viernes, 3 de agosto de 2012

República Dominicana: Atacarán Violencia Intrafamiliar desde entorno laboral.


Unos 130 mil trabajadores y trabajadoras de zonas francas serán orientados sobre cómo prevenir la violencia intrafamiliar, como parte de un plan que desarrollarán instituciones públicas y privadas.

La iniciativa es abrazada por la Procuraduría General de la República (PGR), los ministerios de la Mujer y Trabajo, así como la Asociación Dominicana de Zonas Franca (Adozona) y persigue prevenir y “erradicar” este tipo de violencia, además de los abusos sexuales y el acoso en el ambiente laboral.

Para poner en marcha el plan firmaron un acuerdo los titulares de la PGR, Radhamés Jiménez Peña; la ministra de la Mujer, Alejandrina Germán; de Trabajo, Francisco Domínguez Brito y de Adozona, Aquiles Bermúdez.

Mientras que como testigos estamparon sus firmas el embajador de Estados Unidos, Raúl Yzaguirre; la procuradora general adjunta para Asuntos de la Mujer, Roxanna Reyes; la pasada secretaria de Salud de Estados Unidos, Antonia Coello Novello, y la directora ejecutiva del Consejo Nacional de Zonas Francas, Luisa Fernández.

El objetivo es, según lo pactado, promover una sociedad sana y libre de violencia a través de la difusión de informaciones que promuevan una cultura de paz en el hogar.

Artículo publicado por: Periódico 7 días - ( Santo Domingo ) - República Dominicana - 30/07/12 -
 

Guatemala: No más muertes, exigen embarazos saludables.

Sin pensarlo muchas mujeres que llevan en su vientre a un nuevo ser humano deben enfrentare a la muerte, no por el ser que llevan dentro sino por la violación a sus derechos de salud y alimentación, la pobreza y el no tener acceso a los servicios básico para una vida adecuada son factores para que muerte de mujeres en estado de gestación se incremente.

Aracely Saucedo del Comité de Unidad Campesina (CUC) y representante de las mujeres de la CLOC Vía Campesina en Guatemala, señala que la pobreza en que viven la mayoría de familias guatemaltecas no permite que las mujeres puedan alimentarse bien en uno de los periodos más lindos, "el tener en su vientre a un nuevo ser”, señaló que la realidad de las comunidades lejanas es tener edificios de salud pero no personal capacitado para atender a las mujeres en el periodo de embarazo.
"La falta de recursos económicos de las familias no permite que las mujeres tengan acceso a la salud y a medicamentos mucho menos a salud privada, por ello quedan sin acompañamiento en el periodo de embarazo” señaló Saucedo.
P
or la poca atención a la salud de las mujeres embarazadas se ha incrementado la muerte de aquellas que por estar lejanas a un centro de salud no son atendidas de forma inmediata, sin que se cumpla lo establecido en el Acuerdo sobre Aspectos Socioeconómicos y Situación Agraria en su apartado B. Sobre Salud señala sobre el sistema nacional coordinado de salud…”; b) Es atribución del Ministerio de Salud la formulación de políticas que permitan el acceso de toda la población guatemalteca a los servicios integrales de salud. Bajo la coordinación del Ministerio de Salud, concertar con instituciones públicas, incluyendo el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social, privadas y no gubernamentales que intervienen en este sector, la puesta en práctica de las acciones que permitan universalizar el acceso de toda la población guatemalteca a los servicios integrales de salud…”.
Asimismo en cuanto a la Población de bajos recursos señala "…Crear las condiciones para garantizar el acceso efectivo a servicios de salud de calidad a la población de bajos recursos. El Gobierno se compromete a aumentar los recursos destinados a la salud…”. Además en sus prioridades de atención señala "d) Dar prioridad a la lucha contra la desnutrición, al saneamiento ambiental, la salud preventiva, las soluciones de atención primaria, especialmente la materno infantil. El Gobierno se compromete a presupuestar por lo menos 50% del gasto público en salud a la atención preventiva, y se compromete a reducir la mortalidad infantil y materna…”.

Según declaraciones dadas en mayo del 2012 por representantes del Observatorio en Salud Sexual y reproductiva -OSAR- de acuerdo a monitoreos realizados Guatemala es uno de los países latinoamericanos donde mayor número de mujeres mueren por causas con el embarazo, parto y posparto.
Representantes del observatorio recordaron que en Guatemala se debe reducir de 136.7 muertes maternas a 65 por cada 100 mil nacidos vivos para el año 2015, según lo establece el 5º objetivo de desarrollo del milenio.
En una publicación de Analistas independientes refiere que en el último recuento que se tiene como país sobre muerte materna, señala que mueren alrededor de 537 mujeres al año por razones asociadas a la maternidad. Son 45 al mes; 10 u 11 por semana; 1 o 2 al día. http://www.analistasindependientes.org/2012/05/morir-al-ser-madre.html

