miércoles, 11 de julio de 2012

Entrevista: La super modelo Waris Dirie narra su lucha contra la Mutilación Genital Femenina.

Ella era tan solo una niña de cinco años, una pequeña más dentro de una tribu nómada acostumbrada a pastorear rebaños bajo el inclemente sol somalí. Ese día, su madre la despertó más temprano y caminaron lejos del campamento. Esperaron a que llegara la midgaan, una mujer anciana y respetada por la comunidad por su labor de realizar infibulaciones.

Su madre sostuvo sus brazos y la anciana abrió sus piernas. Waris no sabía qué iba a suceder, gritaba, lloraba asustada. Le hicieron apretar un palo de madera en su boca para aguantar el dolor. Con una hojilla oxidada, la midgaan mutiló sus genitales externos y la dejó para siempre sin sexo. La niña se desmayó. Cosieron la herida con espinas y expusieron sus órganos sexuales sobre una roca. Se secaron poco a poco bajo el sol del desierto.

“Cuando no era más alta que una cabra, mi madre me sujetó mientras una anciana me seccionaba el clítoris y la parte interna de la vagina y cosía la herida. No dejó más que una minúscula abertura, del tamaño de la cabeza de una cerilla, para orinar y menstruar”, así describe Waris Dirie el día que cambió su vida.
La intención de su madre fue hacer de ella una mujer “pura”, digna de conseguir un esposo. Sin embargo, Waris demostró su fuerza, nunca consideró normal lo que le había pasado y decidió que su futuro sería la lucha incansable en contra de la Mutilación Genital Femenina (MGF).
Y el destino se lo concedió. Su historia es fascinante. Nació en la década de los 60 y aunque su edad no la sabe con exactitud, eso no la perturba. Cuando tenía 13 años su padre la comprometió con un hombre anciano, para ser su cuarta esposa. Esa noche escapó y corrió durante días en el desierto, sola. Su padre le siguió, pero no pudo alcanzarla. Fue una travesía dura, sus pies sangraban y una mañana despertó con un león frente a sus narices. Sobrevivió.Caminó hasta Mogadiscio, la capital de su Somalia natal —país ubicado en el llamado Cuerno de África—. Allí, se quedó en la casa de una tía y colaboraba en los oficios del hogar. Entró en contacto con otro tío lejano, quien servía como embajador en Gran Bretaña y necesitaba una mucama. Waris cruzó las fronteras y llegó al frío suelo inglés: a Londres.

Apenas estalló la Guerra Civil Somalí, a mediados de los 80, Waris se quedó absolutamente sola en Londres. Trabajó limpiando pisos en Mc Donald’s y allí conoció al fotógrafo de moda Terence Donovan, quien reconoció inmediatamente su potencial como modelo. Donovan la fotografió para el calendario Pirelli de 1987 y rapidamente escaló a la cima. Fue la primera mujer de color que posó para la portada de la revista Vogue en Europa, trabajó para Chanel, L’Oréal, Revlon, Versace, Cartier, entre otras marcas de moda.
El éxito nunca la distrajo. Algo le faltaba. No estaba satisfecha. Debía hablar ante el mundo. Tenía que manifestar lo que le habían hecho injustamente, y lo que le siguen haciendo a más de seis mil niñas diariamente en todo el globo. En 1997, reveló ante una periodista su historia. Poco después habló delante de todas las delegaciones en las Naciones Unidas y Kofi Annan la nombró embajadora de buena voluntad en la lucha contra la ablación.
Quince años después de haber emprendido su batalla y en una entrevista exclusiva, Waris habló con PANORAMA. Hija y madre, supermodelo y activista, fuerte y decidida, respondió a cada una de nuestras preguntas con seguridad.

