martes, 3 de julio de 2012

Mitos y realidades de la lactancia materna.

No son un secreto hoy en día los innumerables beneficios que la lactancia materna aporta a la salud integral del bebé, incluso en la prevención de muchas enfermedades. Sin embargo también muchos son los mitos relacionados con ésta. Por lo que es esencial aclararlos, le invito a que lea con atención cada uno de ellos.

· Existen muchas mujeres que no producen suficiente leche.

¡Falso! La mayoría de las mujeres producen cantidad de leche suficiente para amamantar a sus bebés. De hecho es común que exista una cantidad exagerada de leche en algunas mujeres.

· Es normal que la lactancia cause dolor.

¡Falso! A pesar de que un cierto dolor es relativamente común en los primeros días, esto debe ser una situación temporal que dura solo unos pocos días y no debería ser tan dolorosa que la mamá tema seguir amamantando.

· No hay leche suficiente durante tres o cuatro días después del nacimiento.

¡Falso! Puede parecer que es así porque el bebé no está correctamente agarrado del pezón y por lo tanto no puede obtener de manera correcta la leche que tiene la mamá. Si el bebé no se agarra bien al pezón es muy difícil que sea capaz de sacar la primera leche materna llamada calostro.

· El bebé debe estar al pecho 7, 10, 15, 20 minutos en cada lado.

¡Falso! Sin embargo debe hacerse una distinción entre “estar en el pecho” y “amamantarse”. Si el bebé esta realmente tomando leche durante la mayor parte de 15 o 20 minutos en el primer lado, puede no querer tomar del segundo lado. Si toma sólo un minuto en el primer lado y después se queda mordiendo el pezón sin tomar o dormido y hace lo mismo en el otro pecho entonces ningún lapso será suficiente. El bebé se amamantará mejor y por mayor tiempo si está correctamente agarrado al pezón.

· Un bebé amamantado necesita tomar agua en climas calientes.

¡Falso! La leche materna contiene toda el agua que el bebé necesita

· La lactancia provoca que las mamas se vuelvan flácidas.

Falso, los pechos pueden tornarse flacidos estando en la etapa de gestación y esto varía según la edad, contextura y otros factores de la mujer.

· Mi leche ya no es un buen alimento para el bebé, por eso mejor es darle comida.

Falso. La leche materna es el mejor alimento que se le puede dar a los bebés, y los seis primeros meses debe ser exclusiva sin la interferencia de otros alimentos, ni siquiera agua.

· La lactancia aporta una protección completa contra el embarazo. Esto no es del todo cierto, porque si bien la leche materna protege al bebé y le da inmunidad ante ciertas enfermedades, a partir del sexto mes el nivel de protección de la leche decrece.

· Una madre debe tomar leche para producir leche.

Falso. Una dieta saludable y balanceada que contenga verduras, frutas, cereales y proteínas es todo lo que una madre necesita para nutrirse adecuadamente y producir leche.

· Si el bebé tiene diarrea o vómito, la madre debe suspender la alimentación con leche materna.

¡Falso! La mejor medicina para una infección intestinal del bebé es la leche materna. Suspenda otros alimentos por corto tiempo, pero continúe alimentando a su bebé con leche materna.

Artículo publicado por: Diario El Heraldo de Honduras - iaguilera - 02/07/12 -

República Dominicana: Otro Feminicidio engrosa funesta lista de las últimas horas.


Una mujer de 24 años y su hija de cuatro engrosaron la funesta lista de asesinatos por razones de género de las últimas horas, al morir estranguladas de manos de un hombre.

