lunes, 16 de julio de 2012

Niñas y niños Discapacitados más vulnerables a la Violencia Física y Sexual.


Los niños con discapacidad sufren actos de violencia física y sexual con una frecuencia casi cuatro veces mayor que los que no lo son, y el porcentaje se incrementa cuando conviven con una enfermedad mental, informó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El trabajo, considerado la prueba "más sólida obtenida hasta hoy de la violencia contra los niños con discapacidad", reveló también que los chicos institucionalizados corren más riesgos de ser violentados.

La investigación se publicó en la revista médica The Lancet y los resultados indicaron que los niños con discapacidad son víctimas de alguna forma de violencia con una frecuencia 3,7 veces mayor que los que no lo son.

Además, padecen de violencia física con una frecuencia 3,6 veces mayor, y de violencia sexual en un porcentaje 2,9 veces mayor que los niños que no son discapacitados.

El relevamiento aportó que los niños con discapacidad que además conviven con una enfermedad mental "son los más vulnerables, pues sufren violencia sexual con una frecuencia 4,6 veces mayor que sus pares sin discapacidad".

Para la OMS, el estigma social, la discriminación y la ignorancia con respecto a la discapacidad son los factores que determinan que los niños con discapacidad tengan un riesgo mayor de ser víctimas.

El organismo puso énfasis en la falta de apoyo para las personas que cuidan de ellos y aseguró que, la vulnerabilidad frente a la violencia, "aumenta cuando los niños con discapacidad son recluidos en un establecimiento sanitario".

Esto porque en este tipo de entornos, los chicos con dificultades para comunicarse no pueden denunciar los malos tratos.

“Los resultados de esta revisión demuestran que los niños con discapacidad son desproporcionadamente vulnerables a la violencia y que sus necesidades se han desatendido por demasiado tiempo”, señaló Etienne Krug, director del departamento de Prevención de la Violencia, los Traumatismos y la Discapacidad de la OMS.

"Es imperativo elaborar un plan de acción al respecto" enfatizó el especialista, quien reconoció que existen estrategias particulares para prevenir la violencia y mitigar sus consecuencias, pero que es necesario "determinar si también dan resultado en los niños con discapacidad".

El relevamiento incluyó 17 estudios que reúnen datos de 18.374 niños con discapacidad de España, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Israel, el Reino Unido y Suecia, países considerados de ingresos altos.

Los datos aportados por estos países "pone de relieve la necesidad urgente de efectuar investigaciones de gran calidad en los países de ingresos bajos y medianos", opinó la OMS.

El informe puso de relieve que "ciertos programas de inspección de los establecimientos donde se interna a niños en riesgo de sufrir actos de violencia, y la capacitación dirigida a mejorar las aptitudes de los padres para cuidar de sus hijos, han dado buenos resultados para prevenir la violencia contra los niños sin discapacidad".

Ahora, es necesario determinar si las mismas acciones pueden aplicarse a chicos con discapacidad, para lo cual la OMS recomendó "aplicar y evaluar la eficacia" de los documentos "Prevención del maltrato infantil. Guía para tomar medidas y obtener datos de investigación" y "Prevención de la violencia. Los datos de investigación", ambos elaborados por el organismo y disponibles en inglés.

“Los efectos de la discapacidad de un niño en su calidad de vida dependen en gran parte de la manera como son tratados por otras personas”, subrayó Mark Bellis, director del Centro de Salud Pública de la John Moores University, en Liverpool.

“El gobierno y la sociedad civil tienen la obligación de velar porque esa victimización sea denunciada y evitada", agregó.

Artículo publicado por: Eldiario24.com -  Tucuman (Argentina ) - 13/07/12 -

Una Mujer tomará las riendas de la Unión Africana.

Después de varios meses de polémica y cuatro rondas de votaciones, la Unión Africana ha elegido a Nkosazana Dlamini Zuma como la primera presidenta de la Comisión de este organismo internacional.

La ministra del Interior de Sudáfrica se ha impuesto al mandatario saliente, el gabonés Jean Ping, que trataba de obtener la reelección.

“Hemos elegido a la presidenta de la Comisión de la Unión Africana y la hemos votado para que pueda empezar a dirigir esta institución, que es algo, en este momento, muy necesario”, declaraba el presidente de turno de la Unión, Boni Yayi.

La batalla ha sido ardua. Desde principios de año, nació en el seno de la Unión Africana una fractura en dos grupos. El liderado por Ping, que agrupaba en su mayoría a los países francófonos, y el anglófono, liderado por Zuma.

La nueva presidenta deberá reconciliar a estos dos bloques si quiere resolver los asuntos pendientes que tiene la Unión.

Los más urgentes son los enfrentamientos entre los rebeldes y el Ejército congoleño en la República Democrática del Congo, el conflicto en Mali y las tensiones entre Sudán y Sudán del Sur.

Artículo publicado por: Eurones - Internacionales - 16/07/12 -

MENOS TU VIENTRE.

