martes, 19 de junio de 2012

Argentina: Los Testigos de Jehová ante la Ley.

Días atrás, la Corte Suprema de Justicia de la Nación se pronunció ante el caso de una persona perteneciente al culto de los Testigos de Jehová, para entonces internado y urgido de contar con una transfusión sanguínea. Si bien el paciente se hallaba inconsciente, en el año 2008, ante escribano público, había dejado constancia de su voluntad contraria a la realización de esa práctica médica a su respecto.

Por un lado, su padre accionó judicialmente para que se autorizase a los médicos a efectuar dicha transfusión. Por el otro, su cónyuge solicitó que se respetase la decisión de su marido. La Corte, por su parte, entendió que no existían pruebas claras y convincentes de que el paciente al momento de expresar dicha voluntad no hubiere considerado la trascendencia y las consecuencias de su decisión.

Tampoco advirtió que esa voluntad estuviera viciada por presiones de terceros o de que la opción efectuada hubiera sido adoptada con otra intención que la de profesar el culto. Sostuvo, por lo tanto, que correspondía examinar si la decisión adoptada por Pablo Jorge Albarracini Ottonelli se encuadraba dentro de la esfera de libertad personal que establece la Constitución nacional.

Recordó que una de las premisas fundamentales de la libertad individual en la Constitución nacional se encuentra en el artículo 19, que consagra que: "Las acciones privadas de los hombres que de ningún modo ofendan al orden y a la moral pública, ni perjudiquen a un tercero, están sólo reservadas a Dios y exentas de la autoridad de los magistrados".

Dicho artículo concede a todos los hombres una prerrogativa según la cual pueden disponer de sus actos, de su obrar, de su propio cuerpo, de su propia vida, de cuanto les es propio. Ha ordenado la convivencia humana sobre la base de atribuir al individuo una esfera de señorío sujeta a su voluntad; y esta facultad de obrar válidamente libre de impedimentos conlleva la de reaccionar u oponerse a todo propósito, posibilidad o tentativa por enervar los límites de esa prerrogativa.

En el caso, afirmó, se trataba del señorío a su propio cuerpo y, en consecuencia, de un bien reconocido como de su pertenencia, garantizado por la declaración que contiene el artículo 19 de la Constitución nacional.

Con sustento en ello, el máximo tribunal nacional afirmó que la posibilidad de aceptar o rechazar un tratamiento específico o de seleccionar una forma alternativa de tratamiento hace a la autodeterminación y autonomía personal; que los pacientes tienen derecho a hacer opciones de acuerdo con sus propios valores o puntos de vista, aun cuando parezcan irracionales o imprudentes, y que esa libre elección debe ser respetada.

Tan así es que esa idea ha sido receptada por el legislador en la ley 26.529, al otorgar al paciente el derecho a aceptar o rechazar determinadas terapias o procedimientos médicos "con o sin expresión de causa".

La ley mencionada, en su artículo 11, reconoce a toda persona capaz mayor de edad la posibilidad de disponer directivas anticipadas sobre su salud, pudiendo consentir o rechazar determinados tratamientos médicos, preventivos o paliativos, y decisiones relativas a su salud. Directivas que deben ser aceptadas por el médico a cargo, salvo las que impliquen desarrollar prácticas eutanásicas, las que se tendrán como inexistentes.

Agregó la Corte que la libertad de una persona adulta de tomar las decisiones fundamentales que le conciernen a ella directamente puede ser válidamente limitada en aquellos casos en que exista algún interés público relevante en juego. Y que la restricción al derecho individual es la única forma de tutelar dicho interés, circunstancias que claramente no aparecían configuradas en el caso.

Concluyó que no resultaba constitucionalmente justificada una resolución judicial que autorizara a someter a una persona adulta a un tratamiento sanitario en contra de su voluntad, cuando la decisión del individuo hubiera sido dada con pleno discernimiento y no afectara directamente derechos de terceros.

Así, mientras una persona no ofenda el orden, la moral pública o los derechos ajenos, sus comportamientos incluso públicos pertenecen a su privacidad y hay que respetarlos aunque a lo mejor resulten molestos para terceros o desentonen con pautas del obrar colectivo.

Finalmente, sostuvo que arribar a una solución en contrario significaría convertir al artículo 19 de la Carta Magna en una mera fórmula vacía, que sólo protegería el fuero íntimo de la conciencia o aquellas conductas de tan escasa importancia que no tuvieran repercusión alguna en el mundo exterior.

Artículo publicado por: Argenpress.info - Martín Lozada (Río Negro on line) - 13/06/12 -


Argentina: "Para el estado cuando un indígena muere, es un problema menos".

Entrevista con Félix Díaz, líder de la comunidad originaria Qom, al norte extremo del territorio argentino.