Silvia Velásquez de la Coordinadora Nacional Indígena y Campesina (CONIC) activa a la CLOC Vía Campesina, señaló que en muchos departamentos del país las mujeres en estado de gestación no tienen acompañamiento médico porque no existe en la comunidad o estos se encuentran lejanos y no hay quien las acompañe, también mencionó que uno de los problemas que sobresale en las comunidades es que la alimentación no es nutritiva y eso da como resultado que las mujeres estén desnutridas y eso afecta durante el parto o después del mismo ya que muchas quedan sufriendo enfermedades como desmayos y decaimiento y en otros casos las mujeres no soportan y mueren.
En varias comunidades del país se vive desnutrición y pobreza y por ello no existen recursos económicos para que las mujeres sean trasladadas a tiempo a los centros de salud que se encuentran alejados de las comunidades.
La organización ve fundamental el trabajo de las comadronas en las comunidades por ello desde cada colectivo territorial se brinda acompañamiento a la labor que realizan para que puedan capacitarse y ser reconocidas por el ministerio de Salud y Asistencia Social, este acompañamiento se da en los 18 departamentos donde tiene presencia la CONIC Velásquez dijo que el conocimiento ancestral es fundamental ya que en muchas comunidades aun se transmiten los conocimientos a otras compañeras.

Dijo que es fundamental continuar impulsando el tema de salud, educación analfabetismo y uno de los problemas es que no pueden hablar en idioma español, dijo que según registros de la organización mujeres que pertenecían a la CONIC fallecieron dos días después de haber dado a luz, con síntomas de hemorragia que les provocó la muerte.
Reiteró la lideresa que aunque en varias ocasiones desde la organización se ha denunciado la falta de atención a las mujeres en el periodo de embarazo no ha respuesta de la cartera de salud, señaló que en su mayoría mujeres de diferentes comunidades no tiene acceso a la salud sexual y reproductiva desde su propia visión.
Investigaciones señalan que cuando las mujeres embarazadas no se alimentan bien se asocia a un peso bajo al nacer y a un riesgo de enfermedades crónicas para el bebé. Durante el embarazo aumentan los requerimiento de la mayor parte de los nutrientes por mencionar las proteínas, vitamina A, vitamina D, ácido fólico, calcio y hierro entre otros; estos alimentos que se deben incrementar durante el periodo de gestación. Fuente: MSNSaludyBienestar.
Magdalena Sarat de la Coordinadora Nacional de Viudas de Guatemala CONAVIGUA activa a la Vía Campesina coincidió con Velásquez al indicar que las comadronas juegan un papel importante en las comunidades, dado a la carencia de centros de salud cercanos de donde viven las mujeres ya que son las comadronas quienes dan acompañamiento a las mujeres durante el embarazo a la hora del parto y después del parto, señala que la pobreza y pobreza extrema no permite a las mujeres alimentarse bien.
S
arat agregó que en las comunidades lo que prevalece es la medicina natural por ello es fundamental que las autoridades del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social tome en cuenta la situación particular de cada comunidad: "El Estado debe reconocer el derecho a la salud de los pueblos desde la forma y práctica de cada región”, señaló.
La integrante de la -CONAVIGUA- expresó que no puede hablarse de salud y alimento adecuado si las políticas son despojo y contaminación por parte de las empresas mineras y transnacionales que e instalan en los territorios de los pueblos, tampoco se puede hablar de una soberanía alimentaria sino existe tierra para cultivar y producir alimentos.
Hay leyes que se han creado para garantizar la vida y las salud tanto de las mujeres embarazadas como para el nuevo ser tal es el caso de la Ley para la maternidad saludable Decreto 32-2010 emitido por el Congreso de la República el 9 de septiembre de 2010, aprueba la Ley para la Maternidad Saludable, la cual tiene por objeto mejorar la salud y calidad de vida de las mujeres y del recién nacido, establece que es el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social y las Organizaciones No Gubernamentales contratadas por el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, las responsables de la implementación y cumplimiento de la ley.
El no hacer cumplir las leyes nacionales e internacionales para velar por la salud y bienestar de las mujeres embarazadas también es violencia, el que las mujeres no tengan acceso a los servicios básicos como el desalad también es violencia, el que una mujer muera por no ser atendida de forma inmediata y responsable en la hora del parto, también es violencia.

La Vía Campesina ha señalado que una de sus tareas es construir un modelo de sociedad que parta de las raíces; un modelo en que todos, hombres y mujeres, rechacemos la violencia en todas sus formas: económica, social, física, mental, sexual y medioambiental. Y garantizar que ese modelo NO TOLERE la violencia, uno de los objetivos de la "Campaña de la no Violencia hacia las mujeres” anunciada en la V Conferencia Internacional de la Vía Campesina en octubre 2008, es "Presionar a los gobiernos para que cumplan los acuerdos y los tratados internacionales y lleven a cabo políticas que combatan todas las formas de violencia contra las mujeres. Hacer frente a la falta de voluntad política que demuestran la mayoría de los gobiernos a la hora de aplicar las leyes nacionales e internacionales, las convenciones y los tratados sobre derechos de la mujer”.