En el último mes se conocieron los casos de dos familias que recurrieron a la maternidad subrogada en la India, un país con altísimos índices de mortalidad de gestantes y de recién nacidos/as. La elección de este destino para completar una familia tiene que ver con razones económicas: todo el proceso, desde la gestación del embrión hasta el parto, cuesta la cuarta parte que en Estados Unidos y los tours médicos proliferan para ofrecer este servicio –entre otros, más netamente turísticos–. Sin cuestionar el deseo de quienes buscan convertirse en padres o madres, lo que ha faltado hasta ahora en los relatos de las parejas que vuelven de un destino exótico para Argentina con un recién nacido o recién nacida cuya adopción es automática, son las voces de las mujeres que ponen el cuerpo, mujeres invisibles sin derecho a tener contacto alguno con quien gestaron ni mucho menos a arrepentirse de la decisión que tomaron.

Aasia Khan nació y vive en Mumbai, India, tiene 29 años, tres hijos y está casada. Es la protagonista de Made in India, un documental que registra el proceso por el cual Aasia lleva en su vientre el embrión de una pareja norteamericana, que finalmente se duplica y resulta un embarazo múltiple y que Lisa y Brian Switzer consiguen por medio de un contrato de maternidad subrogada por el que pagan 30 mil dólares. Después de mostrar cómo vive junto a sus hijos y cómo concurre a los controles que le exige la clínica, Aasia dice “ellos están felices porque van a tener dos bebés pero yo no hubiera hecho esto si no fuese pobre”.
Rebecca Haimowitz y Vaishali Sinha, autoras del film, consiguen a lo largo de la película este y otros testimonios de mujeres que, en primera persona, cuentan por qué prestan su cuerpo para que otras familias sean padres y madres, cuánto les pagan, qué controles reciben y cómo se relacionan con ese bebé o bebés por venir, con quien no les está permitido tener ningún contacto. Aasia usó burka durante todo el embarazo para que sus vecinos no la reconozcan, otras dicen que lo hacen pensando en el futuro de sus hijos, que este dinero les permitirá educarlos, se sorprenden por la posibilidad de llevar en su vientre a un hijo que no les corresponde biológicamente (y sobre el que renuncian a toda potestad y contacto), pero sobre todo exhiben el contraste que resulta de sus vidas con las que del otro lado del planeta tiene la otra parte del contrato.

En este caso, los Switzer, una pareja texana que entre típicas fotos de boda yanqui y la soltura de quienes están adoctrinados por la era del reality, relata la odisea que los llevó a la India, donde los costos para acceder a la maternidad subrogada son de entre 25 y 35 mil dólares, a diferencia de los 100 mil que, en promedio, les saldría hacerlo en su propio país. Hicieron siete tratamientos de fertilización asistida que fracasaron y vendieron su casa para pagar los costos, cuentan no sólo en Made in India sino en los medios de su país, donde vivieron un boom mediático en 2009. Los Switzer vendieron una casa en San Antonio para concretar su sueño de ser padres, pero por poner su cuerpo para el procedimiento, Aasia recibió 2 mil dólares.
Made in India forma parte de una serie de trabajos y reflexiones en torno de la explotación de mujeres pobres para beneficio de un negocio que se extiende y que tiene aristas de todos los colores: el año pasado se conoció el caso de una pareja de varones argentinos que acudió a la maternidad subrogada en India para concretar su sueño de ser papás. Este mismo diario documentó la odisea, desde la angustia de los nueve meses a la elección del color de la habitación. Carlos Dermgerd y Alejandro Grinblat son la primera pareja LGBT en acudir a este procedimiento y ambos contaron el proceso por el cual eligieron a la mujer canadiense que ofició de donante y a la india que llevó al bebé en su panza. La primera, universitaria y residente en California, de la segunda sólo saben que está casada y que vive en Nueva Delhi. “El alivio que implica la inclusión de la familia diversa no impide que se escuche en estas historias un ruido raro sobre el fondo de la escena: una familia es ‘feliz’ pagando un costo económico que no logra menguar el costo sobre otra familia (porque todas las mujeres subrogantes son madres) que expone su cuerpo por fines netamente económicos”, dicen desde SAMA, un grupo de mujeres que investiga y reflexiona sobre las prácticas que incluyen la salud de las mujeres en el mundo y que forma parte del colectivo que dispara preguntas sobre el alquiler de vientres en India.

INDIA: PIONERA EN TURISMO MEDICO

La maternidad subrogada comenzó en India a fines de los ’70, pero se incrementó en los últimos años debido a las ganancias que deja el turismo médico. Se estima que el turismo reproductivo es un negocio que mueve dos mil millones de dólares anuales: se hace en todas las ciudades grandes, e inclusive en algunas pequeñas del estado de Gujarat, que es uno de los más conocidos para el turismo médico y específicamente para maternidad subrogada. Arotunda es la clínica más famosa (y aparece en la película) pero muchos hospitales ginecológicos privados y clínicas lo hacen. Basta con buscar “maternidad subrogada en India” en Google para que aparezcan decenas de agencias que organizan el viaje (Planet Hospital es una de las más conocidas y atendieron a los Switzer) ofreciendo al mismo tiempo paquetes de turismo estético que incluyen estadías en spa para completar el tour antes de volver a casa. Todo junto y en la misma bolsa, una especie de e-bay de los cuerpos que se trasladan y mutan para obtener resultados, pero que en el caso de la maternidad subrogada tiene como protagonistas a mujeres que lo hacen por desesperación, muchas veces con miedo y una naturalidad forzada, ya que en cuanto empiezan a ser interrogadas se cuestionan si era necesario y, como Aasia, reconocen hacerlo desde la carencia y no desde el altruismo.
Alguna dirá “para que otras familias puedan concretar su sueño”, pero la línea no se relaciona con las imágenes harto conocidas de pobreza y chicos descalzos que abundan sobre la India, postales que pueden aplicarse a nuestro país y por donde deambulan los Switzer con la ilusión del hijo propio.

