viernes, 10 de agosto de 2012

EE.UU: Monjas reprendidas por Vaticano continúan negociaciones

Un grupo de monjas estadounidenses que fue reprendido por el Vaticano sostendrá conversaciones con los obispos designados para renovar la orden pero no "comprometerían su misión", informó el viernes el grupo.
La hermana Pat Farrell, presidenta del Liderazgo de la Conferencia de Mujeres Religiosas (LCWR, por sus siglas en inglés), calificó como "tergiversación" la valoración del Vaticano que acusa a las hermanas de tolerar la disidencia.
Farrell agregó, sin embargo, que las más de 900 mujeres que asistieron esta semana a la asamblea nacional del grupo decidieron que por ahora estarían abiertas a la discusión con tres obispos designados por el Vaticano para supervisarlas.
"Las directivas procederán con estas discusiones tanto tiempo como sea posible, pero lo reconsiderarán si el LCWR es forzado a comprometer la integridad de su misión", señaló Farrell en una conferencia de prensa en la que se negó a ser más específica.
La organización representa aproximadamente 80% de las 57.000 monjas católicas romanas en Estados Unidos.
La reunión de San Luis fue la primera reunión nacional del grupo desde que una revisión del Vaticano concluyó que las hermanas tenían "serios problemas doctrinales" y promovían "ciertos temas feministas radicales" que socavan la enseñanza católica sobre el sacerdocio sólo para hombres, control natal y homosexualidad. Las monjas fueron acusadas además de permanecer casi en silencio en el combate contra el aborto.
Farrell admitió que el plan de las monjas para seguir adelante era vago, pero señaló que el proceso duraría cinco años y apenas había comenzado. Se espera que la junta se reúna pronto con el arzobispo de Seattle Peter Sartain, quien estará a cargo de la renovación.
"El diálogo sobre doctrina no va a ser nuestro punto de arranque", dijo Farrell. "Nuestro punto de comienzo será sobre nuestra vida propia y sobre nuestra comprensión de la vida religiosa, y sobre la inexactitud sobre ello, desde nuestro punto de vista, de los documentos (del Vaticano), y veremos cómo se desarrolla a partir de ahí", agregó.
La autoridad guardián de la ortodoxia del Vaticano, la Congregación de la Doctrina de la Fe, emprendió la valoración en 2008, después de años de quejas de conservadores teológicos de que el grupo de monjas de Estados Unidos se había vuelto secular y político, abandonando la fe tradicional.
La crítica, emitida en abril, detonó una ola nacional de apoyo a las hermanas, incluidas vigilias en parroquias, protestas afuera de la embajada del Vaticano en Washington y una resolución del Congreso elogiando a las hermanas por su servicio al país.
Publicado por: Terra - 10/08712 - El periodista de la AP Jim Salter reportó desde San Luis. La periodista especializada en religión Rachel Zoll reportó desde Nueva York. -


Argentina: Tres de cada 10 víctimas de trata son menores de 18 años.