Artículo publicado por: ADITAL - Guatemala - Rocizela Pérez Gómez - CLOC Vía campesina en Guatemala - 30/07/12 -

Malí: Superharina para la infancia Desnutrida.

Una harina enriquecida cuyo principal ingrediente es el mijo constituye el elemento fundamental de una respuesta local y sostenible a la desnutrición en Malí.
En la ciudad de Kati, unos 15 kilómetros al noreste de la capital, una decena de mujeres están atareadas procesando el grano cultivado en la localidad para producir "Misola".
La iniciativa Misola, creada por la organización francesa de igual nombre, es un proyecto de salud pública que apunta a reducir la desnutrición infantil.

"Compramos mijo, el ingrediente básico de la harina enriquecida que producimos, a comerciantes de la ciudad", relató Ramata Traoré, encargada del centro de producción de Kati.

La harina contiene 60 por ciento de mijo, 20 por ciento de soja y 10 por ciento de cacahuete. Además se le agregan vitaminas y sales minerales para obtener un alimento balanceado que responda a las deficiencias nutricionales conocidas.

La demanda de harina aumenta en Malí debido a la mala cosecha de la última estación. La desnutrición es un problema grave en este país semiárido de África occidental, donde la seguridad alimentaria se vio perjudicada por la sequía de los últimos años, situación que empeoró con la rebelión tuareg del norte.

El Ministerio de Agricultura dijo en diciembre que la cosecha nacional solo había sido de cinco millones de toneladas de granos, bastante menos que los ocho millones previstos.

"La actual crisis alimentaria aumenta el riesgo de desnutrición en varias regiones de Malí, como Kayes (sudoeste), Koulikoro y Segou (sur)", indicó Aminata Sissoko, especialista en nutrición de la Cruz Roja en este país. Y la toma de las tres regiones norteñas de Kidal, Tombuctú y Gao por grupos islamistas y rebeldes del Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad (MNLA) no hizo más que agravar la situación, añadió.

"No hemos podido llegar a las áreas controladas por los grupos armados para evaluar las necesidades. Pero ayudamos a personas desplazadas por la guerra con harina Misola", dijo Sissoko a IPS.

Uno de cada cinco niños malienses sufre desnutrición, según Abdulaye Sangho, coordinador del capítulo de Misola en Malí.

"Somos una organización que apoya a las productoras de harina Misola", dijo Sangho a IPS. "Nuestro objetivo es mejorar la nutrición de la población, centrándonos especialmente en niños y niñas de entre seis y 60 meses y en mujeres embarazadas y que están amamantando", explicó.

La primera fábrica de Misola en Malí se creó en 1993 en la central localidad de Diafarabé. La iniciativa se amplió rápidamente y hoy hay 19 pequeñas plantas de elaboración dispersas en todo el territorio, salvo en Kidal.

El proyecto desborda las fronteras nacionales. De hecho, la producción de harina enriquecida comenzó en 1982 en Burkina Faso. También se produce en Benín, Níger y Senegal.

Una carta común vincula a todas las organizaciones productoras de Misola. "Las mujeres que participan en los proyectos también promueven mejores prácticas alimentarias en sus barrios. Organizan demostraciones en centros de salud o en otros lugares públicos", indicó Sangho.

"A los siete meses, mi hijo estuvo muy enfermo y muy flaco. Pero no sabía que el problema era la desnutrición. Me di cuenta en una demostración de Misola en el mercado", relató la vendedora de especias Assetu Traoré.

Al capacitar a mujeres para producir la harina, que se come en forma de gachas, y promover su consumo en las comunidades, la organización Misola genera conciencia sobre una buena nutrición y el conocimiento para lograrla.

En un jardín de Kati, Traoré y sus compañeras esparcen el mijo lavado varias veces, con sumo cuidado, para que se seque en una lona al sol.

"Como el alimento que producimos está destinado a los niños, prestamos mucha atención a la higiene", indicó Traoré, explicando por qué nadie puede entrar al almacén de granos con zapatos.

Chata Mariko, enfermera de un centro de salud de Bamako, dijo a IPS que los medicamentos recomendables para la desnutrición son fáciles de adquirir.

"Un sobre de esos alimentos no sale más de 500 francos CFA (equivalente a un dólar). Pero, por desgracia, hay padres que no traen a sus hijos a tiempo",


Artículo publicado por: IPS ipsnoticias.net - Soumailia T. Diarra - BAMAKO - julio 2012-