domingo, 25 de marzo de 2012

Argentina. Especialistas recomiendan preservar el mayor nivel de autonomía durante la vejez.

La utilización de cuidados progresivos que permitan al adulto mayor conservar su máximo nivel de autonomía es lo que recomiendan los especialistas, para quienes la internación es la última instancia a la cual recurrir.

"Lo primero que hay que entender es que no todos los adultos mayores necesitan ser cuidados; ahora bien, cuando aparecen limitaciones, lo que hay que hacer es atender a estas necesidades preservando el máximo de autonomía posible de la persona, a esta concepción se la llama de cuidados progresivos", explicó a Télam el doctor en psicología y especialista en mediana edad y vejez Ricardo Iacub.

Este paradigma consiste, sintéticamente, en ir brindando los cuidados de acuerdo con la limitación pero intentando interferir lo menos posible en su autonomía, que es el valor fundamental dentro de esta concepción de la atención.

El también titular de la cátedra de Psicología de la Tercera Edad y Vejez de la Universidad de Buenos Aires, ejemplificó que "una persona puede tener dificultades para ir a cobrar la jubilación, por ejemplo, y no por eso requiere ser internada en un geriátrico. Lo que necesita es ayuda en esta tarea específica".

El especialista explicó que existen recursos tecnológicos y humanos para hacer frente a estas situaciones. "Por ejemplo, las pulseras que al apretar un botón se llama a emergencias médicas son muy útiles y, en realidad, no sólo sirven para los adultos mayores sino para toda persona que vive sola", detalló.

"También es importante pensar una casa desde su propio diseño para que no sea peligrosa, así como cuando tenemos un niño que tomamos ciertas precauciones, es bueno que la vivienda de un adulto mayor sea funcional a sus necesidades", indicó.

Otra instancia son los cuidadores domiciliarios, cuya formación actual ya está enfocada en este paradigma del cuidado progresivo.

"La Argentina tiene una política en este tema que comienza por el programa de cuidados domiciliarios en donde hemos firmado convenios con PAMI (obra social para jubilados y pensionados) y IOMA (servicios asistenciales para empleados estatales bonaerenses) para que el Ministerio de Desarrollo Social forme a los cuidadores, y las obras sociales contraten la prestación para sus afiliados", explicó Mónica Roqué, responsable de la Dirección Nacional de Políticas para Adultos Mayores del Ministerio de Desarrollo Social.

No obstante, Roqué advirtió que pese a los esfuerzos por ampliar el servicio de cuidadores "aún faltan formar muchos profesionales y que las obras sociales amplíen el financiamiento de la cobertura".

Los centros de día o las internaciones temporarias pueden ser otra salida para la familia. "A veces sucede que el adulto mayor tuvo una operación o que la familia se va de vacaciones y durante un tiempo requiere de más atención, en este caso puede usarse el recurso de la internación temporaria, siempre y cuando haya consentimiento de la persona", enfatizó Iacub.

Un caso en el que existe el prejuicio acerca de que es conveniente la internación es en el de la demencia, sin embargo, los especialistas afirman que no necesariamente hay que derivar a un geriátrico y que depende del nivel de "repercusión" que exista.

"La demencia es un síndrome caracterizado por el deterioro adquirido y persistente de las funciones intelectuales, comparado con un nivel previo", explicó a Télam Maya Sinjovich, médica de la Unidad de Geriatría del hospital Ramos Mejía.

La especialista detalló que este deterioro incluye la memoria así como también otras funciones cognitivas (leguaje, orientación, praxias) e indicó que las causas son muy variadas y van desde enfermedades (Alzheimer, vascular, Parkinson) hasta traumas.

Este síndrome afecta entre el 5 y 20 por ciento de los menores de 65 años y al 20 por ciento de los mayores de 80.

"El tratamiento de un paciente que tiene demencia debe ser interdisciplinario y el objetivo central es brindarle una asistencia integral que permita mantenerlo en su propio ambiente en condiciones funcionales y sociales el mayor tiempo posible garantizándole una digna calidad de vida", señaló Sinjovich.

E indicó que existen tres tipos de repercusiones de esta enfermedad sobre la vida del paciente: una leve, donde hay un deterioro cognitivo importante y se producen alteraciones en las actividades de la vida diaria pero no al nivel de que la persona no pueda vivir sola; una moderada, donde hay una pérdida parcial de la autonomía y se requiere asistencia en ciertas actividades.

Por último está la repercusión severa donde el paciente debe ser ayudado para realizar todas las actividades personales, no controla esfínteres y utiliza pocas palabras inteligibles.

"En todos los casos hay que dar prioridad al mantenimiento de la función y potenciar la autonomía", señaló la médica.

Artículo publicado por: Red Latinoamericana de Gerontología -06/03/12 -Fuente: Télam - 4/3/2012.http://www.telam.com.ar/nota/17656/

España: Cae un red proxeneta que tatuaba códigos de barras a las Mujeres.