—En 1997, usted se atrevió a hacer pública su realidad en una entrevista concedida a una periodista de la revista Marie Claire. ¿Qué ha cambiado desde entonces?—Desde ese entonces, mucho ha cambiado. Luego de hacer pública mi historia sobre la MGF y de crear mi fundación, apunté hacia el objetivo de concienciar al mundo entero sobre la MGF. Quise que todos supieran sobre esta práctica horrible y arcaica, que aún se practica en pleno siglo XXI. Después, comencé a crear conciencia a través de los medios de comunicación, para hacer presión en contra de la MGF con líderes políticos y otras organizaciones no gubernamentales. Gracias a estas campañas, muchos países africanos y europeos aprobaron fuertes leyes contra la MGF, lo que significó un primer paso muy importante.

—¿Su imagen ha permitido que la práctica de la MGF haya disminuido?—Sí ha disminuido, pero no tan rápido como desearía. Al principio, creí que la MGF podía ser erradicada en una generación, pero lentamente me di cuenta que tomaría mucho más tiempo porque la práctica está profundamente enraizada en las vidas de estas comunidades. Pero estamos avanzando, y eso es importante.

—Su fundación, Flor del Desierto, trabaja arduamente por reducir los índices de mujeres que sufren MGF. ¿Cuáles son los principales inconvenientes que han tenido que enfrentar para continuar su labor?—Siento que los políticos y las autoridades no prestan la suficiente atención a este problema. Pero, la MGF es una fuerte violación de los derechos humanos de niñas y mujeres. Todos los días, miles de niñas pasan por este procedimiento doloroso e innecesario, y luego tiene que lidiar con sus consecuencias, física y mentalmente, por el resto de sus vidas. Es un crimen que nos concierne a todos y tenemos que hacer algo al respecto.
La MGF comprende, según la Organización Mundial de la Salud, todos los procedimientos que, de forma intencional y por motivos no médicos, alteran o lesionan los órganos genitales femeninos. En África, es una costumbre relacionada a la religión islámica fundada hace más de 1.400 años e incluso hay quienes afirman que su origen en el continente africano se remonta al antiguo Egipto-Nubiense.
Actualmente la mutilación genital se practica en al menos 40 países del África subsahariana, del Medio Oriente y algunas partes de Asia. En países desarrollados hay comunidades inmigrantes donde la MGF persiste.
Existen cuatro niveles de mutilación genital, también llamada ablación. El primero es el menos frecuente y en él las mujeres pierden la parte visible del clítoris. En el segundo, que afecta al 80% de los casos, se produce la sección del clítoris y de los labios internos.
El tercer nivel, conocido también como infibulación, es una ablación de todos los órganos sexuales externos y además se sutura el orificio vaginal. Este es exactamente el procedimiento que le realizaron a Waris. Y el cuarto, abarca todos los anteriores e incluye la introducción a la vagina de sustancias corrosivas o plantas.

—¿Cómo evalúa usted el choque cultural que implica que en algunos países africanos la práctica de la mutilación se considere algo normal y correcto, muy diferente a lo que países occidentales considerarían un hecho abominable?—Lo que África necesita es educación, educación, y lo seguiré diciendo: ¡Educación!. En Somalia, actualmente solo el 7% de las niñas y el 13% de los varones tienen acceso a la educación. Esto es un desastre y tiene que cambiar.
Creo que la clave para el cambio está en las mujeres. Ellas deben ser empoderadas; deben tener la posibilidad de generar sus propios ingresos y de esta manera independizarse de sus padres y esposos. Deben aprender sobre sus derechos y posicionarse dentro de la sociedad como ellas se lo merecen. Aquí es cuando el cambio avanzará.

—¿Cree usted que la globalización permitiría acabar con estas prácticas?—La globalización no es necesariamente la clave. Existen miles de comunidades viviendo en un mundo occidentalizado y no han dejado de practicar este crimen aun cuando conocen las consecuencias y que está prohibido por la ley.

—En países latinoamericanos, entre ellos Venezuela, no se conoce ni es cercana la MGF. ¿Por qué considera usted que es importante que los venezolanos y las mujeres venezolanas conozcan sobre la MGF?—Es extremadamente importante. Todos deberían aprender sobre la MGF sin importar de dónde vengan porque este es un problema que nos concierne a todos. De hecho, existen grupos étnicos y tribus en Colombia, Brasil o Perú donde se practica este crimen, y hay latinos que no lo saben.

