jueves, 5 de abril de 2012

Chile: Proyecto de ley de aborto terapéutico levanta vuelo.

"Las chilenas no queremos ser consideradas un mero recipiente para la maternidad, queremos vivirla producto de la libre decisión", dijo la abogada Camila Maturana, integrante de una de las organizaciones de mujeres que luchan por la despenalización del aborto terapéutico.

Esta práctica fue legal en Chile entre 1931 y 1989, hasta que la dictadura (1973-1990) decidió derogar la norma respectiva cuando faltaban pocos meses para ser desplazada por la democracia. Ahora el tema espera en el parlamento para su discusión y posible aprobación de la ley correspondiente.

Chile integra el minoritario grupo de estados que prohíben el aborto en toda circunstancia, como República Dominicana, El Salvador, Nicaragua y Honduras, en América Latina, o Malta y el Vaticano en Europa.

Desde 1994 hasta 2010 se presentaron nueve proyectos de ley para modificar la legislación sobre aborto en el país, pero hasta ahora ninguno prosperó.

El último de ellos plantea la despenalización cuando un grupo de tres médicos haya certificado que el feto es inviable o está muerto como consecuencia de alguna intervención, tratamiento o administración de algún fármaco que sea indispensable para salvar la vida de la madre.

En paralelo se presentaron dos proyectos más asociados al mismo tema: uno que repone el aborto terapéutico en el código sanitario y otro que añade los casos de embarazo producto de una violación.

Los proyectos, que caminan juntos, pero deberán ser votados por separado, están en etapa de discusión desde el 21 de este mes en el Senado.

"Existen en Chile más de 1.000 embarazos ectópicos y, en muchos de esos casos, la atención que reciben las mujeres para interrumpir esa gestación es retardada por la inseguridad de los médicos frente a la disyuntiva de si están actuando en el marco legal o no", explicó Maturana a IPS.

"Estamos en presencia de una de las más graves deudas del Estado de Chile con los derechos humanos de las mujeres", subrayó Maturana, abogada de la no gubernamental Corporación Humanas.

"En Chile, las mujeres, bajo la amenaza de cárcel, son obligadas a continuar y llevar a término un embarazo cualquiera sean las circunstancias, lo cual es considerado por la Organización de las Naciones Unidas como trato cruel, inhumano o degradante", agregó.

Por su parte, el psicólogo Rubén Araya, experto en temas de medicina reproductiva, indicó a IPS que "es importante y casi necesario" el aborto terapéutico en este país.

"Fue al final del régimen militar cuando se eliminó la ley, y el hecho que esta discusión se haya postergado por mucho tiempo y que además sea una práctica bastante habitual y muy desigual en términos de clases sociales y acceso, va generando que se transforme en una suerte de reivindicación social y de género", precisó.

Araya aclaró que es importante que exista la práctica, pero se debe aplicar analizando caso a caso.

"Estoy de acuerdo en que hay que legislar y en que debiera permitirse el aborto terapéutico, pero no se debe poner por sobre la atención particular de cada caso la necesidad de una reivindicación social importante", añadió este experto, miembro de la Unidad de Psicoanálisis y Medicina de la Universidad Alberto Hurtado.

La Octava Encuesta Nacional "Percepciones de las Mujeres sobre su situación y condiciones de vida en Chile 2011", organizada por Corporación Humanas, indicó que más de 70 por ciento de las chilenas consultadas apoyaban una ley sobre aborto terapéutico, 70 por ciento en caso de malformaciones graves y 60 por ciento si el embarazo es producto de una violación.

Sin embargo, la ley tiene fervientes detractores, que abarcan desde el propio gobierno del derechista Sebastián Piñera hasta las comunidades religiosas.

La Iglesia Católica se opone al aborto sin excepción, al igual que la Metodista Pentecostal, la corriente evangélica que posee más adeptos en Chile.

En la clase política, la oposición afirma estar abierta a legislar sobre la materia, mientras que la gran mayoría del oficialismo adelantó su absoluto rechazo.