Las mujeres como Aasia son de clase baja o directamente pobres; con educación formal básica y muchas veces sin educación formal alguna (en muchos casos firman los documentos con la impresión digital del pulgar). Siempre son mujeres casadas y la edad requerida es de entre 21 y 35 años. Así lo cuenta desde Nueva Delhi Radhika Chandiramani, feminista india que trabaja en una organización llamada Tarshi, dedicada a derechos y educación sexual de las mujeres en el mundo. Toda clase de cirugía (de corazón, sustitución de caderas o rodillas, trasplantes de órganos, etc.) está en oferta y los servicios son muy baratos. “El problema es cuando deriva en cosas que explotan situaciones de pobreza. Salvo las intervenciones de reasignación de sexo –para las que Tailandia es el lugar más barato– India ofrece los mejores precios. Se están construyendo hospitales enteros exclusivamente para esto, hacen packs turísticos que incluyen excursiones, un retiro a un centro de ayurveda y todas las garantías para que el negocio sea redondo: vas una vez, pagás, volvés a los 9 meses y te llevás tu bebé, es la fórmula”, dice. “Es un negocio floreciente que aporta muchas divisas al país. Uno de los mejores cirujanos cardíacos indio acaba de abrir un hospital en las afueras de Delhi que tiene todas las comodidades de uno 5 estrellas, exclusivamente para este tipo de turismo. Esta es la principal razón por la que la ley sobre reproducción asistida no se discute ni se aprueba. De las prácticas de reproducción asistida, la más popular (dentro del turismo médico) es la maternidad subrogada porque es de éxito garantizado”, explica.

En el caso de Aasia, ella transitó el embarazo desde su casa, pero en muchas clínicas llevan a las mujeres a vivir a alojamientos especiales donde las alimentan bien y donde descansan todo el día. Radhika contabiliza cientos de testimonios de mujeres que dicen hacerlo para estar en un lugar acondicionado e higiénico, lejos de sus maridos y de las familias de ellos, a las que pasan a pertenecer una vez casadas. “La maternidad subrogada es una práctica común pero no entre los propios indios. Para una pareja heterosexual india reconocer que su hijx fue gestadx por una subrogante es algo que avergüenza; si lo hacen, jamás lo admitirían en público, por eso es muy difícil saber las estadísticas. Es una vergüenza porque tienen el deber de continuar la dinastía familiar a través de su propia sangre. Es muy importante para las familias la pureza de la sangre, que tiene que ver con la casta, un tipo de ordenamiento social jerárquico que se transmite de una generación a otra, tiene raíces religiosas y una influencia enorme sobre la vida de la gente. Está muy ligado a la pureza, a prácticas para mantener la pureza –hábitos alimentarios, profesiones que se pueden ejercer o no– y a algunas castas. Es una de las principales razones por las que se asesina a muchas mujeres –y a veces también a hombres– que se enamoran y quieren casarse con alguien de una casta ‘inferior’. Una de las principales funciones de las mujeres es concebir; si no pueden hacerlo, se las considera ‘yermas’ e incluso se habla de ellas como ‘una tierra que no da fruto alguno’”, explica Radhika.
Según un artículo de The Guardian del 5 de junio no hay estadísticas de subrogancia, pero se estima que nacen 25.000 bebés al año, al menos 50 por ciento “encargados” por parejas occidentales. Allí aseguran que se están implantando más de cuatro embriones en algunos casos y que se practica la “reducción fetal” en otros. Muchas mujeres pasan por cesárea para que la fecha del parto les convenga a los que lo encargaron y vuelca el testimonio de una chica de 21 años, embarazada de mellizos, que dijo que lo hacía para que su hija se educara mejor y hablara inglés como la periodista. Una chica que ya estaba planeando sus próximas tres subrogancias. También cuenta la historia de Premila Vaghela, de 30 años, madre subrogante. El bebé que gestaba nació a los 8 meses de embarazo y lo pusieron en terapia intensiva. A Premila la pasaron a otro hospital, porque había tenido un infarto, y poco después murió. “En muchos contratos dice que si la madre tiene lesiones graves o cualquier enfermedad con riesgo de vida en los últimos meses de embarazo le van a brindar la asistencia necesaria para llevar a término el embarazo. En casos como el de Premila es raro que su familia proteste, dado que ya le habían pagado (y son ellas las que asumen todos los riesgos en el contrato, donde no hay responsabilidad para la clínica ni para los que encargaron la subrogancia) y la historia no deja de helarte la sangre sobre lo que puede pasar en los peores casos, donde el subtexto parece ser ‘lo único que importa es la vida del bebé, la mujer es secundaria’”, dice Radhika.