Casi tres de cada 10 víctimas de trata de personas en el país son menores de edad. Ahora, cada vez es más difícil encontrar niños y adolescentes en los allanamientos por los recaudos que toman los explotadores. Entre las víctimas, es alta la incidencia de paraguayas. Es baja la cantidad de procesamiento en grandes centros urbanos. Quienes son procesados por lo general no integran redes poderosas. Y poco y nada se indaga sobre las complicidades de funcionarios policiales y públicos.
Estas son las conclusiones de un estudio realizado por la Unidad Fiscal de Asistencia para la Investigación en Secuestros Extorsivos y Trata de Personas (Ufase) y el Instituto de Estudios Comparados de Ciencias Penales y Sociales (Inecip). Se trató de un relevamiento y análisis de 74 causas abiertas en el país por trata de personas con fines de explotación sexual entre abril de 2008 y abril de 2011, más entrevistas a personas interiorizadas en el flagelo.
Según el informe, el 27 por ciento de las víctimas rescatadas es menor de edad, y en su mayoría se encuentra en el rango de 15 a 17 años. “Si bien es significativo el número, se cree que los tratantes toman mayores recaudos –luego de la sanción en abril de 2008 de la ley federal 26.364, de trata de personas– y no exponen de la misma forma a las niñas y adolescentes, dificultando que sean encontradas en los allanamientos”, se alerta.
Sobre la procedencia de las víctimas, se destaca que en el 51 por ciento de los casos se trata de víctimas argentinas que han sido captadas y explotadas en el país. Se apunta que también es significativo la cifra de víctimas paraguayas: 36 por ciento.
Pobres.
La investigación señala que la mayoría de las víctimas proviene de hogares pobres. Las rescatadas, antes de ser captadas, sufrían “graves problemas económicos o familiares”, estando a cargo de sus hijos, los que en muchos casos las llevó a aceptar trabajos “precarios, ambiguos o que suponen un alejamiento de su hogar”.
En esa línea, se corroboró que la modalidad de captación más frecuente es el engaño “y casi es nulo el método de secuestro, lo que demuestra la débil estructura a nivel delictivo”.
Una vez captadas, agrega el informe, son trasladadas en autos y en micros. Pero el relevamiento agrega aquí un dato hasta ahora desconocido: “Luego de la sanción de la ley de trata, se ha empezado a registrar que en ocasiones las víctimas viajan solas o acompañadas ‘bajo vigilancia’, situación que complica las tareas de prevención. También se han detectado traslados en empresas de colectivos reconocidas gracias a la complicidad de los choferes”.
En cuanto a dónde se consuma el delito, el estudio advierte que en el 74 por ciento de los casos relevados, las víctimas fueron rescatadas en “whiskerías”, pubs y lugares similares, mientras que otro 22 por ciento fue hallada en domicilios privados, a los que es más difícil llegar para los investigadores.
Al respecto, se subraya que “la mayoría de las víctimas fueron explotadas en ciudades pequeñas”. Esto trae a colación una crítica: “Son realmente insignificantes la cantidad de procesamientos en grandes centros urbanos, a excepción de Mar del Plata, y es posible que en ellos exista una mayor proporción de privados”.
El estudio también remarca que Buenos Aires y Misiones son las provincias con mayor cantidad de víctimas, lo que no necesariamente indique que se trate de los lugares con más trata de personas del país.
Los imputados.
¿Quiénes son a los que alcanza la Justicia? Se destaca que entre los procesados, el 43 por ciento son mujeres, mientras que ellas representan el 32 por ciento de las condenadas. En el resto de los delitos, las mujeres representan, en general, 10 por ciento de la población carcelaria.
Así, se corre el riesgo de que algunas juzgadas en realidad hayan sido víctimas antes, lo que estaría llevando a su criminalización. A la Justicia han llegado sólo casos en los que imperan redes de trata con estructuras precarias, no profesionalizadas y con poca diferenciación interna de roles.
Publicado por: Diario La Voz de Córdoba (Argentina) - Juan Federico - 10/08/12 -

Uruguay: Debaten uso de abortivos.

La legalización del aborto quedó postergada en Uruguay por falta de mayoría parlamentaria, pero la realidad va más rápido que las leyes y esta práctica se generaliza en el país al igual que en otros en América Latina mediante el uso de un medicamento para úlceras, el misoprostol.

En el Hospital Pereira Rossell, la mayor maternidad de Uruguay, todos conocen muy bien el misoprostol. Legalmente, los ginecólogos y obstetras no pueden recetarlo, pero cotidianamente lo indican a las mujeres que quieren abortar’. El misoprostol es un medicamento que en el 97% de los casos logra la interrupción del embarazo sin ningún problema’, asegura Francisco Coppola, presidente de la Asociación de Obstetras del Uruguay y médico del Pereira Rossell.

Este fármaco desarrollado por el laboratorio estadounidense Pfizer para tratar úlceras gástricas y duodenales llegó a Uruguay a principios de la década de 2000. Incluido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la lista de medicamentos de referencia
para la interrupción del embarazo, se convirtió rápidamente en la solución para quienes buscan un aborto.

Publicado por: Diario La Estrella (Panamá) - 08/08/12 -


Personas mayores y calidad de vida, ¿por qué no están satisfechas?