La Policía Nacional ha desarticulado dos clanes de nacionalidad rumana que explotaban sexualmente a mujeres, a las que tatuaban códigos de barras si intentaban fugarse, y ha detenido a 22 personas, entre ellos los dos cabecillas, en Madrid, Valdemoro y Getafe. En la operación la Policía ha liberado a una de sus víctimas, una joven rumana de 19 años, que permanecía secuestrada en un piso de Valdemoro por haber intentado escapar y que, además de sufrir golpes y latigazos, fue marcada con un código de barras en el que constaba su deuda con la red y le rasuraron el pelo y las cejas.

Las redes, que obligaban a las mujeres a ejercer la prostitución en el polígono Marconi, en la calle Montera y en diversos clubes de alterne de la región, alquilaban pisos, denominados "tonas", donde se realizaban los servicios y que eran vigilados por algunos de sus miembros para retirar inmediatamente el dinero recaudado a las mujeres. "Maletas", "bultos" o "bicicletas" eran algunos de los términos utilizados por los proxenetas para referirse a las mujeres que tenían bajo su control, informa la Policía Nacional en una nota.

Los agentes seguían los pasos de un clan, integrado por diversas personas de origen rumano, que obligaban a las mujeres que ejercían la prostitución en el polígono Marconi de Madrid a facilitarles parte de sus ganancias. Este grupo captaba, transportaba y explotaba coactivamente a otras mujeres, algunas de ellas menores de edad, en la calle Montera de la capital y en diversos clubes de la Comunidad.

Con la colaboración de la Policía Municipal de Madrid, se pudo comprobar que los proxenetas se repartían la zona de la calle Montera por sectores donde distribuían a las mujeres y prohibían a otras que ejercieran la prostitución en ese lugar, por el que los proxenetas pagaban un canon en concepto de "alquiler". Esta red de proxenetas estaba dirigida por Iancu T., quien tenía en vigor una orden de busca y captura emitida por Rumanía por delitos de la misma naturaleza. Este hombre contaba con la colaboración de otros hombres y algunas mujeres de confianza que, además de ejercer la prostitución, controlaban al resto.

Atada a un radiador

Algunos miembros de la red se dedicaban a otras actividades delictivas y tenían antecedentes en España por delitos como el tráfico de sustancias estupefacientes, hurtos al descuido a los viandantes o a clientes, robos con fuerza o receptación. Las investigaciones realizadas permitieron la desarticulación de otro clan, también de nacionalidad rumana y liderado por Iulan T., que tiene antecedentes en España por falsificación de documentos y es sobrino del cabecilla de la otra organización.

Este último es quien mantenía secuestrada a la joven de 19 años que intentó escapar y su tío, según la Policía, le había aconsejado que la atara con cadenas a un radiador y no le diera de comer. Tras tener conocimiento de la situación, los agentes pusieron inmediatamente en marcha un dispositivo policial para rescatar a la mujer y proceder a la detención de todos los miembros de la organización. La joven, que mantenían retenida en un piso de Valdemoro, presentaba múltiples lesiones de diversa consideración, fruto de los golpes y latigazos a los que había sido sometida, así como un código de barras tatuado en su muñeca con la deuda contraída con el clan.

Ocho personas fueron detenidas en el momento de la liberación y, tras realizar registros en otros cuatro domicilios de los dos clanes en Madrid capital y en Getafe, se arrestaron a otras catorce personas. En los registros los agentes intervinieron tres armas de fuego, sables y machetes, unos 140.000 euros, más de la mitad oculto en un doble techo de la casa de uno de los cabecillas, gran cantidad de joyas, cinco vehículos y material electrónico de última generación.

Artículo publicado por:larioja.com - España - EFE - Madrid - 25/03/12 -

Perú: líder regional en parto vertical.

Bolivia, Colombia, Ecuador, Guatemala, Nicaragua y Panamá son algunos de los países latinoamericanos que han pedido orientación al Perú para implementar el llamado parto vertical en sus respectivas jurisdicciones.

Así lo informó en una nota de prensa el Ministerio de Salud (MINSA). Y Pedro Mascaro, Director del Instituto Nacional Materno Perinatal del sector, informó que desde 2005, cuando se aprobó la norma técnica para el parto vertical con adecuación intercultural, el Perú ha ido perfeccionando las prácticas y atención de las gestantes, habiéndose posicionado como líder en la región.

El MINSA estima que el diez por ciento del total de partos que se realizan en el Perú son hechos bajo esta modalidad. Pero hay zonas remotas del país donde hasta el 90 por ciento de los partos son verticales.

A diferencia del parto horizontal, donde la madre permanece echada en una camilla ginecológica, en el vertical está de pie, sentada o en cuclillas. El personal de salud se ubica delante o detrás de la madre para brindarle la atención requerida.