Según Unicef, en la India la mortalidad infantil asciende a 57 muertes por cada mil nacimientos y una de las razones principales de esta estadística (que también calcula que uno de cada cuatro niños que muere en el mundo con menos de un año de vida es indio) es la malnutrición. En cuanto a la mortalidad materna, el Centro de Derechos Reproductivos calcula que más de 100 mil mujeres mueren cada año por complicaciones derivadas del embarazo. “Es una sociedad patriarcal donde se valora más a los hijos que a las hijas, porque perpetúan la dinastía familiar; las hijas se casan y pasan a formar parte de otra familia, se convierten en ‘propiedad’ de esa otra familia. Para casar a una hija, hace falta pagar dote –que en general es muy costosa– y esto es una carga económica muy grande. También se considera que sólo los hijos pueden oficiar los ritos funerarios cuando los padres mueren. Entonces, como las hijas se consideran una carga, mucha gente piensa que es mejor no dejar que nazcan, de ahí los abortos selectivos”, explica Radhika y aclara que si bien la Ley de Estudios y Diagnósticos Post-Concepción y Pre-Natales lo prohíbe, se sigue haciendo. “Los abortos selectivos según el sexo no reconocen distinciones de clase; es más, se hacen sobre todo entre las clases medias y altas con educación formal, en el norte del país sobre todo.”

ANTE LA LEY

Si bien hay un proyecto de ley en danza, estas prácticas son reguladas mediante las Directrices del Consejo Indio de Investigaciones Médicas. Son las pautas que acordó el establishment médico y se aplican hasta que se apruebe una ley. Se acepta claramente –y no está mal visto– que las mujeres lo hagan por dinero. En Made in India, una mujer cuenta que ella y su marido planificaron dos embarazos subrogados, así juntan el dinero que necesitan para comprar su casa. Al momento de entrevistarla, la mujer ya había dado a luz una vez y estaba dejando pasar el tiempo antes de hacerlo por segunda vez.
Según las Directrices, la madre subrogante no puede aportar los óvulos, dice textualmente: “Subrogancia es un acuerdo por el que una mujer accede a embarazarse, utilizando tecnología reproductiva, sin que ninguno de los gametos le pertenezca a ella o a su esposo, para llevar a término el embarazo y entregar el niño a la persona o personas para la/s cual/es ella actúa como subrogante. La madre subrogante es una ciudadana de la India, residente en India, que accede a que se le implante un embrión generado por el esperma de un hombre que no sea su marido y el óvulo de otra mujer, para llevar a término el embarazo y entregar el niño a la pareja/persona que requirió la subrogancia”.
Los criterios para ser madre subrogante son:
  • Ser menor de 35 años.
  • Puede ser familiar, conocida o no tener relación alguna con la pareja que le encarga el embarazo.
  • VIH negativa (le hacen la prueba antes de firmar el acuerdo).
  • Presentar una declaración jurada diciendo que en los últimos 6 meses:
  • a) no le administraron ningún medicamento/droga con una aguja usada por otras personas; b) no le hicieron transfusiones de sangre; y c) hasta donde sabe, ni ella ni su marido tuvieron relaciones prematrimoniales; d) no se inyecta drogas, y no se someterá a ninguna transfusión de sangre que no provenga de un banco de sangre certificado.
  • Ninguna mujer puede ser subrogante más de tres veces en el transcurso de su vida.
Las Directrices también dicen que en el contrato de subrogancia que la mujer debe firmar se incluye la renuncia a cualquier derecho como madre sobre la criatura y de la criatura sobre ella. Y que no se puede realizar el procedimiento sin el consentimiento del marido.

¿MIENTRAS TANTO?

En la Argentina, el tema empezó a sonar fuerte a raíz de un caso mediático que copó las tapas de las revistas en agosto del año pasado. La actriz Flor de la V y su marido habían sido padres a través de una clínica en San Diego, con el óvulo de una mujer latina residente allí “con rasgos parecidos a los míos”, según declaró Flor, y gracias a la gestación de otra mujer con marido e hijos también elegida por la pareja. El 25 de agosto de 2011 nacieron en California Isabella y Paul Alexander y el relato sobre el proceso naturalizaba una práctica que en Estados Unidos está aceitada pero en Argentina era como una nave espacial bajando en cámara lenta. Para la psiquiatra Luisa Barón, que viene estudiando el tema desde hace cinco años a través del trabajo con seis parejas que no pudieron tener hijos por razones médicas y apelaron a esta técnica afuera del país, ese relato pudo y aun puede jugar en contra del imaginario social sobre la subrogación, pero ella celebra que pueda hacerse en casos donde la mujer está imposibilitada para ser madre con su útero, y apoya el anteproyecto del Código Civil que incluye la posibilidad de legalizar estos pactos a través de la figura de “gestación por sustitución”. “En la Argentina no se puede hacer pero tampoco se prohíbe, lo que lo impide es que el Código Civil actual plantea que madre es la que pare, lo que de alguna manera frena la práctica porque habilita a la mujer a arrepentirse y reclamar al niño ante un juez. El anteproyecto dice que tiene que ser gratuito pero yo creo que es justo que a la mujer se le pague en reconocimiento a la donación, por el riesgo que implica, el lucro cesante, etc. Y también me parece fundamental que se especifique que no pueden ser mujeres marginales, tienen que ser mujeres que cuenten con calefacción, buena alimentación, vitaminas, medicina, auto por si tienen que ir de urgencia al médico. Yo quiero un modelo honesto, transparente, que le permita a una familia solucionar un problema que no es electivo, pero me parece importante que esté legalizado y regulado porque, aunque no me consta que ocurra en la actualidad, su ausencia habilita contratos privados que sí pueden dar lugar a la explotación de mujeres vulnerables”, dice Barón, que organiza debates sobre la subrogación cada vez con más concurrencia, donde pretende derribar los mitos más comunes, según ella, que es un método simple, que se hace por catálogo, que a la subrogada solo le interesa parir por el dinero. “Es delirante pensar en la idea de catálogo o de venta de supermercado, es mucho más delicado y complejo pero es un modelo de familia que no estamos preparados para pensar todavía, estamos en una etapa de entrenamiento. Lo que pasa en India puede perjudicar la mirada sobre una legislación restrictiva y coherente pero de ninguna manera debe denegarla o nublarla”, pide.