 A las personas mayores les preocupa su calidad de vida. Y no es para menos. A partir de los 65 años se muestran más descontentas con su salud, las relaciones que mantienen con otras personas del entorno y la propia comodidad en el hogar. ¿Hay algo que les guste más? Lo hay. La mayoría agradece tener más tiempo para adquirir nuevos conocimientos. En este reportaje se detalla qué preocupa a las personas mayores con respecto a su salud, las relaciones que mantienen con otras personas y la comodidad en el hogar y se destacan varios consejos para mejorar la calidad de vida.
El "Estudio sobre calidad de vida percibida", realizado por el Instituto de Biomecánica (IBV), ha analizado el grado de conformidad de las personas mayores en nuestro país con ciertos aspectos de su vida. Las conclusiones colocan a los mayores en el vértice de la pirámide. Ellos son quienes menos a gusto se sienten con su calidad de vida, aunque le dan un aprobado alto. El 62,4% de los encuestados mayores de 65 años la considera buena o muy buena. La encuesta se realizó durante un año -entre mayo de 2011 y mayo de 2012- mediante una aplicación web y pantallas táctiles ubicadas en lugares de tránsito frecuente de personas.
La salud de las personas mayores
Un 6,6 sobre 10. Esta es la nota que las personas mayores otorgan a su nivel de calidad de vida. Faltan cuatro puntos para que se consideren satisfechos por completo y la culpa es de varios factores. El primero de ellos, la salud. Es el aspecto que más les preocupa. Entre los indicadores que determinan la percepción de la salud figura la calidad del sueño. Tan solo 4 de cada 10 mayores de 65 años la estiman satisfactoria.
Un dato destacado hace referencia a su nivel de estrés, que desciende al 46,4% de los encuestados mayores de 65 años, frente a más del 70% de la población entre 15 y 65 años que cree que tiene un nivel de estrés alto o muy alto. Para combatir el estrés en los mayores, conviene poner en práctica los principios del envejecimiento activo. Mantenerse activo y ocupado contribuye a una vejez saludable, a tener más herramientas con las que enfrentarse a situaciones de vulnerabilidad.
La alimentación es otro aspecto que influye en la salud de los mayores. Según el estudio, tan solo la mitad de los encuestados mayores de 65 años (54%) opina que la calidad de su alimentación es satisfactoria. Seguir una dieta sana favorece el equilibrio y frena la obesidad, que repercute en una menor movilidad de los mayores y aumenta las posibilidad de padecer enfermedades relacionadas. Cuatro de cinco mayores de nuestro país son obesos, por lo que deben adaptar la dieta a sus gustos, tomar varias comidas al día y consumir alimentos con fibra para favorecer el tránsito intestinal.
Relaciones con otras personas
Las personas mayores destacan que les gustaría conocer más gente y divertirse más. La mitad está de acuerdo con estas afirmaciones y el mismo porcentaje describe como satisfactorias sus relaciones interpersonales. Es interesante que los mayores mantengan relaciones con personas jóvenes. Las relaciones intergeneracionales enriquecen la vida de las personas de más edad, al establecer un intercambio de aprendizaje y experiencias. Fomentar el diálogo entre mayores y jóvenes ayuda a unos a sentirse útiles al tener la posibilidad de enseñar desde su experiencia y a otros a entender mejor el proceso de envejecimiento.
En este intercambio, todos pueden aprender. De hecho, 7 de cada 10 personas mayores valoran la posibilidad de aprender cosas nuevas y desarrollar sus habilidades, en un contexto en el que el tiempo libre aumenta, y buscan modos de mantenerse ocupados. Los centros sociales y los talleres para personas mayores son alternativas óptimas para este grupo de la población, que tiene la oportunidad, entre otras cosas, de aprender el manejo de las nuevas tecnologías o tomar parte en acciones en el medio rural.
Comodidad en el hogar
Las personas mayores no siempre se sienten seguras. Tienen miedo de tener un accidente fuera del hogar, pero también dentro. Valoran sentirse cómodos en su casa, aunque, según recoge el estudio, "un 31% cree que es probable que tenga algún accidente en el hogar, como golpes, caídas o resbalones". Esta cifra duplica el porcentaje de la población general que piensa que podría tener un contratiempo (15%).
En este escenario, la accesibilidad es uno de los aspectos peor valorados. Preguntados por posibles problemas para moverse dentro de casa, el 80,8% de los mayores responde de manera afirmativa: cree que sí tiene problemas. El 19% considera mejorable el acceso y la movilidad en su vivienda, "frente al 7% de la media". Mejorar la accesibilidad en el hogar es necesario para buena parte de las personas mayores, si bien el coste de las obras es un freno importante para ello.
Consejos para mejorar la calidad de vida
Con la finalidad de ayudar a mejorar la calidad de vida de todas las personas, la Asociación para el Cuidado de la Calidad de Vida (CVIDA) y el IBV han puesto en marcha la página web Mi bienestar, con consejos relacionados con la salud, la vida en el hogar, el transporte, el ocio y la autonomía. Incluso hay un apartado especial dedicado a las personas mayores de 65 años. Para este grupo, entre otras cosas, se recomienda:
·         Realizar análisis periódicos de la vista.
·         Mantenerse activos y realizar ejercicios para no perder fuerza muscular.
·         Prevenir discapacidades asociadas a la edad gracias a un nivel mayor de educación, mejores cuidados en los primeros años de vida o adopción de estilos de vida saludables.
·         En el caso de ser necesaria una prótesis de cadera, informarse bien acerca de las diferentes opciones.
·     Evitar las caídas en casa con actuaciones directas, como usar un bastón, u otras medidas, como corregir cualquier peligro que se detecte, así como una adecuada rehabilitación si ya se ha sufrido una caída.