—Usted lucha por los derechos de las mujeres. En Venezuela durante el 2009 se realizaron casi 8 mil denuncias de violencia de género y en el 2011 murieron asesinadas 501 mujeres. En este sentido, ¿Qué cree usted le falta a Latinoamérica para reivindicar el papel de la mujer y sus derechos?—La violencia doméstica existe por el machismo. ¿Qué es lo que falta? Respeto hacia las mujeres, eso es lo que falta. Las mujeres son la columna vertebral de este mundo y aún son irrespetadas, maltratadas, abusadas, vendidas como buenas o como que no valen absolutamente nada. Es el siglo 21 y aún tenemos que pelear por lo básico, ¡es una pena! Las mujeres no pueden tolerar ni aceptar esto, necesitan hacerse sentir, pelear por sus derechos y mostrar su fuerza. A los hombres les asusta la fuerza de la mujer.

—¿Cómo fue y cómo se sintió realmente el día en que le fue practicada la MGF?—Fue el peor momento de mi vida. El dolor era insoportable y sentí que iba a morir. Aun cuando era muy pequeña, supe inmediatamente que lo que me estaban haciendo estaba mal. Me sentí abusada y maltratada. Ese día supe que a donde quiera que fuera en un futuro, pelearía contra esta tortura.

—¿Puede contarnos por qué y cómo escapó del desierto hasta Mogadiscio?—Huí porque mi padre quería que me casara con un hombre que cuadruplicaba mi edad, que bien podía ser mi abuelo. Nada podía ser peor que vivir con este hombre viejo como una más de sus numerosas esposas, así que caminar a través del desierto por mi cuenta parecía la mejor opción.

—¿Cómo fue su descubrimiento como modelo y cuáles trabajos importantes realizó?—Me descubrió un excelente fotógrafo, Terence Donovan, mientras yo trabajaba en Mc Donald’s en Londres. Después de eso, mi vida tomó una nueva dirección.
Pero modelar nunca fue un sueño hecho realidad, solo era un trabajo como cualquier otro, yo sabía que algún día pelearía por todas las otras niñas del mundo que tienen que pasar por esta tortura. Solo estaba esperando que el momento correcto llegara.

—Suponemos que en base a su cultura, tal vez usted pensaba que todas las mujeres eran iguales a usted. ¿Pensaba que todas las mujeres eran ‘cortadas’? ¿Cómo fue que se dio cuenta que no era así? ¿Qué sintió en ese momento?—Sí, en la comunidad donde crecí, todas las mujeres estaban mutiladas. Al igual que mi madre, yo también creía que todo el mundo se lo practicaba, que todas las chicas eran cortadas. Fue cuando me mudé a Londres cuando descubrí que eso no era la realidad. Me sentí desecha, indefensa y engañada.

—¿Llegó en algún momento a sentirse menos mujer?—Sí, ciertamente hubo momentos en mi vida en los que no me sentí completamente una mujer por lo que me habían hecho y por lo que me habían quitado.

—¿Las mujeres con MGF tienen alguna esperanza de tener a través de su cuerpo sensaciones de placer sexual?—Por supuesto. Como todas las demás mujeres, las que han sufrido de MGF también quieren sentir placer sexual. Quieren saber y quieren obtener lo que cruel e injustamente les fue arrebatado. ¡Es su derecho!

—¿Cómo es su relación con su hijo Aleeke?—Como la relación de toda madre amorosa: profunda, atenta y que nunca terminará. Además de Aleeke, tengo un hijo de tres años llamado Leon y dos hijos adoptivos de Somalia. Ellos son mi todo.

—¿Cómo veía usted la imagen de su madre, una mujer adulta que vivió con la MGF, formó una familia y continuaba la práctica por cultura, sin considerar que fuera algo malo?—Nunca sentí rabia contra mi madre por lo que me hizo. Ella vino de una sociedad donde todos practicaban la MGF. A ella nunca recibió educación sobre eso, entonces no sabía qué era lo mejor. Ningún hombre se casaría con una chica no mutilada y, como consecuencia, ella sería excluida de la sociedad. Mi madre pensó que estaba haciendo lo mejor para mí.