“Los que más voz tienen son los menos escuchados” Eduardo Galeano

Al decir, las palabras de Félix Díaz vienen volando de lejos. No precisa de altavoces cuando vibra la comunidad Qom mediante su mensaje. Apresado, maltratada su familia, desheredado y sin camisa, Félix es la autoridad indígena más reconocida del territorio argentino. Se la ha llevado peleando junto a su pueblo toda la vida en el extremo norte de un país que, por un costado parece ejemplo de democracia representativa, y por otro, rezuma odio de clase, de origen, de brutalidad terrateniente y venganza del capital.
Félix Díaz no es histriónico, dice con voz segura y desde abajo, como si sus afirmaciones fueran árboles sin tiempo. Sólidos y brillantes al mediodía, a pesar de todos los dolores y las ramas carbonizadas.
-La comunidad Qom empieza a sentar su ‘existencia medial’ en los últimos años, hace muy poco tiempo. Tan fuerte es el racismo, tanto el odio y el desprecio. ¿Por qué decidieron volverse ‘visibles’?
“Comenzamos a manifestarnos en el 2010 frente al Estado provincial a causa de una nueva ola de despojo territorial y la negación de los derechos constitucionales que se deberían aplicar para proteger los territorios y la integridad física de los pueblos de Formosa. Hemos dicho que no queremos más que se nos trate como objetos, sino como seres sujetos de derecho. Por eso es legítimo y legal que luchemos por frenar la violencia en nuestra contra, y terminar con los ataques que pretenden silenciar nuestras demandas: tierra y vida. El 23 de noviembre de 2010 perdimos a nuestro hermano, Roberto López, en manos de la policía de Formosa, y hasta ahora no se ha investigado ese hecho. No existe ningún policía detenido. Sólo indígenas han sido procesados por resistencia a la autoridad y un montón de figuras con el fin de acusar a los pueblos indígenas de ser ‘los malos’ de la película. El gobierno de la provincia apoya y defiende el accionar armado de la policía, quemando nuestras casas, los documentos nacionales de identidad. Apresaron a mujeres, ancianos y niños. Actualmente, continúa peleando el hermano Samuel Garcete que está inválido en un hospital y ha sido también víctima de la represión. El caso nuestro ha sido conocido por la tragedia del 23 de noviembre de 2010. Hemos recibido apoyo de profesionales, artistas, intelectuales, de muchísima gente que repudia la actitud de este gobierno democrático que lo único que hace es tapar la injusticia con discursos mediáticos.”
-¿Y los derechos sociales en el país ‘de los Derechos Humanos’ como reza la propaganda oficial?
“Esto no da para más. No podemos andar sólo mirando el sufrimiento de nuestra gente cuando muere algún hermano por falta de acceso a la salud, falta de acceso a la justicia. Hemos demostrado que nuestra lucha es justa y nunca exagerada. Estamos intentando ser parte de este país que se dice ‘Argentina’, y que todavía ignora nuestra existencia. Nos han reconocido como ‘pueblo preexistente’, pero no se nos respeta como corresponde.”
Abajo y arriba, la tierra
-En Argentina la propiedad de la tierra, la reforma agraria o el latifundio son tabúes. ¿Cómo enfrentar el robo que han sufrido?
“De las tierras no se habla porque el gobierno dice que ese problema está en manos de la justicia, y cuando nosotros exigimos el cumplimiento de la ley 26.160 –creada para garantizar la regularización de las tierras de los pueblos indígenas- se nos burla y posterga.”
-¿Cuál es la reivindicación que enarbolan al respecto, en un Estado argentino que fundó la propiedad privada de la tierra en el obsequio a un puñado de terratenientes de casi 42 millones de hectáreas hacia fines del siglo XIX y primer cuarto del XX?
“Nosotros continuamos reclamando la devolución de las mil 300 hectáreas que están en poder del Parque Nacional, el cual es propiedad del gobierno de la provincia y de una familia criolla privilegiada por el gobernador Gildo Insfrán –que lleva 5 períodos en el cargo y tres como vice Gobernador- . Existe una corrupción enorme que facilita la persecución indígena y la de sus dirigentes cuando se manifiesta cortando la ruta. Allí se deja caer una sanción penal ‘para que dejen de joder’ como ellos dicen, porque ‘los indios son vagos, haraganes y para qué quieren tierra’.”
-Como gran novedad, los poderosos los acusan de estar ‘contra el progreso’…
“La tierra es parte de nuestra existencia. No es negociable ni un recurso económico, como sí la ven los empresarios que tienen mucha hambre de destrucción de la misma vida. Deseamos mantener a la Madre Tierra intacta frente a la contaminación ambiental debido, entre otras, a la fumigación de la soja.”
El Estado calla porque tiene la fuerza
-El pueblo mapuche, sobre todo el que sobrevive en territorio de Chile, diariamente es golpeado por el Estado uniformado. Ustedes se encuentran en el norte, ¿se trata del mismo viejo combate?
“Lo que sufre el pueblo mapuche en territorio de Chile nos provoca mucha tristeza. Me dan mucha bronca los balazos sobre ancianos, mujeres, niños. No sé si se trata de gente o de inhumanos los que disparan. Sé lo que es sobrevivir en medio del ataque cotidiano de una fuerza armada que lo único que hace es matar y no discutir. Muchas veces no nos dejan dormir siquiera, preocupados de si habrá mañana para nosotros.”
-Parlamentar es una práctica añosa de los pueblos indígenas…
“Los indígenas siempre hemos querido hablar, decir las cosas como son. Pero el Estado se niega al diálogo. Para él cuando un indígena muere es un problema menos. Sin embargo, no es admisible que existan categorías de personas entre los seres humanos por tener un color distinto, un idioma distinto.”
-¿Qué vínculos tienen con los indígenas de los países vecinos?
“Los indígenas que habitamos el norte nos relacionamos con los del Paraguay, Bolivia y otros países. ¡Y compartimos la misma cosmovisión! La muerte planificada proveniente del Estado y los grandes terratenientes para borrarnos del planeta ha sido esquivada sabiamente por nuestros ancestros. Pero no se conforman con haber matado a millones de indígenas. Nosotros damos nuestras vidas porque amamos a la Madre Tierra. Y estamos convencidos que la única forma de salir de este problema es a través de un diálogo político. La justicia no sólo tarda, sino que no funciona para nosotros. Sólo falta voluntad política de los Estados.”
La discriminación no puede explicarse con palabras
-Ahora mismo está en curso la campaña para desalojar el céntrico monumento al general y ex presidente de la nación, Julio Argentino Roca (http://www.argenpress.info/2012/06/argentina-por-que-urge-decapitar-al.html), mata originarios y mata trabajadores. ¿Qué significa para la lucha del pueblo Qom?
“La Campaña para sacar el monumento del general Julio Argentino Roca de la Ciudad de Buenos Aires, es una gran oportunidad para decir lo que sentimos. El general Roca fue el ideólogo de tanta muerte. Claramente sacar la estatua no nos soluciona los problemas de fondo, pero al menos nos brinda la posibilidad de decir y contar cómo es la vida de los pueblos indígenas. El pasado siglo y el presente es y será recordado por miles de indígenas perseguidos y arrinconados en lugares inhóspitos. Desde el comienzo de la colonización que nos han corrido hacia el monte para hacerse de nuestras tierras. Y ahora ocurre que donde nos trasladaron a la fuerza se encuentran los recursos más codiciados por ellos. Nos matan otra vez y nos arrebatan lo poco que nos quedó. Lo mismo ocurre con la resistencia de los hermanos de Chile, de Bolivia, de Paraguay.”
-Los Estados en América Latina no fueron una creación de los pueblos indígenas…
“La zona que nosotros habitamos linda con la frontera de Paraguay. Entonces cuando de Argentina se pasa al Paraguay, hay que decirse paraguayos y cuando ocurre al revés, hay que decirse argentinos, toda vez que los indios no teníamos fronteras. Por eso cuando mueren muchos indígenas, no aparecen en los informes porque no están registrados. La discriminación de los Estados es muy difícil de explicar con palabras.”