La polémica está instalada, máxime cuando la senadora Ena von Baer, de la cogobernante Unión Demócrata Independiente y exministra de Piñera, señaló que el cuerpo de la mujer es algo que se presta para la maternidad, lo cual desató múltiples críticas.

"Nos preocupa que haya parlamentarios que podrían estar poniendo sus creencias y valores personales e incluso religiosos, por sobre el mandato de la ciudadanía para representar sus intereses", advirtió Maturana.

La abogada añadió que Chile es un Estado laico desde 1925, por lo cual "no se puede por ley imponer al conjunto de la sociedad una creencia religiosa o moral sobre el inicio de la vida humana, un debate que ni siquiera a nivel científico está resuelto, ni se pueden imponer las creencias morales sobre el valor o no del cuerpo de las mujeres".

El presidente Piñera, a través de una carta abierta, manifestó que la discusión sobre el aborto es "legítima y necesaria", pero advirtió que no es partidario de que se legalice la práctica.

Entre sus argumentos, el mandatario afirmó que, "como cristiano, creo en la vida como un don de Dios".

Debido a esto, una de las preocupaciones centrales de las organizaciones es que el proyecto sea vetado por el gobierno en caso de ser aprobado por el Congreso legislativo.

El alerta se instaló luego de que el ministro de Salud, Jaime Mañalich, aseguró que, "si el presidente me preguntara mi opinión, le diría 'por favor, vete esta ley'".

A juicio de Maturana, "existe claridad en los legisladores y la ciudadanía respecto de que lo que se está discutiendo son situaciones acotadas, no estableciendo la posibilidad de que el aborto sea permitido en cualquier circunstancia".

"En todos los países en que se regula el aborto terapéutico, se hace como un acto médico, no como una decisión arbitraria de las mujeres. Es el equipo de salud el que determina que existe un determinado riesgo y el que consulta a la mujer si quiere asumir ese riesgo o prefiere interrumpir el embarazo", aclaró.

Lo importante aquí es que "todos los días los derechos humanos de las mujeres son violados al ser obligadas a continuar un embarazo", destacó.

"No queremos seguir ‘prestando el cuerpo’", afirmó Maturana.

Artículo publicado por: IPS ipsnoticias.net - Marianela Jarroud (Santiago) . marzo/12 -

Denuncian violaciones de los derechos humanos en el norte de Malí.

Los rebeldes tuaregs y los grupos armados islamistas que controlan la ciudad de Gao (noreste de Malí) cometieron "graves violaciones de los derechos humanos", afirmó el miércoles la junta militar en el poder en Bamako, que denunció casos de mujeres y niñas violadas.

"Las poblaciones de Malí-Norte, en particular las de Gao, sufren graves violaciones de los derechos humanos" desde "la invasión de combatientes de la MNLA (rebelión tuareg), Ansar Dine (grupo islamista) y AQMI (Al Qaida en el Magreb Islámico)", afirma la junta en un comunicado.

"Las mujeres y las niñas son secuestradas y violadas por los nuevos ocupantes que dictan su ley", declara este comunicado, firmado por el portavoz de la junta militar, el teniente Amadou Konaré.

Aprovechando el golpe en Bamako contra el poder de Amani Toumani Touré el pasado 22 de marzo, los rebeldes tuaregs y grupos islamistas tomaron a finales de la semana pasada el control de tres capitales del norte maliense, Kidal, Gao y Tombuctú, dejando al país partido en dos.

La zona está totalmente aislada, inaccesible a la prensa y a las organizaciones internacionales. Pero numerosos habitantes en el terreno, interrogados por teléfono desde Bamako, han señalado saqueos en Gao y Tombuctú, en particular de los edificios públicos y locales o almacenes de las ONG internacionales.

Kidal, de la que el jefe de Ansar Dine, Iyad Ag Ghaly, es originario, no ha sido saqueada por haber caído en manos de combatientes de esta organización.