—¿Cuál mensaje puede darle hoy a las mujeres que nacen en el seno de tribus donde la MGF es algo tradicional? ¿Y su mensaje para aquellas a quienes se les haya practicado? —La MGF no es una tradición, y no está basada en ninguna religión, aún cuando muchos usan erróneamente la religión para justificar lo que están haciendo. Es, simplemente, la forma más cruel de someter, minimizar y tratar de controlar a las mujeres. A los hombres les aterra la sexualidad femenina y, por lo tanto, se la quitan. Este crimen no tiene beneficios para la salud y lo único que causa es dolor y sufrimiento para el resto de la vida de las mujeres. ¡Detengan la mutilación genital femenina!

Artículo publicado por: A Fondo - Rafael David Alvarez - Maracaibo - 08/07/12 -

Riesgo de un Aborto clandestino.

Cada año 47 mil mujeres mueren por utilizar métodos peligrosos para terminar su embarazo y cinco millones quedan con daños permanentes.El aborto está entre los procedimientos más seguros de la medicina, según un estudio publicado en The Lancet, en 2006. Sin embargo, cuando se realiza de forma clandestina, no es realizado por un doctor que cuente con todos los conocimientos necesarios, y ocurre en un lugar que no está perfectamente esterilizado (limpio), las consecuencias pueden ser terribles.

Métodos sumamente peligrosos y sus consecuencias
Tratar de romper el saco amniótico: utilizando un gancho de ropa o una aguja para tejer, se puede provocar una hemorragia severa, infección, daño al útero o a los genitales, perforar órganos internos (como los intestinos) y provocar infertilidad o muerte.
Utilizar mezclas tóxicas: como líquido de chiles o químicos como alumbre, permanganato o algún veneno de plantas para introducir en tu cuerpo causa que entres en un shock tóxico y mueras.
2. No contar con el equipo adecuado: puede provocar que el aborto no se realice completamente, causando infección (sepsis), hemorragias y la muerte.
Síntomas de que algo está mal
Después de que un aborto riesgoso se realiza, los signos de que algo no se realizó de manera correcta incluyen:
- dolor severo y que no se quita

- escalofríos o fiebre con una temperatura de 38 grados Celsius o más

- sangrado que es el doble al que normalmente se presenta durante la menstruación (que requiere más de una toalla sanitaria por hora)

- descargas vaginales con mal olor

- síntomas de embarazo
(náusea, dolor en la cintura, orinar frecuentemente, etc.)

¡Evita cualquier riesgo para tu salud siendo responsable de tu sexualidad!

Artículo publicado por: EsMasMujer - Sandra Olguín - 05/07/12 -

Argentina: el "alquiler de vientres" no podrá cobrarse.

Lo dispone el proyecto de ley que reforma el Código Civil. En el país, la práctica no está permitida. Si aprueban la norma, se necesitarán autorización judicial y otros requisitos.

Cada tanto, se conocen casos de famosos y no tan famosos que deciden “alquilarle” el vientre a una mujer en el exterior para que les geste un hijo, una práctica que aún no está permitida en el país.

Pero así como India y Estados Unidos lo avalan, Argentina ya tiene un régimen legal listo para ser aprobado que regula esos casos. Pero con una diferencia sustancial: no se podrá pagar por el favor.
Así, el proyecto de reforma del Código Civil, que ya comenzó a tratar el Congreso de la Nación, dispone la “gestación por sustitución” (artículo 562), es decir, que una mujer ponga su cuerpo para gestar el hijo de terceros (ya sea de una pareja o de una persona sola).
Pero a diferencia de otros países, como los mencionados India y Estados Unidos, el sistema previsto para Argentina es mucho más restrictivo: no será un “alquiler” de vientre propiamente dicho, porque la gestante no podrá recibir dinero como contraprestación. Debe hacerlo de forma altruista.
La Sociedad de Medicina Reproductiva de Argentina establece en el Código de Ética que aprobaría en noviembre que“la subrogación comercial no es éticamente aceptable, no se debe hacer cuando hay un arreglo económico de por medio”, contó a este diario César Sánchez Sarmiento, director de Nascentis Medicina Reproductiva.