De acuerdo con Mascaro, "esta posición permite que el bebé se oriente en el canal del parto, facilitando su nacimiento".

El parto vertical es una costumbre muy arraigada entre las mujeres indígenas de los Andes y la Amazonia, por lo que también se le conoce como 'parto tradicional'. Además de la posición al momento del alumbramiento, para estas gestantes es muy importante que su pareja o algún familiar escogido por ellas esté presente al momento del nacimiento.

Tampoco permiten que se bote la placenta, sino que debe ser enterrada mediante un ritual especial. A las mujeres, además, se les debe dar mates calientes con hierbas medicinales usadas en medicina tradicional y usar algunas telas especiales que, según sus creencias, las ayudan a no contraer 'aire' o evitar las hemorragias.

"Hemos aprendido mucho sobre todo a respetar las creencias y tradiciones de las mujeres del interior del país. No solo para ellas, sino para toda la familia, el parto tiene una connotación diferente, casi mágica", comentó a SEMlac Luzmila Pozo, enfermera del sistema de salud en Lima.

"Había una especie de choque de culturas, que no nos permitía entender que para ellas es tan importante mantener sus tradiciones que preferían no atenderse en los centros de salud, exponiéndose a morir en el parto, antes que aceptar dar a luz como nosotros queríamos", recuerda.

Según cifras del Instituto Nacional de Estadísticas e Informática, al primer año de la legalización del parto vertical en el Perú, la cifra de parturientas de las zonas indígenas que dieron a luz en establecimientos de salud se duplicó: de 24 por ciento a 44 por ciento.

Y el más reciente informe (6 de febrero de 2012) de la Dirección Regional de Salud de Ayacucho-zona alto andina y una de las más pobres del país- reveló que, entre 2001 y 2011, el número de muertes maternas disminuyó en prácticamente 50 por ciento gracias a la implementación del parto vertical.

No solo eso: hay comunidades nativas en la zona donde no se ha vuelto a registrar una sola muerte materna desde que se instauró el parto vertical.

Sin embargo, su introducción en Lima tomó más tiempo pues hubo que preparar adecuadamente a los profesionales de salud y la infraestructura necesaria, además de cambiar la mentalidad de los reticentes, que no eran pocos, quienes consideraban que eran 'costumbres indígenas sin asidero científico'.

Así, por ejemplo, en el instituto que dirige Mascaro, en pleno centro de la capital, se comenzó a aplicar en 2010 y hasta el presente se han atendido 160 partos verticales. Además, se han adquirido diez camillas para uso exclusivo de este parto, con una inversión de poco más de 300 mil dólares, y cuenta con 14 salas equipadas para este tipo de atención.

Pero quizás lo más importante es que el parto vertical ha demostrado ser mucho más eficiente para la madre y bebé, por lo que incluso muchas clínicas de primera categoría de Lima ya lo ofrecen como una alternativa para sus pacientes.

La Sociedad Peruana de Ginecología y Obstetricia también lo recomienda y, en su página web se pueden encontrar importantes alcances médicos recomendando su uso.

Por ejemplo, la Dra. Margarita Bautista, de la Clínica Gineco-Obstétrica Hogar de María, dice: "Esta posición brinda mayor oxigenación a la madre y también al bebé, acorta el período de dilatación, reduce el dolor en el parto, contribuye a una rápida recuperación de la madre luego de dar a luz y con ello facilita la integración familiar, dado que al nacer sin complicaciones el recién nacido puede reunirse con su madre con mayor prontitud".

"Las ventajas del parto vertical están documentadas desde el punto de vista clínico", informa la obstetra Clara Sánchez. "Por ejemplo, se ha demostrado que al no estar echada la gestante, no hay compresión de los grandes vasos ni de las arterias con lo cual la circulación y la irrigación de la placenta no se ve afectada, lo que redunda en la cantidad de oxígeno que recibe el feto en los momentos previos a la expulsión".

"Además, también está demostrado que la posición vertical aumenta hasta en dos centímetros el canal del parto, por no mencionar que la acción de la gravedad favorece el encaje y descenso del neonato. Y, al revés, si la mujer está echada, como en el parto convencional, el canal de parto se pone más rígido", añadió al ser requerida por SEMlac.

Otro paso importante en la universalización de este método ha sido lograr que varias universidades públicas y privadas de Lima, Cusco y Ayacucho -estas dos últimas con zonas y etnias andinas y amazónicas- hayan incluido el parto vertical en los planes de estudio de las facultades de medicina.

Pero además, como al egresar los futuros médicos peruanos deben realizar obligatoriamente sus prácticas profesionales en el Servicio Rural y Urbano Marginal, de todas maneras se familiarizan con este tipo de parto, afirma la Dra. Lucy del Carpio, coordinadora de la Estrategia Sanitaria Nacional de Salud Sexual y Reproductiva del MINSA.

Artículo publicado por: ADITAL (Perú) - Zoraida Portillo - 21/03/12 -