domingo, 18 de marzo de 2012

España: Málaga: Cae un red que drogaba a prostitutas para que siempre estuvieran disponibles.


La Policía Nacional ha detenido a siete individuos a los que acusa de explotación sexual de mujeres, a las que obligaban a trabajar en turnos de 24 horas durante ciclos de 21 días, así como de tráfico de drogas. La policía ha podido determinar que las obligaban a dormir vestidas encima de la cama con el fin de que estuvieran disponibles el máximo de tiempo posible. Incluso, las drogaban.

Entre los arrestados se encuentran dos personas que regentaban sendos prostíbulos en Estepona y en el núcleo marbellí de San Pedro Alcántara en Málaga. Las indagaciones policiales se iniciaron hace aproximadamente un mes, al tener conocimiento de que en dos establecimientos, situados en Estepona y San Pedro, dedicados a ofrecer servicios de carácter sexual, habría mujeres extranjeras en situación irregular en España que podrían ser víctimas de explotación sexual y que, además, en ambos lugares se podrían estar suministrando sustancias estupefacientes a los clientes para su consumo.

A fin de esclarecer los hechos, se estableció un dispositivo de vigilancia en torno a uno de los establecimientos, el situado en San Pedro Alcántara, fruto del cual fue detenida una pareja con 14 papelinas de cocaína, varias dosis de hachís, y dinero en efectivo.

Asimismo, se solicitó a la autoridad judicial dos mandamientos de entrada y registro para ambos establecimientos, que dieron como resultado la intervención de distinta documentación relacionada con los delitos investigados, papelinas de cocaína, cuatro teléfonos móviles, ordenadores y dinero en efectivo, además de los arrestos de cinco personas, tres en Estepona y dos en San Pedro Alcántara.

De las pesquisas se dedujo que las víctimas eran de las siguientes nacionalidades: chilena, brasileña, nicaragüense, paraguaya y española. Éstas habrían contactado con la madame respondiendo a anuncios publicitarios o mediante la llamada de teléfono y, tras pasar una pequeña entrevista personal, comenzaban a ejercer la prostitución sin ningún tipo de contrato laboral ni de seguro.

En los prostíbulos había mujeres que realizaban las funciones de encargadas, en turnos de día y de noche, y entre sus tareas estaban, además de la de controlar a las chicas, recibir a los clientes, servirles alguna copa y llamar a las mujeres para se exhibieran ante ellos hasta que elegían a las de su gusto. Luego pagaban.

Artículo publicado por: laopiniondemalaga.es - Málga (España) - 16/03/12 -

Honduras: Las Mujeres del campo exigen acceso a la tierra.


Movilización en Tegucigalpa evidencia estado de abandono de la mujer rural

En el marco del Día Internacional de la Mujer, mujeres campesinas, indígenas y afrodescendientes se movilizaron por las calles de Tegucigalpa, Honduras, exigiendo la aprobación inmediata de una ley de transformación agraria integral, el acceso y uso de la tenencia de la tierra, al crédito y a la asistencia técnica, entre otros.

Asimismo, demandaron el cumplimiento del 15 por ciento de asignación presupuestaria para el desarrollo del agro con igualdad de participación de la mujer y un marco jurídico con perspectivas de género.

También exigieron el cese inmediato de la violencia y amenazas contra las comunidades campesinas por parte de los terratenientes, del femicidio y de la impunidad.

Solamente entre 2011 y lo que va del 2012, en Honduras han sido asesinadas más de 500 mujeres, en su mayoría jóvenes entre 15 y 34 años, de estos crímenes únicamente el 2% han sido esclarecidos, el resto continúa en la impunidad.

Artículo publicado por: ADITAL - Honduras - Giorgio Trucchi - 09/03/12 -

Argentina: Esclavas de la Federal.

Un tiempo después nos pasaba a buscar a mi hermana y a mi con otro policía. Decían que eran jefes y oficiales de la Federal. Tiempo después supimos que era cierto. Ellos me metieron en esto y habilitaban a otros policías para que se abusaran de nosotras, los policías nos decían y nos hacían creer que tener sexo con ellos estaba bien, que lo malo en realidad era robar. Hasta que llegó un momento de mi vida en que pensamos con mi hermana que nuestra vida era así: que era lo que nos había tocado.

No entendía si estaba bien o estaba mal cobrar y tener sexo con adultos, mi mente estaba anulada y quebrada…nos llevaban a estaciones, dependencias públicas y pensiones donde vivían algunos acusados. Dibujé esos lugares en croquis por pedido de los investigadores. Nos gritaban y amenazaban que si le contábamos a alguien nos iban a meter en un auto y nos iban a tirar muertas por ahí…cuando ya había cierta confianza con las chicas les daban alcohol, drogas y las obligaban a tener sexo porque si no no las dejaban salir del predio de la Montada en la calle Cavia. Esto era en horarios nocturnos. Más tarde las fueron metiendo en la prostitución y los policías se pasaban los teléfonos entre ellos y las hacían ir a los adicionales donde cumplían servicios de la línea de trenes del San Martín, donde se complotaban con la gente de seguridad y las abusaban haciéndolas ir de estación en estación para tener sexo por dinero – dice una chica de diecisiete años que cuando tenía solamente quince fue violada por un policía federal y luego introducida en una red de explotación sexual infantil adolescente alimentada por doscientos integrantes de las fuerza de seguridad nacional en pleno corazón de la Argentina: Buenos Aires, la Capital Federal.

La denuncia ya tiene un expediente judicial y el testimonio de la sobreviviente se sumó al de un asqueado numerario de la Federal, de la comisaría segunda de San Telmo. Esa mafia funciona desde 2008 y los que la impulsan son agentes de la División Cuerpo de la Montada.

La nota aparecida en la revista “El Guardián”, dice también que “las menores recibían entre 15 y 40 pesos a cambio de sexo. En varias oportunidades estuvieron encerradas más de 48 horas en los lugares donde eran sometidas”, apunta el texto que ya llegó al escritorio de la ministra de Seguridad, Nilda Garré.


La mayoría de las pibas, entre los 12 y los 15 años, eran secuestradas de la calle o los barrios empobrecidos de Capital Federal.

-El modus operandi era simple: captaban a chicas con familias vulnerables y con necesidades. Las apretaban, buscaban excusas para detenerlas y pedirles plata. Poco a poco se abusaban de ellas, las violaban dentro y fuera de la institución. Las ofrecían entre los policías a través del boca a boca o por mensajes de texto – dice el agente que denunció la situación.

¿Cuántas chiquitas estarán en esta situación?


¿Cuántas lograron escapar?



¿Cómo viven las que siguen secuestradas y “quebradas”, como graficó la sobreviviente?


En la capital de la Argentina, la que se muestra como una las ciudades más importantes del mundo, los que deben cuidar a los chicos los persiguen, los violan y los explotan. Así funciona la ferocidad del sistema. Es la confirmación del asesinato de aquellos mitos de la Argentina contemporánea: “los únicos privilegiados son los chicos” o “con los pibes no”. Leyendas de un país que ya no es.

La policía federal, la “vergüenza nacional”, como cantan las hinchadas en las tribunas futboleras, es una fuerza que depende del gobierno nacional.

Es imprescindible no naturalizar esta información.

Rebelarse ante la confirmación concreta que la inseguridad no es una cuestión ajena a la corrupción institucional.

Hace rato que las fuerzas del orden son, en definitiva, las encargadas de descargar la furia del sistema contra lo más vulnerable y propio que tenemos, nuestros pibes.

Artículo publicado por: Argenpress.info - (APe) - Carlos del Frade - 14/03/12 -