los derechos de las mujeres. Es un problema de mentalidad, de cultura. Tenemos muchos prejuicios que hay que cambiar", señaló Ramadan, a cargo del único refugio para mujeres de Cisjordania.
Nancy Zabun, de 27 años y con tres hijos, fue asesinada por su esposo el 30 de julio en Belén. El crimen se produjo cuando ella salía de una audiencia de divorcio. Al parecer, durante los 10 años de matrimonio la mujer fue víctima de golpizas frecuentes.
El cuerpo de otra mujer fue llevado el 18 del mismo mes al hospital Shifa, en la ciudad de Gaza. La policía habría detenido a dos familiares de la víctima relacionados con el asesinato, del que se sospecha que fue perpetrado para preservar el "honor de la familia".
La Comisión Independiente de Derechos Humanos documentó en 2010 los casos de nueve mujeres asesinadas por la misma razón en los territorios palestinos ocupados por Israel.
Un estudio realizado en 2009 por el Centro de Información y Medios de Mujeres Palestinasindicó que 67 por ciento de las consultadas dijeron ser víctimas de violencia verbal en forma regular, 71 por ciento de violencia psicológica, 52,4 por ciento de agresiones físicas y 14,5 por ciento de violencia sexual.
"Cuando llegan al Centro están en un estado deplorable. Fueron sometidas a abusos y a distintos tipos de violencia durante años. Perdieron la confianza. Algunas veces son agresivas, tienen tendencias suicidas y depresivas. Sufren pesadillas", dijo Ramadan a IPS.
"Siempre necesitan a alguien y no creen en ellas. Tratamos de que vean sus capacidades y motivarlas para romper el ciclo", explicó.
La Autoridad Nacional Palestina (ANP) aprobó en enero de 2011 la Estrategia Nacional para Combatir la Violencia contra la Mujer 2011- 2019. La iniciativa tiene programas de capacitación laboral y empoderamiento, ofrece apoyo social y promueve un marco legal para terminar con el problema.
"Nuestro objetivo fue eliminar todas las formas de violencia, sin importar cuál, contra las palestinas", dijo a IPS la ministra de Asuntos de Mujeres, Rahiba Diab, desde su oficina en Ramalah.
"Hay un compromiso serio de la ANP de apoyar todos los asuntos vinculados con las mujeres, y de no olvidar la violencia que surge de la crítica situación política que vivimos los palestinos", indicó Diab.
El presidente de la ANP, Mahmoud Abbas, emitió en mayo de 2011 un decreto presidencial para suspender dos normas, el artículo 340 del Código Penal de Jordania, que data de 1960 y rige en Cisjordania, y el artículo 18 de las leyes del mandato británico, vigente en Gaza.
El primer artículo concede exenciones en el proceso y reduce la pena a hombres que maten a su esposa o a otra mujer de su familia que haya cometido adulterio. El segundo provee indulgencia ante el mismo delito siempre y cuando el hombre pueda probar que actuó para preservar su honor o el de otros.
Además, la ANP dejó otras normas vigentes que permiten que la violencia contra las mujeres se mantenga impune, remarcaron organizaciones de derechos humanos.
Los artículos 97, 98, 99 y 100 del Código Penal jordano prevén circunstancias atenuantes que se pueden utilizar para justificar los "asesinatos por honor". En especial, uno que permite que los responsables queden impunes si pueden probar que actuaron en "estado de ira".
"Las leyes existentes siguen permitiendo el asesinato de mujeres y la impunidad", señaló Tahseen Elayyan, directora del proyecto "Protección de mujeres en conflictos armados", de la organización de derechos humanos Al Haq, con sede en Ramalah.
"Para tomar medidas prácticas y proteger a las mujeres, en especial de los llamados asesinatos por honor, la ley debe cambiar y los responsables ser procesados", dijo Elayyan a IPS.
De acuerdo con un estudio divulgado en diciembre de 2011 por el Consejo Económico y Social de la Organización de las Naciones Unidas, "los altos niveles de pobreza, el desempleo y la frustración relacionada contribuyeron a un aumento de la tensión y, finalmente, violencia familiar" en los territorios palestinos.
Eso ocurre especialmente en la franja de Gaza, donde las condiciones sociales y económicas, cada vez más agobiantes por el sitio impuesto por Israel, se tradujeron en violencia contra la mujer, según Mona Shawa, directora de la unidad de mujeres del Centro Palestino de Derechos Humanos de la ciudad Gaza.
La franja de "Gaza está encerrada. La situación económica es muy mala. Hay un alto porcentaje de pobreza y desempleo. La violencia por ataques israelíes es frecuente. Todas estas circunstancias inciden en la violencia contra las mujeres", dijo Shawa a IPS.
El primer paso es crear leyes que las protejan, explicó, pero también es crucial crear conciencia sobre los derechos de las mujeres y cambiar actitudes dentro de la sociedad palestina.
"Lo más importante es la comunidad y la cultura. Tenemos una cultura basada sobre la discriminación contra la mujer, que no la considera igual al hombre. Eso fomenta la violencia", apuntó.
 