Santa Sonia Guillén Díaz y su hija Reina Iris Guillén fallecieron a causa de asfixia por estrangulamiento a manos supuestamente de Neri Diógenes Chalas Arias, quien tras cometer el hecho trató de suicidarse ingiriendo una sustancia tóxica.
Los cadáveres fueron hallados en la casa número 10, de la calle San José, del sector Valle Encantado, de Santo Domingo Oeste.
En horas de la mañana se reportaban al menos cuatro feminicidios en apenas 24 horas, además de otra niña que fue encontrada muerta junto a su madre en Santo Domingo Este.
Entre las víctimas está María Corcino de Jesús, de 35 años, quien recibió un disparo de su conviviente Rafael Sánchez Ramírez, segundo teniente de la Policía, quien se suicidó. Los cuerpos de ambos fueron encontrados en la habitación de una cabaña, en la Autopista San Isidro.
Esmeralda Brito Montero, de 30 años, murió a manos del primer teniente del Ejército Nacional, Balbino Regalado Hidalgo, en el Barrio Sinaí, de La Caleta, Boca Chica. El hombre fue apresado cuando se presentó al hospital a donde fue conducida la víctima para indagar sobre su estado.
Vonice Anyelique, haitiana, perdió la vida a manos de Salvador Helena Estévez. Junto a su amiga Yudelin Arison, quien recibió golpes y heridas, abordó la motocicleta del criminal, a quien pagaron 600 pesos para que las trasladara a la sección La Carbonera, en Dajabón.
El feminicida dice “no saber” porqué cometió el hecho.
Paola Pérez Díaz fue asesinada a cuchilladas por Martín Decena Lasoso. La mató, dice, por haber utilizado un dinero de su propiedad sin su consentimiento.
Sobre la cama de su habitación en Los Alcarrizos, junto a su niña también muerta, la policía encontró el cadáver de una mujer de la que aún no ha ofrecido el nombre. Su matador es Neris Diógenes Chalas Arias, ingresado en el Hospital Ney Arias Lora por haber ingerido una sustancia venenosa con la intención de suicidarse.

Artículo publicado por: www.7dias.com.do - (Períodico de la República Dominicana) - 03/07/12 -

Uganda: Voluntarios promueven anticonceptivos.

Es fácil saber qué día el médico de la capital de Uganda visita el centro de salud IV de esta comunidad rural, ubicada a más de 400 kilómetros al sur, porque a media mañana ya hay una gran cola de pacientes que esperan ser atendidos.

"Unas 400 personas vienen el día en que está el médico de Kampala, una vez al mes", señaló la enfermera Kwesiga Muteisa, cuatro veces más que las que concurren a los centros de salud en otros momentos.

En general, los pacientes consultan por los servicios de planificación familiar, aunque hay algunos que se acercan por análisis de cáncer.

La mayoría son mujeres, aunque algunas están acompañadas por sus parejas.

"Las que vienen con sus esposos son atendidas primero para alentar la participación de los varones en la planificación familiar", señaló la monja Rwabahima Florence, responsable de salud del distrito.

También explicó que es una oportunidad para que los hombres se hagan análisis del virus de inmunodeficiencia humana (VIH), causante del sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida), y conozcan otros métodos de planificación familiar no muy utilizados en Uganda, como la vasectomía.

La creciente cantidad de pacientes revela el éxito del equipo de salud voluntario.

El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), en colaboración con el Ministerio de Salud y el gobierno local, crearon hace tres años esos equipos de salud. La agencia financia 95 por ciento de los servicios de planificación familiar, y el gobierno aporta el resto.

Los equipos están integrados por voluntarios, integrantes de la comunidad capacitados en planificación familiar con el fin de fomentar mejores prácticas en sus áreas.

Realizan visitas domiciliarias e informan a la población sobre métodos anticonceptivos, distribuyen condones y derivan pacientes a los centros de salud por más datos y servicios. Cada equipo de salud tiene asignados 25 hogares.

Babwicwa Mark, integrante del equipo está satisfecha con la cantidad de parejas que adoptaron métodos de planificación familiar en el sureño distrito de Kanungu.

La Encuesta Demográfica y de Salud de 2011 señala que la prevalencia de anticonceptivos a escala nacional es de 26 por ciento, pero en Kanungu es de 41 por ciento.

"Alenté a alguna gente a acercarse al centro para recibir información sobre planificación familiar", indicó Mark. "La mayoría en mi zona no cree en los anticonceptivos, pero después de mucha explicación se dieron cuenta de que no tienen nada que temer", añadió.

Crear conciencia entre la población ugandesa sobre planificación familiar es importante pues este es el tercer país con mayor crecimiento poblacional del mundo, 3,2 por ciento.

"La gente escucha más al equipo de voluntarios de su comunidad que a los trabajadores de la salud porque los conocen más que a nosotros", explicó Saturday Nason, enfermero y formador de voluntarios del centro de salud Kihihi, en el distrito de Kanungu.

Las ugandesas tienen en promedio seis hijos, según la Encuesta Demográfica y de Salud, una disminución de 0,5 por ciento respecto de 2006, cuando tenían siete. Según Nason, la reducción se debe al trabajo en materia de planificación familiar.

Alrededor de 26 por ciento de la población económicamente activa, entre 15 y 49 años, utiliza métodos de planificación familiar, según la encuesta, pues distintos mitos y creencias culturales interfieren en su propagación.