En la ciudad histórica de Tombuctú, los hombres de Ansar Dine, apoyados por elementos de AQMI se han impuesto al MNLA, y han puesto fin a los saqueos, anunciando querer aplicar la sharia (ley islámica).

Tres de los principales jefes de AQMI se encontraban el martes en Tombuctú, según testigos, junto a Iyad Ag Ghaly, entre ellos Mojtar Belmojtar, figura histórica de AQMI apodado "El Tuerto" o "Míster Malboro" por su participación en el tráfico de cigarrillos.

En un comunicado publicado el miércoles en su portal internet, el MNLA desmintió esas informaciones, afirmando que "mantiene su posición en Tombuctú y en todas las otras ciudades del Azwawad.

El MNLA "mantiene su posición frente a todas las redes mafiosas y se demarca de la organización Ansar Dine y de otros que se erigen en el camino de la liberación del Azawad".

Según habitantes interrogados el miércoles, Ansar Dine sigue controlando la ciudad. Iyad Ag Ghaly, que se hace llamar "Jeque", transformó el campo militar en su cuartel general. Ha multiplicado las prédicas defendiendo la imposición de la sharia y contra el independentismo del MNLA.

En las calles, sus hombres controlan los vehículos. Varios bares y expendios de bebidas alcohólicas fueron saqueados en la noche del martes, y las mujeres obligadas a ponerse el velo.

Unos veinte hombres del MNLA que aún no han abandonado la ciudad se acantonaron detrás del aeropuerto, con el acuerdo de Iyad Ag Ghaly, siempre según los testigos.

En Gao, tres grupos distintos comparten el control de la ciudad, según un diputado local, Abdú Sidibé.

El MNLA tiene en su poder el campo militar de la periferia. El Movimiento por la Unidad y la Yihad en África del Oeste (MUYAO), grupo disidente del AQMI dirigido esencialmente por malienses y mauritanos, controla el campo del centro de la ciudad y dos barrios vecinos con Ansar Dine. Finalmente están también los traficantes y otros grupos criminales más o menos bien identificados.

El crecimiento en poder de estos grupos yihadistas inquieta a la comunidad internacional, sobre todo a Francia, que quiere una movilización contra el "peligro islamista" en el Sahel y contra AQMI, tanto a nivel regional como en el Consejo de Seguridad de la ONU, según el jefe de la diplomacia francesa Alain Juppé.

Un acuerdo de principios sobre Malí podría ser adoptado por el Consejo de Seguridad de la ONU.

Este miércoles en Bamako, la junta militar, bajo embargo de los países de África Occidental, seguía tratando de negociar las condiciones de una "salida de crisis".

El ministro burkinés de Relaciones Exteriores, Djibrill Bassolè, llegó en la mañana a la capital para entregar al jefe de la junta un mensaje del mediador oeste-africano, el presidente burkinés Blaise Compaoré.

Sometida desde el lunes a un embargo diplomático, económico y financiero impuesto por la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO), la junta del capitán Amadou Sanogo recibió el martes nuevas sanciones de parte de la Unión Africana (UA) y de Estados Unidos.

También sigue bajo la amenaza de una intervención militar oeste-africana. Los jefes de Estado Mayor de la CEDEAO se reunirán el jueves en Abiyán para activar una fuerza militar regional que ya se encuentra "en alerta".

Artículo publicado por: univisionnoticias.com - (AFP) -bur-hba/feff/erl - 04/04/12 -

¿Qué es la Ablación Genital Femenina?

