martes, 9 de octubre de 2012

La excitación y el orgasmo.


La excitación y el orgasmo es un proceso difícil, el cual abarca la mente y el cuerpo de la mujer.

 
La excitación sexual viene incitada por estímulos externos, cierto pensamiento o mirada, imágenes, música, entre otros.

Dependiendo de las circunstancias, esta ligera excitación sexual puede desaparecer o puede aumentar, perdurar horas, o simplemente algunos minutos. Si la excitación sigue aumentando sin interrupción, estimulada por acciones, podemos ver que el ritmo cardiaco aumenta, los pensamientos se concentran más en los estímulos sexuales, fantasías, besos, caricias, los pezones se endurecen, los pechos aumentan de tamaño, la vagina se humedece, el clítoris se expande, los labios genitales se separan ligeramente.

Se puede comparar un orgasmo con una erupción volcánica o una explosión. El clímax dura, en general, unos segundos y va acompañado por la contracción involuntaria de músculos, una presión arterial y respiraciones elevadas, gemidos y soplos, una sensación de satisfacción, una eyaculación en el hombre y una ligera pérdida de líquido vaginal en la mujer, así como contracciones rítmicas de la vagina y el ano.

El orgasmo viene por la excitación. La excitación es cuando pierdes el control de tus actos y buscas el placer.

El orgasmo puede ser más una percepción mental que una experiencia física de las mujeres.

Las investigaciones sugieren que existen al menos dos tipos de orgasmos femeninos. El primero se origina en el clítoris. El segundo comienza en el clítoris y se propaga hacia abajo en la vagina. Esto provoca un orgasmo más poderoso que cuando el orgasmo involucra únicamente al clítoris. Se cree que este tipo de orgasmo es el resultado de la estimulación del punto G, el cual se ubica en la pared frontal de la vagina, y está acompañado por contracciones del útero, vagina, y órganos pélvicos.

Tipos de orgasmos

*Punto G.

Es generalmente el mayor de los orgasmos, ya que algunas mujeres tienen orgasmos mucho más fuertes a nivel de clítoris y los del G son bastante leves en comparación. Está claro que a nivel general sí es así, pero no es en todos los casos. Se da en una zona existente encima del hueso púbico.

*Pechos.

Los pechos de una mujer son un fuente infinita y sin límites de placer. Se puede estimular con los dedos, así como también con la boca, a través de caricias suaves o un poquito más fuertes.

*Mente.

Todo está en la mente. Es importante concentrarse en alguna fantasía sexual favorita.

*Punto U.

Se habla poco de este punto. Se trata de la uretra, que se encuentra cerca del clítoris y puede ser estimulado con dedos o también a través del sexo oral. La intensidad del orgasmo logrado a través de esta zona es similar al del punto G. *Clítoris.

Uno de las zonas más populares para las mujeres y que evidentemente es una fuente inagotable de goce y de placer, se puede estimular con los dedos, con algún juguete sexual, con la boca o a través de la penetración.

*Punto K.

Se encuentra a ambos lados del clítoris, se trata de una zona bastante olvidada y muchas veces no reconocida por las mujeres, pero que a través de su estimulación se puede lograr el éxtasis.
 
Publicado por: solonosotras.com - 03/10/12 -

No hay comentarios:

Publicar un comentario