Publicado por: Boletín EROSKI - Azucena García - 30/07/12 -

El historiador Javier Rodríguez denuncia que la trama de los niños robados arrancó en las cárceles de Franco.

Las mujeres fueron el blanco de una «represión específica por parte de la dictadura franquista: sufrieron la cárcel física, fueron paseadas, como Teresa Monge en León, hubo muchas maestras depuradas... y además hubo una represión de género», afirma el historiador Javier Rodríguez, quien hoy imparte una conferencia como actividad complementaria de la exposición Presas de Franco organizada por la Fundación de Investigaciones Marxistas y el PCE de León en el Museo de León.
«El niño mirará al mundo, la niña mirará al hogar». Esta frase, que se publicó en la revista Consigna en la posguerra, tuvo un hondo calado en la política franquista: «El régimen dictactorial empezó a dejar a las mujeres en segundo plano y al servicio del marido y se impuso una moralización de las costumbres en unión con la iglesia católica», como prueban las directrices dictadas por los obispados de León y Astorga a partir de 1937, que prohibían a las mujeres fumar, andar sin medias a partir de los doce años, los escotes y los brazos al aire.
Mujeres caídas
«El modelo de la roja emancipada se oponía a la mujer cristiana cuya única misión en las tareas de la patria empezaba y terminaba en el hogar», apunta la exposición por la que hoy realizará un recorrido explicativo Eloina Terrón directora de documentales sobre memoria histórica como «Mujeres en la II República, constructoras de derechos y utopías».
Una veintena de cárceles recluyeron específicamente a las mujeres y en 1938 se transformó un antiguo balneario en la prisión central de mujeres de Saturrarán (Guipúzcoa), por la que pasaron miles de ‘rojas’ represaliadas. Muchas de las cárceles fueron gestionadas por órdenes religiosas femeninas. Se crearon también cárceles de <<mujeres caídas para recluir a prostitutas>>.
Además se creó la prisión maternal de San Isidro, en la que María Topete impuso una «rígida separación entre presas e hijos mayores de un año para evitar que los hijos de las rojas se contagiaran de la ideología de sus madres», apunta la exposición compuesta de fotografías, documentos y testimonios directos de ex presas.
«Los niños acababan en centros del Auxilio Social y muchos fueron adoptados irregularmente», apunta el historiador leonés quien señala al psiquiatra Vallejo Nájera como el impulsor de esta política segregacionista para extirpar el gen marxista.
El Museo de León que ha convertido sus espacios dedicados a exposiciones temporales en una ventana abierta a la experiencia penitenciaria de las mujeres durante las primeras décadas de la dictadura y a la recuperación de la memoria del maestro freinetiano Antonio Benaiges, un proyecto de Sergi Bernal a partir de la excavación de la fosa burgalesa donde fue paseado.

Publicado por: Diario de León (España) - Ana Gaitero - 10/08/12 -



LIBIA: Las y los perseguidos por la revolución.

Embarazadas que sufren abortos espontáneos debido a maltratos, subsaharianos detenidos sin agua ni alimento, celdas superpobladas por víctimas de una justicia arbitraria, somalíes repatriados a la fuerza… Esta es la realidad de unos 80.000 desplazados de sus hogares y refugiados en Libia luego de la revolución.
Entre estos hay muchos libios perseguidos por pertenecer a etnias que fueron leales al antiguo régimen de Muammar Gadafi (1969-2011), y otros que huyeron de sus localidades por los combates entre las diferentes milicias que pululan en el país.

También hay inmigrantes y solicitantes de asilo procedentes de países vecinos. Todos están recluidos en unos 30 centros de detención y campamentos para refugiados administrados por el gobierno, milicias, el ejército y la policía.

Muchos de esos centros reciben ayuda de organizaciones no gubernamentales libias e internacionales, pero sus recursos siguen siendo limitados.