Artículo publicado por: Argenpress.info - Andrés Figueroa Cornejo (especial para Argenpress.info) - 18/06/12 -

Paraguay enfrenta desnutrición de 186 mil niñas y niños menores de 5 años.

Paraguay se dispone a enfrentar una operación de auxilio a unos 186 mil niños y niñas  menores de cinco años que sufren desnutrición con un programa alimentario impulsado por el Estado, según se anunció hoy por instancias ejecutivas.

El organismo Programa Alimentario Nutricional Integral reclamó la asignación de unos 30 millones de dólares para incrementar su presupuesto destinado específicamente al trabajo de asistencia a ese afectado grupo infantil.

Un proyecto de ley de aseguramiento presupuestario del ministerio de Salud Pública busca dotarlo de mas fondos que se dedicarían a la lucha por la erradicación de la desnutrición mediante un plan especial para esta primera etapa.

Para ello, se realizaría la distribución gratuita de complementos alimentarios pero para eliminar el carácter meramente asistencial se incluye el apoyo técnico al entorno familiar para consolidar buenas prácticas alimentarias y de crianza, según el organismo.

La demanda de la rápida aprobación de la ley, que se analizará este jueves por la Cámara de Diputados, provino también del Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición, el cual planteó la promulgación de la legislación el próximo 16 de agosto, Día del Niño aquí.

Igualmente, la representación de la UNICEF en Paraguay reiteró su respaldo al proyecto que, según se estima, pasará rápidamente al conocimiento del Senado tras su aprobación por la Cámara Baja.

El auxilio al grupo poblacional de menores de cinco años se consideró de urgencia y de importancia trascendental en el marco de los programas sociales de la nación suramericana.

Artículo publicado por: Argenpress.info - PL - 12/06/12 -

Bolivia: el 91% de víctimas de violencia sexual, son Mujeres y Niñas.