Mientras tanto, los contratos de subrogación en la India son cada vez más frecuentes pero también las dificultades para sacar a esos chicos del país en determinados casos, como el de la pareja Dermgerd y Grinblat (a quienes le dijeron en el consulado que no tenían formulario para anotar al bebé como hijo de una pareja copaternal) o el de Elsa Saint Girons, la argentina que estuvo varada junto a su marido español por dos semanas ya que las leyes indias consideraban apátrida a la beba. Según Radhika estas dificultades responden al vacío legal concreto que favorece la proliferación de contratos entre las partes, aunque en la mayoría de los casos no pasa nada y los bebés salen del país sin ningún problema. Para ella, Argentina es un país pasible de repetir el modelo indio con iguales consecuencias que las que tiene en su país, pero sobre todo y como explora el proyecto de investigación “Assisted Reproductive Technologies: Implications for Women’s Reproductive Rights and Social Citizenship” en tres provincias indias (Orissa, Uttar Pradesh y Tamilnadu), replicar una práctica que afecta la salud de las mujeres en sus flancos más débiles y se disfraza en las necesidades de ciertas familias para exponer a muchas otras a más desigualdad y peores condiciones de vida. Para Barón: “Si bien el debate parece estar empezando, todavía no se problematiza con todas las letras, lo único que importa es que ninguna parte quede invisibilizada, pero sobre todo que todas las modificaciones del anteproyecto sirvan para mejorar la calidad de vida de todas las mujeres y no empeorar las de unas en beneficio de otras e incrementar el capital de entidades privadas”.

Artículo publicado por: Diario Pag12 - Suplemento Las12 - Argentina - Flor Monfort - 13/07/12

Enlaces mencionados en la nota: samawomenshealth.wordpress.com - madeinindiamovie.com
tarshi.net


El alzheimer puede renovar las neuronas perdidas gracias a las Céluas Madres.

No es la panacea pero las células madre obtenidas in vitro han abierto un camino luminoso para la recuperación física y la memoria perdida de los enfermos de Alzheimer.

Este avance, posibilitará el transplante de células nerviosas y la recuperación de recuerdos
Investigadores de la Universidad de California (San Diego) han creado células madre derivadas de la enfermedad de Alzheimer con un método 'in vitro'. Para ello, los científicos extrajeron células (fibroblastos, en concreto) de tejidos de piel de pacientes con este trastorno y las reprogramaron en células madre pluripotentes inducidas para diferenciarlas en neuronas. La investigación representa un método nuevo para el estudio de las causas del Alzheimer, así como para el desarrollo de fármacos con los que tratar la enfermedad.
"Los investigadores han tenido que imitar algunos aspectos de la enfermedad en células humanas no neuronales, o en modelos animales, ya que al tratar con cerebros humanos, no podemos realizar biopsias en pacientes vivos", explica Lawrence Goldstein, autor principal del estudio. "Sin embargo, ninguno de los enfoques es realmente definitivo", añadió

Con las neuronas de Alzheimer 'in vitro', los científicos pueden investigar más a fondo cómo comienzan los procesos bioquímicos del Alzheimer que, eventualmente, destruyen las células del cerebro asociadas con funciones cognitivas elementales, como la memoria. En la actualidad, la investigación depende en gran medida de estudios de tejidos 'post-mortem'.
Es posible clasificar a las células madre en tres tipos diferentes según el potencial de diferenciación que poseen: Es así como tenemos las células madre totipotenciales, las células madre pluripotenciales y las células madre multipotenciales.
Células madre totipotenciales: Son aquellas células capaces de producir tejido embrionario y extraembrionario. Es decir estas células tienen la capacidad de desarrollar un embrión completo.
Células madre pluripotenciales: Son aquellas células que poseen la habilidad de diferenciarse a tejidos procedentes de cualquiera de las tres capas embrionarias. Para que una célula se considere pluripotencial y sea terapéuticamente viable debe cumplir los siguientes requisitos: A partir de ella se deben generar más células similares que compartan esta capacidad y que deben ser funcionales in vitro e in vivo. Además, debe producirse un asentamiento claro y persistente de estas células en el tejido blanco, tanto en presencia o ausencia de daño en los tejidos en los cuales se injerta.
Por último, tenemos las células madre multipotenciales, que son aquellas células que pueden diferenciarse a diferentes tipos celulares nacidos de la misma hoja embrionaria. En los inicios de la investigación con células madre, se consideraba que las células madre adultas pertenecían a este último tipo de células, mientras que las células madre embrionarias se considerabas como pluripotenciales. Sin embargo, en la práctica esto no se corrobora de manera estricta ya que en la actualidad no existen investigaciones que cumplan todos estos criterios de forma exacta. Por el contrario; algunos estudios revelan de forma bastante evidente la posible existencia de células madre adultas pluripotenciales viables.
Las células madres adultas pueden ser extraídas no solo de una fuente sino que de distintos tejidos distribuidos en todo el cuerpo. Estos tejidos son:

El tejido hematopoyético.
El tejido epidérmico.
El tejido neuronal.
El tejido músculo esquelético.
El tejido hepático.
El tejido pancreático y pulmonar.