Publicado por: IPS/AWID - Jillian Kestler-D´Amours - setiembre/2012 -
 


En la vejez, los prejuicios limitan la libertad.

Entrevista con María Isolina Dabove.
 
 
–¿Qué piensa sobre los que dicen que cuando nuestros padres se hagan viejos, los hijos nos volveremos sus guardianes?

–Esta pregunta tiene que ver con el título de un libro de un profesor norteamericano, Norman Daniels, que presenta este interrogante para encontrar alguna respuesta acerca de si somos guardianes de nuestros padres y si debiéramos serlo. La solidaridad con ellos radica en el hecho de que no queremos que les hagan a los demás lo que no queremos que nos hagan a nosotros mismos. Es un viejo principio que está en el Antiguo Testamento, pero lo interesante es que Daniels lo toma para el diseño de herramientas jurídicas y políticas para que se apliquen con un criterio de justicia.
–¿Cómo podemos proteger a nuestros ancianos?

–La relación entre autonomía y vejez va de la mano de lo biológico, y es cierto que, con el paso del tiempo, el adulto mayor pierde ciertas habilidades. El doctor José María Mainetti, uno de los fundadores de la bioética en Argentina, explica que en la vejez se pierde cuerpo, masa muscular y energía vital. Y esta etapa del fenómeno impacta en la esfera de la libertad y en la capacidad para realizar ciertas actividades físicas. Pero lo que más influye en el campo de acción de una persona mayor son los prejuicios, como que ser viejo significa ser incapaz, inú¬til, un sujeto pasivo. Los prejuicios negativos en torno a la vejez restringen la esfera de la libertad y limitan el desarrollo de alternativas para mejorar la calidad de vida de las personas mayores.
–Entonces, los prejuicios constituyen un factor que podría incrementar la vulnerabilidad de los adultos mayores...

–Sí, totalmente. La sociedad cree que la persona mayor no puede; de hecho se la considera una clase pasiva, por lo tanto el adulto mayor se convence de ese mensaje y actúa como si estuviera impedido de todo. Son prejuicios. Pero nos encontramos con casos como el de Mick Jagger, que es un viejo pero está espectacular y nadie lo asocia como tal, porque en el imaginario colectivo se lo ve como alguien potente, incluso diría desde lo sexual. Se lo ve como alguien en la plenitud de su vida. ¿A quiénes llamamos “viejo”? A toda persona que tiene más de 60 o 65 años que está dentro de la edad jubilatoria. Y hay muchos ancianos hermosos que están llenos y plenos de vida, se manejan con autonomía, tienen proyectos y transitan la vida con esperanza.
–¿Cómo se puede vivir la vejez en una sociedad que exalta la juventud y tiene una excesiva preocupación por lo estético?

–Hay que desembrujar los prejuicios en torno a la vejez. Es una etapa en la que las personas se sienten cómodas con sus afectos, no tienen la presión laboral del sistema económico y tienen tiempo libre para disfrutar en familia o desarrollarse en aquellos aspectos en los que antes no lo pudieron hacer.
–¿Cree que es suficiente promover la seguridad social para garantizar la inclusión social de la ancianidad?