Los datos levantados en torno a denuncias de violencia sexual en cuatro instituciones públicas como la Brigada de Protección a la Familia (BPF), Defensorías de la Niñez y Adolescencia (DMNA) y Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) más siete instituciones privadas de capitales de seis departamentos y El Alto, evidencian que la gran mayoría fueron presentadas por niñas y mujeres quienes representan el 91 por ciento de las víctimas en las denuncias, mientras sólo el 8 por ciento de los casos se refiere a agresiones hacia niños y hombres. De un total de 4.695 denuncias, 4.288 corresponden a mujeres y niñas, según un estudio publicado en el nuevo Boletín del Observatorio de Género de la Coordinadora de la Mujer.

Los datos estadísticos y gráficos del boletín permiten identificar las características de los perfiles de las víctimas y agresores, los tipos de violencia sexual más frecuentes, el número de denuncias recibidas en la materia, en cuatro instituciones públicas y siete privadas, que se contrasta con el número de sentencias emitidas durante un año de gestión.

En el año 2008, mientras 3.475 denuncias de violencia sexual fueron registradas en instituciones públicas y privadas de cinco capitales de departamentos y El Alto, sólo 935 sentencias en materia de violencia sexual fueron emitidas desde los Tribunales Departamentales de Justicia.

El nuevo Boletín del Observatorio de Género de la Coordinadora de la Mujer analiza, desde el enfoque de género, datos en torno a la violencia sexual en Bolivia y la falta de respuesta oportuna del Estado hacia su sanción y la reparación de las víctimas

Se observó asimismo, un promedio de 12 denuncias de niñas y mujeres al día en 6 capitales de departamentos.

La sistematización de los registros que contenían información relativa al sexo de los/as agresores/as evidenció que 84 por ciento pertenecían al sexo masculino. De los registros de denuncias que contenían la edad de las niñas y mujeres agredidas, más de la mitad eran menores de edad (62 por ciento ).

De los delitos de violencia sexual con víctimas niñas y mujeres registrados en denuncias, la mayoría(58 por ciento ) se referían a violaciones, 20 por ciento a delitos de Abuso Deshonesto, 10 por ciento a delitos de Estupro; 4 por ciento concernientes a Tentativas de Violación (4 por ciento ); 3 por ciento a Trata y Tráfico (3 por ciento ), y otros tipos de violencia registrados con índices de denuncias de 0 a 1 por ciento .

Artículo publicado por: opinion.com.bo - Oxígeno - La Paz - 18/05/12 -

Colombia: Mujeres empaladas, Feminicidio y Tortura de Estado.

El brutal asesinato, tortura y violación de Rosa Elvira Cely, en pleno Parque Nacional de Bogotá, ha causado una justa ola de indignación en todo el país. Al grito de "¡Ni una Rosa más!” miles de bogotanos se reunieron el 3 de Junio en el lugar del macabro crimen a rendir sentido tributo a esta víctima y a protestar vehemente contra la violencia contra la mujer.

En este espacio no quiero extenderme demasiado sobre este crimen en particular, que lamentablemente, es uno más entre miles de abusos y feminicidios que ocurren cotidianamente en Colombia. Ni quiero tampoco referirme a las múltiples negligencias que contribuyeron, en algún grado, al desenlace fatal de esta historia (una respuesta inadecuada de la policía a los llamados de auxilio, negligencia en su atención médica, que no se atendieran sus heridas de puñal que fueron las que finalmente le ocasionaron la muerte, etc.). Sobre lo que quiero llamar la atención es sobre la hipocresía de los medios y las élites colombianas que hoy se horrorizan ante el cadáver de Rosa Elvira Cely, pero que sistemáticamente han hecho la vista gorda ante los crímenes del paramilitarismo, que son calco y copia del empalamiento de Rosa Elvira Cely.

La práctica del empalamiento, es decir, la penetración forzosa por el ano o la vagina de la víctima con un palo que le perfora los órganos internos, a veces saliendo por la boca, no es un acto sádico novedoso.

Es una práctica que, de hecho, se ha aplicado en Colombia desde los inicios de la violencia conservadora a mediados de los ‘40, en innumerables veredas y zonas rurales, donde las cuadrillas de chulavitas, pájaros o paramilitares (como se les ha llamado en diferentes épocas y regiones a los ejércitos privados al servicio de terratenientes y caciques políticos del establecimiento) se han desplazado aterrorizando a la población, utilizando a la violencia sexual como una forma de amedrentamiento y control. El empalamiento, así como otras formas de agresión sádica hacia la mujer (cercenar los senos, extraer el feto del vientre de las embarazadas, por ejemplo), demuestran la notable continuidad entre la violencia "chulavita” de los ‘40 y la violencia "paraca” de los ‘90 hasta ahora. La agresión hacia la mujer, y hacia las niñas, es vista en la lógica paramilitar como una manera de humillar y proyectar el control total, patriarcal-machista-violento, sobre comunidades que consideran hostiles a su proyecto de "Estado comunitario” o aliadas de la "subversión”. En palabras de la investigadora Donny Meertens, la violencia sexual "no es tolerada como un acto de perversión individual, sino que ha sido permitida como una práctica sistemática de guerra, aplicable solamente a comunidades específicas”[1].