"El mayor reto es que cuando las mujeres quieren adoptar un método de planificación familiar y tener menos hijos, sus cónyuges insisten en tener más", dijo Nyakato Peace, voluntaria del equipo de salud y madre de tres niños.

La mayoría de las mujeres entrevistadas por IPS en el Centro de Salud IV de Kanungu dijeron querer cuatro hijos, en cambio, los hombres prefieren siete o más.

Tweigye Chrisente está satisfecha con los cuatro hijos que tiene, pero su esposo, Niwagaba Savio, quiere siete, y la amenaza con buscar una segunda esposa si insiste en no querer tener más descendencia.

"Solo tengo un hermano y una hermana, y en la comunidad no nos respetan porque somos una familia pequeña", explicó Savio. "No quiero que eso le pase a mis hijos", apuntó.

Chrisente sostiene que el dinero apenas les alcanza para cubrir las necesidades de los hijos que ya tienen. Ambos son agricultores de subsistencia, sin ingresos fijos.

La pareja recibió asesoramiento en el Centro de Salud Kinaaba II en el distrito de Kanungu antes de que Savio aceptara que a su esposa le colocaran un anticonceptivo fijo, que impedirá quedar embarazada por tres años, mientras él piensa sobre si deben tener más hijos o no.

Chrisente está segura de que no quiere tener más hijos en los próximos tres años. Pero Peace explicó que hay mujeres que apenas experimentan el más mínimo efecto secundario producido por alguno de los métodos anticonceptivos, los abandonan e, inevitablemente, eso deriva en embarazos no planificados.

"En lo que respecta a los efectos secundarios, prefieren discutir los problemas con sus congéneres que volver al centro de salud en busca de ayuda", indicó Florence. "Por eso necesitamos gente de la comunidad capaz de asesorarlas", apuntó.

La Encuesta Demográfica y de Salud señala que el uso de métodos anticonceptivos modernos aumentó de ocho por ciento, en 1995, a 26 por ciento, en 2011.

Pero el equipo de voluntarios se lamenta de la escasez de píldoras anticonceptivas y de condones femeninos en el distrito de Kanungu.

El representante adjunto del UNFPA, Wilfred Ochan, señaló que 41 por ciento de las necesidades en materia de planificación familiar no están cubiertas en Uganda. La causa, según él, la falta de fondos y la mala capacitación del personal de salud.

"Pero hubo avances porque es la primera vez que registramos una disminución de la tasa de fertilidad en este país", añadió Ochan.

Artículo publicado por: IPS ipsnoticias.net - Uganda - Mantoe Phakathi - julio/2012

Kurdistán iraquí: Las Mujeres, soldados de la paz.

En la ciudad de Suleimaniya, en el Kurdistán iraquí, Nahida, nos abre las puertas de la compañía femenina del Ejército regular de esta región autónoma.

Veámos cómo transcurre su vida.
“Realmente me gustan estas montañas, me encantan. Su recuerdo siempre me ayuda a seguir adelante. Si ocurre cualquier cosa, vamos a ir allí, a escondernos allí. Las protegemos y nos protegen. Todos tenemos un sueño que queremos que se convierta en realidad. Y estas montañas han hecho posible que mi sueño sea una realidad”, manifiesta Nahida.
El sueño de Nahida comenzó cuando tenía 14 años y llevaba mensajes y armas a los combatientes de la resistencia kurda que luchaban contra el régimen de Sadam Hussein.
Treinta años después ella está al mando de la compañía de mujeres del Ejército de la región autónoma del Kurdistán iraquí: “Mis hermanos eran guerrilleros peshmerga, así como mis tíos, toda mi familia. El régimen de Sadam Hussein ejecutó a mi tío. Le arrastraron por la carretera con un tanque. Ese régimen perseguía a la gente y, en particular, a las mujeres. Y por esta razón me hice peshmerga”.