–De ninguna manera. Es importante porque aporta a la persona mayor un mínimo económico para proyectar su porvenir, a través de la jubilación o pensión, el acceso a la salud, a la vivienda y la cuestión alimentaria. Pero estas herramientas económicas no son suficientes si no van acompañadas de derechos y políticas que refuercen la autonomía personal para asegurar la participación y la inclusión social de las personas mayores. Y, a su vez, tiene que promover un sistema de acceso a la Justicia acorde con el tiempo vital de una persona mayor. La seguridad social es el primer instrumento jurídico político que nació a fines del siglo 19 pensado para la vejez. Y hay que considerar el crecimiento del fenómeno del envejecimiento global, como dice George Lesson, director del Instituto de Envejecimiento de la Universidad de Oxford, en Inglaterra. Esto genera mayores posibilidades de proyectarnos en todos los niveles. Pero también hay derechos de autonomía que se refieren a la posibilidad de desarrollar la vida y la calidad de vida en la vejez. Se trata de vivirla como algo deseable y no como una condena.
–¿Por qué cree que algunas personas no sienten ese período de la vida como un privilegio por seguir estando vivo?

–Eso muestra la cuestión paradojal de la vejez. La historia de la humanidad nos dice que el desarrollo científico y tecnológico aumentó la esperanza de vida. En la Edad Antigua, esta era de 35 o 40 años, mientras que ahora es de un promedio de 80. Pero a pesar de que el fenómeno del envejecimiento global se ha extendido y la esperanza de vida aumentó mucho, no lo queremos asumir. La cultura occidental es una cultura ambivalente, queremos y no queremos ser viejos. Hay que trabajar con los prejuicios de la vejez, como la inutilidad, la debilidad y la vulnerabilidad. El derecho a la autonomía tiene que ver con que la persona mayor se haga valer como sujeto de derechos en el espacio de vida que le quede por transitar. Y también está el derecho a la autodeterminación del propio cuerpo y del propio patrimonio.
–¿Cómo impactan las nuevas leyes de salud mental y del derecho de los pacientes, como la muerte digna, en el tema de los derechos de la vejez?

–Impactan positivamente en el reforzamiento de la autonomía y de la voluntad de la persona mayor. La ley de los derechos de los pacientes reconoce una serie de facultades que tiene una persona como paciente, tales como decir “sí” o “no” respecto de los tratamientos médicos disponibles. También introduce un instrumento muy importante, como son las medidas anticipadas que tienen validez mientras la persona está viva. Consiste en la posibilidad de establecer directivas a través de las cuales decidimos cómo queremos que nos traten respecto de nuestro cuerpo y de nuestro patrimonio en caso de padecer una situación de grave deterioro cognitivo.
Se puede establecer un representante, a los fines de garantizar que se cumpla esa medida. Las medidas anticipadas son actos personalísimos y pueden ser revocables en cualquier momento por el titular. Y esta medida ayuda a dejar de tener esa mirada desvalorizante de la vejez. En Córdoba existe un registro de disposiciones anticipadas que es el tercero del país.
–¿En qué cambiaría la realidad de la ancianidad en nuestro país contar con una convención internacional de los derechos de las personas mayores?

–Todo instrumento jurídico que deriva de Naciones Unidas respecto a los derechos humanos tiene un impacto directo para las decisiones que toman los jueces en nuestro país. Las convenciones de derechos humanos en materia internacional implican para los Estados que las suscriben un compromiso explícito de trabajar en sus contenidos. Ninguna ley es un instrumento mágico, aunque aporta ilusiones en la gente. Una convención va a aportar herramientas para construir una conciencia social basada en el respeto a las personas mayores. Va a aportar visibilidad al derecho de estas personas a ser viejas, a vivir acordes con lo que son. Pero el verdadero cambio de la mirada de la vejez se va a producir a través de la educación, pero no sólo en las escuelas, sino también en los legisladores, en los medios de comunicación, en los funcionarios del Poder Ejecutivo y del Poder Judicial. Necesitamos jueces con mirada gerontológica, que no sigan pensando que la vejez es una contingencia.
–¿Los derechos humanos de la vejez son diferentes de otros derechos humanos?