Volviendo al empalamiento, abundan los casos de mujeres que, por haber sido señaladas de ser amantes de un guerrillero, se les violó, asesinó y, en muchos casos, empaló. El empalamiento, por citar un ejemplo, fue utilizado en la masacre del Salado, en los Montes de María, en el 2000: al menos una víctima, Neivis Arrieta, de 18 años, fue empalada al ser acusada de amante de un guerrillero de las FARC-EP[2]. Según Olga Amparo Sánchez, de la Casa de la Mujer, en Tumaco hoy en día se está utilizando el empalamiento como una práctica sistemática por parte de paramilitares y lo mismo ocurre en muchas otras regiones del país[3]. También los paramilitares han torturado con el empalamiento a homosexuales en sus áreas de control y en sus campañas de "limpieza social”[4].
Los medios colombianos, que hoy se rasgan los vestidos con el horror del empalamiento de Cely, jamás se escandalizaron demasiado cuando estas prácticas eran llevadas a efecto por los paramilitares en "zonas rojas”, frecuentemente de la mano de la fuerza pública.
Los medios, que estaban al tanto de todo cuanto ha ocurrido en las zonas rurales de Colombia desde los inicios de la ofensiva paramilitar de los ‘80, jamás informaron con lujo de detalle, como sí hicieron con el caso de Cely, de las atrocidades cometidas por el binomio paramilitarismo-ejército[5]. Curiosamente, nos hemos tenido que enterar del real calibre de esta barbarie a través de los informes de organizaciones de Derechos Humanos o mediante páginas especializadas en el conflicto, como Verdad Abierta, o a través del trabajo de periodistas extranjeros, como el ahora célebre Roméo Langlois. Los periodistas colombianos, salvo muy honrosas excepciones -Hollman Morris a la cabeza de ellos-, han optado por no investigar sobre estos temas, sea por mediocridad, pereza, por miedo, autocensura, lambonería o complicidad. Y digo complicidad, porque los grupos económicos que manejan los medios en Colombia tienen plena identidad de intereses con los sectores económicos colombianos que han financiado, armado y estimulado al paramilitarismo (extractivos, mafiosos, ganaderos, terratenientes, multinacionales, etc.). Todos al final son la misma rosca. Los medios masivos colombianos, a lo más, lamentaron los "excesos” del paramilitarismo, siempre excusándolo al decir que era una respuesta "exagerada” a la "amenaza guerrillera” –poniendo, de esta manera, la historia colombiana de cabeza y distorsionando los eventos[6]. En casos de excepcional honestidad, hasta han llegado a aplaudir abiertamente al paramilitarismo[7]. Los crímenes paramilitares han sido silenciados, trivializados, mistificados, ocultados, ignorados, excusados, cuando no aplaudidos, en los medios, los que han ayudado, de esta manera, a hacer más espesa la "noche y la niebla” al amparo de la cual actúa el paramilitarismo[8].

De Javier Velasco, el único detenido hasta el momento en relación al asesinato, se ha dicho apenas que era un "delincuente común”[9]. Pero la práctica del empalamiento no es una forma cualquiera de sadismo, sino que está estrictamente asociada a la figura del paramilitarismo en Colombia. Es una tortura normada, pautada, ritualizada y aprendida. No me cabe ninguna duda que el asesino de Rosa Elvira Cely alguna relación ha tenido con el paramilitarismo y con las bandas de "limpieza social”, los ejércitos privados que la derecha tiene a su disposición para destruir tejido social, imponer su control absoluto, imponer su visión retrógrada y conservadora del mundo[10] y para hacer el trabajo sucio que no siempre puede hacer el ejército abiertamente. Y no me cabe ninguna duda que este muy posible vínculo no será investigado, ni estudiado, porque jamás los medios colombianos ni los grupos de interés detrás de ellos, les ha interesado generar verdadero rechazo al paramilitarismo en la opinión pública[11]. Les basta con tomar un tibio distanciamiento público, condenar sus "excesos”, la muerte de "inocentes” (daños colaterales), mientras reproducen el discurso del "mal necesario”.
La bestialidad de este crimen merece la justa indignación de toda persona que tenga un poco de corazón: Todos somos Rosa Elvira Cely, todos debemos repudiar enérgicamente este crimen. Pero los medios y las élites que los controlan ponen el grito en el cielo no ante el crimen en sí, sino ante el hecho de que el empalamiento se da por fuera del espacio en el cual es "natural” que se diera: el marco del conflicto armado. Ponen el grito de espanto porque la víctima no era ni un "marica” víctima de la limpieza social, ni una "zorra malparida” que se acostaba con un guerrillero. Porque el empalamiento ocurrió en el Parque Nacional y no en una "zona roja”, en un municipio apartado en medio de la nada o en un barrio paupérrimo.

Porque esta bestialidad se realizó, en palabras de Meertens, fuera de la "comunidad específica” a la que normalmente se victimiza de esta manera ante el silencio cómplice de los medios y la mirada indiferente o de aprobación incluso, de las élites que se siguen enriqueciendo con la guerra y su lógica de apropiación de riquezas mediante el despojo violento, el control de comunidades y territorios. Por eso se horrorizaron tanto, pero esas mismas élites son las que siguen creando los "Javier Velascos” que empalan, violan, descuartizan, las que siguen apoyando y formando sus ejércitos mercenarios, las que siguen haciendo de la muerte una de las industrias más prósperas en la lacerada tierra colombiana. Esto no lo olvidemos ni por un minuto.