Origen

Es un ritual de iniciación en origen realizado a las niñas de algunos países de África, Oriente Medio y otros. La costumbre es de procedencia incierta, aunque hay algunas versiones que afirman que comenzó en el antiguo Egipto y a partir de allí se extendió al resto del continente africano. Aunque se localiza sobre todo en la zona centro-africana, esta práctica no se limita al continente africano, pues se sabe que esta práctica también ocurren en varios países de Asia, Europa, Australia e incluso América.1

Practicada en muchos casos como rito de iniciación a la edad adulta, actualmente este motivo está disminuyendo debido a la prohibición de su realización en muchos países. En algunos casos se recurre a tradiciones religiosas para argumentar en su favor, pero lo cierto es que este tipo de mutilación está prohibida en el Islam.2

La pérdida casi total de sensibilidad es la principal consecuencia para las afectadas, con el añadido trauma psicológico. Hay mujeres que mueren desangradas o por infección en las semanas posteriores a la intervención, ya que se realiza casi siempre de manera rudimentaria, a cargo de curanderas o mujeres mayores, y con herramientas no muy ortodoxas como cristales, cuchillos o cuchillas de afeitar y nunca en centros sanitarios.

A la ablación se le conoce con distintos nombres:
Infibulación y escisión, son expresiones comunes al procedimiento empleado para efectuar la mutilación.
Mutilación genital femenina (MGF), que es la expresión oficial utilizada para referirse a esta práctica por la OMS (Organización Mundial de la Salud).

Definición

La ablación sexual es la mutilación de parte de los genitales externos femeninos para evitar sentir placer sexual, con la finalidad de que pueda llegar virgen al matrimonio, puesto que si no es de ese modo, la mujer puede ser rechazada. También se realiza para evitar la supuesta promiscuidad de la mujer y asegurar que solamente tenga hijos con el marido.

Tipos de ablación

Existen varios tipos de ablación:
Amputación del prepucio del clítoris (circuncisión), pudiendo extirparse en parte o en su totalidad el clítoris (clitoridectomía).
Otra forma consiste en la escisión o mutilación total o parcial del prepucio del clítoris y los labios menores, conservando solo los labios mayores.
La infibulación es la forma más agresiva, y consiste en la extirpación del clítoris y labios mayores y menores. Después del acto, hay un cosido de ambos lados de la vulva hasta que esta queda prácticamente cerrada, dejando únicamente una abertura para la sangre menstrual y la orina. La infibulación también se le puede llamar circuncisión faraónica.

Descripción de una Clitoridectomía

El informe de Amnistía Internacional para concienciar de los malos tratos a las mujeres daba la cifra de 110 millones de mujeres clitoridectomizadas, y de dos millones de niñas por año en veinte países diferentes:3

Sientan a la niña desnuda, en un taburete bajo, inmovilizada al menos por tres mujeres. Una de ellas le rodea fuertemente el pecho con los brazos; las otras dos la obligan a mantener los muslos separados, para que la vulva quede completamente expuesta. Entonces, la anciana toma la navaja de afeitar y extirpa el clítoris. A continuación viene la infibulación: la anciana practica un corte a lo largo del labio menor y luego elimina, raspando, la carne del interior del labio mayor. La operación se repite al otro lado de la vulva. La niña grita y se retuerce de dolor, pero siguen sujetándola. La anciana enjuga la sangre de la herida y la madre, así como las otras mujeres, "verifica" su trabajo, algunas veces introduciendo los dedos. La cantidad de carne raspada de los labios mayores depende de la habilidad "técnica" de quien opera. La obertura que queda para la orina y el flujo menstrual es minúscula. Luego, la anciana aplica una pasta y asegura la unión de los labios mayores mediante espinas de acacia, que perforan el labio y se clavan en el otro. Coloca tres o cuatro a lo largo de la vulva. Estas espigas se fijan con hilo de coser o crin de caballo. Pero todo esto no basta para asegurar la soldadura de los labios; por eso, a la niña la atan desde la pelvis hasta los pies. Le inmovilizan las piernas con tiras de tela.

Práctica ilimitada

Según las estadísticas, la práctica de la ablación afecta en la actualidad alrededor de unas 135 millones de mujeres y niñas en el mundo. Se cree que cada vez se practica a niñas con una edad mucho menor quienes sufren la mutilación para evitar que puedan juzgar la práctica por sí mismas al ser mayores.