Al conseguir por vez primera transformar una célula madre embrionaria humana en una neurona específica, del mismo tipo que destruye la enfermedad del Alzheimer en sus estadios iniciales, se abre un camino nuevo y promisor para combatir el mal.
El avance permitirá probar nuevos medicamentos contra esta enfermedad y, con el tiempo, se espera que posibilite los transplantes de nuevas neuronas en pacientes con Alzheimer, para que éstos puedan recuperar sus recuerdos.
Según el esquema de la generación de células madre pluripotenciales inducidas, el equipo de investigadores de la Universidad Northwestern de Estados Unidos se considera que ha conseguido transformar una célula madre embrionaria humana en una neurona colinérgica.
La destrucción de este tipo de células nerviosas del cerebro es lo que ocasiona la pérdida de la memoria en pacientes con este trastorno.
Tanto la pérdida de memoria como la desorientación son los primeros síntomas del Alzheimer que se manifiestan como deterioro cognitivo y trastornos conductuales.

El fin de la muerte neuronal posibilitaría los trasplantes de nuevas neuronas
Según publica la citada universidad en un comunicado, la posibilidad de reprogramar las células madre para dar lugar a un suministro ilimitado de neuronas humanas propiciará la aparición de nuevos medicamentos de prueba contra el Alzheimer.
Por otro lado, el avance permitirá a los científicos analizar las causas de la muerte de las neuronas y, con el tiempo, posibilitará los transplantes de nuevas neuronas en pacientes con Alzheimer.
Concretamente, los investigadores de la Northwestern University consiguieron desarrollar, a partir de las células madre, unas neuronas conocidas como “neuronas colinérgicas del cerebro anterior basal”.
Estas células nerviosas son las que ayudan a una región del cerebro llamada hipocampo a retener los recuerdos. En el cerebro existe una población relativamente pequeña de estas neuronas, pero su pérdida provoca un efecto veloz y devastador en la capacidad de recordar.
Según uno de los autores de la investigación, el neurólogo de la Universidad Northwester, Jack Kessler, ahora que ya se sabe cómo desarrollar estas células nerviosas en laboratorio, éstas podrán ser estudiadas en cultivos, para averiguar cómo se puede evitar su muerte.

Las células pluripotentes no sólo son una esperanza para el mal de Alzheimer sino también para otras patologías como el mal de Parkinson y quizá el cáncer y la diabetes
Otro de los autores del estudio, el también neurólogo Christopher Bissonnette, añade que “esta técnica para producir neuronas permite hacer crecer un número casi infinito de estas células en laboratorio, lo que permitirá a otros científicos analizar porqué esta población de células muere selectivamente como consecuencia del Alzheimer”.
La posibilidad de generar neuronas también supone que los investigadores puedan testar rápidamente miles de medicamentos distintos para comprobar cuál de ellos mantiene a las células vivas en un entorno nocivo. Esta técnica de experimentación rápida es conocida como “cribado de alto rendimiento”.
Jack Kessler (Universidad Northwestern) y Bissonnette han demostrado ya que las neuronas producidas con su método funcionan igual que las neuronas originales. Los científicos transplantaron las neuronas generadas en el hipocampo del cerebro de ratones, en el que se constató que presentaban un funcionamiento corriente.

Otra forma de producir células nerviosas a partir de células de piel humana
Las neuronas desarrolladas a partir de células madre produjeron axones o prolongaciones neuronales que conducen el impulso nervioso dirigido hacia el hipocampo, y liberaron acetilcolina, que es un neurotransmisor que liberan específicamente las neuronas colinérgicas, y que es necesario para que el hipocampo retenga los recuerdos procedentes de otras partes del cerebro.
En otra investigación reciente, estos mismos científicos descubrieron una segunda técnica de desarrollo de nuevas neuronas. En este caso, los investigadores generaron en primer lugar células madre embrionarias (conocidas como células madre pluripotentes inducidas o iPS) a partir de células de piel humana y, después, transformaron las iPS en neuronas.
Estas neuronas y sus células madre precedentes fueron desarrolladas a partir de células de piel de tres grupos de personas: pacientes con Alzheimer, pacientes sanos sin antecedentes de casos de Alzheimer en sus familias, y pacientes sanos con una propensión más aguda a padecer la enfermedad, por antecedentes familiares (por razones genéticas o desconocidas).
Según Kessler, este método constituye una “nueva forma de estudiar células humanas enfermas por el Alzheimer”. Pero hay que buscarle un hogar a las neuronas.
Según explica Bissonnette: “una célula madre tiene el potencial de convertirse en cualquier célula del cuerpo, desde una célula del corazón hasta una de la piel. Su desarrollo final está ocasionado por una gran cantidad de factores que lentamente la dirigen hacia un tipo concreto de célula”.
Además, los científicos tuvieron no sólo que generar las células, sino también aprender cómo estabilizarlas, de manera que viviesen al menos 20 días para poder probar que eran las células que esperaban es lo que hemos dicho en el epígrafe “encontrarles un hogar”.
A pesar de la importancia de los avances obtenidos, aún queda por averiguar en qué tipo de cultivo de tejido las neuronas humanas maduras podrían vivir. Una vez que se descubra esto, los científicos podrán hacer que las neuronas duren un tiempo indefinido. Los resultados de la presente investigación han aparecido publicados en la revista especializada Stem Cells.