Otras restricciones. Es más, según el proyecto de ley del nuevo Código Civil, los médicos especialista en fertilidad ni siquiera podrán realizar esta práctica libremente: un juez deberá intervenir para aprobar la intervención, previa verificación de una serie de requisitos. Y si no existiera autorización previa, la sanción es contundente: “La filiación se determinará por las reglas de la naturaleza”. Es decir, la madre del niño será la gestante.
Entre esos requisitos, está, además de que no exista un pago, que la mujer ya tenga un hijo propio; que posea “plena capacidad, buena salud física y psíquica”; que al menos uno de los futuros padres esté imposibilitado de concebir un hijo de manera natural y que haya aportado alguno de los gametos (óvulo o espermatozoide). Y ninguno de esos gametos podrá ser de la gestante.

Además, la mujer que lleve el embarazo no podrá someterse a un proceso de gestación por sustitución más de dos veces.
“Es fundamental que se legisle estos temas y todos los de reproducción asistida. Trabajamos para que suceda. Necesitamos un marco que nos regule, reglas con las que podamos trabajar”, comentó Sánchez Sarmiento.
Es que hoy en Argentina existe un vacío legal sobre todas las técnicas de fertilización asistida. El proyecto de ley avanza no sólo en la “gestación por sustitución”, sino en otras prácticas que hoy sí se realizan a diario.
Más información. En http://www.nuevocodigocivil.com/ se puede bajar el proyecto del Código Civil y otros documentos explicativos.

Artículo publicado por: Diario La Voz - Córdoba (Argentina) - Laura Leonelli Morey - 05/07/12 -

Declaración Universal de los Derechos Sexuales.

Declaración del XIII Congreso Mundial de Sexología, 1997 Valencia (España). Revisada y aprobada por la Asamblea General de la Asociación Mundial de Sexología (WAS) el 26 de agosto de 1.999, en el XIV Congreso Mundial de Sexología (Hong Kong).][

LA SEXUALIDAD es una parte integral de la personalidad de todo ser humano. Su desarrollo pleno depende de la satisfacción de las necesidades humanas básicas como el deseo de contacto, intimidad emocional, placer, ternura y amor.

LA SEXUALIDAD se construye a través de la interacción entre el individuo y las estructuras sociales. El desarrollo pleno de la sexualidad es esencial para el bienestar individual, interpersonal y social. Los derechos sexualesson derechos humanos universales basados en la libertad, dignidad e igualdad para todos los seres humanos.