Europa

El aumento de la inmigración ha llevado esta práctica a Europa. La mutilación genital femenina, en cualquiera de sus modalidades, se encuentra penada por la ley en los principales países de dicho continente con algunas excepciones como Italia o Irlanda. No obstante, aunque existen en algunos países europeos con normativas legales de control sobre el permiso de salida para las niñas en situación de riesgo por este tipo de costumbres, hay denuncias de que medio millón de mujeres y niñas han sufrido la MGF en Europa en los últimos tiempos, incluso en centros sanitarios bajo cuerda.

África

La embajadora de la Organización de las Naciones Unidas contra la ablación, la ex modelo somalí Waris Dirie, quien sufrió infibulación a los 5 años, ha conseguido que ésta práctica sea ilegal en algunos países africanos, aunque se siga practicando de hecho. Unicef, en un informe, afirma que esta práctica se puede eliminar en una generación si hay un esfuerzo cultural.

La ablación es una costumbre extendida en una amplia región de África, donde es practicada indistintamente por musulmanes, cristianos, y animistas.4

América

Colombia

Ha despertado gran interés y sorpresa el hecho de que en fechas recientes, se encontraron claras evidencias de que la práctica de la ablación se ha difundido a tribus indígenas de la etnia Emberá-chamí que habitan en el suroccidente de Colombia. El hecho quedó en evidencia por las denuncias de autoridades a cargo de la defensa de los derechos humanos y la muerte de niñas indígenas por infecciones producto de operaciones quirúrgicas llevadas a cabo en precarias condiciones de asepsia.

Las autoridades indígenas, agremiadas en la Organización Nacional Indígena de Colombia, ONIC, pidieron que no se adelantaran juicios sin conocer las realidades de las costumbres locales y alegaron el derecho de los pueblos indígenas a su autodeterminación. El asunto fue objeto de un profundo debate, pues quienes abogaban por la defensa de los derechos de la mujer, que consideran violados con la mutilación (MGF), insistieron que tal autodeterminación no puede estar por encima de lo dispuesto en la Constitución Nacional de Colombia, norma que prima sobre cualquier otra en el ámbito nacional y en ella se prohíbe claramente este tipo de prácticas.

Finalmente y como consecuencia de la intervención de la Diputada Martha Cecilia Alzate, que realizó el primer Foro en las Américas sobre la Mutilación Genital Femenina, con la presencia de las autoridades indígenas y expertos internacionales, se adelantó un programa de intervención con apoyo gubernamental y del Fondo de Población de las Naciones Unidas, dentro del cual, las mujeres emberá chamí se comprometieron a erradicar dicha práctica.5 6

Referencias

1.↑Aproximación antropológica a la práctica de la ablación o Mutilación genital femenina (http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3032545&orden=220112&info=link)
2.↑Denny, Federico Mathewson (2001), "La circuncisión", en McAuliffe, Dammen Jane, Enciclopedia del Corán, 1, A-D, Leiden: Brill, pp. 366-367]
3.↑Diario El Mundo, 7 de marzo de 1995. España
4.↑Estadísticas de Religión Internacionales Reales (http://www.religionstatistics.net/afrel.htm)
5.↑El Diario del Otún (19). «Emberas acogen erradicar ablación en sus mujeres (http://www.eldiario.com.co/seccion/POLITICA/emberas-acogen-erradicar-ablaci-n-en-sus-mujeres100418.html) ». Consultado el 18 de junio de 2010.
6.↑El Tiempo (23). «No habrá más ablación femenina en los embera-chamíes. (http://www.eltiempo.com/colombia/eje-cafetero/no-habra-mas-ablacion-femenina-en-los-embera-chamies_8431040-4) ». Consultado el 23 de noviembre de 2010.
7.↑Amnistía Internacional (http://web.amnesty.org/library/index/eslACT770182004)

Fuente consultada: WIKIPEDIA - Enciclopedia libre - abril 2012 -