–Sí, el concepto de derechos humanos nace de una visión abstracta, genérica y universal de la persona. Su origen está en la Revolución Francesa. Es una verdad evidente que todos los hombres nacemos iguales. Pero después se comprobó que esa mirada resultaba ingenua, porque en los hechos esa afirmación no es consistente. Como dice el jurista, filósofo y politólogo italiano Norberto Bobbio, se fue desarrollando una mirada de los derechos humanos en relación con el contexto específico o con las condiciones de vida particulares de los grupos vulnerables. Porque hoy necesitamos desarrollar una mirada de los derechos humanos de sujetos situados en la realidad vital que les toca vivir.
–¿Por qué cree que en nuestras sociedades se avasallan los derechos de las personas mayores?

–Es una pregunta complicada, porque ni en Oriente ni en Occidente ha habido una única respuesta a la vejez. Como dice Norberto Bobbio, en una sociedad en la que el mundo es cada vez más acelerado, la discriminación de los viejos es un dato imposible de ignorar. La posmodernidad evidentemente ha quebrado las reglas del tiempo y el espacio, y la presencia de Internet, la BlackBerry, las netbooks , todo lo que es la tecnología de las comunicaciones, nos permite no sólo comunicarnos al instante con alguien que está a miles de kilómetros, sino que además genera la ficción de que nos vemos y de que estamos cerca. La generación de nuestros viejos no nació con la computadora bajo el brazo, ni siquiera, en algunos casos, con el televisor, sino que nacieron con la radio. No obstante, la educación tecnológica de las personas mayores ha crecido enormemente, sobre todo en Europa.
Publicado por: Boletín Mensual Red Latinoamericana de Gerontología - Edición Nº 146 - Julio/Agosto
Rosana Guerra *Especialista en derechos de la ancianidad, directora del primer posgrado en Derecho de la Ancianidad de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Córdoba; directora del Centro de Investigaciones en Derecho de la Ancianidad de la Universidad Nacional de Rosario; docente e investigadora de la Universidad de Buenos Aires y del Conicet. Representará, en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la posición de Argentina en la Convención de los Derechos de la Vejez.
Fuente: La Voz – 12/8/2012.
http://www.lavoz.com.ar/suplementos/temas/vejez-prejuicios-limitan-libertad
 


Costa De Marfil: Nuevo Impulso Contra Mutilación Genital Femenina.


Nueve mujeres en la norteña ciudad marfileña de Katiola fueron condenadas por practicar el rito de la mutilación genital en mujeres. Es la primera vez que se aplica una ley de 1998 contra esta tradición.
Las mujeres fueron halladas culpables de mutilar los genitales de niñas de entre 10 y 15 años en febrero, y fueron sentenciadas a un año de prisión y a pagar una multa equivalente a 100 dólares.
"Hemos esperado mucho tiempo un impulso en la lucha contra este flagelo", dijo Rachel Gogoua, directora de la no gubernamental Organización Nacional para la Infancia, las Mujeres y la Familia, con sede en Abiyán.
"El tiempo de crear conciencia ha terminado. Ahora necesitamos castigar a los perpetradores", añadió.
El tribunal de Katiola emitió las sentencias el 18 de este mes, pero considerando la edad de las mujeres (de entre 46 y 91 años) las eximió de cumplirlas en prisión.
Gogoua dijo a IPS que las mujeres condenadas debían cumplir al menos un tiempo simbólico en prisión para enviar un mensaje a otros que todavía practican la mutilación en diversas partes del país.
"La ley que prohíbe esas prácticas fue aprobada en 1998, y hemos realizado una extensa campaña de educación pública al respecto. Al final, tenemos que darnos cuenta de que estas mujeres nos están tomando el pelo. Están muy al tanto de la ley, pero la desafían bajo el pretexto de que es una tradición", dijo Gogoua.
A pesar de la ley de 1998, la mutilación genital femenina sigue siendo una práctica generalizada en Costa de Marfil, según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).
Esa agencia estima que 36 por ciento de las mujeres marfileñas han sido sometidas a la mal llamada "circuncisión femenina", lo que convierte a este país uno de los más afectados de África.
La práctica consiste en la remoción completa o parcial de los genitales externos femeninos, según la Organización de las Naciones Unidas.
Es más común en las zonas norte y noroeste del país, donde casi 88 por ciento de las mujeres han sido mutiladas, y en el oeste, donde la prevalencia es de 73 por ciento, según Unicef.
Massandjé Timité, de 33 años, es originaria de Marandallah, en el norte.
"Todavía siento dolor de la ablación, 15 años después", dijo a IPS. "Fue un trauma terrible. Las heridas curan muy lento, y cada día que pasaba me sentía peor", contó.
Timité dijo que invocar la tradición es un argumento débil. "Cuando la escisión se hace mal, como fue mi caso, nadie viene a ayudarte. ¿Dice la tradición que una mujer debe perder exactamente lo que le permite dar vida?", dijo.
A pesar de numerosas campañas de toma de conciencia, la mutilación se sigue practicando.
"Entre nosotros, los wobé (grupo étnico en el oeste), es vergonzoso que una mujer sea llamada ‘zoegbe’ (no circuncidada)", explicó Cécile Gnowahou, de 26 años, quien fue sometida a la ablación cuando tenía 11.
"No tienes derecho a casarte, y por lo general eres ridiculizada en la aldea. Es una costumbre que existía antes de nuestros padres y de nuestros abuelos", afirmó.
"La ablación causa mucho más daño del que una piensa", dijo Gnowahou. "A veces incluso provoca la muerte de la víctima. Sin embargo, cuando esto ocurre, la situación es resuelta en forma amigable entre las familias".
La propia experiencia de Gnowahou ilustra el dilema social que representa la mutilación genital que sufren muchas mujeres.
"No solo no me pude casar luego del prolongado sangrado que sufrí, sino que ahora, como los tiempos han cambiado, cualquier hombre que sabe de mi condición automáticamente me rechaza", contó.
Además, expresó su esperanza de que, si se aplica la ley, se reduzca la prevalencia de la mutilación genital.
Con ella coincidió la ministra de Familia, Mujeres e Infancia, Raymonde Goudou Coffie, quien señaló que la sentencia en Katiola era solo el comienzo.
La ministra afirmó que la ley será aplicada con toda severidad contra las prácticas que atentan contra la dignidad humana, particularmente de las mujeres.
Publicado por: IPS/AWID - Fulgence Zamblé - setiembre/2012 -
 