Notas:
[1] "Victims and Survivors of War in Colombia –Three Views of Gender Relations” en "Violence in Colombia 1990-2000”, Ed. Charles Bergquist, Ricardo Peñaranda, Gonzalo Sánchez, SR Books, 2001, p.154. La autora se refiere al contexto de la "Violencia” de las décadas de 1940-1950, pero consideramos que esta conclusión es igualmente válida para la campaña paramilitar de la década de los ’80 hasta el presente.[2] http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-6083807
[3] http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/06/120603_colombia_violacion_rosa_cely_violencia_mujer_
protesta_aw.shtml

[4] http://www.semana.com/especiales/oficio-matar/108229-3.aspx
[5] El binomio paramilitarismo-ejército es, según informes de Medicina Legal, responsable del 78% de los crímenes sexuales cometidos en el marco del conflicto armado –de los cuales, el 63% sería responsabilidad directa del ejército. Este elevado número nos habla de una práctica sistemática y recurrente. Ver las memorias del foro "¿Para qué una política criminal sobre violencia sexual en Colombia?”(Noviembre 2011), p.6 . ver aquí Aún así, es importante tener en cuenta que estas cifras oficiales son, con toda certeza, una subvaloración de la estadística real, sea por la tendencia a disminuir los abusos de la fuerza pública y exagerar los de la insurgencia (algo común en la mayoría de las estadísticas oficiales), sea por el bajo nivel de la denuncia: según un informe de la Defensoría del Pueblo del 2008, el 81,7% de las personas desplazadas que sufrieron abuso sexual no presentaron ninguna denuncia. Estas cifras son consistentes con un estudio independiente, realizado el 2012 por Oxfam y la Casa de la Mujer en una muestra representativa de mujeres, en la cual el 82% de las que reconoció haber sido víctima de violencia sexual no presentó ninguna forma de denuncia (Ibid). Según otro informe, sobre la violencia sexual en el departamento del Magdalena y en los Montes de María, se llega a la conclusión que "Los militares son de lejos los principales responsables de ese delito, que cometían "en contextos estratégicos" de su conquista territorial y también de manera "oportunista" para conseguir "satisfacción sexual", pues el "desprecio hacia las mujeres" inculcado en sus filas (…) marcó esa conducta.http://www.elespectador.com/noticias/judicial/articulo-311782-paramilitares-usaron-violencia-sexual-arma-de-conquista-colombia
[6] En realidad, las guerrillas se forman hacia fines de los ‘40 como respuesta (como grupos de autodefensa) por los desmanes y atropellos de las escuadras conservadoras (antecesores de los modernos paramilitares) en el campo colombiano.[7] Ver la editorial de El Tiempo del 30 de Julio de 1987.[8] Como prueba de ello, esta semana hubo una masacre paramilitar de 5 personas en el municipio de Remedios (Antioquia), la cual apenas fue "cubierta” con una escuálida nota de 120 míseras palabras (3 de Junio). Esto no fue una masacre, sino que un "ataque”,perpetrado no por "terroristas” sino que por "desconocidos”. El medio informa de que en la zona operan paramilitares y guerrilleros, dejando un manto de duda sobre la autoría de la masacre, aún cuando todo el mundo sabe que fue un ataque de los paramilitares: la masacre, de hecho, se realizó en un local comunitario, centros sociales que frecuentemente son blancos de la actividad paramilitar que se especializa en atacar toda forma de organización popular. El Espectador no se atreve a denunciar al paramilitarismo, sino que las acciones paramilitares siempre son perpetradas por "desconocidos” –esto no es sino una manera de tejer el manto de "noche y niebla” con la que operan estos ejércitos mercenarios de la derecha política. Contrasta esta nota marcadamente con la cobertura que reciben las acciones insurgentes en este mismo medio.http://www.elespectador.com/noticias/judicial/articulo-350657-cinco-muertos-y-tres-heridos-ataque-remedios-antioquia[9] http://www.semana.com/nacion/muerte-rosa-elvira-cely-crimen-abominable/178184-3.aspx[10] Sicarios y descuartizadores suelen cargar rosarios y llevar siempre una oración a flor de labios[11]Prueba de ello es la distancia y ambigüedad con la que han asumido los llamados a jornadas nacionales de protesta contra el paramilitarismo (como la del 6 de Marzo del 2008), que contrasta con el entusiasmo que demuestran cada vez que hay algún pronunciamiento contra la insurgencia.


Artículo publicado por: ADITAL - José Antonio Gutierrez D. - anarkismo.net - 12/06/12 -

Argentina: Papás que eligieron criar solos a sus hijos, y lo lograron.