LOS DERECHOS SEXUALES DEBEN SER RECONOCIDOS, PROMOVIDOS, RESPETADOS y DEFENDIDOS POR TODAS LAS SOCIEDADES CON TODOS SUS MEDlOS.
La salud sexual es eresultado del reconocimiento y respeto de los derechos sexuales:
  • El Derecho a la Libertad sexual La libertad sexual abarca la posibilidad de las per- sonas a expresar su sexualidady excluye todas las formas de coerción sexual, explotación y abuso en cualquier periodo y situación de la uida.
  • El Derecho a la Autonomía Sexual, Integridad Sexual y Seguridad del Cuerpo Sexual Incluye la capacidad de tomar decisiones autónomas sobre la vida sexual dentro de un contexto de la propia ética personal y social. También incluye el control y disfrute de nuestros cuerpos, libres de tortura, mutilación y violencia de cualquier tipo.
  • El Derecho a la Privacidad Sexual Derecho a expresar las preferencias sexuales en la intimidad siempre que estas conductas no interfieran en los derechos sexuales de otros.
  • El Derecho a la Equidad Sexual Este derecho se refiere a la oposición a todas las formas de discriminación, por razones de sexo, género, orientación sexual, edad, raza, clase social, religión o discapacidad fisica, psíquica o sensorial.
  • El Derecho al Placer Sexual El placer sexual, incluyendo el autoerotismo, es una fuente de bienestar físico, psicológico, intelectual y espiritual.
  • Derecho a la Expresión Sexual Emocional La expresión sexual es más que el placer erótico en los actos sexuales. Cada individuo tiene derecho a expresar su sexualidad a traués de la comunicación, el contacto, la expresión emocional y el amor.
  • El Derecho a la Libre Asociación Sexual Significa la posibilidad de casarse o no, di divorciarse y establecer otros tipos de asociaciones sexuales.
  • El Derecho a tomar decisiones reproductivas libres y responsables Derecho a decidir sobre tener descendencia o no, el número y el tiempo entre cada uno y el derecho al acceso a los métodos de la regulación de la fertilidad.
  • El derecho a la información basada en el conocimiento científico La información sexual deber ser generada a través de un proceso científico libre de presiones externas y difundido de forma apropiada en todos los niueles sociales.
  • El derecho a la educación sexual comprensiva Este es un proceso que dura toda la uida, desde el nacimiento y debería involucrar a todas las instituciones sociales.
  • El derecho a la atención clínica de la salud sexual La atención clínica de la salud sexual debe estar disponible para la prevención y el tratamiento de todos los problemas, preocupaciones y trastornos sexuales
LOS DERECHOS SEXUALES SON DERECHOS HUMANOS FUNDAMENTALES Y UNIVERSALES

Artículo publicado por: Red Feminista - Nosotras Decidimos - junio 2012

Argentina: sacar tarjeta roja al maltratador.

Un primer plano sobre una pantalla negra interpela a la sociedad, se observa el rostro de un hombre que dice: "no servís para nada"; ella responde: "claro, que te tiene miedo". Silencio. Rostro y primer plano de la tarjeta roja al agresor.
Otro spot, vuelve a interpelar, reflexiona acerca de lo que en Argentina llamamos "no te metás" y las frases enuncian la tardía reflexión de los vínculos cercanos ante los casos de violencia machista: "yo le dije, se te está yendo la mano", "me preguntaba cómo lo aguanta". … "nunca me imaginé que llegaría tan lejos"…. "un día la mató". Silencio. Persona empuñando la tarjeta roja al agresor.