 

Asesinan a ‘la reina de la cocaína’ en Colombia.

La exnarcotraficante colombiana Griselda Blanco, conocida como ‘la reina de la cocaína’ fue asesinada en la tarde de este lunes en la ciudad colombiana de Medellín.

Los hechos ocurrieron cuando la exconvicta, de 69 años, estaba en un expendio de carnes acompañada por una exnuera que se encontraba en estado de embarazo. Allí, según versiones de las autoridades, dos hombres llegaron en una motocicleta de bajo cilindraje y uno de ellos se bajó y le disparó dos veces en la cabeza con un revólver.

La mujer embarazada resultó ilesa mientras que Blanco murió mientras era trasladada a un hospital.

Caracterizada por su crueldad, Griselda Blanco fue de las primeras colombianas dedicada al tráfico de estupefacientes a Estados Unidos, en la década de los años 70. ‘La Patata’ o ‘la Madrina’, como también era conocida, se hizo mundialmente famosa por inaugurar la ruta de tráfico entre Colombia y La Florida, que luego pasó a manos del cartel de Medellín.

Asimismo, la mujer se encargó de manejar circuitos de distribución e institucionalizó formas de mediar con la ley y sus competidores.

En 1985, ‘la reina de la cocaína’ fue condenada en Estados Unidos por conspiración para introducir cocaína y luego de 20 años en prisión, en 2004 fue deportada a Colombia, año desde el cual se mantuvo en la clandestinidad tras haber sido considerada una de las mujeres más ricas del mundo.

Esta mujer que fue un ejemplo a seguir para el legendario narcotraficante Pablo Escobar cuando dio sus primeros pasos en el mundo del narcotráfico. Se le conoció por dictar cátedra entre los sicarios de los años setenta, tras asesinar a varios de sus rivales del negocio de las drogas e, inclusive, a uno de sus maridos.

Griselda Blanco, nacida en un humilde barrio de la ciudad de Cartagena, tuvo cuatro
hijos. Uno de ellos está en una cárcel estadounidense, dos fueron asesinados y el último padece una enfermedad.

Familiares de la exconvicta afirmaron a las autoridades que ya no tenía nexos con la mafia y que la mujer estaba en proceso de vender una de sus propiedades para vivir con ese dinero el resto de su vida.
Publicado por: La Voz de América - Redacción - 03/09/12 -