En 1988, un ataque con armas químicas ordenado por Sadam Hussein, arrasó el kurdistán iraquí.
Tres años más tarde, Nahida se convirtió en la primera mujer en combatir con los peshmerga, una palabra que literalmente quiere decir ‘los que se enfrentan a la muerte’.
Miembro de la Unión Patriótica del Kurdistán (UPK-PUK), es una de las que convenció al líder de esta formación política nacionalista y actual presidente del país, Jalal Talabani, de crear la primera compañía de mujeres peshmerga, en 1996.
Aunque la existencia de esta unidad no escapa a los prejuicios.
“Cuando me convertí en peshmerga y entré en la Academia Militar, había gente que me tiraba piedras, y decían ¿cómo? una mujer soldado, y hasta me escupían. Tomamos parte en la liberación del Kurdistán iraquí, con nuestras armas, como los hombres. Nuestra sociedad es todavía machista, tribal. Hay que cambiar todo esto. Estamos en contra de esa mentalidad y luchamos para que todo esto avance (por la igualdad)”, comentaba Nahida.
En opinión de Nahida, el manejo de las armas no es el único entrenamiento que deben recibir las jóvenes reclutas. Entre sus misiones está la vigilancia del territorio, pero esta unidad libra otra batalla, una guerra contra los prejuicios y por la igualdad.

Con frecuencia, la unidad acoge a mujeres víctimas de la violencia de género, amenazas por sus propias familias. Si no hay acuerdo posible les dan refugio en lugares ocultos para evitar las represalias: “Mi lucha también es lograr que las mujeres sean libres. Porque las mujeres no tienen derecho alguno, no tienen casa, ni escapatoria. Creo, que esta injusticia contra las mujeres que practican los maridos, los padres, los hijos, para mí es una injusticia cometida por el conjunto de la sociedad”.
Otra de las actividades de las mujeres pesmerga es ayudar a los más desfavorecidos. En ocasiones, incluso, con sus propios recursos.
En esta ocasión, compran algunas cosas para las mujeres que viven aisladas en un pueblo, situado cerca de su acuartelamiento: “Como militares, estamos aquí para proteger el país. Pero la misión de los peshmerga es además proteger a las personas”.
Una misión social que no hace olvidar a su comandante las motivaciones que la impulsaron a embarcarse en la carrera militar. La calma reina hoy en el Kurdistán iraquí pero el espíritu de los fantasmas de la historia siempre está presente.

“Nuestra preocupación es que la guerra se puede desencadenar en cualquier rincón del Kurdistán. Sabe, hay tensiones entre chiíes y suníes por todo Irak. Además hay una mano invisible, que viene del extranjero, que intenta interferir en los asuntos internos del país. Tenemos miedo de eso. Ser peshmerga, es algo más que una palabra. Tememos que la situación se pueda deteriorar, que haya una guerra civil. Estamos preparados, pero trabajamos para mantener la calma y la seguridad”, explica Nahida.
Nahida quiere transmitir a la próxima generación la conciencia de sus derechos, de sus responsabilidades, en un territorio cuyo futuro está todavía por construir: “Mi sueño fue siempre tener un país libre, independiente y soberano que nos proteja. Como peshmerga, haré todo lo posible para que seamos un Estado. Soy un soldado que aspira a la paz. Me gusta sentarme en una mesa de negociación, encontrar soluciones por la vía de la diplomacia. Pero si alguien pone esto en peligro, yo me defenderé. Sacrificaré mi vida por la paz, y si es necesario daré mi vida por ello”.

Artículo publicado por: euronews - 26/06/12 -


Alemania: Un buzón facilita el abandono de bebés.


Los buzones para dejar bebés en Alemania llamados "Babywiege", son cunas inteligentes que, en cuenta notan la presencia de un cuerpo en su interior, automáticamente encienden un sistema de calefacción y activan una alarma que alerta a centros médicos que acude rápidamente a recoger al niño.


El bebé pasa a estar bajo custodia del Estado alemán. Junto al buzón, hay un cartel con instrucciones sobre lo que debe hacer la madre en caso de que quiera recuperarlo.


Alemania se precia de evitar abortos y casos de abandonos incontrolados gracias a este sistema, que se comenzó a pensar hace ya diez años después de aparecer un bebé congelado a las puertas de una clínica donde su madre lo había dejado una noche de invierno, según reporta el rotativo español El Mundo.


En Europa hay alrededor de 200 buzones de este tipo. Austria, Grecia, Croacia, Suiza, Bélgica y Alemania son, por este orden, los países europeos con una menor tasa de abortos. Ninguno supera las ocho interrupciones voluntarias de embarazo por cada mil mujeres. Todos tienen ley de plazos, que permite a la mujer decidir libremente durante las primeras 12 semanas de gestación y además establecen una serie de casos excepcionales para las semanas posteriores.

Artículo publicado por: Yahoo Noticias - Infobae.com - 03/07/12 -