Esas son las imágenes de la recientemente presentada campaña Sacá tarjeta roja al maltratador: www.sacaletarjetaroja.com.ar, una acción que tuvo su origen en España y ahora se replica en Argentina, bajo la coordinación de Enlaces Territoriales para la Equidad de Género, Latina Urbana, Fundación Españoles en el Mundo y Liliana Hendel, con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo.
La campaña consta de más de una decena de anuncios que se trasmitirán por televisión, radio e Internet y contaron con el apoyo de artistas, periodistas, referentes de la cultura.
"Sacá Tarjeta Roja al Maltratador" propone que "todas las personas participen levantando su tarjeta roja para expresar su rechazo ante cualquiera de las expresiones de violencia contra las mujeres", dice el dossier de la campaña. La particularidad es que esta vez se habla al agresor y trata de hacer reflexionar que la violencia machista no se trata de un tema propio de la esfera privada.
El concepto de la campaña fue resumida en la presentación por la decana del periodismo feminista, Liliana Hendel, quien refirió que Sacá Tarjeta Roja al Maltratador tiene el propósito de "reforzar el concepto de que nadie se salva sola ni solo".
Hendel expresó que la violencia contra las mujeres no es actual y aludió a la ideología más ancestral plasmada en La Biblia, donde la asignación de roles les valió a la mujeres la invisibilización, la subordinación, "ya que estaban obligadas a parir, entender, comprender a los demás, y los varones fueron destinados a ser los proveedores y quienes deben contenernos".
"No somos personas vulnerables -continuó la periodista- sino que vivimos en estado de vulnerabilidad. Luego destacó que en Sacá Tarjeta Roja al Maltratador le hablamos a los varones y además los varones le dicen a otros varones: "flaco, eso no está bien". "Es una campaña que interpela a toda la sociedad, a los varones maltratadores y a quienes silencian".
La violencia contra las mujeres es la más antigua de las violencias, la más naturalizada a través de los tiempos. Centurias han pasado y el progreso condujo a la humanidad a incorporar nuevos paradigmas, pero el que sigue en perpetuidad es el imperio masculino sobre las vidas de las mujeres.
Desde hace pocas décadas, en gran parte del planeta circulan baterías de convenciones internacionales, regionales, leyes nacionales; todas tratan de imponerse con el fin de salvar las vidas de las mujeres, pero estas no alcanzan porque -se sabe- que esta violencia no reconoce convenciones internacionales, tratados, leyes, ni tampoco distingue entre culturas, etnias, clases sociales, banderas, ni fronteras.
La violencia hacia las mujeres fue tan naturalizada que, cuando las primeras conciencias se trasformaron en voces para pedir amparo en el derecho y en las leyes, no se sabía cuántas mujeres eran maltratadas, cuántas fueron asesinadas. No existía la cuantificación de esas víctimas, "porque para qué contar algo que pasa a diario y que siempre pasó".
Luego, desde hace poco más de un lustro llegaron las campañas de concientización dirigidas a las mujeres, que invitan a la víctimas de violencia a denunciar, a no quedarse callada, a denunciar a su agresor.
Esto no fue ni es suficiente, ya que hablar a las víctimas es apuntar al sector más indefenso de esa realidad.
Sin duda que esta campaña intenta dar un paso más y trasmitir que la violencia contra las mujeres no es una cuestión de la vida privada, que todas y todos podemos ser cómplices a través del silencio, que todos y todas podemos ser protagonistas de una nueva construcción social.

Artículo publicado por: SEMlac - Norma Loto - julio 2012 -

Alimentarse con vegetales aumenta la capacidad mental.

Las verduras son hortalizas en la que la parte comestible son los órganos verdes de la planta como los tallos o las hojas. Entre este tipo de hortalizas encontramos a la espinaca y a la lechuga.

Dentro del grupo de verduras también se incluyen las legumbres verdes de las que se pueden comer sus semillas aún no maduras como son los guisantes y las habas.

Las verduras son muy saludables porque aportan muchos micronutrientes que actúan sinérgicamente como antioxidantes y protegen de varias enfermedades crónicas tanto cardiovasculares como del cáncer de próstata y de colon.Las verduras se encuentran en el segundo nivel fundamental de la pirámide de los alimentos. Además de aportar micronutrientes, aportan hidratos de carbono de absorción lenta y fibra dietética.

Deberían ingerirse de cinco a seis porciones de verdura al día, siendo la equivalencia de una porción de verdura a media taza de vegetales verdes cocinados o enlatados, a una patata o a una zanahoria.Ese tipo de vegetales son generalmente ingeridos con grasas saludables, como aceites para ensalada. Y eso ayuda al organismo a absorber Vitamina E y otros antioxidantes .Las grasas de aceites saludables pueden mantener el colesterol bajo y las arterias despejadas, contribuyendo a que el cerebro se mantenga sano. Por lo tanto las hortalizas y verduras son sinónimo de salud por su alto contenido de agua.

Facilitan la eliminación de toxinas de nuestro organismo y nos ayudan a mantenernos bien hidratados, por su aporte de fibra. Ayudan a regular la función del intestino y a evitar o corregir el estreñimiento.

La fibra tiene un gran interés dietético porque además posee efectos beneficiosos tanto en la prevención como en el tratamiento de ciertas enfermedades como el exceso de colesterol, diabetes, obesidad, cálculos en la vesícula biliar, hemorroides, venas varicosas y divertículos.

Artículo publicado por: Boletín Globedia - Salud - Cosmologo - 01/07/12 -

MAS INFO: http://buenasiembra.com.ar/salud/alimentacion/index.html