"Desde mayo, 100 personas murieron intentando cruzar a Europa en botes sobrecargados e inseguros. Cada mes hay miles de refugiados que hacen ese peligroso viaje porque están desesperados", dijo a IPS el encargado de programas de protección en Libia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Samuel Cheung.

"Los más vulnerables en esta situación son las mujeres embarazadas y los hombres que tienen heridas de bala y que no pueden recibir atención médica adecuada", dijo Cheung.

Unos 20.000 de los aproximadamente 35.000 desplazados tawerghas, libios de raza negra y descendientes de esclavos que habitaban la localidad del mismo nombre, muchos de los cuales respaldaban a Gadafi, se encuentran en los campamentos de refugiados de Trípoli y Bengasi (noreste).

Tawergha fue utilizada por Gadafi como base para atacar al baluarte rebelde de Misurata (noroeste), a apenas 38 kilómetros de distancia.

Nafisa Muhammad, de 31 años, ahora vive en una sofocante habitación en un edificio prefabricado en la carretera que lleva al aeropuerto de Trípoli. Es secretaria en la Universidad de Misurata y tiene el "lujo" de contar con una vivienda propia, a diferencia de la mayoría de las 400 familias tawerghas en el campamento para refugiados de Fillah.

"Mi hijo de un año murió durante los combates en Misurata entre los rebeldes y los tawerghas partidarios de Gadafi", contó Muhammad a IPS.

"Dos de mis hermanos murieron durante la guerra, uno en combate y el otro, que era civil, fue secuestrado en el aeropuerto de Bengasi por milicianos de Misurata y golpeado hasta fallecer en un centro de detención", añadió.

El primo de Muhammad falleció cuando él y otros combatientes leales a Gadafi fueron encerrados por rebeldes en un camión al que estos prendieron fuego.

Los rebeldes también enviaron vídeos de los cuerpos mutilados a sus familias. Esto fue una represalia por las supuestas atrocidades cometidas por leales a Gadafi contra los civiles de Misurata durante el cerco a la ciudad.

Hannah Jaballah, de 25 años, vecina de Muhammad, huyó con su esposo y sus dos pequeñas hijas de Misurata durante los combates. Sus hijas ahora pasan su tiempo jugando en la basura que rodea a los dormitorios prefabricados en el campamento de Fillah.

Hace un mes, su esposo fue secuestrado por milicianos de Misurata en el centro de Trípoli, mientras realizaba un trámite bancario.

"Visité a mi esposo el mes pasado en un centro de detención en Misurata. Tenía un hombro roto y le habían pegado. No tengo idea cuándo lo liberarán", dijo Jaballah a IPS.

Muftah es el coordinador del campamento de Fillah. No quiso dar su apellido por razones de seguridad. Él también escapó de Tawergha durante la guerra, y ahora teme dejar el campamento. Milicianos hacen redadas regulares en el lugar y secuestran a hombres jóvenes, muchos de los cuales no vuelven a aparecer.

"Aunque tenemos libertad para abandonar los campamentos, la mayoría de los hombres jóvenes no lo hacen. Dependemos de las mujeres para conseguir comida y otros elementos esenciales al campamento", dijo Muftah a IPS.

Por su parte, Cheung señaló: "Entre los desplazados de Libia también hay personas que huyeron de sus pueblos y ciudades de origen debido a los continuos combates entre milicias rivales".

"Las raíces de los enfrentamientos a veces se remontan a tensiones durante la era Gadafi, con historias de violencia en torno a disputas de tierras entre tribus y que ahora han revivido tensiones tras la guerra", apuntó.

Mientras, Acnur está preocupado por los abusos cometidos contra refugiados y por la falta del debido proceso.

"Los refugiados llegaron a Libia huyendo de la persecución en sus propios países, pero muchos están siendo ahora repatriados a la fuerza, como los somalíes, que podrían sufrir la muerte al regresar" a su país, alertó Cheung.

"Otros vinieron a Libia por motivos económicos, ya que este país ha sido tradicionalmente fuente de empleo para muchos extranjeros", añadió.

Las condiciones en que están recluidos en los centros y campamentos estos refugiados y desplazados internos también es causa de preocupación para esa agencia de la Organización de las Naciones Unidas.

"Muchas de esas condiciones están muy por debajo de los estándares internacionales, y esta situación se exacerbó por la falta de financiamiento, que priva a esos centros de los recursos necesarios", dijo Cheung.

Publicado por: IPS ipsnoticias.net - (Libia) - Mel Frykberg (Trípoli) - agosto 2012 -