Héctor y Marcelo criaron solos a sus chicos. Especialistas sostienen que los hombres son tan capaces como las mujeres. Ellos se involucran cada vez más en la educación de los jóvenes.

Preguntale a tu madre” o “Se hace lo que yo digo”, son frases que de a poco van quedando en el pasado. Hoy los padres asumen en conjunto la crianza de sus hijos, se reparten tareas y el hombre se involucra más en los cuidados cotidianos de sus hijos desde que son bebés. No obstante, en algunos casos ellos se han visto en la tarea de tener que criarlos solos ante la total o parcial ausencia de la madre. Héctor y Marcelo contaron la experiencia de ser papá al ciento por ciento, y solos.
“Hace unos años que las mujeres, después de la posguerra, tuvieron que insertarse en el mercado laboral y a partir de ahí empezó a relegarse cada vez más la cuestión biológica de la crianza de sus hijos. Culturalmente se fue instaurando que los padres asuman funciones cotidianas en el hogar”, explicó Claudia Simonini, psicóloga del Hospital Materno Neonatal y secretaria de Prensa del Colegio de Psicólogos.
En muchas ocasiones un matrimonio se divorcia y llegan hasta la Justicia para dirimir la separación. Allí aparece el problema de con quién seguirán viviendo los hijos. Por lo general, los niños suelen quedar en guarda de sus madres. Sin embargo, la jueza de Familia Angélica Dávila sostuvo que de ser necesario que los hijos vivan con su padre, éste puede hacerse cargo en iguales condiciones que la mujer de su cuidado.
“El hecho de que por lo general la guarda se la den a la madre es una cuestión cultural y social. El padre puede ejercer perfectamente este rol parental en las mismas condiciones que la madre”, indicó Dávila.
No obstante, desde la Justicia se intenta crear un acuerdo de tenencia compartida en el que ambos padres puedan estar presentes en el desarrollo y crecimiento de sus hijos.
“En Córdoba, muchas veces se le dio la tenencia a los padres: cuando la mamá no está en condiciones psicológicas o cuando tiene problemas habitacionales. Hay muchos casos en que la mamá es itinerante porque trabaja mucho y no tiene con quién dejar al niño. Ahí consideramos si el padre pide la guarda, si él puede darle cierta estabilidad”, señaló la jueza.
De todos modos, las especialistas coinciden en que lo central es cuidar el bienestar del niño: no sólo los derechos básicos de alimentación, subsistencia y educación, sino también su bienestar psíquico, la libertad de expresión y opinión, el respeto al entorno afectivo del niño, su integración y el derecho a la información, entre otros aspectos.

Cambios sociales. La estructura familiar cambió, el paradigma de “familia tipo” también. La revolución cultural y social acompañada por nuevas leyes permitirían la posibilidad de que hombres y mujeres solteros y parejas homosexuales puedan formar familia.
“Aún no existen casos en Córdoba de adopción de padres homosexuales pero sí de parejas homosexuales que han venido a discutir un régimen de tenencia de hijos de uno de ellos y, por los años de convivencia y la relación que se creó, el otro quiera mantener contacto con el niño”, contó la jueza de Familia.
Por su parte, el titular del Registro Único de Adopciones provincial, Ricardo Rozenberg indicó que sólo el cinco por ciento de los inscriptos en Córdoba son personas solas (es decir, solteros o viudos). De ese porcentaje, sólo el cinco por ciento son hombres. “Hasta el momento, ninguno tuvo una entrega de guarda adoptiva”, confirmó.

Dejar todo por Matías. Héctor Heredia es periodista y dirige una consultora que hace encuestas y estadísticas para empresas. También se dedica a comunicación institucional de cooperativas y políticos. El camino no fue fácil pero, desde que se separó de su mujer –cuando Matías tenía sólo cuatro años–, dedicó todo su esfuerzo a criar a su hijo él solo.
“La decisión de que Matías se quedara a vivir conmigo se dio en forma natural. Se lo planteé a mi ex mujer y a ella le pareció que era lo mejor. Para mí, mi hijo era mi vida. Incluso dejé de lado los estudios universitarios, mis perspectivas de crecer en lo político y en lo social, y me dije que hasta que él no pudiera “caminar solo”, no había proyecto para mí más que mi hijo”, expresó Héctor.
Hoy Matías tiene 18 años y si bien su papá lo llama “el enano”, lo pasa en altura y empezó a estudiar Diseño Industrial en la Universidad Nacional de Córdoba. Visita a su mamá los fines de semana en el sur de la provincia, donde ella vive.
Su vida cotidiana pasa por tomar mates en la cocina, trabajar en el estudio o en la computadora o jugar al “Pata-tenis” en la terraza.
“Estamos por patentar el juego de mesa de ping-pong de mesa redonda”, contó Héctor entre risas.
El camino no fue fácil: muchos miedos e inseguridades aparecían pero de a poco se resolvieron. “Es difícil a veces ser papá soltero, porque si le pasa algo o tenés que resolver algo de su psicología o su salud, estás solo, no tenés con quién charlarlo. Pero aprendés a ser papá y mamá a la vez”, reflexionó Héctor, y admitió ser demasiado sobreprotector, algo que le lleva a algunas discusiones con Matías.