La neurogénesis y la enfermedad de Alzheimer
En relación con los estudios sobre la neurogénesis en el adulto y el aprendizaje y la memoria, los neurocientíficos pueden aprovechar los datos que aportan los enfermos de cáncer que están sometidos a tratamientos de quimioterapia. En efecto, los fármacos quimioterápicos detienen la división celular de una manera generalizada en todo el organismo y, en el caso que nos ocupa (la neurogénesis), afectan a la formación de nuevas neuronas.
Con toda seguridad, el hecho de que los enfermos de cáncer sometidos a estos durísimos tratamientos químicos suelen manifestar problemas de aprendizaje y de memoria.
En los pacientes con la enfermedad de Alzheimer, entre otros síntomas biológicos, se observa una degeneración de las neuronas hipocampales y, como todo el mundo sabe, una pérdida progresiva de la capacidad de aprendizaje y memoria.
Con los datos que nos proporciona la neurociencia en animales de laboratorio, ratas preferentemente, no es descabellado pensar que en los enfermos de Alzheimer se produzca alguno o algunos de los siguientes hechos: que haya menos neurogénesis, que la maduración de las neuronas recién formadas sea anómala o que la falta de actividad de las nuevas neuronas las haga desparecer rápidamente.
No obstante lo anterior, es un dato optimista el hecho de que en el hombre, al igual que en las ratas, la actividad aeróbica parece estimular la neurogénesis. Además, en un estudio reciente, se ha demostrado que el tratamiento crónico con fármacos antidepresivos mejoraba el funcionamiento general de los pacientes con la enfermedad de Alzheimer, lo que implicaría que a estos enfermos, al menos en los primeros momentos de la enfermedad, les sería aconsejable actividad física y la ingestión de antidepresivos.
Esto no supone que los tratamientos citados sean la panacea, ya que esta patología cruel acaba no sólo con las nuevas neuronas del hipocampo, sino con muchas otras ubicadas en regiones encefálicas en las que no hay neurogénesis.

Artículo publicado por: Boletín GLOBEDIA (Salud) - Diasporaweb - 06/07/12 -

Víctimas de Abuso Sexual podrían maltratar a sus hijos.

Gabriela Torres Casillas, especialista de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), advirtió sobre el fenómeno de transferencia del maltrato que ejercen las víctimas que sufrieron de abuso sexual durante su infancia hacia sus hijos.

Tras investigar las consecuencias en la formación y construcción corporal de individuos víctimas de este suceso, la académica de la Facultad de Ciencias de la Conducta de la Máxima Casa de Estudios mexiquense refirió que analizó en tres niveles el impacto de dicho suceso traumático: el corporal, el social y el emocional.

En el documento “Hallazgos sobre la construcción corporal del sujeto adulto que vivenció abuso sexual en la infancia”, expone que el primero de ellos se relaciona con el desarrollo de enfermedades psicosomáticas y bloqueos emocionales, mientras que el aspecto social incide en la construcción de una relación de pareja.

Sin embargo, es en el terreno de lo emocional donde prevalece la prolongación de lo sufrido hacia sus hijos, ya que es en este punto donde el maltrato, que incluye múltiples prácticas, se extiende desde un enfoque genealógico, acotó la investigadora universitaria.

Torres Casillas afirmó que su estudio permitió comprobar que existe una relación entre modelos de crianza autoritaria y la ocurrencia de diversos tipos de maltrato infantil (verbal, psicológico y físico), mismos que anteceden al abuso sexual.

Otro de ellos fue el desarrollo de temor a regaños y castigos por parte de los padres, situación que, explicó la académica, coadyuvó al ocultamiento de dicha vivencia traumática y, por ende, la nula atención y tratamiento especializado.

Es entonces que todos los factores mencionados con antelación elevan las probabilidades de que una víctima de abuso sexual en su infancia, al convertirse en adulto y procrear hijos, de no recibir un tratamiento adecuado, arrastre o traslade dichos patrones y los repita no específicamente con el mismo acto, pero sí con alguna variante de maltrato, alertó.
 
Artículo publicado por: LaCronica.com - México - Agencias - 14/07/12 -

De nuevo las agresiones a las Mujeres Afganas.

Hoy circula por Facebook un vídeo del asesinato de una mujer afgana acusada de adulterio. La han matado a balazos sin que pudiera defenderse, aunque en aquel lejano país esto no es ninguna novedad.