El futuro. Este Día del Padre será un día más para Héctor y Matías. Ambos cuestionan la carga comercial de la jornada, así que no habrá eventos ni regalos. De todos modos, Héctor rinde homenaje diario a la figura paternal, cuidando y soñando con el futuro de Matías. “Espero que estudie, que crezca, que siga haciendo deportes, esas son mis preocupaciones. Espero que no tenga las dificultades que yo tuve. Si logra eso, me doy por hecho”, dice Héctor.

Artículo publicado por: Diario La Voz (Córdoba- Argentina) - María del Mar Job - 17/06/12 -

¿ NECESITAS TERAPIA ? . . .. . . .

"... No, no, amigas:
Quizás deba hacer terapia, por esta cuestión de que pertenecemos a la generación que tenía un mandato prolijo: debíamos ser, y así lo intentamos, las mejores hijas, las mejores esposas - amantes, las mejores madres, las mejores profesionales, etc., Y ahora que ya hice todas esas cosas lo mejor que pude no siempre tengo ganas de cuidar nietos, ni de escuchar los problemas de los demás y me gusta estar sola, mirar películas y rascarme el ombligo.
Ya demostré, acabadamente, quien soy como persona.
Lo que me queda de vida, intento que sea mío, disfrutándolo con lo que me venga en ganas: viajando, comprando, tomando café con una amiga, haciendo lo que me plazca, así sea estar sin hacer nada una semana, ¿se entiende?
Me he dado cuenta que por más que los demás nos amen mucho y seamos importantes para ellos, todos seguirán viviendo cuando no estemos. Por eso ya es tiempo de NUESTRO tiempo, y de dejar de rendir examen en tantos roles con que la vida nos puso a prueba.
No pienso dar más examen de nada, eso incluye a mi familia también.
Nosotras ya estudiamos, criamos hijos, trabajamos, cuidamos padres, estuvimos presentes cada vez que alguien nos necesitó...¿acaso después nos van a hacer un monumento donde diga: "a una luchadora, un ser ejemplar y virtuoso"?
Y si de casualidad lo hacen, estaremos bajo tierra!!!.
Somos una generación que rompió estereotipos, allanamos el camino a los que vinieron después.
Por librar tantas batallas en soledad hemos sufrido tanto cada una de nosotras, por distintas razones! por eso ya es hora de que empecemos a relajarnos y a putear más, cuando tengamos ganas.
No saben lo bien que se siente puteando!!!!!!!
¿Tendré que invertir en la terapia por sentir esto? ¿Vale hacerlo? creo que mejor y más barato, es seguir puteando.
Muchas veces me planteo qué rápido pasó la vida, distraida como estaba, haciendo mil cosas.
También me pregunto ¿cuánto nos queda de vida amigas? No lo sabemos, por suerte nadie lo sabe, sólo nuestro divino Hacedor conoce nuestro destino.
¿Algo cambiará en quienes nos quieren, cuando nos vayamos? no, la vida seguirá igual en nuestra ausencia y de última dirán: la vieja estaba un poco loca el último tiempo. Pero nosotras felices igual ....... porque ya no escucharemos..."
Mis queridas cuídense, no se repriman, aprendan a decir NO cuando quieran decir NO. Si es necesario, y siempre para bien de nuestra salud mental, aprendan a mandar a la mierda a la gente que no sirve para nada (eso sí, con elegancia es mejor).
Ya es hora de discernir a quien le hace bien mi amistad, mi cariño, mi compañía, y quien me busca solo para llenar su aburrimiento o descargar su neurosis.
La vida está llena de gente egoísta que solo se satisface a si misma usando a los demás de distintas maneras y para diferentes propósitos.
Huyamos de esos vampiros que nos chupan la energía para seguir subsistiendo y juntémonos, cada vez que podamos, con aquellos que nos hacen reir.
Practiquemos nuestra merecida libertad, ya sea quedándonos en la cama todo un día, viendo por TV lo que se nos ocurra, o leyendo revistas de chismes.
Qué placer caminar sin apuro ni rumbo fijo, y detenernos en cualquier lugar que nos llame la atención.
Por favor visitemos más seguido a las amigas positivas, vayamos a lugares nuevos, escuchemos más música, animémonos a pintar, a hacer manualidades, mandalas. yoga, meditación, canto, salsa, idiomas, jardinería.....lo que más nos guste!!. Todo sirve y es válido para hacernos sentir bien.
Lo que nos quede de vida que sea viviéndola cada día como queremos y en plenitud.
Y no se olviden queridas rascarse el ombligo!!jajajaja.
 Agradezco a mi amiga Ana María Nebreda Escalante que me envió este texto, (que a su vez se lo envió otra amiga, Suyanquin) GRACIAS A LAS DOS POR ESTA BOCANADA DE AIRE PURO PARA NOSOTRAS, LAS QUE HEMOS PASADO LOS 50 !!!!!!!