Al parecer, y según los informativos, todo surgió por la disputa de dos comandantes que la maltrataron, la violaron y, después decidieron ejecutarla sin dejarle pronunciar ni una sola palabra.


He de ser sincera y confesar que no he podido ver el vídeo sin censuras que circula por la red. Me duele demasiado.


Lo que sí he hecho ha sido escuchar con atención la noticia en el informativo y analizarla.


La noticia era la “entradilla” para dar a conocer que en Tokio se han reunido más de setenta países y organizaciones internacionales para donar a Afganistán la nada despreciable cifra de dieciséis mil millones de dólares para la reconstrucción de Afganistán.


A cambio de esa importante cantidad de dinero, los países y organizaciones le han pedido al Presidente del Gobierno de Afganistán, Hamid Karzai, que se combata la corrupción para que el dinero llegue a la ciudadanía, que se elabore un calendario para celebrar elecciones entre 2014 y 2015, que se mejore la gestión pública y que también se mejore la defensa de los derechos humanos.


Ni una sola palabra a la situación concreta de mujeres y niñas en aquella sociedad marcada por las reglas tribales y por las de los talibanes que las consideran poca más que animales. Y son la mitad de la población y las madres y hermanas de la otra mitad!!


¿Acaso se nos está olvidando en aras a intereses más o menos confesables que en Afganistán las mujeres son privadas de identidad y vida propia?, ¿No recordamos que son apedreadas, y asesinadas por los talibanes con argumentos tan peregrinos como increíbles?, ¿Qué las han despojados de derechos como la sanidad, la educación o la libertad de movimientos?, ¿Nuestras conciencias acomodadas han olvidado que según una reforma legislativa que impuso Karzai hace poco años están permitidos dentro del matrimonio la violación, los castigos corporales y el divorcio sin que medie una sola palabra de ellas, que han sido, de nuevo despojadas de sus derechos humanos más elementales? ¿Todo esto ha sido olvidado por los países y organizaciones internacionales que han acudido a esta conferencia internacional de Tokio?


Tanta hipocresía me da mucha angustia. Angustia por ver cómo se permite que perdure un régimen que desprecia a la mitad de la población, las mujeres sin las cuales no existirían quienes gobiernan, maltratan, ejecutan, violan y pactan que el sistema siga igual de inalterable para que sus privilegios queden impolutos e inalterados.


Y ¿qué pretenden los países donantes y las organizaciones internacionales con este tipo de acuerdos?, ¿Acaso pretenden perpetuar ese sistema asesino de mujeres y niñas?, ¿Pretenden dar alas a un sistema religioso extremista y radicalizado en negar derechos humanos ala mitad de la población que son las mujeres? No entiendo nada.


Pensaba que en estas conferencias se podía intercambiar ayuda internacional por cambios legislativos en lo relativo a mejoras en los derechos humanos de toda la población y no sólo de la mitad de ella, como lo son los hombres. ¿Quién ha reivindicado los derechos de las mujeres en la Conferencia de Tokio para seguir aportando fondos a Afganistán? No he escuchado ni leído ni una sola palabra. Y mientras a las mujeres las siguen ultrajando como hace más de diez años pese a las vanas promesas de sus gobernantes sin que nadie diga ni una sola palabra al respecto. Pero eso si, los eufemismos con aquello de “la defensa de los derechos humanos” actúa como paraguas inmejorable para que las conciencias queden acalladas mientras los intereses no siempre confesables, siguen circulando.


De verdad que siento arcadas cuando escucho, veo o leo estas cosas. No las puedo soportar. No entiendo como se pueden conjugar falta de derechos humanos con ayuda internacional sin que les salgan sarpullidos a los gobernantes que donan dineros públicos para mantener órdenes patriarcales tan primitivos, sectarios y misóginos como el afgano. Pero acabo de comprobar que sigue pasando.


Además hay comprometida ayuda hasta el año 2015 sin que varíen mucho las condiciones. Y eso implica que los derechos humaos de las mujeres afganas van a seguir siendo pisoteados, ninguneados, olvidados y silenciados por una parte importante de la comunidad internacional, mientras los talibanes y los secuaces del régimen de Karzai van a seguir campando a sus anchas sin que nadie les diga nada ni les cuestione su misoginia demostrada.


La imagen del asesinato a balazos de la mujer de hoy seguramente se repetirá y algunas voces particulares o colectivas lo seguiremos denunciando, pero mientras se continúe financiando con fondos internacionales este tipo de gobierno sin que los derechos humanos de las mujeres sean puestos sobre la mesa como algo innegociable mucho me temo que la intolerancia y la misoginia a de los radicales talibanes y afines al gobierno de Karzai seguirán campando a sus anchas.


Hoy me siento mal, muy mal. A la violencia de género hemos de sumar la que sufren millones de mujeres en el mundo por haber nacido mujeres. Y quizás quienes mejor la encarnen sean las olvidadas mujeres afganas vendidas por sus tribus o familias y olvidadas por la comunidad internacional que hemos dejado de velar por sus intereses lavando nuestras conciencias con aportaciones económicas para su teórica reconstrucción. Una reconstrucción que no cuenta para nada con ellas. ¿Es esto justicia?

Artículo publicado por: AmecoPress - Ontyent (Valencia) - Teresa Mollá Castels - 10/07/12 -